Sponsors, colaboraciones y publicidad

¿Quieres aparecer en nuestro blog? Si eres una marca, una tienda, un fabricante o distribuidor u ofreces algún servicio y crees que Una Mamá Novata puede ayudarte a darlo a conocer hablando de ello o compartiendo su experiencia de uso con él… Tómate unos minutos de tiempo para navegar por mi blog y respirar su aire antes de escribirme. Y créeme: SABRÉ si lo has hecho si al menos te diriges a mí por mi nombre. 🙂

Es importante que sepas que no escribiré sobre NADA (remunerado o no) que me obligue a traicionarme a mí misma, mis valores y filosofía que también son los de este espacio. Así que si ya te has dado una vuelta y resulta que crees que tú y yo podríamos conectar, sigue leyendo para saber cómo elegimos a nuestros colaboradores porque no todo tiene cabida en este espacio.

Cómo elegimos a nuestros colaboradores

Por otra parte, los patrocinadores que comparten nuestros valores y filosofía hacen posible con sus aportaciones que nuestro contenido tenga una periodicidad diaria, un alto estándar de calidad y un gran valor añadido. Son tiendas, marcas, distribuidores y fabricantes respetuosos con la infancia, cuyos productos son inclusivos, no violentos, no sexistas y seguros para los niños. Todas ellas colaboran, en mayor o menor medida, a que nuestros hijos tengan una infancia sana y feliz. He aquí algunos de ellos:

nabumbu-logo    HacemosLectores  

  

       

¿Qué puedo hacer por ti?

Hay muchas formas de establecer una alianza de contenido que pueden ayudarte a impulsar tu marca. Banners, posts patrocinados, vídeos, concursos, acciones en redes sociales… Un producto molón a veces no necesita nada más que ser presentado para convertirse en “la más bonita de la fiesta”. Vender depende solo de ti. Lo que yo puedo hacer es ayudarte a conectar tu marca con tu público objetivo. 🙂

Además, como creadora de contenido y periodista con más de 10 años de carrera profesional en medios de comunicación, además de volcar mi experiencia en Una Mamá Novata, escribo constantemente para otras plataformas multimedia. Si necesitas una redactora freelance o quieres que colabore aportando contenidos para tu site, contacta conmigo y cuéntame un poco sobre tu empresa o aquella a la que representas.

Lo que NO voy a hacer por ti

Además de contar con patrocinadores permanentes, también realizo colaboraciones de diverso tipo con muchas otras marcas, tiendas, fabricantes, distribuidores y proyectos solidarios.

Pero mi blog es mi casa y, de la misma manera que no cualquiera tiene cabida en mi hogar, tampoco le abro las puertas del blog a cualquier patrocinador. No todo vale. Escojo productos y marcas respetuosas con la infancia y la maternidad, cuya filosofía y valores coincidan con los míos y siempre y cuando el contenido, aunque patrocinado, sea de interés para mis lectoras.

En este sentido, mi opinión siempre es sincera y nuestras recomendaciones se basan en mi propia experiencia personal y en mi propio criterio. No acepto que me impongan conclusiones ni copio y pego notas de prensa (por favor, no me envíes notas de prensa porque irán directamente a la carpeta de spam). Tampoco admito correcciones de estilo en mis textos (ni ninguna otra que no se refiera a la exactitud de los datos, a decir verdad).

Soy madre, quiero lo mejor para mi hijo y mi familia. De la misma forma, no sería capaz de recomendar a otros papis un producto que desconozco, que no haya probado antes o que no me convenza. Si recomiendo un artículo tengo que estar completamente satisfecha con él. Si, desde mi punto de vista, tiene sus más y sus menos, así lo transmitiré.

Generalmente, a estas alturas la criba ya está hecha. Porque si has seguido leyendo muy probablemente tu propuesta me súper encante y puede que hasta ya conozca tu marca, la usemos en casa o haya oído hablar de ella y me apetezca mucho probarla.

Pero… Puede suceder que no me guste. ¡Oye, es una posibilidad! ¿O no? Si esto pasa, como en cualquier relación de pareja, tú y yo solo tenemos una opción válida: olvidarnos mutuamente de que existimos y seguir nuestros caminos por separado, de buen rollo y sin exigirnos nada a cambio (así en plan “tan amigos”), pensando que tal vez podamos conectar en un futuro…

Por lo general, prefiero recomendar artículos útiles y valiosos que perjudicar a nadie con juicios de valor que podrían no coincidir con los de otros papás consumidores o usuarios. Al fin y al cabo, ¡cada familia es un mundo! Siempre que el artículo en cuestión no haya afectado a la salud, la seguridad o el bienestar de mi familia, yo prefiero no publicar comentarios negativos. Si se trataba de un patrocinio acordado, no lo cobraré y tú serás libre de mandar un mensajero para recuperar el producto. Así yo no gano nada. Y tú no pierdes nada tampoco. 🙂

Creo que este punto ha quedado claro: lo que NUNCA voy a hacer por ti es mentir. Por respeto a mis lectoras, sí. Pero también por respeto a mí misma, a la persona que soy y a la que quiero ser, a mi familia y a mi hijo, que cree que soy la mejor persona y la tía más guay del planeta (entre tú y yo: no lo soy. Soy humana y altamente imperfecta, pero me gusta pensar que si intento con fuerza ser mejor cada día quizás eso valga para que siga confiando en mí toda su vida).