El cuento de la cuerda

El cuento de la cuerda es un álbum ilustrado sobre el significado del vínculo y la importancia de la empatía.

El cuento de la cuerda

Nicolás es un niño de 5 años. Un día encontró una cuerda dorada. Al no saber para qué podía servir esa misteriosa cuerda le preguntó a su madre. Ella le explica que es una cuerda muy especial: es la cuerda que une sus corazones. La cuerda puede hacer que te acerques o te alejes, dependiendo de lo que hagas o digas. ¿Quieres probar?

Elena Mesonero es madre de tres, maestra, logopeda, escritora y no sé cuántas cosas más. También es compañera de trabajo y, sobre todo, es AMIGA. Y como compañera y amiga sé que existe una habilidad en ella que no es fácil definir y que, desde luego, no te da ningún título académico: la capacidad de adaptar significados y transmitir, de forma precisa y sencilla, conceptos complejos de forma que a los chiquitines les llegue directamente a la patata.

Así, editado por Babidi-bú, El cuento de la cuerda trata el tema del vínculo, la empatía y el respeto de una manera muy fácilmente comprensible para los más peques de la casa. Y es que Elena es única para unir palabras y sentimientos porque ella misma tiene una enorme inteligencia emocional.

El protagonista de este álbum ilustrado es Nicolás, un niño de 5 años que sabe hacer magia porque «solo con un abrazo es capaz de conseguir que sus hermanitos pequeños dejen de llorar». Un día, encuentra una cuerda muy extraña, una cuerda dorada, y le pregunta a su madre qué es y para sirve…

Entonces su mamá le enseña para qué sirve la cuerda a través de un sencillo juego que nos gustará tanto a adultos como a niños y que podemos poner en práctica en casa con nuestros propios hijos. Y es que la mamá de Nicolás le explica que esa cuerda es muy valiosa, ya que une sus corazones, y que simboliza la forma en que pueden acercarse o alejarse.

Pero ¿cómo funciona? Muy sencillo: con nuestras acciones, aquellas cosas que decimos o hacemos y que pueden gustar o no a los demás, podemos acercarnos o alejarnos de la gente a la que queremos.

Así, y a través de ejemplos prácticos cotidianos muy sencillos de entender y con los que todos los peques son capaces de identificarse, la mamá de Nicolás le enseña que si nos portamos mal con alguien o no tenemos en cuenta sus sentimientos, la cuerda se suelta y nos aleja. En cambio, si practicamos el respeto y la empatía, la cuerda se enrolla y nos acerca.

A veces podemos estar muy lejos, otras muy muy cerca. Pero lo maravilloso de esta cuerda mágica que nos une a nuestros seres queridos es que nunca se rompe. Y de esta sencilla manera Elena explica a los peques la fortaleza del vínculo afectivo.

Es una historia sencilla, muy bien planteada, para que los niños (¡y adultos!) se vean reflejados en ella y entiendan el valor de las acciones y aprendan a asumir la responsabilidad de sus consecuencias.

Estamos ante una historia aparentemente sencilla pero con unos valores imprescindibles que a veces cuesta trabajo transmitir y enseñar a los niños. Mesonero nos echa una mano al proponernos un sencillo ejercicio práctico para trabajar con niños tanto en un aula como en casa, ¡incluso entre familiares o amigos!

El cuento de la cuerda nos ofrece, más que un cuento, una herramienta sencilla y práctica para abordar con nuestros hijos e hijas el concepto de empatía, para que entiendan y practiquen el ponerse en la piel de otras personas.

La empatía, que se desarrolla con el paso del tiempo y la madurez de los niños, es un concepto abstracto puede ser algo complejo de entender para los más pequeños. Sin embargo, este álbum ilustrado dirigido a niños y niñas de 3 a 6 años, es un recurso muy interesante para abordar la cuestión tanto en el entorno familiar como en el ámbito escolar, a través de una dinámica sencilla y muy participativa.

La cuerda es un símbolo fácilmente reconocible por los niños de educación infantil. A través de esta preciosa metáfora, podremos explicarles también lo que es el apego y otorgarles la oportunidad de expresarse y manifestar las cosas que les gustan y las que no, las que les hacen sentir bien y las que les hacen sentir mal, tristes o enfadados.

También les transmite de forma contundente e intuitiva el significado del vínculo. Y es que los demás no nos quieren o nos dejan de querer por lo que hacemos o dejamos de hacer, sino por ser nosotros mismos, pero aunque nuestro sentimiento siga intacto, sí podemos alejarnos si nos sentimos dolidos o enfadados como consecuencia de ciertas acciones.

Las ilustraciones sencillas, basadas en la técnica del collage, casan muy bien con la historia. Son frescas y atractivas para un niño, con unos dibujos con aire infantil que muestran a la perfección el ejercicio de acercamiento/alejamiento de Nicolás y su mamá con la cuerda.

Al final del cuento hay una serie de propuestas y ejercicios pedagógicos para terminar de trabajar la empatía y el respeto a los demás, dos pilares fundamentales de convivencia junto con la responsabilidad.

En definitiva, El cuento de la cuerda es un cuento bonito y una herramienta bonita propuesta por personas bonitas para otras personas bonitas. Todo un mustbe en cualquier biblioteca familiar. Abajo os dejo sus detalles técnicos. ¡Feliz lectura familias!

Ficha técnica

  • Título: El cuento de la cuerda
  • Autora/Ilustradora: Elena Mesonero
  • Editorial: ‎Babidi-bú
  • Colección: Estrella bailarina
  • Idioma ‏: ‎ Español
  • Edad: 3-6 años
  • Formato: Tapa dura ‏
  • Nº de págs.: 34 
  • Dimensiones: ‎ 22 x 1 x 22 cm
  • Precio: 14,21€ (en Amazon)

 

Deja una respuesta

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.