6 Propuestas de juego para que los más peques de la casa se entretengan mientras están semi-confinados (y sus padres sobrevivan teletrabajando)

Aunque la «nueva normalidad» esté a la vuelta de la esquina, todos sabemos que vamos a tardar un tiempo en recuperar nuestro antiguo estilo de vida. ¡Por eso hoy vamos a ver 6 propuestas de juego para peques semi-confinados en colaboración con la tienda online de juguetes y juegos educativos La Vida en Peque!

Propuestas de juego para peques semi-confinados

El teletrabajo se impone más que nunca y las familias buscan recursos para organizarse en casa con los colegios cerrados. Tampoco las vacaciones nos van a dar mucho respiro, las distancias sociales y los aforos limitados nos van a hacer permanecer más tiempo juntos y en casa que nunca. Con este panorama, los más peques necesitan rodearse de materiales adecuados a su etapa madurativa, que fomenten su desarrollo psicomotriz y les diviertan.

1. Desarrollo motor

Los niños son, sobre todo, movimiento. Así es como ellos exploran el mundo que les rodean, se desarrollan y aprende. De entre todos los materiales indicados para el desarrollo motor en interior, la tabla curva es el más idóneo para ellos. Está disponible en varios tamaños y puede ser usada también por los adultos para hacer yoga o ejercicio.

Basada en la pedagogía Waldorf y la Teoría del Movimiento Libre de Pikler, es un material abierto con múltiples usos que, además de estimular la imaginación de los niños y niñas, les ayuda a practicar la coordinación y el equilibrio motor. Por sus múltiples beneficios para los más peques, este material es usado, por ejemplo, en muchas escuelas de Amsterdam.

2. Estimulación y desarrollo sensorial

La mesa de luz y sus complementos es uno de los materiales estrella de Reggio Emilia, la llamada «pedagogía del asombro». Usada tanto en los hogares como en las escuelas, es un recurso manipulativo y sensorial que ofrece a los peques infinitas posibilidades para jugar y aprender con la luz como protagonista.

Es una herramienta maravillosa que ofrece un sinfín de posibilidades. Puede usarse para el juego libre y también como estímulo sensorial, ya que la luz potencia cualquier material que utilicemos en ella y resalta sus colores, formas y texturas. Ayuda en la concentración y también en la relajación ya que se usa en espacios oscuros.

Consiste en una caja de madera con base luminosa que permite al niño divertirse y aprender mediante la experimentación, la exploración y el juego con la luz como protagonista.

En la actualidad, y con el cada vez mayor auge de las pedagogías respetuosas con la infancia, es un recurso que se ha hecho enormemente popular y su uso se ha extendido tanto por los hogares como por las escuelas, teniendo muchísimos complementos educativos para aumentar sus posibilidades y horas de uso.

3. Divertirse y aprender de forma auto-didacta

El juego libre es la base del aprendizaje durante la primera infancia. Mediante el juego heurístico los pequeños aprenden a descubrir las cualidades de los objetos por sí mismos: color, peso, sonido, textura, longitud, funcionalidad…

De esta manera desarrollan la imaginación y el pensamiento lógico, a la par que estimulan su desarrollo motor y aprenden para qué sirven las cosas que les rodean.

4. Fomentar la autonomía, la habilidad manual, la creatividad y la imaginación

Las manualidades entretienen a los más peques de la casa como ninguna otra cosa. Además, estimulan su imaginación y su creatividad. ¡Y no solo eso! También potencian su desarrollo psicomotor, la coordinación viso-manual y potencian su habilidad con las tareas manuales.

Además, es una de las propuestas de juego más ricas y variadas que existen: arenas de colores, pegamento y tijeras, pintura, plastilina… ¡Y nunca se cansan!

5. Entender jugando cómo funciona el mundo 

Los expertos en infancia aseguran que el juego simbólico es tan importante para los niños que si no existiera, se lo inventarían. Mediante el juego simbólico o de roles, los peques interpretan el mundo que les rodea, imitan a los adultos y asumen diferentes papeles, todo lo cual desarrolla muchísimo sus habilidades para la vida y la empatía.

Potenciar las Inteligencias Múltiples mediante el juego (V): Inteligencia Lingüística

Jugando a las casitas, a las mamás y los papás, a los médicos, a los profesores, a los piratas o a los policías y los ladrones, los más peques de la casa ensayan cómo puede ser su vida en la asignación de diferentes roles. Todo esto les supone un magnífico ensayo para la vida real y su papel en ella en su posterior etapa como adultos.

6. Desarrollo de habilidades sociales mediante cooperación y competición

Los juegos de mesa enseñan a los niños y niñas a cumplir normas con el fin de alcanzar un objetivo. Además, al jugarse en grupo desarrollan sus habilidades sociales y estrechan los vínculos familiares.

Los juegos de mesa educativos pueden ser cooperativos o competitivos, y cada uno de ellos les enseña bien a colaborar y trabajar en equipo, bien a desarrollar las habilidades necesarias para vencer a un oponente cumpliendo reglas. Potencian la concentración, paciencia y disciplina; a la par que les enseñan a perder, dotándoles de una habilidad fundamental para la vida: la apacidad de resiliencia.

 

Deja una respuesta

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.