Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Érase dos veces “Caperucita” y “Los tres cerditos” o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

¿Por qué siempre asociamos al lobo con el malo de la historia? En la versión de estos clásicos de Érase dos veces, la colección infantil que rompe estereotipos y lucha contra los prejuicios en la educación infantil, el lobo solo se come las ideas preconcebidas.

El lobo: ni tan feroz, ni el malo de la historia

Érase dos veces Caperucita y Érase dos veces Los tres cerditos son dos cuentos de la colección de Cuatrotuercas que invitan a los niños a mirar con sus propios ojos sin prejuzgar y sin inculcarles estereotipos.

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Una vez más, sus autores dan una vuelta de tuerca a los cuentos populares infantiles para desmitificar el papel de los personajes “malvados” (algo que también vemos en la versión de la Bella durmiente de Belén y Pablo).

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

En esta ocasión, nos encontramos con una Caperucita que no teme al lobo y con un lobo entre cerditos que lo único que derriba son prejuicios.

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Son dos cuentos esenciales para inculcar en nuestrxs hijxs el valor de la empatía y el respeto a la diversidad, para ayudarnos a nosotrxs a enseñarles a juzgar por sí mismos, sin tener en cuenta las ideas preconcebidas ni las diferencias de aspecto, raza, etc.

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

Y como siempre, sus ilustraciones están llenas de preciosos mensajes que ponen en relieve la importancia del cambio en los métodos tradicionales de pensamiento, educación y crianza.

Érase dos veces "Caperucita" y "Los tres cerditos" o cuando el lobo no es tan malo como lo pintan

No os quiero revelar mucho más, solo que sobre la trama principal de las historias originales se trabaja a un nivel muy consciente para desviar el argumento y su desenlace final… Toda la colección está muy trabajada, y si queréis saber más sobre su nueva colección Ande yo valiente, aquí abajo os dejo el enlace a nuestra reseña:

“Ande yo valiente”, la segunda colección de cuentos coeducativos y sin estereotipos de los autores de Érase dos veces

Y también a la del resto de cuentos de Érase Dos Veces que ya hemos reseñado en el blog, porque cada uno de ellos enarbola sus propios valores:

Érase dos veces “La Sirenita” y “La ratita presumida”: cuentos que defienden la diversidad y el valor de ser uno mismo

Érase dos veces Blancanieves, una versión del cuento renovada e igualitaria

Érase dos veces Pinocho y Érase dos veces Hansel y Gretel, cuentos para educar a niños sin amenazas ni chantajes

Érase dos veces, la colección de libros infantiles que da la vuelta a los clásicos para romper estereotipos

Érase dos veces… Una segunda oportunidad para los cuentos de siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.