Puzzles en la primera infancia

Puzzles en la primera infancia: cómo elegirlos según la edad y cuáles son sus beneficios

Los puzzles son una forma original, estimulante y divertida de aprender y desarrollar habilidades mientras se juega durante la primera infancia.

Puzzles en la primera infancia

Puzzles en la primera infancia

Los puzzles para la primera edad son rompecabezas adaptados para niñxs, con pocas piezas de formas sencillas e imágenes y escenas atractivas para lxs niñxs.

Puzzles en la primera infancia

Desde los primeros encajables de madera que introducen a los más pequeños de la casa en la actividad de hacer puzzles de forma lúdica y sencilla, hasta los clásicos puzzles de cartón grueso con múltiples piezas, todos ellos fomentan el desarrollo físico y cognitivo de lxs más peques de la casa.

Puzzles en la primera infancia

El mejor puzzle para cada edad

En esto, como en todo lo demás, cada niñx es un mundo. Aunque por lo general las marcas establecen unos rangos de edad en función del tamaño y número de piezas de los puzzles, si lxs peques se habitúan a jugar con encajables desde los primeros meses de vida y a montar puzzles después, pueden requerir más complejidad antes de tiempo.

Puzzles en la primera infancia

Por el contrario, lxs niñxs que apenas hayan jugado con puzzles, necesitarán más tiempo para componer los más complicados. Por lo general, los puzzles atienden a la siguiente clasificación:

  • A los 12 meses, como mucho 4 piezas. Lo mejor es mostrarles un puzzle de pocas piezas que esté hecho, después separar las piezas y enseñarles que para que vuelva a aparecer la imagen inicial tiene que unir las piezas. Los animalitos o las figuras geométricas son ilustraciones adecuadas para ellxs a esta edad. Los mejores puzzles para este momento son los encajables, los que muestran formas sencillas y colores sólidos, grandes figuras fácilmente reconocibles y piezas de gran tamaño para que puedan agarrarlas bien. Los fabricados en madera, además de ser los más resistentes, también son agradables al tacto para lxs más pequeñxs. También hay puzzles sensoriales con piezas sonoras o diferentes texturas súper indicados para ellxs.
  • A los 24 meses, de 4 a 6 piezas. Siempre que el tamaño de las piezas siga siendo grande, es el momento de mostrarles escenas o figuras más ricas en detalles, aunque deben seguir siendo sencillas. También podemos empezar a ofrecerles puzzles sencillos de 3 niveles, aunque aún necesitarán ayuda para completar todas sus escenas.
  • De 24 a 36 meses, entre 6 y 12 piezas. Ya podemos ampliar el nivel de dificultad de los puzzles y pueden empezar a formar puzzles de cartón. Hay modelos gigantes, puzzles de tamaño XXL para montar en el suelo (como el que os voy a enseñar yo en este post), geniales para ellos. También puzzles duo con actividades de asociación de figuras o conceptos, para desarrollar el razonamiento lógico. Puzzles en la primera infancia
  • De 3 a 4 años, entre 12 y 24 piezas. En esta etapa pueden utilizarse puzzles de letras y números si los peques ya empiezan a reconocer el alfabeto y la numeración. También escenas más complejas. El tamaño de las piezas empieza a reducirse, aunque aún serán de un tamaño algo mayor al normal. También podemos empezar a jugar con ellos con puzzles de asociación de números, formas, colores, familias, oficios, contrarios, parejas, etc.
  • De 4 a 5 años, entre 22 y 48 piezas. A esta edad lxs niñxs ya están preparados para formar los mismos puzzles que los adultos, aunque el número de piezas todavía no debe superar las 48 ó 50 unidades y las ilustraciones o fotografías no deben ser demasiado monocromáticas.
  • A partir de los 6 años, más de 50 piezas. Ahora que ya están habituados a jugar con puzzles, lxs peques pueden enfrentarse a juegos de más de 50 piezas y de tamaño más pequeño. Por supuesto, no hay límite para seguir aficionándose a los puzzles. Si seguimos fomentando esta afición, ¡tal vez sean capaces de hacer puzzles de mil piezas en muy pocos años!

Puzzles en la primera infancia

A partir de este momento lxs peques ya estarán preparadxs para ir formando puzzles cada vez más complejos que ocupen mayor superficie de juego y formados por piezas de menor tamaño.

Puzzles en la primera infancia

Actualmente hay muchísimas variantes increíbles para entretener a lxs niñxs haciendo puzzles en casa, desde los puzzles clásicos de toda la vida… ¡Hasta las modalidades más fascinantes y creativas!

Puzzles en la primera infancia

A nosotrxs nos encanta hacer puzzles, porque es una actividad de la que podemos participar todos. ¡Hasta los abuelitos! El último que ha entrado en nuestra casa ha sido el Puzzle extra alto Up To The Moon de la tienda online de juguetes educativos Jugar i jugar, que os enseño a continuación.

Puzzles en la primera infancia

Puzzle extra largo Up To The Moon

Up To The Moon es un puzzle gigante para niñxs de entre 3 y 6 años. Su formato es vertical y está formado por 24 piezas que lxs peques deben montar en filas de 2 piezas para formar una bonita escena: un grupo de animales trabajan en equipo para alcanzar la luna.

Puzzles en la primera infancia

Una vez montado, el puzzle mide 135 x 17 cm. ¡Más de un metro de alto! Es altísimo, nos encanta porque los objetos grandes son los favoritos de los más pequeños de la casa.

Puzzles en la primera infancia

Las piezas también son de gran tamaño, lo que facilita a lxs peques su manejabilidad y el reconocimiento visual de las imágenes.

Puzzles en la primera infancia

Las ilustraciones, corren a cargo de la artista catalana África Fanlo, y tanto las piezas como la escena final, una vez formada, ¡no pueden ser más bonitas!

Puzzles en la primera infancia

Está fabricado en cartón grueso de máxima resistencia y es un producto eco-friendly, ya que su papel prensado proviene de bosques gestionados de manera responsable y se puede reciclar.

Puzzles en la primera infancia

El puzzle Up To The Moon ha sido diseñado y fabricado íntegramente en Barcelona por Londji, un fabricante de juguetes educativos barcelonés cuyo catálogo está íntegramente formado por slow toys (juguetes sin pilas) de calidad, que fomentan el desarrollo de la imaginación de lxs niñxs y el aprendizaje por medio del juego manipulativo.

Puzzles en la primera infancia

Nos gusta porque…

A nosotros, como os decía al comienzo del post, los puzzles en general nos gustan muchísimo. Son una actividad relajante perfecta para practicar un poco de juego tranquilo a última hora de la tarde, cuando el ritmo de la actividad requiere ir en disminución de cara a acostarse. 😉

Puzzles en la primera infancia

Este en concreto, debido a su gran tamaño, resulta especialmente atractivo para lxs peques, ya que pueden sentarse en el suelo a formarlo y disfrutar muchísimo de su enorme escena una vez terminado. 🙂

Puzzles en la primera infancia

Tanto sus ilustraciones como el tamaño y el número de las piezas son súper adecuados para ellxs, su montaje es sencillo y no les resulta difícil al punto de resultarles frustrante. 😉

Puzzles en la primera infancia

Para mi peque, de 3 años y medio, tiene el grado de dificultad justo para desarrollar sus habilidades sin tener que pedir ayuda, ¡aunque también nos gusta montarlo juntos! ;P

Puzzles en la primera infancia

Además, los puzzles son una excusa perfecta para pasar tiempo de calidad con lxs enanxs y los podemos construir en familia, ya que no solo contribuyen al desarrollo de múltiples habilidades en los peques, ¡tienen muchísimos beneficios para todas las edades!

Puzzles en la primera infancia

Beneficios de hacer puzzles

El juego con puzzles es una herramienta clave para la educación infantil y una parte fundamental del aprendizaje durante la primera infancia. Formando puzzles, lxs peques pueden desarrollar numerosas habilidades.

Puzzles en la primera infancia

Los puzzles son un maravilloso juego de observación y atención, reconocimiento de formas, colores y dibujos, de ordenar y clasificar piezas, de comparación y análisis, de abstracción, predicción y concentración.

Puzzles en la primera infancia

También ejercitan la memoria visual del niño y le ayudan a trabajar y desarrollar la motricidad fina a través de la manipulación de las piezas y del agarre de pinza con los deditos.

Puzzles en la primera infancia

Asimismo, potencian las habilidades espaciales y matemáticas, mejoran la inteligencia visoespacial y la habilidad de pensar y percibir el mundo en imágenes.

Puzzles en la primera infancia

Todo lo cual forma una sólida base para un posterior desarrollo de las capacidades aptas para la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Puzzles en la primera infancia

Entre los beneficios que aporta la realización de puzzles están:

  • Incrementan la capacidad de observación, de asociación de detalles y la memoria visual.
  • Mejoran el razonamiento lógico.
  • Fomentan la superación personal a través del aumento de piezas.
  • Desarrollan la constancia y la perseverancia.
  • Si se realiza en grupo, la actividad fomenta el trabajo en equipo, la sociabilidad, la comunicación y el lenguaje.
  • Aumentan las habilidades tales como: coordinación y creatividad.
  • Relajan. Puzzles en la primera infancia
  • Desarrollan la capacidad de concentración y la paciencia.
  • Fomentan la capacidad de resolver problemas.
  • Mejoran la visión espacial y la capacidad de organizar formas espaciales.
  • Favorecen la discriminación visual.
  • Estimulan la coordinación ojo-mano.
  • Según investigaciones recientes, armar puzzles desde la niñez podría prevenir del desarrollo de problemas de memoria en la vejez, tales como el Alzheimer.

Puzzles en la primera infancia

Todos estos beneficios son solo algunos ejemplos de los muchos motivos por los que lxs niñxs debe jugar con puzzles. Otras razones son: la superación de desafíos, la tolerancia a las dificultades y el refuerzo de las relaciones familiares si se hacen en familia, etc.

Puzzles en la primera infancia

En definitiva, los puzzles son una herramienta de juego indispensable en la infancia además de ser un tipo de actividad ideal para realizarla en grupo con amiguitos, hermanos o padres.

Consejos para montar puzzles con niñxs pequeñxs

Como os comentaba antes, cuando todavía son bebés podemos mostrarles un puzzles o encajable sencillo formado, desmontarlo y después enseñarles que deben unir adecuadamente la escena para recomponer el dibujo.

Puzzles en la primera infancia

El mejor consejo para ayudarles después a montar puzzles planos es empezar por las esquinas, los bordes y finalmente el centro del dibujo.

Puzzles en la primera infancia

Lxs niñxs son grandes observadores y les encanta imitar el comportamiento e los adultos, así que bastará con que les mostremos varias veces cómo se hace un puzzle para que le entren ganas de indagar por su cuenta. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.