Sillas a contramarcha baratas

Que el precio no sea una excusa, este verano dale la vuelta a tu hijo y reduce hasta 5 veces el riesgo de que sufra lesiones graves en desplazamientos por carretera. Echa un vistazo a este listado de sillas a contramarcha baratas.

A contramarcha siempre es mejor

Parece que cada vez hay más gente bien informada que sabe que viajar a contramarcha es lo más seguro para los niños. Cada vez está más claro y los padres que optamos por este sistema ya no somos “bichos raros” con propuestas alternativas que parecían promovidas por estrategias de marketing…

Guardia Civil, DGT y organismos especializados en seguridad infantil de todo el mundo lo pregonan a los 4 vientos. Incluso los medios de comunicación cada vez se hacen más eco de ello, señalando en sus noticias que en muchos casos los viajeros más vulnerables (los niños) salvan la vida gracias a sus dispositivos a contramarcha.

Hace unos años todo esto era algo desconocido pero afortunadamente hoy la información de que ir a contramarcha salva vidas esta al alcance de todo el mundo. El mensaje va calando cada vez más y más, en parte gracias al trabajo divulgativo de blogs como El laboratorio de mamá o de foros como A contramarcha, moderado por expertos.

En ellos se ha hecho mucho hincapié en las causas por las que viajar en el sentido de la marcha conlleva un riesgo fatal para los menos de 4 ó 5 años, ya que debido a su fisionomía y a las leyes de la física (velocidad, fuerza de impacto, trayectoria, direccionalidad, etc.) un choque o frenazo a tan solo 30km/h les puede ocasionar la tan temida decapitación interna. Y esa velocidad la puede alcanzar tanto un Nissan Micra como un Mercedes Clase A.

Llevar a lxs niñxs mirando hacia atrás, hasta los 4 años por lo menos, es apostar por su seguridad y bienestar. Es invertir en vida. Ahora bien, una de las quejas más habituales es que las sillas a contramarcha suelen ser más caras.

¿Por qué son más caras?

Este debate debería estar fuera de todo planteamiento ya que estamos hablando de la seguridad de nuestros hijos, pero se da con bastante frecuencia. El caso es que al contratar un seguro de hogar o de coche nunca pensamos que lo vayamos a necesitar, pero aún así lo contratamos con todos los extras posibles que nos permitan nuestros ahorros/ingresos para que, en el caso de necesitarlo, nos cubra por completo. Pues esto es igual. De cualquier forma, veamos si el gasto real es efectivamente más alto…

Las sillas a contramarcha son más caras. Esto parece ser una verdad universal. ¿Pero de verdad es así? Yo difiero en este punto. Cuando optamos por los dispositivos de viaje en el sentido de la marcha generalmente comenzamos usando primero un maxicosi, después una o dos sillas (dependiendo de la talla del niño, algo que se nos suele dar mal calcular porque además preferimos las sillas compactas que apenas ocupan espacio, o pasamos demasiado alegremente al pequeño de una silla a otra antes de tiempo).

Si estas sillas no son evolutivas, nos vemos obligados a pasar finalmente a una silla de grupo III, la última antes de que el menor pueda viajar en el coche sin ningún dispositivo infantil de seguridad.

En cambio, los modelos evolutivos de sillas a contramarcha son válidos desde el nacimiento hasta los 3 ó 4 años, directamente y sin necesidad de adquirir ningún otro dispositivo. Por tanto, y teniendo en cuenta la cantidad de años que la van a usar, realmente se trata de una muy buena inversión más que de un gasto…

En la calle hace un frío que no se puede aguantar, mucho viento y amenaza de lluvia. Así que nos vamos a comer a casa de los abuelitos y en el coche, ya se sabe: siempre a contramarcha, incluso en trayectos cortos. El otro día precisamente le explicaba al abuelito que tanto un Audi como un Micra pueden frenar o chocar de golpe a 40km/h y que por eso es importante proteger el cuello de los viajeros más pequeños de la temida elongación cervical. Y eso solo se consigue dándoles la vuelta. 🚗 Por cierto, ¿se nota que nos gustan las estrellitas? 🌟 . . #acontramarcha #sri #maternidad #infancia #infanciafeliz #seguridadinfantil #maternity #maternidadreal #maternidadconsciente #madre #mother #mom #proudmom #unamamanovata

Una publicación compartida de Tania (@unamamanovata) el

Pero bueno, sí es cierto que de golpe el desembolso puede echar un poco para atrás. Lo cierto es que, aunque verdad que los modelos de alta gama cuestan mucho dinero, hoy en día hay sillas a contramarcha para todos los gustos, necesidades y bolsillos. Si no nos podemos permitir un gasto alto de ningún tipo, no tenemos que renunciar a llevar a nuestros niños a contramarcha ya que hay modelos sencillos y básicos en el mercado con precios de entre 169 y 315€.

Las sillas a contramarcha más baratas siempre serán más básicas y sencillas que los modelos de gama superior. La diferencia de precio en estos casos se nota sobre todo en el diseño, los tejidos, los acolchados y los extras. Pero todas ellas son completamente seguras y muchas incluso han pasado el Plus Test, un sello distintivo que garantiza su seguridad ya que se trata de la prueba más estricta del mundo (y que nunca hasta ahora ha conseguido superar una silla en el sentido de la marcha).

Vamos a ver unos cuantos modelos de sillas a contramarcha baratas, pero recordad que las sillas a contramarcha es mejor comprarlas siempre en establecimientos físicos especializados, donde os enseñan a manejarlas e instalarlas adecuadamente y que os las dejan perfectamente montadas.

Sillas a contramarcha baratas

Todas las siguientes sillas son modelos básicos, perfectamente seguros, que nos solucionan el tema de la contramarcha sin exigirnos un gran desembolso.

Joie Steadi (169€)

La Joie Steadi es la silla a contramarcha más barata de las que hay ahora mismo en el mercado. Es una silla de grupo 0+/1 y en ella pueden viajar lxs niñxs a contramarcha desde el nacimiento hasta los 18 kgs. Mi hijo, que es de percentil medio, tiene 3 años y pesa unos 13 kgs., para que os hagáis una idea.

También se puede colocar a favor de la marcha a partir de los 9 kgs., cosa que nunca es aconsejable. Al ser una silla bidireccional no tiene el Plus Test, pero esto solo se debe a que al ser probada en el sentido de la marcha, no pasa el test. En el sentido contrario a la marcha es perfectamente segura.

Se instala con cinturón de seguridad (ya sabéis que el isofix no está relacionado con una mayor seguridad, ¿verdad? Si no es así, leed esto). Tiene varias posiciones de reclinado y el reposacabezas y arnés se ajustan simultáneamente (una característica que también tiene nuestra Axkid y es comodísima). Podéis consultar sus dimensiones y todas sus especificaciones técnicas en la página web del fabricante.

Joie Every Stages (289€)

La Joie Every Stages (“todas las etapas”) de la misma firma que la anterior, es una silla que (como su propio nombre indica) abarca desde el grupo 0 hasta el grupo III. Es decir: desde el nacimiento hasta los 12 años (o los 36kgs.) sin tener que comprar ninguna otra silla adicional.

La silla va modificándose para adaptarse al crecimiento de lx niñxs. Puede colocarse a contramarcha hasta los 18kgs. y a partir de entonces deberemos girarla. Por este motivo tampoco tiene el Plus Test.

Cuenta con varias posiciones de reclinado, paneles laterales que mejoran la protección lateral y que pueden plegarse cuando no se utilizan y reposacabezas con 10 posiciones que, junto con el arnés, se ajusta simultáneamente, sin necesidad de estar colocándolo en cada puesta. Aquí tenéis el enlace para ver todas sus características en la web del fabricante.

Axkid Wolmax (279€)

Si os digo la verdad, esta marca es mi favorita. Axkid es un reconocido fabricante sueco seriamente comprometido con la contramarcha. De hecho, su país es el que cuenta con menos índice de accidentes mortales infantiles en carretera ya que es obligatorio que los niños viajen a contramarcha.

La silla del coche de nuestro hijo (una Minikid) es de esta marca. Su modelo más asequible es la Axkid Wolmax, una silla certificada para niños entre 9-25 kg de peso. Sólo se puede colocar a contramarcha y cuenta con el Plus Test. Ha sido elegida como producto del año 2017 (“Good Pick 2017”) por la Compañía de seguros sueca Folksam y dispone de certificado Antivuelco de la Agencia VCA del Ministerio Británico de Transportes.

Se parece  mucho en diseño a nuestro modelo y es un tipo de silla muy confortable para lxs niñxs, ya que dispone de bastante espacio tanto en el asiento como para estirar las piernas.

Como todos los modelos de Axkid, cuenta con altas protecciones laterales para mayor seguridad en caso de colisión lateral. Se instala con el cinturón de seguridad de tres puntos, tiene dos puntos de reclinado y tres posiciones de elevación del reposacabezas. Podéis consultar el resto de cualidades en la página web de Axkid.

Wob Uno (199€)

Wob Uno está considerada como una maravilla de silla a contramarcha porque además de tener un precio súper ajustado tiene el Plus Test (únicamente puede colocarse a contramarcha). Ha sido diseñada por la experta en seguridad infantil Cristina Barroso y dispone de respaldo Kipplan.

Además, cuenta con la máxima seguridad ya que se instala mediante cinturón de seguridad, pata de apoyo y correas inferiores Low Tether (igual que la silla de nuestro hijo). Está homologada desde los 9 hasta los 18kgs.

Sillas a contramarcha baratas

Volta Fix (205€)

Esta silla a contramarcha de Casualplay es reversible (a favor y en contra de la marcha) y por lo tanto no tiene el Plus Test. Se parece mucho en diseño a la Bicare Fix (nuestra silla a contramarcha de segundo uso) que es un diseño anterior. En el sentido contrario a la marcha puede usarse hasta los 18Kg, (4 años aprox.).

Su tamaño es realmente compacto y es una silla muy fácil de instalar gracias a su sistema Isofix (aunque en nuestro modelo el arnés es un poco fastidioso y espero que hayan mejorado esta característica), lo que la hace perfecta para familias que deben estar cambiando de coche o para el coche de los abuelos. También  incluye reductor para recién nacidos.

Britax Max Way (315€)

Superando por poco los 300€ está la silla Britax Max Way, de Grupo I/II (de 9 a 25 kg, aprox. 9 meses-6 años). Es una silla con Plus Test y por tanto sólo se puede colocar a contramarcha. Se instala con el cinturón de seguridad de 2 ó 3 puntos (lo que facilita su instalación en el asiento de en medio de la parte de atrás del coche), Lower Tether y pata de apoyo, por lo que es un modelo que no ha ahorrado ningún extra de seguridad.

Además es una silla que no ocupa mucho, lo que la convierte en una opción ideal para coches pequeños. Y aún así deja mucho espacio a las piernas. Los laterales tienen un acolchado grueso y suave, el reposacabezas y el arnés son ajustables en altura con una sola mano, se reclina en múltiples posiciones y se desenfunda rápidamente sin necesidad de retirar el arnés.

Las sillas Britax son de Roemer, un fabricante muy popular de sillas de coche algunos de cuyos modelos a contramarcha son de los más populares del mercado.

Be Cool Twist (299€)

Be Cool comercializa también una silla de grupo 0+/1 (de 0 a 18kgs ó 4 años aprox.): la Be Cool Twist (que podéis ver en su página web). No tiene Plus Test porque puede colocarse también de cara a la marcha. Es una silla con base Isofix, lo que facilita su instalación.

Sus conectores son retráctiles y ajustables, su diseño es muy bonito y dispone de chasis de acero, tiene arnés de 5 puntos con tensor central, 4 posiciones de cabezal, 4 posiciones de reclinado contra la marcha y otros 4 de cara a la marcha, bastante espacio para los pies a contramarcha e incluye reductor.

Como podéis ver, hay todo tipo de sillas a contramarcha para toda clase de situaciones, casos y necesidades. También podemos echar mano de cualquiera de estos modelos básicos como segunda silla (para el coche de los abuelos o para el segundo coche familiar que usamos menos).

Siempre habrá quien os diga que en Carrefour se puede comprar una silla en el sentido de la marcha por 60€ “¡con Isofix y todo!” (como si el Isofix fuera un dispositivo de seguridad, en lugar de un sistema de rápida instalación) pero bueno, creo que solo hace falta echar mano del sentido común para darse cuenta de que por 60€ por más homologada que esté, una silla ni es buena ni es segura, sea cual sea el sentido de la marcha en el que se instale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.