Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premio al mejor Slow Toy

Como os anunciaba esta mañana, hoy es el cumple del peque (¡3 años ya, como pasa el tiempo!) y tal como os adelantaba os voy a enseñar algunos de los regalos que ha recibido, los que considero que son especialmente interesantes. Y este es uno de ellos: se trata del maletín médico de Le Toy Van, un juguete de tela y madera que recibió el premio Slow Toy Awards 2014 por su especial encanto y la calidad de sus materiales.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Hemos preparado un vídeo para que veáis la impresión del peque cuando lo ve por primera vez y como interactúa con sus piezas. 🙂 Así podéis comprobar el mucho partido que le pueden sacar los peques a un juguete sin pilas como este. 😉

Maletín médico de Le Toy Van

Como sabéis lxs que me seguís desde hace tiempo, nuestro peque es un superviviente de los fallos del sistema público de salud. Debido a la mala primera asistencia médica de una primera otitis, este problema se convirtió en crónico y entró en grupo de riesgo por sordera.

Espero que algún día mi hijo se sienta la mitad de orgulloso de lo que yo ya estoy de él… Este pequeñajo entró con 18m en grupo de riesgo ante posible sordera como consecuencia de un grave problema de otitis recurrente que se estaba haciendo prácticamente crónica debido a una primera otitis mal curada (por causa de una negligencia médica, que no viene al caso y da para otro tema…) Desde entonces, los tratamientos, las visitas a especialistas, la cirugía, el postoperatorio y el uso de tapones para el baño, las medicinas, las revisiones médicas y sí, también el dolor, han formado parte de su vida diaria. Nunca se ha quejado, se toma las medicinas sin rechistar, no tiene miedo a los médicos, es un paciente ejemplar y cuando llora es que el dolor ya es insoportable. Esta semana hemos estado de médico en médico, y de especialista en especialista, para encontrar alguno capaz de hacerle una audiometría a un niño menor de 3 años (más difícil de encontrar que una aguja en un pajar). Y por fin ayer, un resultado positivo: el oído derecho parece que está perfecto y ya se le ha retirado el tubito de él. Él no es consciente de las buenas noticias, pero luce orgulloso su pegatina que le distingue como a un VALIENTE. Ahora, otra espera de 3 meses para comprobar su evolución y el estado del oído izquierdo. Yo no soy partidaria del premio ni del castigo, pero sí de los regalos sorpresa cuando son bien merecidos. Y después de estar dándole vueltas y vueltas a ver que le podía “comprar” que fuera tan especial como él lo es para mí, se me encendió una bombilla… Así que esta tarde nos vamos a regalar toda la familia tiempo juntos, del de verdad, del que se recuerda y afianza vínculos: vamos a iniciar por fin nuestro proyecto de huerto urbano. Al peque le encanta plantar y yo creo que le va a gustar pasar este ratito haciendo algo que le gusta con nosotros. Y después, espero que disfrute de la satisfacción de ver crecer sus plantas y saber que ha cultivado sus propios alimentos. Un hobby sano, un bonito recuerdo y nuestra compañía. Ese es nuestro regalo. ❤️ . . #maternity #maternidad #infanciafeliz #proudmom #madre #mom #unamamanovata

Una publicación compartida de Tania (@unamamanovata) el

El caso es que los hospitales, las pruebas médicas, los doctores y las medicinas han formado parte de su vida desde que era un bebé (si habéis ojeado nuestro Instagram este fin de semana ya estaréis al tanto de nuestra última odisea en urgencias…). Y aunque él nunca se ha quejado (es lo que tiene normalizar una situación que es atípica para el resto), había cierto instrumental médico que le causaba temor.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Así que su pediatra nos recomendó un día que le regalásemos un maletín médico de juguete o algún juego de médicos para poder explicarle para qué sirve cada instrumento mientras jugamos y así, al conocerlos y sentirse familiarizado con ellos, les perdiera el miedo.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Así fue como encontré esta pequeña maravilla en la tienda online de juguetes educativos Jugar i jugar, con la que colaboramos en el blog. Busqué mucho online pero casi todos los maletines que encontraba eran de plástico y funcionaban con pilas, ya que algunas de sus piezas tenían luz y sonido. Como sabéis mí ese tipo de juguete (por más efectos realistas que tenga) sigue sin convencerme, ya que creo que le roba el protagonismo a lxs niñxs durante el juego y les impide desarrollar la imaginación la capacidad expresiva al privarles de simular ellxs mismxs los ruidos y sonidos, como podéis ver que hace mi hijo en el vídeo. 🙂

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

En cambio este maletín me enamoró en cuanto lo vi. Es un juguete de estilo vintage dirigido a niñxs a partir de los 3 años. Los materiales son preciosos y están muy bien trabajados. El diseño es muy bonito, colorido y alegre. No en vano, fue premiado con el Slow Toy Awards 2014.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

No solamente es uno de los maletines médicos más bonitos que he visto, sino también uno de los más completos. 🙂 Es un juguete de madera y tela para practicar el juego simbólico con gran surtido de instrumental interactivo. El maletín incluye 10 piezas de tela y/o madera pintada:

  • 1 maletín médico de tela.
  • 1 tijeras de madera.
  • 1 jeringa de madera.
  • 1 fonendo de madera.
  • 1 termómetro de madera.
  • 1 martillo de reflejos de madera.
  • 1 linterna para los oídos de madera.
  • 1 bote pequeño de jarabe de madera.
  • 1 bote grande de medicinas de madera.
  • 1 medidor de presión de tela, fieltro y de madera.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Todas sus piezas han sido cuidadas hasta el más mínimo detalle. Algo muy característico del fabricante británico de juguetes Le Toy Van. Todos sus componentes y materiales son de gran calidad. Las piezas son de madera pintada y las telas empleadas son bonitas y resistentes.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

La bolsa es de tela de algodón guateada y forrado en su interior. Su ligero relleno blandito por dentro para proteger las piezas de madera en su interior. También tiene un cartón grueso forrado de tela en la base para poder mantenerse en pie sin deformarse aún estando vacío.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

 

Tiene asas de madera pintada para ser transportado y un cierre imantado para preservar el contenido ante posibles vuelcos. Su boca es amplia, lo que facilita que lxs niñxs lo manipulen, abran, lo cierren, busquen en su interior y saquen y metan piezas.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Muchas de las piezas del maletín tienen movilidad, lo que hace que el juego sea más realista y permite que los niñxs interactúen con ellas. El termómetro tiene un pivote que se puede mover manualmente para indicar la cantidad de fiebre que lxs peques quieran que marque. 😉

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

La jeringuilla puede abrirse y cerrarse. Su marcador de cantidad varía según la posición de esta para simular que está llena o vacía. 🙂

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Los botes de medicina (jarabe para la tos y tónico para el salpullido) tienen un tapón que suena al hacer el movimiento de desenroscarlo.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

El tensiómetro es una de las piezas que más gusta a mi hijo. La parte que se adapta al brazo del paciente está hecha de tela con un bonito estampado vichy azul y tiene velcro. Su pulsador es de fieltro relleno y tiene un marcador de madera con una flecha que lxs niñxs pueden girar para marcar la tensión.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

El estetoscopio es otra de las piezas favoritas de mi peque. Lleva una goma para poder abrirlo con comodidad y adaptarse a cualquier carita, de forma que al ponérselo en los oídos a lxs niñxs no les molesta. 🙂

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Por último, las tijeras de madera que no cortan, pero se abren y se cierran para que puedan hacer como que están cortando de verdad (pero no tienen cuchillas ni están afiladas, en realidad ¡no son peligrosas en absoluto!).

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

El maletín también incluye un otoscopio de madera para ver los oídos.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Finalmente, un martillo para comprobar los reflejos completa este kit, uno de los más completos que he visto hasta la fceha. 🙂

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Todas las piezas están cuidadosamente realizadas y la gama de colores es fantástica: están pintadas en rojo, crema, plata y mint. Mi hijo está encantadísimo con él y es uno de los juguetes que más le ha gustado (le acompaña a la calle, juega con él en casa, nos examina a nosotros, nosotros a él, él a sus muñecxs…).

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Jugar a los médicos

Con este maletín de médico lxs peques pueden jugar a los médicos con sus muñecos, peluches, con sus papás o con otros niños…

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Jugando a ser doctores reproducen la situación que ellxs mismos viven cada vez que van al pediatra. De esta forma normalizan la situación, se familiarizan con los procedimientos más habituales y pierden sus miedos.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

El maletín de Le Toy Van incluye todas las herramientas más habituales que suelen usar los médicos para que lxs niñxs puedan reproducir las escenas más comunes: mirar los oídos con el otoscopio, auscultar con el estetoscopio, medir la tensión con el tensiómetro, tomar la temperatura con el termómetro, etc.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Jugar a ser médicos es uno de los juegos más típicos del juego simbólico en los niños. Y es a través del juego simbólico o de imitación, lxs niñxs reproducen sus acciones cotidianas e interpretan los roles de las personas que ven a su alrededor. Todo esto les ayuda a comprender el mundo que les rodea representándolo y a entender qué lugar ocupan dentro de él.

El juego simbólico: fases y beneficios

El juego simbólico es el juego en el cual el niño representa situaciones reales en un juego ficticio. Es un tipo de juego que les sirve de entrenamiento para la vida y les permite transformar la realidad, crear otros mundos y vivir otras vidas.

tomar la temperatura con el termómetro

Ocupar el papel de otras personas les ayuda a desarrollar empatía y a ser conscientes de que hay diferentes maneras de pensar y de sentir que son distintas a la suya. Se caracteriza por la capacidad que posee el niño de simbolizar, lo que significa la capacidad para crear situaciones mentales en las que combina hechos reales con hechos de su imaginación.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

El juego simbólico es la herramienta básica de aprendizaje durante la primera infancia. Los expertos han dicho de él que es tan importante e innato en lxs niñxs, que si no existen juguetes a su alrededor para practicarlo, lxs niñxs los inventan (el ejemplo típico sería el del niño jugando con una simple caja de cartón , imaginando que es lo que necesita y quiere en cada momento: una casa, un coche, un cohete, etc.)

Fases del juego simbólico

Depende mucho de cada niñx, pero por lo general el juego simbólico empieza a manifestarse a la edad de los 2 ó 3 años. En el caso de mi hijo, lo desarrolló plenamente hacia los dos años y medio. Al principio, ello niño juega solo imitando las acciones que habitualmente realiza en su vida real, generalmente las más cotidianas, trasladándolas a su juego con otros objetos: simula que se lava los dientes con cualquier objeto o que cocina y come comida de juguete, etc.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Posteriormente, comienza a realizar las acciones de los adultos y las traslada a sus juguetes. Imita a papá o a mamá conduciendo, cocinando, haciendo la compra, cuidando a sus muñecxs, etc. Este tipo de juego le permite ensayar un papel de autoridad que no tiene en la vida real: el de los adultos que le rodean, que le cuida y de los que aprende.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

A los 3-4 años lxs niñxs ya han establecido el juego simbólico de forma plena y este se vuelve más rico en situaciones y detalles, y han desarrollado por completo la imaginación para representar escenas completas de situaciones reales.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Hacia los 4-5 años se establece el juego simbólico colectivo y se va asemejando cada vez más a la realidad que imita para adaptarse a la necesidad de compartir el simbolismo con los compañeros de juego. En esta última etapa lxs niñxs se distribuyen los papeles: unx es el papá y otrx la mamá o unx es el médico y otrx el paciente, unx el profesor y otrx el adulto, etc.

Beneficios del juego simbólico

Los beneficios del juego simbólico en la infancia son múltiples y variados. Por citar algunos de los más importantes:

  • Favorece el desarrollo cognitivo.
  • Potencia el desarrollo del lenguaje.
  • Ayuda en el proceso de socialización.
  • Fomenta el aprendizaje de rutinas y habilidades.
  • Contribuye a su desarrollo emocional y a la descarga de conflictos.
  • Desarrolla la capacidad imaginativa.
  • Permite representar situaciones mentales.
  • Favorece la comprensión y asimilación del entorno y el mundo que les rodea.
  • Les permite comprender que existen reglas.
  • Nos permite obtener mucha información de lxs niñxs a través de su juego en una etapa de sus vidas en la que les cuesta verbalizar emociones, pensamientos y sentimientos.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Por todo esto es importante que los padres dejemos que jueguen libremente al juego simbólico, sin interrumpirles pero sin desentendernos del todo tampoco, ya que se trata de un juego que es realmente importante para su desarrollo.

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Además, es el juego que más información nos puede proporcionar sobre nuestrxs hijxs, ya que a través de él, lxs peques transmiten sus necesidades, emociones, miedos, inquietudes, preocupaciones, deseos, esperanzas, anhelos… Mediante la observación, podemos conocer aspectos de nuestrxs hijxs, y de su mundo interior, que de otra forma no podríamos obtener.

Slow Toys: qué son y qué ventajas aportan

El movimiento Slow Toys está inspirado por el crecimiento del movimiento Slow Life (un movimiento cultural que defiende la deseleración y un mayor disfrute de la vida como fórmula para ser feliz).

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Todo comenzó cuando Bourret, un distribuidor francés de juguetes, decidió comenzar una campaña para cambiar la mentalidad de los consumidores de juguetes y la industria misma, defendiendo el carácter mágico y atemporal de los juguetes sin pilas, que permiten a lxs niñxs desarrollar su imaginación y sus habilidades mediante el juego.

Así que podríamos resumir concluyendo que los Slow Toys son juguetes de gran calidad fabricados generalmente con materiales nobles (tela, madera, cartón, etc.) que carecen de funciones electrónicas y promueven la interacción de lxs niñxs con su juguete, siendo ellxs quienes determinan el ritmo del juego, como en el caso del presente maletín. 🙂

Maletín Médico Le Toy Van, premiado como mejor Slow Toy

Fruto de este movimiento, nacieron los premios Slow Toy que premiaron, entre otros, a este juguete, y que son galardones que celebran los juguetes “artesanales”, que estimulan el juego imaginativo y han sido diseñados para pasar de generación en generación. 🙂

2 thoughts on “Maletín Médico Le Toy Van, premio al mejor Slow Toy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.