20M, Día Internacional de la Felicidad: 20 cosas que hacen felices a l@s niñ@s

20M, Día Internacional de la Felicidad: 20 cosas que hacen felices a l@s niñ@s

¿Qué es el Día de la Internacional de la Felicidad? ¡Un día para ser feliz, naturalmente! Desde 2013, las Naciones Unidas celebran el 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad como reconocimiento del importante papel que desempeña la felicidad en la vida de las personas de todo el mundo.

Podéis consultar y descargar el Informe sobre el estado de la Felicidad Mundial que las Naciones Unidas ha preparado este año. Es una especie de encuesta sobre el estado de la felicidad mundial. Hace una clasificación de países, entre 156, por su nivel de felicidad, y otra clasificación (177 países) por la felicidad de sus inmigrantes (que siempre es muy significativo). Está muy relacionado con la calidad de vida de la mayor parte de la población mundial así que resulta interesante de leer. 🙂

Nosotr@s vamos a celebrar este día en familia haciendo algunas de las cosas que más felices hacen a las personitas más importantes de nuestra vida: nuestr@s hij@s. ¿Os apuntáis? 😉

20 cosas que hacen felices a l@s niñ@s

Aunque cada niñ@ es un mundo, hay ciertas cosas que siempre les gustan, invariablemente, a tod@s los peques del mundo. Y ell@s, más que nadie, se merecen ser felices. Hoy y siempre. 🙂

1. Jugar

Tod@s los niños del mundo tienen derecho a que su infancia sea respetada y a disfrutarla jugando. Jugar durante la primera infancia es mucho más que una diversión o un entretenimiento… Es una necesidad y un derecho recogido en la Declaración de los Derechos del niño.

Mediante el juego, l@s peques crecen y se desarrollan felices, se relacionan entre sí y con su entorno y aprenden cómo funciona el mundo que les rodea. L@s niñ@s que no juegan lo suficiente o con los materiales adecuados se sienten tristes o enojados al final del día, se comportan peor y les cuesta conciliar el sueño.

L@s niñ@s tienen derecho a jugar tanto como necesiten. Deben disfrutar plenamente de sus juegos, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos para su educación. La sociedad y las autoridades públicas deben esforzarse por promover el goce de este derecho. 🙂

20M, Día Internacional de la Felicidad: 20 cosas que hacen felices a l@s niñ@s

2. Ser tenidos en cuenta

A l@s niñ@s les hace felices sentir que pertenecen, que se tienen en consideración sus sentimientos, sus opiniones, sus preferencias y habilidades. Cuando un niño se porta mal es porque no encuentra la manera de lograr ser tenido en cuenta por el adulto.

Muchas veces los adultos tratamos de castigar el “mal comportamiento” sin tratar de analizar sus causas. Sermonear en lugar de dialogar y castigar en lugar de centrarnos en buscar soluciones. Es tan fácil como empatizar y comprender. Justo como a los adultos nos gusta que también nos traten a nosotr@s. 🙂

3. Hacer las cosas por ell@s mism@s

La autonomía personal está íntimamente ligada a la autoestima. Si un niño o una niña se siente capaz de hacer algo, mejor alentar que acudir en su rescate. A los 3 años la mayoría de l@s peques son perfectamente capaces de desarrollar prácticamente todas las tareas relacionadas con su aseo personal, vestirse solos y colaborar con las labores más sencillas del hogar.

A ell@s les encanta participar de las actividades familiares, aunque no siempre les salga todo a la perfección. Piensa en el tipo de adulto que quieres que sea tu hij@ el día de mañana… ¿Cuándo y cómo piensas que adquirirá todas esas capacidades? ;P

Aunque sea mucho más rápido que nosotros les hagamos las cosas, apoyar el desarrollo de una personalidad feliz y capaz implica madrugar más para dejar que l@s peques se vistan solit@s. 😉

4. Que les escuchen

L@s peques necesitan ser escuchados para sentirse felices. Pregúntale a diario a tu hij@ cómo se siente, qué tal se lo ha pasado en el cole o si ha aprendido algo nuevo hoy. Si los adultos vais a mantener una conversación en la que deseáis que l@s niñ@s se queden al margen, es mejor que no la tengáis delante de ell@s. 🙂

5. Ser respetados

L@s peques se merecen tanto el respeto de los demás como los adultos. Respetar a un/a niñ@ implica tenerlo en cuenta a la hora de tomar decisiones que afectan a su persona, dialogar con ellos, practicar la comunicación positiva y las relaciones horizontales entre padres e hijos, tener en cuenta sus opiniones y sentimientos, así como su momento evolutivo, sus periodos sensibles, su etapa de desarrollo y su grado de madurez con el fin de no forzar ninguno de ellos.

6. Escuchar que se les quiere

Nuestra generación es prácticamente analfabeta emocionalmente hablando. La mayoría de nuestros padres lo hicieron lo mejor que sabían y pudieron pero no se esforzaron demasiado por cultivar nuestra inteligencia emocional (ya que por aquel entonces ni siquiera se sabía qué era eso) y de nuestros abuelos ya ni digamos…

Exteriorizar los sentimientos es importante. Siempre. Todos los días. Aprovechemos la oportunidad cada mañana o cada noche, para decirles a nuest@s hij@s lo mucho que les queremos. Se porten bien o mal, da igual, el amor de unos padres por sus hij@s es siempre infinito e incondicional. No demos por hecho que ell@s lo saben. Nosotr@s también necesitamos escucharlo, ¿verdad? 😉

7. El aire libre

L@s peques necesitan tanto el aire libre como los peces el agua. Jugar al aire libre, pasear por la calle, acompañar a sus papás a hacer la compra o los recados diarios… No solamente es sano para ell@s, sino que también resulta estimulante. 🙂

8. Ir al parque

De entre todos los lugares favoritos de l@s niñ@s, los parques infantiles ocupan un lugar de honor. Allí se divierten con otros niños, hacen ejercicio en los columpios, charlan y se relacionan con la gente, juegan con la arena y practican el juego simbólico.

Según la OMS los niños necesitan pasar al menos una hora diaria jugando al aire libre. Aunque nuestros horarios y nuestro frenético ritmo de vida no siempre nos lo permitan, es recomendable intentar llevarles al parque el mayor número de veces posible a la semana. ¡Y descubrir parques nuevos en familia el fin de semana es muy divertido!

20M, Día Internacional de la Felicidad: 20 cosas que hacen felices a l@s niñ@s

9. Estar en contacto con la naturaleza y los animales

Dar un paseo por el campo, el bosque o la montaña, observar a los pájaros, buscar plantas y disfrutar de los animales, recoger pequeños tesoros (como piñas, hojas, piedras, etc.) o hacer un ramo de flores naturales son actividades preciosas y saludables que permiten a los niños conectar con el entorno natural y con su propia naturaleza.

L@s niñ@s tienen una conexión especial con la naturaleza. Mucho más pura que la que tenemos los adultos. Asimismo, los animales domésticos son un poderoso calmante natural para l@s más pequeñ@s. En las ocasiones en las que un niñ@ siente temor por los animales, su origen casi siempre está en las reacciones exageradas que ha observado que tiene algún adulto de su entorno más íntimo.

10. Correr al aire libre

¿Os habéis fijado lo mucho que les gusta a l@s niñ@s correr? Sentir la velocidad, el viento contra la cara, el pelo suelto bailando alrededor de sus sonrisas. La sensación de movimiento libre les hace felices. ¡Y es tan fácil hacerles sentir bien!

11. Bailar

Escuchar música y bailar es algo que hace feliz al ser humano desde el momento de su nacimiento. ¡Es tan divertido! Tod@s los peques adoran moverse al ritmo de una melodía.

Además, escuchar música entrena su oído para discriminar y reconocer sonidos y fomenta el desarrollo del lenguaje, mientras bailar les hace ser conscientes de su propio cuerpo y practicar la motricidad gruesa y la coordinación. 🙂

12. Que les dediquemos tiempo

L@s peques se sienten querid@s e importantes cuando sus papás pasan tiempo con ell@s. No es cierto que unos pocos minutos al día cuenten siempre que sean “de calidad”. Nuestr@s hij@s necesitan nuestra atención el 100% del tiempo. Cada minuto cuenta. 

Si les dejamos acompañarnos en muchas de las tareas domésticas en las que a diario les negamos la oportunidad de participar, tal vez dejemos de agobiarnos porque l@s niñ@s reclaman constantemente nuestra atención y se nos acumulan las obligaciones. Incluso en la cocina, hay labores sencillas que ell@s pueden desempeñar sin riesgo.

Desde los dos años o dos años y medio, mi hijo  a cortar alimentos con este cortador ondulado de verduras que compramos en Amazon y que nos costó unos 4€. Es completamente seguro para él y aunque ya os podéis imaginar que le lleva su tiempo y sus trozos de hortalizas o verduras no son demasiado homogéneos, lo cierto es que nos sirve para mantenerle entretenido mientras colabora y se mantiene cerca y a la vista. Además, de esta manera fomentamos su autonomía y su aprendizaje. 🙂

13. Disfrazarse

Disfrazarse de personajes fantásticos o de distintas profesiones ofrece a los niños un mundo de infinitas posibilidades y una fuente inagotable de felicidad y alegría. Les permite inventar sus propios mundos e historias, desempeñar y ensayar distintos roles e imitar el comportamiento de los adultos que le rodean.

El juego simbólico es la herramienta básica de aprendizaje durante la primera infancia. Es un juego sin géneros que no debe ser limitado ni interrumpido excepto si existe peligro para la seguridad de l@s peques que lo practican o advertimos algún comportamiento perturbador o disruptivo durante su desarrollo.

14. Ir a la playa

El agua, la arena, las olas que hacen espuma y rompen en la orilla, la brisa del mar, el color infinito del océanos, la posibilidad de encontrar conchas o algún otro tesoro marítimo y explorar el universo marino es fuente de gozo y disfrute para l@s niñ@s. 🙂

15. Jugar en el agua

Chapotear en la bañera, sumergir sus juguetes en un balde con agua, saltar entre los aspersores del jardín, darse un chapuzón en la piscina, bañarse en el mar, salpicar o saltar el chorro de agua de una manguera… Sentir el agua en su piel, conservar su comportamiento, verla fluir e incluso escucharla es un poderoso aliciente sensorial que relaja a l@s más pequeñ@s de la casa.

16. Ensuciarse

El barro es para l@s niñ@s como los colores brillantes para las urracas… ¡Una tentación irresistible! ¿Por qué les encanta a l@s peques mancharse? ¡Porque pringarse es divertido! Sentir las texturas en su piel y jugar con los colores es un ejercicio alegre y estimulante para ellos. De barro, arena, chocolate o pinturas… ¡Un niño sucio es un niño feliz! ;P

17. Jugar con papá y mamá

Debemos respetar el tiempo de juego de l@s niñ@s sin intervenir ni interrumpir sus actividades por más que les supervisemos para comprobar que están bien, vigilar su comportamiento y conocer un poco más de ellos.

Sin embargo, los juegos en familia son importantes para afianzar los vínculos, favorecer el desarrollo y aprendizaje de l@s peques y aumentar el número de horas que pasamos junto a ell@s.

20M, Día Internacional de la Felicidad: 20 cosas que hacen felices a l@s niñ@s

18. Cocinar y hacer manualidades

Toooodos l@s pequeñin@s se lo pasan pipa en la cocina. Tamizar harina, hacer bolitas de carne picada, amasar una pizza o dar forma a unas croquetas son actividades que les chiflan. También pueden remover alimentos a temperatura ambiente, verter líquidos fríos, decorar pasteles e incluso trocear verduras y hortalizas con un cortador de verduras o un cuchillo de seguridad específico para niñ@s.

Asimismo, hacer manualidades les divierte al tiempo que les hace sentirse capaces de crear algo por sí mismos. Hay muchas manualidades sencillas para niños que podemos hacer con ellos en casa para entrenar su habilidad motriz, su imaginación y su creatividad.

19. Pasar tiempo con sus amiguitos

“L@s niños ven el mundo desde su altura, por eso necesitan y es importante para ellos relacionarse con personas de su misma estatura. Con sus iguales.” Esta frase nos la dijo la profesora de guardería de nuestro peque y es absolutamente cierta.

L@s peques necesitan relacionarse, jugar, comunicarse y desarrollarse con otros niñ@s de su edad. Tener amigos es necesario para su bienestar emocional, les hace felices sentirse integrados y queridos por otros niñ@s y les permite entrenar sus habilidades sociales.

20. Leer un cuento antes de dormir

Inculcar el amor por la lectura desde la primera infancia es fundamental. L@s niñ@s disfrutan escuchando las historias de boca de sus padres y admirando las ilustraciones de los cuentos en la etapa prelectora. Es una actividad que les relaja y les reconforta, sobre todo en su rutina nocturna. 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *