Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Como sabéis, la pedagogía Montessori trabaja las distintas áreas de conocimiento de manera sensorial para adaptar el proceso de aprendizaje a las necesidades específicas de los niños durante la primera infancia. Uno de sus materiales más populares es la bandeja de arena, un material con el que se realizan diversas actividades/juegos de pre-escritura con los que se prepara a los niños para la posterior etapa de lectoescritura. 

Para documentar e ilustrar este tema en profundidad, hemos contado con la colaboración de Bonicos, una tienda online de materiales educativos afines a la pedagogía Montessori y a otras metodologías alternativas respetuosas con la infancia, de la que os hablaré al final del post. 🙂

Gracias a ella, podemos enseñaros uno de los mejores materiales de pre-escritura con los que hemos trabajado hasta la fecha. Aquí os dejó el vídeo que documenta el proceso:

Trabajar la pre-escritura de forma sensorial con Montessori

Cuando hablamos de materiales sensoriales nos referimos a todos aquellos materiales manipulativos que estimulan las capacidades/habilidades de los niños mediante la vista, el tacto, el olfato, el oído y el gusto. Para los niños es mucho más sencillo, por ejemplo, aprender a sumar y restar manipulando las cuentas de colores de un ábaco (matemáticas manipulativas), que realizando operaciones abstractas (cálculo mental).

Las actividades sensoriales aplicadas a la lectoescritura tienen como objetivo desarrollar la grafomotricidad. Esta es la habilidad manual que implica movilidad, destreza y fuerza en la mano, dedos y muñeca por un lado. Y por otro, implica coordinación viso-motora (ojo-mano) necesaria para poder emprender el proceso de escritura.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Durante décadas, la educación reglada se ha esforzado por enseñar a leer y escribir a los niños con lápiz y papel. Es un error. Las pedagogías respetuosas con la infancia nos han demostrado que para llegar al nivel adecuado (antes no es mejor), antes de coger un lápiz para escribir l@s niñ@s deben pasar por otras etapas previas.

Cada una de estas fases (alguna de las cuales comienza incluso durante los primeros meses de vida), resulta fundamental para alcanzar con éxito un gran hito de su aprendizaje: la conquista de la lectoescritura.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Trabajar la pre-escritura minimiza el fracaso escolar

Una buena grafomotricidad prácticamente garantiza la ausencia de problemas a la hora de escribir (desaparecen los problemas motores, como la presión excesiva del lápiz o un mal agarre postural), evitando el bloqueo en el proceso de escritura. Buena parte de los problemas de fracaso escolar comienzan con la falta de adecuación del método al niño. 

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

El error en el método comienza en el momento en que hay niños (con o sin necesidades educativas especiales) que no consiguen aprender a leer y escribir bien, con lo cual se tambalea la base de todo su posterior proceso de aprendizaje en diversas materias.

María Montessori, en cambio, basó su metodología en la observación directa de los niños. Esta observación le permitió evaluar las necesidades específicas en cada etapa, las habilidades que van adquiriendo en cada ciclo evolutivo y la mejor manera para adquirirlas: desarrollando herramientas de juego/trabajo personalizadas y adaptadas al niño.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Cada uno de sus materiales de juego/aprendizaje es un método autocorrectivo de dificultad adaptada capaz de adaptarse, no solo a un grupo de niños de aproximadamente la misma edad, sino al ritmo y la capacidad de cada uno de ellos en particular. Porque cada niño es un mundo y sigue su propio ritmo.

Por este motivo antes de empezar con la escritura en papel, en la metodología Montessori se cuida especialmente la preparación de la mano. Primero, con las actividades de vida práctica y, posteriormente, con los materiales sensoriales de aprendizaje.

Concretamente para trabajar la pre-escritura, la pedagogía Montessori ofrece muchos y diversos materiales. Siendo quizás el más conocido de ellos, la famosa bandeja de arena. Una actividad muy sencilla, efectiva (¡y divertida!) que consiste en realizar trazos con el dedo en la arena contenida en una bandeja.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Set de bandeja y pizarra multisensorial de pre-escritura

Nuestro Set de bandeja y pizarra multisensorial de pre-escritura es ligeramente diferente a la típica bandeja con arena Montessori.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

La diferencia principal radica en que no solo incluye el recipiente y la arena, sino que se trata de todo un completo set multisensorial, que incluye:

  • 1 bandeja inferior para la arena.
  • 1 pizarra de doble cara (pizarra para tiza y pizarra magnética para rotulador).
  • 1 paquete de tizas.
  • 1/2 kg. arena para la bandeja inferior (que también podéis utilizar con sal, arena de playa, sémola de arroz, harina, etc. Incluso con arena cinética, aunque esta última es más para moldear ya que los granitos no están tan sueltecitos).
  • 1 peine (o alisador) de arena.
  • 1 borrador.
  • 1 rotulador borrable con tapa magnética y su propio borrador en el capuchón.
  • 1 instrucciones para descargar y/o consultar online una guía pedagógica, con recomendaciones y ejemplos de uso (se puede imprimir también, pero como podemos consultarla online tantas veces como necesitemos, mejor no desperdiciar papel). 😉

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Además es un kit bastante compacto (26,3 x 18,7 x 7,2 cm) así que no ocupa mucho espacio (ya sé que a much@s papás y mamás os preocupa esto porque no sabéis qué hacer después con la acumulación de materiales en casa). 😉

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Viene contenida en un formato maletín de cartón con asa, lo cual siempre es de agradecer (aunque debéis tener cuidado con la arena y guardarla bien en su bolsita de cierre hermético para no derramarla al portear la cajita).

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Uso, ventajas y beneficios

La bandeja multisensorial tiene como objetivo ir introduciendo al niño en la pre-escritura de una forma sensorial, a través de la coordinación ojo-mano, mediante la representación creativa de figuras. De esta forma, el aprendizaje se realiza poco a poco y progresivamente, a modo de juego. 🙂

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Es una interesante y efectiva forma de jugar, aprender y ganar seguridad en la escritura. El tacto con la arena favorece la expresión sensorial del tacto de los niños, ya que pueden apreciar su temperatura, olor, textura, sentirla escurrirse entre los dedos, etc.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Al trabajar la escritura de una forma más sensorial, sin la dificultad añadida del trazo, el cerebro infantil interioriza mejor el aprendizaje. Muchos niños saben las letras y los números (en la actualidad es frecuente que las aprendan de forma muy temprana, ya que están mucho más en contacto con ellas a través de canciones, cuentos, etc.), pero tienen dificultad en la actividad psicomotriz de escribirlos con trazo fino.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

En las escuelas Montessori, de la bandeja de arena o harina (en la que se trabaja con los dedos) se pasa a la pizarra grande con tiza (como primera herramienta). Y de ahí a papel (y el lápiz). Y siempre son ellos los que deciden cuándo están preparados para iniciar la siguiente actividad. Es decir: se respetan sus ritmos. 🙂

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

La bandeja multisensorial de Bonicos nos ofrece en este sentido una doble ventaja: nos la posibilidad de realizar las dos primeras actividades (arena y pizarra) en un solo set. La doble pizarra es la tapa de la bandeja, cerrándola como si fuera una cajita de madera. Esto facilita además que el niño sea ordenado y guarde todas las cosas cuando acabe la actividad. 🙂

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

La pizarra (en cualquiera de sus caras) también puede utilizarse para dibujar patrones que el peque deba reproducir en la arena (líneas sinuosas, en zig-zag, figuras geométricas, formas simples, letras mayúsculas, números,dibujos sencillos, etc.)

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Así que sus beneficios son evidentes:

  • Facilita el aprendizaje de las letras.
  • Es un aprendizaje sensorial, más acorde con las necesidades y capacidades del niño entre los 2-3 y 6 años.
  • El niño no necesita controlar un lápiz para aprender a representar/escribir y reconocer/leer un símbolo. Utiliza sus deditos, una herramienta mucho más innata y natural para él, que ya domina muy bien.

¿Qué se trabaja con la bandeja de arena? 

Incluso fomenta aspectos como:

  • La motricidad fina: favorece que los niños adquieran mayor precisión con los dedos.
  • La pre-escritura: escribir en la arena y dibujar formas fomenta una mayor destreza a la hora de escribir después con el lápiz y el papel.
  • La coordinación ojo-mano: dibujar en la arena un modelo visto en la pizarra facilita que poco a poco vayan desarrollando una mayor habilidad para coordinar sus ojos con sus manos.
  • El reconocimiento de formas: al identificar un dibujo y copiarlo en la arena, estaremos trabajando el reconocimiento de figuras visuales.
  • La concentración: manipular la tierra y dibujar en ella es un ejercicio que a los niños les encanta y les motiva, por lo que se mantienen entretenidos largos períodos de tiempo.
  • La relajación: las actividades sensoriales, sobre todo las relacionadas con el tacto, causan placer y relax, sirven para liberar tensiones y son ideales para practicar el juego tranquilo en casa.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Cómo jugar con la Bandeja de Arena

Antes de realizar cualquier actividad, es importante saber que los materiales Montessori precisan lo que la metodología denomina una “presentación”.

Esto no es otra cosa que preparar el entorno de la manera más adecuada (despejar una mesa, proporcionar luz suficiente, quizás poner un poco de música acústica tranquila de fondo, etc.) y disponer el material.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Después procederemos a enseñar al niño cómo se utiliza haciéndole una demostración. Es decir: realizamos despacito la actividad nosotros mientras él nos observa. Después, le cedemos el turno. 🙂

Presentación de la bandeja multisensorial

Sacamos la bandeja multisensorial y la colocamos en el centro de una zona diáfana y despejada (en nuestro caso, la mesa de centro del salón, una zona amplia y luminosa de nuestra casa).

Preparamos el set colocando sus materiales como deben ser utilizados (volcando la arena en la bandeja inferior, colocando la pizarra en la zona superior, etc.) y llamamos al niño.

Entonces, delante de él, procedemos a enseñarle qué se hace con ella: dibujamos un patrón o una figura sencilla (una línea recta, un círculo, un triángulo, una “M”, un número 1, un sol, etc.). Es mejor si al principio utilizamos símbolos o grafías que el peque ya conoce.

Después, trazamos con nuestro dedo su forma en la arena. Tras un par de segundos, alisamos la arena con la palma de la mano e invitamos al niño a probar.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

A partir de ese momento, el papel del adulto en Montessori será el de observador de la actividad. No debemos interrumpir al niño (a no ser que sea para trazar un nuevo modelo en la pizarra que el peque pueda copiar en la arena) ni intervenir a no ser que se produzca una de estas situaciones:

  • Que el niño comience a sentirse frustrado, enojado o triste porque no le salga la actividad (es mejor no forzar la situación, podemos probar otra técnica o reservar la actividad para más adelante y repetirla en un momento más adecuado en el que el peque muestre mayor interés o predisposición o haya adquirido mayor destreza para enfrentarse a la ejecución de la actividad). O bien que el niño se haga daño físico con el material (algunos niños sienten curiosidad por saber a qué sabe la arena y se la meten en la boca, aunque a partir de los 3 años esto es menos probable que suceda).
  • Que utilice de manera inadecuada el material, con riesgo para el material o para sí mismo (debemos enseñar a los niños a respetar y cuidar los materiales y a no maltratar las cosas que le rodean en su entorno).
  • Que en el juego con varios niños surjan disputas, tensiones o conflictos que no estén sabiendo resolver adecuadamente (está bien que los niños tengan sus diferencias y las arreglen entre sí, pero nunca debemos permitirles hacerse daño o faltarse al respeto). Lo más adecuado aquí es invitarles amablemente a abandonar la actividad y a resolver sus problemas de forma civilizada, mediante el diálogo y la empatía.

Cualquiera de estas situaciones ha de ser resuelta de forma amable y serena, sin caer en el grito, la discusión o el castigo. Primero, porque es la forma más correcta y efectiva de corregir una conducta inadecuada. Segundo, porque de lo contrario el niño podría asociar erróneamente la reprimenda o castigo con la actividad de pre-escritura y negarse en banda a practicarla en el futuro.

Modalidades de juego

Existen muchas actividades/juegos que podemos realizar con la bandeja de arena (y la pizarra). Lo fundamental es que los niños se diviertan, por lo que tendremos que encontrar aquella que más le guste a nuestr@s peques.

Si se os agota la arena (siempre hay pequeñas pérdidas cada vez que finalizamos una actividad), podemos reemplazar la original por arena de la playa, arena cinética, harina, sal, sémola de arroz, azúcar, etc.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Juego 1: Actividades de pre-escritura

Presentamos al niño la bandeja de arena y un ejemplo de grafomotricidad en la pizarra de tiza. El niño debe copiar el dibujo de la pizarra en la arena de la bandeja. Una vez copiado, lo borra y garabatea el siguiente dibujo que le propongamos en la pizarra.

La idea es que el niño esboce trazos en la arena con su dedito, como lo haría en una hoja de papel con un lápiz. Esta actividad le ayuda a mejorar su motricidad fina y le prepara para la escritura de letras y números, familiarizándole con la mecánica de la lectoescritura.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Juego 2: Juego libre

El juego libre es dejar que el niño explore, investigue y juegue. Para realizar cualquier actividad con niños, es imprescindible que ellos se diviertan. Por ejemplo: tocando la arena. Puede hacer montoncitos, garabatear y dibujar libremente en ella… en definitiva, hacer lo que quiera (dentro de la bandeja).

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Juego 3: juego simbólico

Podemos dejar que introduzca en la bandeja de arena juguetes adecuados como cochecitos, moldes para plastilina, arena o galletas, sellos de estampar, piedras de colores, conchas… Y en general todo tipo de elementos que dejen marcas en la tierra.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

En el juego simbólico el niño inventa su propio juego, su propio mundo con sus propias reglas, fomentando de esta forma su imaginación y creatividad.

Juego 4: juego sensorial

Es otra variante que implica centrarse en las propiedades de la arena para que el niño disfrute desarrollando su sentido del tacto. En realidad, cualquier actividad que realice con la bandeja de arena tendrá su buena dosis de juego sensorial.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Podemos invitarle a que deje que la arena resbale entre sus dedos, a que la alise con la palma de su mano, podemos poner encima de la bandeja un recipiente de plástico y mezclar un poco de arena del parque con agua para hacer barro y ver como cambia su estado, etc.

Juego 5: arco iris

Para preparar la caja del arcoíris necesitamos cartulina o papeles de colores, un trozo de cartón del tamaño del fondo de nuestra bandeja, tijeras y cinta adhesiva.

Hacemos con los papeles de colores siete tiras que serán las que formen nuestro arcoíris. Las tiras deben tener el mismo largo que nuestro trozo de cartón que, a su vez, reproduce las medidas del fondo de nuestra bandeja.

Ordenamos las tiras siguiendo el patrón de colores del arcoíris y las pegamos en el cartón. Colocamos este en el fondo de nuestra bandeja y extendemos encima una buena capa de arena, harina, sémola, etc. para que manera que lo cubra todo.

Cuando el peque realice trazos con su dedito irá descubriendo debajo de la arena los colores del arcoíris, creando un bonito y colorido efecto en el dibujo sobre la arena. A todos los peques les encantará ver las letras, los números, su nombre o dibujos con los colores del arcoíris. 🙂

Juego 6: purpurina

Otra variante para hacer aún más interesante las actividades y juegos con la bandeja de arena es mezclar purpurina con la arena. Así creamos una especie de “polvo de estrellas” (algunas mamás se refieren a él como “polvo de hadas”) muy brillante que despide destellos cada vez que el peque manipula la arena.

Podemos escoger purpurina clarita si solo queremos generar brillos, o de colorines. También las hay con formas de estrellitas, de distintos tamaños, etc.

Juego 7: la pizarra de tiza

Si el peque muestra curiosidad por la pizarra y las tizas, o ya se ha familiarizado lo suficiente con el trazado de letras y números en la arena, podemos invitarle a probar la experiencia de garabatear con tiza sobre la superficie de pizarra.

Y de nuevo en ella podemos proponerle patrones para que copie, dejar que la use libremente, que dibuje en ella a su antojo, etc. Las tizas son una herramienta ideal para que los peques practiquen antes de pasar a la escritura con lápiz. 🙂

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Juego 8: la pizarra magnética

La cara b de nuestra pizarra es una pizarra magnética para rotulador. Esto multiplica las posibilidades de juego ya que a casi todos los niños les gusta mucho pintar con rotuladores de colores y experimentar con los campos magnéticos.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

En nuestro kit viene incluido un rotulador de color negro, pero este tipo de pizarras es siempre compatible entre sí y es fácil (y económico) adquirir rotuladores de colores borrables. 

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Igualmente, si tenéis imanes con forma de letras y números en la nevera de vuestra cocina, el peque utilizarlos para jugar con su pizarra y como modelo para copiar en ella los símbolos de los imanes.

Juego 9: dibujo y vocabulario

Es el juego más complejo de todos, reservado para el momento en que el peque ya escribe. Entonces puede hacer uso él solito de todo el material, utilizando la arena para dibujar algo y cualquiera de las pizarras para escribir el nombre del objeto que ha dibujado (o que nosotros le hemos propuesto).

En cualquiera de las actividades o juegos, el refuerzo positivo es importante en cada pequeño logro que el niño consiga. De esta forma conseguimos que se motive y siga practicando. Pero ojo, alentar no es lo mismo que halagar.

El halago vacío del tipo “mamá está muy contenta contigo”, consigue un tipo de motivación errónea, que es conseguir la aprobación de los demás. Es poco probable que un niño que crezca escuchando constantemente este tipo de halago se sienta motivado a hacer nada si no recibe el aliento de otros.

En cambio el cumplido útil: “veo que estás disfrutando y te ha salido muy bien, ¡debes estar muy orgulloso!” logra un estímulo intrínseco en el niño que fomenta su autonomía personal, su autoestima y la confianza en sí mismo. Este niño crecerá disfrutando al hacer las cosas por sí mismo.

¿Cuándo pasar de una actividad a otra?

Cuando el niño nos lo indique. La máxima de Montessori es “sigue al niño”, que significa que observaremos el momento en el que él mismo comienza a aburrirse de realizar la actividad que ya domina y muestra interés por aquella que le supone un nuevo reto. El papel del adulto en Montessori es el de acompañante. Nunca debemos forzar ni restringir el aprendizaje del niño.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Generalmente los niños suelen aprender mejor a escribir con el dedo que con tiza, y con tiza que con rotulador, pero puede darse el caso de que un niño prefiera utilizar el rotulador con más gusto que la tiza o esta antes que su dedito.

También, aunque en raras ocasiones, puede suceder que un niño no siempre esté dispuesto a utilizar su dedito. ¿Habéis visto alguna vez en la playa a un bebé reacio a “mancharse” de arena sus pies y manitas? Yo sí, varias veces. 🙂

Generalmente esto es algo que sucede en ocasiones cuando los peques no están muy seguros de dónde se están metiendo. La desconfianza inicial se les suele pasar cuando se familiarizan con la nueva situación o material. Hasta entonces, podéis probar a ofrecer al niño un pincel para que trace garabatos con él en la arena, si no quiere usar su dedo. 😉

Recomendaciones según la edad

Para trabajar con niños que garabatean es conveniente comenzar proponiéndoles trazos horizontales y verticales, figuras simples, dibujos sencillos o líneas en zigzag (en el vídeo tenéis más ejemplos).

grafomotricidad

Con los niños que están aprendiendo a dibujar sus primeras letras podemos practicar de a una letra a la vez, jugando a “Con qué letra empieza Avión?”, para que el niño dibuje la A, en éste caso.

Los niños que ya escriben pueden utilizar la bandeja de arena para dibujar y cualquiera de las pizarras para escribir la palabra o el nombre del objeto o figura dibujada. O al revés: podemos dibujar un objeto en cualquier de las pizarras y el niño puede escribir la inicial de su nombre o la palabra completa en la arena. 🙂

Nos gusta porque…

Me encanta que el peque pueda practicar la pre-escritura de una forma tan sensorial y manipulativa. 🙂

Pero además de todos los beneficios que tiene para los peques, el set de bandeja y pizarra multisensorial de pre-escritura me gusta especialmente porque viene muy completo y los materiales son excelentes.

En relación calidad/precio es inmejorable. Y es económico: 21,50€, frente a 22-25€ que suele costar solo la bandeja, que a veces incluye una bolsita de arena y otras no. Si bien es cierto que estas últimas suelen ser más amplias, como nosotros ya tenemos un cajón de tierra a efectos lúdicos y no era ese el propósito que le íbamos a dar al set, este kit en concreto se ajustaba más a nuestras necesidades.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Tampoco hace falta complementarla con otros accesorios (de los que os hablaré más abajo), como la bandeja de arena, ya que las pizarras nos permiten proponer al niño los modelos y prescindir así de los abecedarios, letras de lija, etc.

Evidentemente, de cuantos más materiales de pre-escritura dispongamos para ofrecer al niño, más variadas serán las actividades que podrá realizar en torno al aprendizaje de la lectoescritura, pero a lo que me refiero es que a con un kit tan completo no resultan imprescindibles.

Y por último, me encanta el detalle de que el fondo de la bandeja sea de color (rojo), porque así destaca mucho el trazo que el niño realiza en la arena. 😉

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Nuestra experiencia de uso

Nuestra experiencia ha sido todo un éxito, la verdad. Hemos incluido la bandeja multisensorial en nuestra ronda de actividades diarias (después de la siesta, la merienda y el paseo y justo antes del baño y la cena) y al peque le entretiene muchísimo trabajar con la arena.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Con 2 años y 9 meses, él es capaz de representar con bastante exactitud algunas líneas, figuras y dibujos sencillos y números (unidades), aunque las letras le cuestan bastante más.

También le gusta jugar de modo libre con la arena, acariciarla, hacer montoncitos… Pero lo que más le gusta es peinar la arena, alisarla y dejarla correr entre los dedos.

También disfruta mucho dibujando gabaratos con el rotulador (la tiza le atrae menos) y no sé por qué, pero borrar la pizarra y dejarla de nuevo limpia le produce un gran placer. XD

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Si un día me indica que no le apetece jugar con la arena, pues no pasa nada, no nos obligamos ni forzamos nada, elegimos otra actividad y probamos a retomarla otro día. 🙂

A quién va dirigido

Aunque el fabricante indica que es un material educativo dirigido a niños de entre 3 y 6 años, esto (como en todo lo demás) debemos seguir al niño. A partir de los 24 meses prácticamente todos los niños juegan con arena (si no antes).

También es especialmente recomendable para niños con necesidades educativas especiales, ya que al tratarse de un material sensorial, les facilita el aprendizaje. 🙂

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Habrá niños que antes de esa edad sean capaces de trazar sus primeras letras y números, y otros que sientan interés por esta actividad después y prefieran dar prioridad a otras habilidades antes. Cada niño marca su propio momento y ritmo de aprendizaje.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Mi hijo comenzó a recitar de memoria el abecedario y los números del 1 al 20 con dos años y medio, poco después comenzó a “leerlos” (era capaz de reconocer las letras y los números cuando veía su representación gráfica en el ascensor, carteles en la calle, etc. y los nombraba).

Después comenzó a dibujarlos con piedras de colores, fichas traslúcidas en la mesa de luz, etc. pero nunca ha cogido un lápiz, un rotulador o un pincel para escribirlos. Con su material de pintura, solo dibuja.

¿Por qué? Si con dos años y medio conocía las letras y los números y era capaz de pintar, ¿por qué no los escribía? Sencillamente porque la manipulación de herramientas con un fin concreto (dar una forma específica y no solamente hacer trazos como cuando pinta en un lienzo) requiere una habilidad que precisa mucho más tiempo de preparación y práctica.

La bandeja de arena, sin embargo, le resulta una actividad sencilla y reconfortante. En la medida en la que los niños se sienten “capaces” de realizar tareas, se van animando a perfeccionarlas y a probar otras nuevas.

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Por eso las actividades de pre-escritura en arena les motivan y les aportan seguridad y confianza de cara a la posterior etapa de lectoescritura. 🙂

Akros, la juguetera española de materiales didácticos

Nuestra bandeja multisensorial es de Akros, un fabricante de juguetes valenciano que diseña y fabrica materiales didácticos. 

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Se trata de una empresa familiar con más de 30 años de experiencia en generar recursos didácticos de un alto valor educativo. Para ello cuentan con un amplio equipo pluridisciplinar que colabora con profesionales de la enseñanza y especialistas como psicólogos, pedagogos, logopedas y expertos en educación para hacer crecer y madurar sus ideas.

Akros

De esta forma, consiguen crear juegos y materiales que aportan soluciones y ayudan al desarrollo integral de los niños.

Nuestros juegos pretenden atender un gran abanico de necesidades. Desde ayudar a nuestros niños a adquirir cierto grado de autonomía y comunicación, hasta contribuir en el desarrollo de personas creativas, responsables, curiosas y críticas. Nuestro objetivo es poner herramientas a tu alcance para facilitarte dicha labor.

Sus juegos educativos son únicos y su objetivo es potenciar las habilidades de los más peques. Es frecuente encontrarlos en guarderías y jardines de infancia, escuelas, etc. pero debéis dirigiros a una tienda especializada en juguetes educativos, como Bonicos, para encontrar sus materiales de juego.

akros

Las grandes marcas como Akros se distinguen por los pequeños detalles, como podéis comprobar:

Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

Materiales de pre-escritura complemetarios a la bandeja de arena

En Bonicos podéis encontrar muchísimos y diversos materiales Montessori de lenguaje para practicar la pre-escritura, trabajar el lenguaje y adquirir vocabulario.

En Montessori, el primer material específico de lenguaje con el que se comienza a trabajar estas habilidades (motricidad fina, coordinación ojo-mano, grafomotricidad, pre-escritura, etc.) son los resaques metálicos. Unas figuras con plantilla que se extraen para poder perfilar sus contornos con lápiz.

Resaques metálicos Montessori

Se suelen acompañar de las bandejas para el trazado de resaques (la hay simple, pero a mí me gusta la doble porque pueden colocar a la vez el contorno y la figura, una al lado de la otra, para trazar su interior y el contorno, respectivamente).

Bandeja para resaques Montessori

Sin embargo, esta actividad /aunque también es manipulativa) requiere más concentración y destreza de lo que supone trabajar con la arena, así que es mejor comenzar con el juego más sensorial posible de todos: la bandeja de arena. 😉

Bandeja Montessori

Después, podéis complementar la actividad si queréis con otros materiales, como los números de lija.

Números de lija Montessori

Números de lija Montessori

O las letras de lija (para que el peque recorra con su dedo el trazado con textura), de las que hay múltiples variantes (minúsculas, mayúsculas, imprenta, cursiva, dobles, etc.)

El peque puede combinarlas entre sí para formar palabras o recorrer sus líneas con el dedo para después trazarlas en su bandeja de arena. 🙂

Letras de lija Montessori

Y por último, están las pizarras Montessori, de superficie lisa, rayada o cuadriculadas.

Pizarras Montessori

Bonicos

Bonicos es una shop dedicada a los materiales educativos. En ella podéis encontrar juguetes y juegos hechos con materiales naturales, así como materiales de pedagogías alternativas respetuosas con la infancia como Montessori, Waldorf, Reggio Emilia…

Bonicos

Sus juguetes se caracterizan por sus buenos materiales, sus perfectos acabados y sus bonitos diseños, así como su vertiente pedagógica. Son juguetes coeducativos y con valores que además son muy divertidos para los peques. Así pueden aprender mientras se divierten jugando. 🙂

Nins diversidad

Son distribuidores de los materiales oficiales del aprendizaje del Método y Filosofía Montessori acreditados por AMI (Asociación Internacional Montessori) como Nienhuis, Jegro, Educo o Arts & Crafts, cuyos catálogos podéis consultar pinchando aquí.

Desde su site podéis acceder también a cursos Montessori para familias y educadores, con precios especiales para estudiantes y parados.

Bonicos

Los envíos son súper rápidos (24/48h), con portes gratis a partir de 70€ (Península) y un 5% de descuento a partir de 150€ por lo que es una shop muy a tener en cuenta si tenéis varios peques en casa, ya que podéis ahorrar bastante comprando los materiales en ella. 😉

4 thoughts on “Aprender a escribir con Montessori: la bandeja de arena

  1. Hola! ¿Puedo hacerte una pregunta ya que la has estado usando? ¿La arena se guarda tal cual? Es decir, ¿la dejas puesta y bajas la pizarra? Y si es así, ¿queda bien sellado? Es que tengo idea de transportarla y no es cuestión de perder la arena en el camino…

    Muchas gracias y enhorabuena por el post, es súper completo y explicativo

    1. Gracias Ana! Pues sí, se guarda tal cual, pero no es un compartimento estanco. En este kit la arena viene en una bolsa de plástico que sí es hermética y que tendrás que conservar si lo que quieres es transportarlo. 🙂 ¡Un abrazo!

  2. Como puedo saber los precios? Teneis algun catalogo para ver todos los productos con los precios’
    Gracias
    Antònia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.