Juegos para trabajar las emociones con los niños

Recursos para trabajar las emociones con los niños

Aprender a reconocer, distinguir y gestionar las emociones es una tarea difícil incluso para los adultos. En este post encontraréis recursos útiles en forma de cuentos y juegos para trabajar las emociones con los más peques de la casa. 

Herramientas para trabajar las emociones con los niños: ¿deben ser realistas o echamos mano de la fantasía?

La pedagogía Montessori es más partidaria de ofrecer a los niños la realidad por encima de la fantasía (hasta los 6 años), sin embargo para la Disciplina Positiva la fantasía puede ser un buen recurso para explicar a los niños de forma sencilla conceptos complejos y hacer que los entiendan y asimilen mejor.

En vuestra mano está escoger qué tipo de herramientas os gustan más u os resultan más útiles a la hora de trabajar con vuestros peques. A nosotros, por ejemplo, no nos importa combinar ambos métodos y recurrir a la fantasía cuando nos ayuda a trabajar con el niño aspectos complicados. Eso sí, lo que yo no fomento es que el peque crea de verdad que los animales hablan o que existen los seres fantásticos.

En la siguiente lista encontraréis muchos materiales para ayudar a los niños a gestionar sus emociones y canalizarlas a través de recursos lúdicos y educativos. De algunos de ellos ya os he hablado en posts anteriores, y de otros no. 😉

Podéis encontrar todos ellos en la tienda online de juguetes educativos Mumuchu, una de nuestras shop favoritas y con la que colaboramos en el blog. Así, si os gusta más de uno, podéis encontrarlos en el mismo sitio y ahorraros los gatos de envío. 🙂

Juegos para trabajar las emociones

La primera tanda de ellos es para niños a partir de los 2 años y hasta los 6, así que como veis podemos empezar a trabajar con ellos muy pronto y tienen bastante recorrido.

Emoticápsulas

Mi favorito es Emoticápsulas. Este juego de Miniland nos permite trabajar las emociones y valores con niños muy pequeños de forma divertida y muy sencilla. Contiene 5 cápsulas que expresan las emociones más básicas (alegría, tristeza, enfado, miedo y asco), lo que está muy bien para empezar. Las acompañan unas fichas que los peques han de asociar con cada cápsula y meter en su interior.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

El tamaño de cada cápsula y el número de fichas que le corresponden se relaciona con la frecuencia con la que las sentimos (o deberíamos sentirlas), que sería: alegría (porque lo normal en una persona sana es estar bien), tristeza (su opuesto inmediato), enfado, asco y, por último, miedo.

De esta forma el mensaje que transmitimos a los peques es que, aunque haya cosas que nos causen malestar o desagrado, al cabo del día siempre hay más motivos para sentir alegría que cualquier otra emoción.

Las cápsulas vienen con guía didáctica y tienen forma de matrioska: se abren por la mitad y se pueden guardar unas dentro de otras, por lo que todo el set ocupa muy poco espacio y resulta ideal tanto para jugar con ellas en casa, como en el baño (son de plástico) o de viaje.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Las emoticápsulas favorecen la identificación y desarrollan habilidades para la gestión de las emociones. El juego en sí solo incluye 10 tarjetas ya que la idea es que los niños puedan crear (dibujando, por ejemplo) sus propios motivos para tener alegría, asco, miedo, etc. y que el aprendizaje mediante el juego sea lo más personalizado posible. Si queréis ampliar las tarjetas podéis descargaros para imprimir de forma gratuita otras 100 tarjetas pinchando aquí.

Lo que deben hacer los peques es introducir en cada cápsula aquello que relacionan con esa emoción (dibujos, fotos, objetos, cartas escritas, etc.). Cada vez que se introduzca un objeto en una cápsula, deben explicar por qué lo hacen ya que la verbalización de una emoción es el primer paso para aprender a gestionarla.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

 

Cuanto se ha superado algún tipo de tristeza, enfado, asco o miedo, el niño puede sacar estos objetos de las cápsulas para dar a entender que ha superado el bache emocional.

Como la cápsula de la alegría será siempre la que más objetos acumule, esto reforzará positivamente su visión de todas las cosas que le hacen estar alegre cuando esté triste o enfadado.

Emotibloks

Los Emotiblocks también son de Miniland y son otra forma de familiarizarse con las primeras emociones a través de actividades de observación y manipulación. Está compuesto por 6 personajes que representan diferentes emociones. Juegos para trabajar las emociones con los niños

Sus piezas son intercambiables y nos permiten dotarles de personalidad con más de 100 combinaciones posibles.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

También tenemos unas fichas fotográficas que no sirven de modelo para representar con los personajes las emociones que expresan los niños de las cartas.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Con este kit, los niños pueden aprender a partir de los 2 años a reconocer los gestos faciales, identificar las emociones básicas, adquirir vocabulario y aprender valores como la tolerancia, empatía y diversidad racial. 

Los siguientes juegos para trabajar las emociones están indicados para peques a partir de los 3 años:

Emo Moggy

Emo Moogy es un juego de emociones en formato puzzle que ayuda a los niños a identificar las emociones y comunicar sus sentimientos a través de 11 piezas encajables y 8 tarjetas de emociones con los nombres en diferentes idiomas.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Conocer las emociones y sus causas permite a los niños solucionar pequeños conflictos emocionales que se producen entre ellos. Saber, por ejemplo, por qué nos sentimos alegres, tristes, sorprendidos, aburridos, satisfechos, enfadados, asqueados, asustados…

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Expresiones

Expresiones es un conjunto de piezas de madera con piezas para combinar y crear diferentes rasgos faciales y expresiones combinando las piezas de la boca, los ojos y el cabello.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Es un juego de asociación para aprender a identificar rasgos faciales y expresiones que permite tomar conciencia de los mensajes que nuestro cuerpo envía a los demás.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Incluye 15 piezas de madera con varios rasgos, 3 dados de madera, 1 hoja de ejemplos e instrucciones del juego.

Tortitas miedosas

Tortitas miedosas es un juego de mesa para trabajar los miedos infantiles y la expresión de emociones y sentimientos.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

El juego ayuda a reconocer situaciones en las que se puede sentir miedo, ofreciendo a los niños la oportunidad de expresarse y hablar sobre ello. También les ayuda a descubrir estrategias positivas para regular los estados de ánimo negativos.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

El detective de las emociones

El detective de las emociones es otro interesante juego para trabajar con los niños la expresión de las emociones y los sentimientos. 

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Una ruleta indica qué tarjeta con diferentes escenarios (casa, colegio, parque, calle, etc.), nos toca jugar y debemos acertar la emoción que describe la escena. Una lupa con efecto mágico permite ver la solución que se encuentra en la parte posterior de las tarjetas y las estrellas se otorgan cuando acertamos, indicamos que el caso está resuelto. 🙂

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Esta actividad es muy divertida y ayuda a reconocer las propias emociones así como las de los demás, verbalizarlas y descubrir estrategias para regular los estados de ánimo en diferentes contextos y situaciones del día a día.

MutKids

MutKids tiene varios juegos de cartas y de tablero interesantes para trabajar las emociones con los más peques. Para niños a partir de 3 años, tenemos estos:

Emo

Emo es un juego de 25 cartas para trabajar con los niños la expresión de las emociones y los sentimientos. En este caso, las emociones están expresadas en 5 idiomas: catalán, castellano, gallego, euskera e inglés.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Es un juego muy visual con preguntas muy concretas para que los niños encuentren una forma fácil y divertida para expresarse a través de las imágenes.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

La dinámica de juego es muy sencilla: se escoge una carta y se responde a la pregunta: ¿en qué momento sientes la emoción del dibujo? Otra manera de jugar es imitando el dibujo de la carta para que el resto de jugadores adivinen qué emoción se está interpretando.

Emociones a pares

Emociones a Pares es un juego de memoria donde hay que formar parejas de cartas iguales, orientado para aquellos niños que les cuesta expresar lo que sienten.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Está orientado no solo a niños, sino a todas aquellas personas de todas las edades que tienen dificultades en mostrar las emociones que les producen las distintas situaciones cotidianas, ya que sin darse cuenta se habla abiertamente de los sentimientos.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

 

Al formar una pareja de cartas, se describe brevemente cuándo se ha sentido el jugador así o se dialoga en relación a esa emoción. Así el niño va conociendo poco a poco las diferentes emociones y pone nombre a las que no sabía, de forma divertida y amena.

Kit de expresiones para mesa de luz

Este set de Caras con expresiones y sentimientos sirve para que los niños aprendan los diferentes sentimientos, emociones y expresiones. Incluye un póster con 13 expresiones o emociones con los nombres en inglés, 3 espejos con forma de siluetas de cara donde se refleja para que los niños observen sus propias expresiones, 13 caras transparentes de acetato que muestran expresiones faciales con diversos sentimientos o emociones, 3 siluetas de cara blancas de cartón grueso para usar a modo de pizarra con rotuladores lavables y 3 siluetas de cara transparentes de acetato en blanco, que se pueden usar a modo de pizarra para que los niños dibujen expresiones en ellas y luego las borren.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Este juego ayuda a los niños a que se comuniquen y relacionen más eficazmente con los demás. Gracias al material transparente de las caras, dejan traspasar la luz por lo que se pueden usar en las mesas de luz aunque también las podéis utilizar perfectamente sin este recurso.

A partir de 5 años, las posibilidades comunicativas y expresivas de los niños aumentan considerablemente. También los recursos para educar las emociones. 🙂

MutKids

Esta marca sigue teniendo recursos lúdico-educativos geniales para los niños “más mayores”. ;P

La Oca de las Emociones

En La Oca de las Emociones MutKids ha adaptado el clásico juego de la Oca para trabajar emociones, aprender a diferenciarlas y expresar cada emoción de forma divertida.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Como en la Oca tradicional, se va avanzando por el tablero y por el camino habrá que retroceder, bajar, subir y expresar emociones, estrechando así lazos de unión entre los jugadores.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

Es un juego de refuerzo positivo donde los abrazos y la expresión de las cualidades positivas de los jugadores aumenta la autoestima y la unión familiar. 🙂 Viene expresado en los idiomas: catalán, castellano, gallego, euskera, inglés, francés, alemán, italiano y portugués.

Juegos para trabajar las emociones con los niños

 

El Juego de las Emociones por su parte es un juego de 25 cartas para trabajar con los niños la expresión de las emociones y los sentimientos. Se basa en preguntas y frases para establecer y mejorar los vínculos emocionales. Permite trabajar las relaciones entre padres e hijos, terapeuta y cliente, psicólogos, educadores, trabajadores sociales…

Juegos para trabajar las emociones con los niños

En él se introducen las 4 emociones básicas del ser humano: la tristeza, la alegría, la rabia y el miedo. Incluye preguntas directas , frases para recordar emociones y sentimientos olvidados, propuestas de imitaciones (por ejemplo de animales) con las que trabajar la timidez y la introversión y propuestas de gestos para realizar y resaltar la emoción indicada en la carta.

Cuentos y álbums ilustrados

La literatura infantil ofrece una fuente inagotable de recursos para trabajar la inteligencia emocional de los niños. 

La mayoría de los cuentos que hablan de emociones y sentimientos ellos están dirigidos a niños a partir de los 3 años, pero por experiencia personal os aseguro que se puede comenzar a trabajar con ellos un poquito antes si al peque le gusta que le leamos cuentos en casa.

En este caso, podemos simplificar un poquito las historias y siempre que sean ilustradas, no habrá problema en mantener despierto el interés del niño. 🙂

Como los títulos en esta modalidad son infinitos, ya de antemano os advierto que en este recopilatorio no están todos los que son, pero como ya he reseñado muchos en el blog, esta vez os traigo un pequeño recopilatorio diferente.

Identificar y reconocer las emociones

No se puede hablar de emociones en cuentos sin mencionar El monstruo de colores. Esta pequeña maravilla de Anna Llenas permite, de forma muy visual y atractiva para los niños, empezar a identificar las primeras emociones.

Hace tiempo que nosotros reseñamos en el blog la versión pop-up de este bestseller infantil. La que os muestro hoy aquí es su versión sencilla, idónea para los más pequeños. 🙂

La historia nos muestra un monstruo que ha mezclado todas las emociones y se ha quedado un poco confuso y de esta guisa:

El Monstruo de Colores no sabe qué le pasa, se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Con ayuda de una niña, irá aprendiendo a identificar la pena, la alegría, el enfado, etc.

Este libro asigna a cada emoción, un color. Y finalmente nos ofrece un recurso estupendo para el aula o el hogar: crear botes en los que meter las diferentes emociones pintadas de colores.

La diversidad

Te quiero, casi siempre es una deliciosa historia de amor también de Anna Llenas que permite a los niños entender por qué una misma característica de una persona hace que a veces nos guste y otras nos moleste.

También habla de la diversidad y la atracción de los polos opuestos a través de la historia de Lolo y Rita. 🙂

Los complejos y el amor propio

 

Malena ballena es una historia que nos ayuda a deshacernos de los complejos y ganar confianza en nosotros mismos.

En este caso, ayuda a los peques a quererse a sí mismos tal y como son.

Ser o sentirse diferente

Desde su publicación, Elmer ha conquistado el corazón de miles de niños. Elmer no es como los otros elefantes de su manada, es diferente: es un elefante de colores al que le encantaría ser igual que los demás pero a veces es necesario detenerse a pensar sobre el valor de la diferencia… 

Pero a Elmer no le hace ni pizca de gracia ser así, más bien está harto de ser distinto, así que un día decide escaparse de la manada y buscar un remedio para poder tener el mismo color de piel que los demás…

Mudarse de casa o hacer algo nuevo

Mi nueva casa ayuda a los peques a gestionar el temor que siempre da hacer cosas nuevas por primera vez y cambiar de hábitos. Por ejemplo: vivir una mudanza puede ser toda una aventura, y que lo nuevo, aunque de miedo, puede ser emocionante.

Pertenecer a una familia

Mamá ya viene ayuda a los niños a superar la ansiedad por la separación a través de la historia de una niña que teme que su mamá, que es muy despistada, se olvide de ella.

Las sobredimensionadas ilustraciones de Laure Monloubou y un texto fiel a la lógica y psicología infantil, constituyen la combinación perfecta para abordar con sensibilidad y humor un miedo muy común entre los peques: el miedo a ser abandonados.

Amar y ser amado

Adivina cuánto te quiero es otro bien merecido bestseller infantil que ayuda a los niños a descubrir el modo de expresar el tamaño y la magnitud de los sentimientos que tenemos cuando queremos a alguien mucho, mucho, mucho. Pero como nos muestra esta maravillosa historia, el amor no es algo fácil de medir.

La máquina de fabricar besos también resalta la necesidad de amor que tenemos todos. Nos habla de la tristeza, la soledad y la necesidad de amar y sentirnos amados.

Los celos

Con Te quiero hermanito los peques aprenderán que pueden compartir a sus padres sin que el amor y la atención de estos disminuyan lo más mínimo.

El rey de la casa nos muestra la historia del príncipe destronado a través de las aventuras de un gato y un perro que tendrán que aprender a compartir espacio y convivir juntos donde antes solo uno de ellos era el rey de la casa.

El niño nuevo nos muestra, desde la perspectiva de un niño pequeño, cómo cambia su mundo cuando llega un hermanito a casa y qué sentimientos provoca pasar de ser hijo único a tener hermanos.

Hiperactividad

Topito terremoto también es de Anna Llenas. En esta ocasión, nos muestra una historia sobre la hiperactividad y cómo aprender a canalizar esta desbordante y luminosa energía. Está escrito sin prejuicios y desde el amor, para que los más pequeños empiecen a sentirse bien con ellos mismos.

A Topito le dicen que es: inquieto, hiperactivo, nervioso, pesado, impulsivo… y le ponen muchas etiquetas que hacen que se sienta muy triste. Sus padres deciden llevarlo a la Maga del Bosque, que hará que el niño aprenda a canalizar toda esa energía y se quiera tal y como es.

A partir de 6 años ya podemos disponer de otros títulos para primeros lectores, con historias más elaboradas y líneas argumentales más complejas.

El trabajo en equipo, la ayuda de los demás

Cuando la tierra se olvidó de girar muestra la importancia de la unidad del grupo en la superación de dificultades.

Amistad y amor incondicional

 

Kiwi muestra el amor incondicional y la amistad como pilares básicos de la existencia.

Superación de los miedos

Gustavo y los miedos trata el tema de los miedos y temores en niños más mayores y nos ofrece una estupenda herramienta para combatirlos y no dejar que nos hagan sentir mal: el sentido del humor.

 

Un monstruo muy triste nos muestra como a veces las cosas no son lo que parecen a través de la historia de un monstruo que tiene más miedo que la niña debajo de cuya cama vive. Una historia sobre no juzgar las apariencias, la diversidad y el miedo a lo desconocido.

La frustración

 

El paraguas rojo enseña a los niños a superar el sentimiento de frustración a través de la historia de una niña que no está acostumbrada a que las cosas no salgan como ella quiere hasta que un buen día debe enfrentarse a un deseo frustrado.

Los celos y el cambio de hábitos

 

Malvadita es una brujita que está celosa porque ha tenido un hermanito y además, ha empezado a ir al cole y se enfrenta a un montón de situaciones nuevas.

Ser diferente y buscar el camino propio

El niño que no sabía jugar al fútbol nos muestra la historia de Rodolfo, un niño al que no le gusta ni se le da bien jugar al fútbol aunque todos a su alrededor se empeñen en que aprenda. Pero Rodolfo sabe hacer otras cosas: posee la magia de las palabras y es capaz de tocar el corazón de las personas. Un emotivo libro que anima a los niños a encontrar su propio camino.

 

Papel en blanco es el nombre del único habitante diferente de Mundo de Papel: no lleva nada escrito en su cuerpo y, por tanto, es el único que no sabe qué hacer con su vida. Para encontrar su destino emprende un largo viaje: una aventura que le llevará a conocer distintos personajes y distintos mundos: el de plástico, el de madera, el de fuego…

Responsabilidad, acciones y consecuencias

 

El secreto de Lena nos muestra a una niña a la que no le gusta que sus padres la desobedezcan. Como os podéis imaginar, eso ocurre muy a menudo, por lo que Lena decide tomar cartas en el asunto y acudir a un hada para que lo solucione.

Pero a veces es imposible pronosticar las consecuencias de nuestras propias acciones, sobre todo si no reflexionamos bien antes de realizarlas. Entonces, puede que el remedio sea peor que la enfermedad…

One thought on “Recursos para trabajar las emociones con los niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.