Isofix o cinturón de seguridad

Seguridad Infantil: ¿Isofix o cinturón de seguridad?

En España este tema genera mucha confusión: ¿qué sillas de coche son más seguras? ¿las que tienen Isofix o las que utilizan el cinturón de seguridad? Se suele considerar el sistema Isofix como el sistema más seguro de anclaje, pero no es cierto. Disponer o no de él no es un factor que afecte tanto como pensamos a la seguridad de una silla.

Isofix vs Cinturón de seguridad

Todo el mundo sabe qué es un cinturón de seguridad, pero ¿en qué consiste exactamente el sistema Isofix? Este es un sistema de anclaje de las sillas de coche de seguridad infantil a los vehículos mediante unos conectores que la enganchan a los asientos traseros de manera que la silla queda anclada a nuestro vehículo, evitando así su desplazamiento en caso de frenazo, choque, golpe o accidente.

Isofix o cinturón de seguridad

Ahora bien, la seguridad de una silla no está determinada por el sistema de anclaje al coche sino por otros muchos factores que, en su conjunto, constituyen una solución de retención y seguridad infantil que puede ser de calidad alta, media o baja.

El sentido en el que se instala la silla, por ejemplo, es el factor más determinante en cuanto a su seguridad (las sillas a contramarcha son 5 veces más seguras). Otras variables son su diseño (no en el sentido estético, sino funcional), la calidad de sus materiales, su material de absorción de impactos, si lleva o no pata de apoyo, low tethers o puntos de anclaje extra que incrementan la estabilidad y hacen que el niño viaje aún más seguro y sin moverse, etc.

Al igual que sucede con los modelos que se instalan con cinturón de seguridad, en las sillas con Isofix hay modelos mejores que otros. Pero un buen modelo que se instale únicamente con cinturón de seguridad nos ofrecerá unos excelentes resultados de sujeción, sin nada que envidiar al mejor de los modelos con sistema isofix.

De hecho, el cinturón de seguridad es el sistema de seguridad pasivo que más vidas ha salvado en todo el mundo.

Otro ejemplo de lo bien que funciona está en las duras pruebas a las que se someten los suecos (país a la cabeza de la seguridad infantil en el coche) a las sillas de coche a contramarcha (que son las únicas permitidas en este país hasta los 18 kgs. o los 4 años).

Las sillas que superan el Plus Test (las pruebas suecas de seguridad) lo hacen por dos motivos:

  1. Porque solo se pueden instalar de espaldas a la marcha (las que se instalan en el sentido de la marcha nunca superan el test).
  2. Y porque con independencia de su sistema de anclaje al coche (Isofix o cinturón) superan la prueba sin presentar incidencias en seguridad.

¿Por qué entonces este empeño en destacar el sistema Isofix como algo más seguro? Lo ignoro. Puede que se deba a la confusión, el desconocimiento o el marketing. Pero si nos fijamos solo en los hechos, estos determinan que las estadísticas en seguridad siguen siendo las mismas con independencia del sistema de anclaje al coche.

Así que si, un modelo nos gusta por sus ventajas en cuanto a seguridad, no es tan importante fijarnos en si se instala con o sin Isofix y sí en otras variables como:

  • Si está bien instalada (primordial).
  • Si es el más adecuado a la edad, talla y peso de nuestro hijo (igualmente fundamental).
  • Si el niño viaja en una posición cómoda y no se le cae la cabeza hacia delante cuando duerme (ya que la silla admite los grados de inclinación necesarios para que esto no suceda).
  • Si nos entra en el coche.
  • Si es el más adecuado para el asiento en el que la queremos instalar.
  • Si vamos a cambiar mucho la silla de sitio o de vehículo, etc.

En definitiva, ¿en qué nos podemos basar para elegir una silla con Isofix o con cinturón? Pues sencillamente, valorando los pros y los contras de cada sistema en función de nuestras necesidades.

Isofix o cinturón de seguridad

Ventajas e inconvenientes del sistema Isofix

¿Qué ventajas ofrece entonces el sistema Isofix?

  • La principal es que su sencillez de instalación minimiza el riesgo de una instalación incorrecta. Esta es, en realidad, su gran ventaja.Las sillas infantiles que se instalan con el cinturón de seguridad del vehículo se instalan a menudo de forma incorrecta. Sin embargo, el Isofix es un sistema rápido y fácil que nos permite instalar de forma correcta una silla infantil a nuestro coche con tan solo un clic. No hay que hacer nada más para que la silla se acople firmemente al vehículo. En este sentido, sí supone un plus de seguridad que se relaciona, no con el sistema de anclaje en sí mismo, sino con el uso que le damos.
  • También es un sistema más flexible. Ya que su anterior característica nos permite pasar la silla infantil de un vehículo a otro con mayor facilidad y rapidez.

Como todo en esta vida, el sistema Isofix tiene sus pros y sus contras:

  • El sistema Isofix está homologado solamente para sillas de niños hasta 18 kg. Es decir, la sujeción que ofrece es excelente para un rango de peso de hasta 18 kilos. Pero no más allá. Así que nos ofrece menos tiempo de uso. Los modelos de sillas de auto para grupos 2/3 que se etiqueten como Isofix incorporan un sistema compatible para su uso con cinturón ya que deben comenzar a anclarse con el cinturón de seguridad del automóvil como sistema de retención a partir de los 18 kilos. A partir de ese momento la ley nos obliga a utilizar el cinturón pudiendo además, y como plus a su seguridad y versatilidad, conectar el dispositivo de anclaje Isofix de forma conjunta (pero no exclusiva). Por lo tanto, cualquier silla grupo 2 (hasta 25 kilos), llevará siempre anclajes con cinturón de seguridad, aunque algunas además lleven Isofix (hasta 18kg).
  • Otro inconveniente es que las sillas con Isofix son más caras que las sillas diseñadas para instalarse con el cinturón de seguridad del vehículo (comparando gamas iguales, claro).
  • También, por lo general, son sillas más voluminosas y pesan más que las sillas diseñadas para instalarse con el cinturón de seguridad del vehículo.
  • Por último, aunque la mayoría de los vehículos fabricados en los últimos 10 años disponen de anclajes Isofix, todavía hay coches que no pueden usarlas.

Ventajas e inconvenientes del cinturón de seguridad

Como ventajas principales, las sillas que se instalan con cinturón de seguridad:

  • Su mayor ventaja, desde mi punto de vista, es que un sistema más duradero en el tiempo que permite seguir usándose a medida que nuestros hijos crecen, ya que es capaz de retener con seguridad más kilos de peso. Esto resulta especialmente interesante en el caso de las sillas a contramarcha.
  • Las sillas de seguridad infantiles que utilizan el cinturón de seguridad como sistema de retención, son sillas compatibles con todos los modelos de coches.
  • Son sillas menos voluminosas y más ligeras, ya que prescinden de la plataforma que en su base precisan las sillas que tienen Isofix incluido en ellas.
  • Son sillas más económicas, aún en los casos en los que estemos comparando las gamas más altas.

¿Y cuáles son los inconvenientes del cinturón de seguridad?

  • Es algo más aparatoso de instalar y se requiere más tiempo. Aunque los modelos de sillas incorporen instrucciones detalladas y la propia silla tenga “guías” por donde deba pasar la correa, precisan algo más de tiempo y esfuerzo en su instalación que un solo clic.
  • Presenta mayor posibilidad de cometer fallos en su instalación. Las estadísticas nos demuestran que 8 de cada 10 padres inexpertos instalan las sillas infantiles de forma incorrecta cuando usan el cinturón de seguridad del vehículo. Esto reduce de forma alarmante la protección que ofrece la silla al niño en caso de accidente. Da igual lo buena y segura que sea la silla de nuestro hijo. Si no está bien instalada, no sirve para nada.

Isofix o cinturón de seguridad

¿Qué sistema escojo? ¿Cuál es mejor para mi hijo? ¿Cuál se adapta mejor a nuestras necesidades?

Por todo lo anteriormente expuesto, si estáis pensando en adquirir una silla que deba trasladarse a menudo de un coche a otro quizás sea más conveniente para vosotros adquirirla con Isofix. También si es una silla para el coche de los abuelos, ya que la sencillez del sistema les facilita la adecuada instalación de la silla.

En cambio si tenéis poco espacio en el coche, queréis instalarla en el asiento central (si vuestro coche y la silla admiten esta posibilidad), vuestro hijo es grandote y queréis que pueda usar la silla y esté cómodo en ella durante más tiempo, es mejor que optéis por un modelo cuya instalación se haga con cinturón de seguridad o tenga ambos sistemas.

También, si vuestro presupuesto es limitado, es interesante que contempléis la opción del sistema de retención con cinturón, ya que os permitirá optar a sillas de gama más alta y mejores prestaciones que sus homólogas más caras con Isofix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *