Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Mesa de luz Ticumiku: jugar, experimentar y aprender con la luz y el color

La mesa de luz es uno de los materiales estrella de la pedagogía Reggio Emilia. Usada tanto en los hogares como en las escuelas, es un recurso manipulativo y sensorial que ofrece a los peques infinitas posibilidades para jugar y aprender con la luz como protagonista.

¿Qué es una mesa de luz?

La mesa de luz es un material de juego sensorial afín a la pedagogía Reggio Emilia que consiste en una caja de madera con base luminosa que permite al niño divertirse y aprender mediante la experimentación, la exploración y el juego con la luz como protagonista.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

En la actualidad, y con el cada vez mayor auge de las pedagogías respetuosas con la infancia, es un recurso que se ha hecho enormemente popular y su uso se ha extendido tanto por los hogares, como por las escuelas.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Las mesas o cajas de luz varían en función de su tamaño, forma, volumen o la posibilidad de cambiar sus colores y modificar su intensidad.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

La nuestra es la mesa de luz de Ticumiku que es artesanal y, como podéis ver en las imágenes, tiene un formato cuadrado bastante compacto, pero también tienen disponibles en su tienda online otros muchos modelos de mesas de luz.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Todas las mesas de luz de Ticumiku incluyen mando de control remoto, cambian de color y tienen distintos efectos. 🙂

Todas las mesas de luz de Ticumiku incluyen mando de control remoto, cambian de color y tienen distintos efectos. :)

Todas las mesas de luz de Ticumiku incluyen mando de control remoto, cambian de color y tienen distintos efectos. :)

Todas las mesas de luz de Ticumiku incluyen mando de control remoto, cambian de color y tienen distintos efectos. :)

La versatilidad y capacidad de adaptación a las diferentes etapas evolutivas de las mesas de luz, así como a las distintas necesidades de aprendizaje del niño en cada una de ellas, convierten las mesas de luz en un material estrella lúdico y educativo.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Cómo usar la mesa de luz

La mesa de luz se puede utilizar con una enorme gama de materiales, tanto si son accesorios para la mesa de luz específicamente, como elementos naturales que los peques sientan curiosidad por descubrir y estudiar.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Su uso es muy intuitivo: basta con encenderla para que su superficie se ilumine. Después, colocamos encima los objetos (generalmente traslúcidos) para que la luz se filtre a través de ellos.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Así el peque puede estudiar sus contornos, sus detalles, el efecto y comportamiento de la luz y el color en ellos, superponer materiales para observar el resultado de las mezclas de color, experimentar con sus texturas

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Si, como la nuestra, incluye un mando de control remoto y diferentes opciones de luz y color para poder cambiar los colores, estudiar las gamas de tonalidad de cada uno de ellos, disfrutar de diferentes efectos de transición o modificar la intensidad de su brillo, los peques se divertirán mucho más con ella (como podéis ver el en el vídeo al comienzo del post) y además aprenderán la relación causa y efecto manipulando sus botones. 🙂

Todas las mesas de luz de Ticumiku incluyen mando de control remoto, cambian de color y tienen distintos efectos. :)

Infinitas posibilidades de juego y aprendizaje

El juego con la mesa de luz puede ser tanto libre como guiado. Como ya sabéis, yo soy partidaria de dejar que los peques desarrollen el juego libre e intervenir lo menos posible. Esta es mi opción favorita, sobre todo, en los primeros acercamientos del niño al material de juego.

Explorando por su cuenta con la mesa de luz los peques satisfacen su curiosidad innata, desarrollan su creatividad, sus habilidades psicomotoras, su capacidad de auto-aprendizaje y obtienen una valiosísima información a través de la vista y el tacto.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Prácticamente cualquier elemento es susceptible de poder ser utilizado con la mesa de luz. En una primera etapa, podemos complementarla con todo tipo de elementos traslúcidos: letras, números, figuras de animales, personas o transportes, caritas que expresen diferentes emociones, figuras geométricas, paletas de colores primarios, bloques de construcción traslúcidos, etc.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Los materiales siempre serán transparentes, para poder filtrar la luz a través de ellos, y se podrán superponer para estudiar las mezclas de color.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

O bien podemos estudiar cómo son las hojas de los árboles, las plumas de las aves, las legumbres, verduras y hortalizas… a su trasluz. 🙂

También podemos colocar encima una bandeja de cristal o plástico transparente para crear bandejas sensoriales con agua, gelatinas de colores, arena, harina… para experimentar con el tacto y la vista o practicar el trazado de formas, letras y números con el dedo sobre arena o harina. 🙂

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Más adelante, la mesa de luz también puede convertirse en un complemento fantástico como apoyo académico, que puede servir para el estudio de la botánica, los planetas, las matemáticas manipulativas… Y eso por mencionar solo algunos ejemplos. 🙂

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Para tal fin podemos emplear los mismos elementos que utilizábamos en una primera etapa, prolongado su vida útil: contadores, figuras geométricas traslúcidas, plantillas y formas transparentes (stencils) o de nuevo elementos naturales (como minerales, caracolas, conchas y hojas, flores y pétalos que siempre podemos recoger en el parque, la montaña, el campo o la playa).

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Estas son solo algunas ideas, porque como os he dicho  sus posibilidades son infinitas y el único límite es nuestra imaginación. En el blog de Ticumiku podéis encontrar muchas ideas para hacer actividades con la mesa de luz. 🙂

Accesorios para la mesa de luz e ideas de juego

Existe una enorme variedad de accesorios para la mesa luz que también se pueden utilizar de forma independiente, es decir: sin tener la mesa.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Todos ellos son siempre materiales manipulativos y traslúcidos muy versátiles y sencillos que no requieren (en la mayoría de los casos) una gran inversión.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Voy a haceros un pequeño recopilatorio con algunos de los principales, empezando por enseñaros de los que sacamos nosotros en el vídeo:

Los contadores. Son pequeñas fichas circulares. En Ticumiku las podéis encontrar tanto completamente de plástico, como los nuestros, como con los bordes metálicos que también son muy chulos y crean un efecto precioso a trasluz.

Es uno de mis recursos favoritos por sus múltiples posibilidades ya que es un material tan simple y desestructurado que los podemos utilizar para todo lo que queramos: aprender a sumar y restar, podemos realizar mosaicos con ellos, agruparlos para dibujar caritas, flores, letras, palabras, etc.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

No pesan absolutamente nada, son planos, vienen en packs de muchas unidades de colores variados y tienen el tamaño perfecto para pequeñas manitas. A los peques les encanta agruparlos, seriarlos y clasificarlos por colores, así como superponerlos para observar el color que resulta de la superposición de tonalidades. Eso sí, debéis tener cuidado con los más peques y los que aún no han pasado la etapa de experimentación con la boca porque son del tamaño de botones.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Bloques de colores. Los hay de muchas formas y colores. Los nuestros son de Ticumiku y nos encantan porque son artesanales y de colores fluorescentes, pero también tienen otros kits diferentes en la shop. Ya os enseñamos nuestro pack hace meses en este post y he de decir que mi hijo no ha dejado de jugar con ellos desde que entraron en casa, tanto sin mesa de luz como con ella.

bloques de colores Ticumiku

A los niños les encanta observar el mundo a través de sus ventanas de metacrilato y ver como todo cambia de color a su alrededor. Mi hijo se parte de risa experimentando con ellos. 🙂 No pesan, están fabricados artesanalmente y el marco proporciona un buen agarre para sus manitas.

bloques de colores Ticumiku

Sirven para experimentar con los cambios de color y también para apilar, encajar y construir. Ahora, como complemento a la mesa de luz, los estamos disfrutando el doble. 🙂 Mi hijo les da dos utilidades: la primera, apilar y construir.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

La segunda, encajarlos a modo de puzzle o tetris de colores. Como veis, la imaginación de los niños es mucho más rica que la nuestra. 🙂 En mi opinión es un tesoro que merece la pena preservar y cultivar.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Aprovecho para comentaros, porque se aprecia en las imágenes, que todos estos materiales de plástico o goma traslúcidos se llenan en seguida de huellitas, pero que se limpian súper fácil pasándoles por encima (con cuidado para no rallarlos) una toallita o paño suave húmedo. 😉

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Stencils. Los stencils son plantillas con siluetas o formas de plástico o goma. Es otro recurso súper económico para las mesas de luz y hay tantísima variedad de ellos (animales, plantas, figuras humanas, mapas, caras, formas geométricas, etc.) que multiplican las posibilidades de aprendizaje de los peques “¡hasta la luna y vuelta!”, como dice mi hijo. XD

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Nosotros tenemos 3 kits con forma de animales de granja, de mar y de transportes. La iluminación de la mesa de luz favorece que el peque focalice la atención sobre las formas monocromáticas, identifique mejor las siluetas y formas y aprenda los nombres. 🙂

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Alfabetos y números. Es otro de los recursos más habituales. Las letras y los números son mucho más divertidos de aprender jugando con la luz y el color. La mesa de luz ayuda a los niños a numerar, sumar y restar.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Las letras de colores, en mayúsculas o minúsculas, también se utilizan para jugar a ordenar el abecedario o formar palabras.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Bloques sensoriales. Los bloques sensorial son una variante de los de colores transparentes pero en su interior tienen diversos materiales (bolitas, arena, agua, purpurina) que hacen que la experimentación con la luz sea mucho más interesante y estimulante.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Materiales de construcción traslúcidos. De piezas tan variadas como divertidas: formas planas de encaje, juegos magnéticos, ladrillos… Todos ellos de brillantes colores traslúcidos que dejan pasar la luz a través de sus materiales. Construir sobre una mesa de luz es una experiencia completamente diferente. Si además la mesa cambia de color transforma por completo las tonalidades de las creaciones.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Espejos y lupas. Para complementar con elementos naturales y observar mejor sus detalles. Si nunca habéis probado a observar de cerca una pluma o reflejar una simple piedra hasta el infinito mientras la luz y los colores cambiantes iluminan el resultado desde abajo… ¡No sabéis lo que os perdéis porque explorar la naturaleza nunca fue tan divertido! 😀

Paletas de colores primarios. Para los más peques de la casa aprender los colores y las mezclas resultantes entre ellos es mucho más divertido y sencillo si lo hacen experimentando con ellos de forma real y tangible. 🙂

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Rotuladores especiales. Los rotuladores de tiza líquida para cristal se limpian fácilmente con una toallita húmeda y los peques disfrutan de lo lindo punteando siluetas, escribiendo o dibujando sobre la superficie de su caja iluminada. La tinta adquiere colores mágicos con la intensidad de la luz y podemos ver como cambian de color los dibujos cambiando los colores de la mesa de luz.

Figuritas de goma. La luz se filtra fácilmente a través de la goma y los peques pueden desarrollar el juego simbólico sobre la mesa de luz con sus muñequitos. Mejor si son traslúcidos o de colores neón.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Elementos naturales y alimentos. Bandejas de cristal con agua, gelatina de colores, arena, harina, sémola de trigo, legumbres, pasta o arroz. Es fácil aprovechar las cosas que tenemos en casa para crear bandejas sensoriales y permitir a los peques disfrutar con diferentes texturas al tiempo que desarrollan y estimulan sus sentidos. También hojas, flores, pétalos, insectos, minerales… La superficie iluminada actúa como una máquina de rayos x y los peques podrán ver sus estructuras interiores.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Y si estáis pensando en sorprender a los peques, sois una escuela o queréis hacer un regalo especial, en la tienda online de juguetes educativos Ticumiku tienen un súper pack que incluye: 1 caja de madera guarda tesoros, 1 juego de construcción PowerClix, 12 bloques sensoriales, 5 láminas de colores transparentes, 6 flores de colores transparentes, 100 monedas de contorno magnético, 2 frascos de experimentación, 1 juego de construcción Clip-It, 4 rotuladores de tiza, 1 set de números translúcidos, 1 set de letras de colores variados y 1 lupa extra grande de madera. ¡Más completo imposible!

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Y como ellos están especializados en la fabricación de mesas de luz y accesorios para ellas, también podéis encontrar un kit de patas para la mesa de luz que convertirán fácilmente la caja de luz en una auténtica mesa elevada para disfrute de los peques.

O si sois de los que preferís hacer las cosas con vuestras propias manos, en su shop también encontraréis todos los materiales necesarios para hacer una mesa de luz diy. 😉

Beneficios de la mesa de luz para los niños

Los beneficios de la mesa de luz para los niños (incluso para los adultos ¡y los abuelos!) son tan variados como maravillosos:

  • Desarrollan todo el potencial creativo y la imaginación fomentando el juego libre.
  • Potencian la exploración y experimentación científica.
  • Fomentan un juego completamente manipulativo, en el que el único protagonista es el niño y desarrollan como pocos materiales su interacción con los diferentes elementos.
  • Suponen un fuerte estímulo sensorial donde la vista y el tacto son fundamentales.
  • Son una gran fuente de relajación para los niños. Trabajar con las manos y observar los colores, así como sus transiciones lentas les hace liberar tensiones, calma el nerviosismo, les hace liberar estrés y tiene un poderoso efecto calmante y terapéutico. Son una actividad perfecta para realizar antes de ir a la cama.
  • Favorece el enfoque, la atención, la paciencia y la concentración. La luz ayuda al peque a centrar la mirada y las manos en aquello que está manipulando lo que motivan que se concentren y culminen la actividad con mayor éxito.

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Además de todas sus anteriores ventajas, la magia que generan la luz y el color convierten el aprendizaje en una actividad placentera, estimulante y divertida. 🙂

¿Por qué nos gusta la mesa de luz de Ticumiku?

A nosotros nos gustan las mesas de luz de Ticumiku porque son artesanales y respetan el medio ambiente. Están fabricadas en España y para su fabricación se utilizan materiales de km0. Su estructura es de madera de castaño, muy resistente y de textura agradable al tacto.

Otro factor importante es que son seguras y están fabricadas con materiales que no ponen en riesgo la salud de nuestros hijos (de hecho, están recomendada para niños a partir de 18 meses).

Por ejemplo: todas las esquinas están redondeadas para evitar golpes y el panel de metacrilato tiene el grosor necesario (5mm) para aportar una luz segura para la visión de los más pequeños. Además, es de alta resistencia a golpes.

También nos gusta mucho que ofrezcan la posibilidad de cambiar de color. Y no solo eso, sino que los peques pueden descubrir y experimentar con todas las tonalidades de cada color.

Además, funcionan con mando a distancia para cambiar colores e intensidad de la luz (16 colores diferentes y 5 niveles de intensidad). La iluminación LED de la mesa de luz está formada por 1000 luces LED RGB de baja energía y se distribuye de forma uniforme por toda la superficie.

También incluyen una variada gama de efectos de luz y color como transiciones de color automáticas, de velocidad lenta, rápida, etc.

Las mesas de luz de Ticumiku Toys son portátiles y admiten una temperatura de trabajo de -20° a 50° ¡por lo que prácticamente pueden ser utilizadas en cualquier lugar del mundo!

Y si aún así algo falla, se estropea, deja de funcionar como debería o se rompe, siempre tenemos la tranquilidad de que Ticumiku ofrece 5 años de garantía para sus mesas de luz. 😀

Mesa de luz y accesorios Ticumiku

Además, en su página web dan la opción de convertirse en “Mamifan” de Ticumiku Toys y conseguir de esta forma un 10% en todas tus compras. 😀

¿A quién le recomendamos la mesa de luz?

Las mesas de luz se pueden utilizar desde los 18 meses (incluso antes) aunque algunos fabricantes marcan el límite de edad apropiado para jugar con ellas en los 2 años. No es el caso de las mesas de luz de Ticumiku, que pueden manipular (bajo supervisión de un adulto) incluso los bebés de año y medio.

A todos los peques les divierte y fascina la luz y el color. Algunos de los materiales tienen el tamaño y las proporciones adecuadas para que incluso los más pequeñitos de la casa puedan manipularlos sobre una caja de luz para observar pasar la luz a través de ellos o disfrutar de los cambios de color.

Pedagogía Reggio Emilia

“Si se hacen cosas reales, también son reales sus consecuencias. Es decir, las ideas surgen a partir de los acontecimientos y experiencias reales, dando lugar a respuestas y conclusiones reales.”

Reggio Emilia es una experiencia educativa que nació en 1945 en el norte de Italia y debe su nombre a la ciudad en la que surgió: Reggio Emilia. Es reconocida mundialmente como una de las mejores propuestas educativas para primera infancia. No en vano, la Escuela de Educación de Harvard la estudia como modelo de grupos de aprendizaje.

Se centra en los siguientes principios básicos:

1. El niño como protagonista (primer maestro): todos los niños y las niñas el potencial, la curiosidad y el interés innatos necesarios para construir su propio aprendizaje a través de sus propia interacción y experiencias con el entorno. Esto les permite aprender de forma espontánea, divertida y sin necesidad de reglas o planificación. Los niños aprenden mediante el juego y la experimentación. Es así como convierten la tarea de aprender en puro gozo. No se puede ni debe forzar su aprendizaje o coartar su creatividad natural: “Nada sin alegría”.

2. El docente es un colaborador, un guía y un investigador (segundo maestro): los docentes acompañan y orientan a los niños en la exploración de temas, proyectos, investigaciones y en la construcción de su aprendizaje pero sin romper su autonomía ni reglar sus actividades. Debe estar en continua formación y propone actividades y proyectos partiendo de los intereses de los niños. También ha de saber escucharles y documentar todo lo que pasa en el aula.

3. El espacio como tercer maestro: el diseño y el uso del espacio es importante ya que promueve las relaciones, comunicaciones y encuentros. Reggio Emilia considera que un espacio bien preparado y con los estímulos adecuados actúa también como maestro. Por tanto, la organización del entorno físico es crucial. En la filosofía Reggio Emilia hay un orden y una belleza implícitos en el diseño y en la organización del espacio, el equipo y los materiales en una escuela. Cada esquina de cada espacio tiene su identidad y propósito, y se crean ambientes preparados que inviten al aprendizaje, la experimentación, la comunicación y la investigación. Cada aula suele estar tematizada y en tanto los pasillos también forman parte de la escuela, también pueden y deben tener elementos que impliquen a los niños y les ayude en su desarrollo. Y quizás lo más hermoso de este punto es que los niños pueden circular libremente por las aulas y los pasillos de las escuelas ya que ellos son su razón de ser y ambos espacios les pertenecen.

4. Las familias como aliadas: la participación de las familias es vital y toma distintas formas. Los padres tienen un rol activo en las experiencias de aprendizaje de los niños, son el principal agente educador, y de ellas depende en su mayor parte el bienestar de los niños. Por tanto, se hace vital su implicación total y activa en la escuela.

5. La documentación pedagógica: la documentación tiene mucho objetivos: es la forma de hacer visibles a los niños como co-constructores de cultura y conocimiento, hace a los padres conscientes de las experiencias de sus hijos, permite a los docentes entender mejor a los niños, evaluar su propio trabajo y compartirlo con los colegas, etc. Para realizar la documentación pedagógica hay que saber escuchar, observar e interpretar a los niños: ‘”Las cosas de los niños y para los niños se aprenden solo de los niños”.

El fundador de Reggio Emilia es Loris Malaguzzi, un maestro y pedagogo italiano que fue el iniciador e inspirador de la metodología educativa de las escuelas de Reggio Emilia.
reggio emilia
Dedicó toda su vida a la construcción de una docencia de calidad y respetuosa con la infancia en la cual se escuchaba, se respetaba y se tenían en consideración las potencialidades de los niños y niñas.
Loris mantenía que ”los niños tienen 100 maneras de expresarse, pero les robamos 99″. Según él, el método subestimaba a los niños, los encasillaba, no los dejaba expresarse, ni experimentar, ni aprender por sí mismos.
Uno de los aspectos más destacados y característicos de su postulado fue su idea de “Los cien lenguajes del niño”. Al describirlos, Malaguzzi reconoce todas las maneras diferentes que tiene el niño de interpretar el mundo y representar sus ideas y teorías acerca de él.

2 thoughts on “Mesa de luz Ticumiku: jugar, experimentar y aprender con la luz y el color

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable »Tania Losada Muñoz
Finalidad » Gestionar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1 dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1and1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.