Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon: ¡tu imaginación puede llevarte a la luna!

Un niño y 7 piezas de madera de haya con las que formar una escalera para llegar desde la tierra hasta la luna… Chalking to the Moon es el nuevo miembro de la familia de juguetes respetuosos con la infancia de Wodibow. Juguetes sin pilas que favorecen el desarrollo sano y feliz de nuestros hijos.

Wodibow amplía su familia de juguetes respetuosos con la infancia

¡Esta temporada Wodibow, una de nuestras marcas favoritas, viene cargada de novedades! El fabricante de juguetes español, que se caracteriza por sus slow toys ecológicos de madera, presenta nuevos diseños y aumenta la gama y variedad de sus Chalking, un juego respetuoso que se ha hecho enormemente popular por fomentar la creatividad y el juego de calidad de los más peques.

Chalking to the Moon de Wodibow

La familia Chalking crece y este año cuenta nada más y nada menos que con 6 nuevos miembros que se suman a las 3 versiones del juego ya existentes. En total, 9 fantásticas variedades que fomentan el desarrollo y el aprendizaje de nuestros peques.

Y ahora más que nunca, porque las nuevas modalidades permiten a los peques aprender conceptos y leyes físicas mientras juegan con el equilibrio, la resistencia, la gravedad, las matemáticas, el lenguaje o el paso del tiempo. Imaginar y crear, es la base de estos juguetes.

Chalking de Wodibow
Chalking Art, para crear esculturas.

 

Chalking de Wodibow
Chalking MyWay, para crear caminos y carreteras. Combinado con Chalking, Chalking Incolour y/o Chalking XL se crean ciudades y pueblos con coches, jardines y personas.

 

Chalking de Wodibow
Chalking Sumouse: sumar con ratones.
Chalking de Wodibow
Chalking About: vamos a dialogar.
Chalking de Wodibow
Chalking O’Clock, para aprender las horas.

Sus piezas de madera de haya con pintura de pizarra ofrecen una gran versatilidad en el juego libre de los más pequeños de la casa.

Chalking to the Moon de Wodibow

Y todos sus kits incluyen un paquete de tizas de colores para que además los peques puedan personalizar su juguete dibujando y pintando, dos actividades creativas que tienen múltiples beneficios para ellos.

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Gracias a la amabilidad de Wodibow, nosotros hemos podido probar en casa una de estas nuevas variedades de Chalking (una muy adaptada a la edad del peque, además): Chalking to the Moon, un precioso conjunto de piezas de madera ambientadas en el espacio.

Chalking de Wodibow
Chalking to the Moon, practicar el equilibrio y la motricidad fina construyendo torres.

Chalking to the Moon: ¿nos vamos a la luna?

¿Cómo irías de la tierra a la luna? ¿Y si solo tuvieses 7 piezas de madera de haya? Ese es el reto de Chalking to the Moon. Tienes que usar las 7 piezas que componen el puzzle para llegar desde la tierra hasta la luna. Si me subo a las montañas, ya estoy más cerca de las nubes. Si consigo subirme encima de la nube (sin caerme), ya habré llegado a las estrellas y desde ahí me cojo una nave espacial que me deja en un satélite que está en la luna. Salto y misión cumplida.

Chalking to the Moon es un puzzle, un juego de construcción, una torre de equilibrio, un juego simbólico y también unas pizarras para pintar. ¡Todo eso en un solo juguete!

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon

Chalking to the Moon

Las piezas de madera del juego tienen un tamaño bastante grandecito para que los peques puedan manejarlas sin dificultad a partir de los 2 años.

Chalking to the Moon de Wodibow

Todas presentan dos caras de pizarra: una blanca por un lado y otra negra. ¡Para que nunca se cansen de manipularlas!

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Asimismo, pueden decorarlos a su gusto, pintando con las tizas de colores su superficie. Pueden pintar nubes con lunares, montañas con flores, cohetes multicolores con su nombre, una luna a cuadros ¡o lo que les de la gana! (Diego hace trazos de colores y garabatos, luego yo los decoré para que los vierais en todo su esplendor… jeje)

Chalking to the Moon

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

Chalking to the Moon de Wodibow

El nuevo pack contiene 7 piezas de madera de haya pintadas con pintura de pizarra y 6 tizas de colores. Cada pieza tiene 2 cm de grosor. ¡Y vienen presentadas en un precioso packaging!

Chalking to the Moon de Wodibow

Con él los peques pueden crear mundos imaginarios y combinarlos con otros juguetes para recrear escenarios fantásticos. ¡Así desarrollan su imaginación!

Chalking to the Moon de Wodibow

El juego simbólico o de imitación es la herramienta de aprendizaje más importante durante la primera infancia, ya que a través de él los niños recrean situaciones imaginarias y cotidianas, imitando los patrones de comportamiento que observan en su entorno. Es, por así decirlo, un estupendo laboratorio de experimentos para ellos. 🙂

Chalking to the Moon de Wodibow

También pueden formar una torre de equilibrio, apilando cuantas piezas sean capaces de mantener en el aire, fomentando de esta forma su concentración, paciencia y motricidad fina.

Chalking to the Moon de Wodibow

Mi peque es aún chiquitín para conseguir completar la torre, ¡pero fijaos cómo le gusta intentarlo!

Chalking to the Moon

Chalking to the Moon de Wodibow

Como todos los juguetes Wodibow, Chalking to the Moon está formado por materiales naturales, no contiene plástico ni elementos tóxicos y está fabricado en España.

Juguetes sin pilas: beneficios para los peques

Otra de las cosas que más nos gustan de este juego, es que para jugar con Chalking to the Moon los niños no necesitan pilas ni enchufes ya que su imaginación es el único combustible que necesita este juguete. La mente del niño es, por así decirlo, el cohete que les lleva a la luna. 🙂

Chalking to the Moon de Wodibow

Nuestra familia aprecia muy positivamente esta cualidad (ya que apenas encendemos tan siquiera la tele) y además es la mejor manera fomentar el juego de calidad en la infancia.

Chalking to the Moon de Wodibow

Pero además, resulta que los juguetes sin pilas tienen muchísimas ventajas y beneficios para los nuestros hijos. Los principales son:

  • La primera ventaja de los juguetes sin pilas es que no representan ningún peligro para la salud de los pequeños. Las pilas están elaboradas con materiales tóxicos y siempre es mejor alejar de forma clara a nuestros hijos de su contacto. Si además los juguetes que manipulan a diario nuestros hijos están fabricados con materiales naturales, como la madera, tanto mejor.

Chalking to the Moon de Wodibow

  • Igualmente importante es el estímulo que generan en los niños. Estos elementos de juego son realmente de gran ayuda a la hora de estimular el desarrollo mental y físico de los pequeños ya que gracias a ellos la actividad física es más intensa y los peques hacen mucho más uso de su imaginación. Esto es así gracias a que el juguete no le roba el protagonismo al niño con infinidad de efectos y funciones. Con los juguetes sin pilas, el niño es el único protagonista del juego.

Chalking to the Moon de Wodibow

  • También son una gran ayuda psicopedagógica. Con ellos se estimula la inteligencia de los niños y se desarrollan muchas y diversas habilidades como la creatividad y la sociabilidad, ya que con estos juguetes la interacción del niño con el entorno y con otros niños o personas suele ser mayor y exigen que nuestros pequeños hagan uso de su creatividad.

Chalking to the Moon

Chalking to the Moon

Chalking to the Moon de Wodibow

  • Por último, son juguetes ecológicos que respetan el medio ambiente. El uso de juguetes con pilas aumenta la contaminación, sobre todo cuando no se sabe o no se hace una buena gestión en el desecho de las baterías. De igual forma, hay que tener en cuenta que para la fabricación de una pila se hace un gran uso de recursos, como agua y energía. Así que además de cuidar de la salud y el bienestar de nuestros hijos, también cuidan del planeta. 🙂

Chalking to the Moon de Wodibow

Así que, por todos estos motivos, los juguetes sin pilas favorecen el juego, el aprendizaje y el desarrollo sano y feliz de nuestros hijos y nos ayudan a educarles en valores como la cooperación, el reciclaje o el respeto a la naturaleza. 🙂

Chalking to the Moon

Si os súper encanta como a nosotros Chalking to the Moon o queréis echar un vistazo al resto de juguetes Wodibow, aquí os dejo el enlace a la ficha del juguete en la página web del fabricante para que sepáis dónde enocntrarlo. ¡Feliz fin de semana lleno de juegos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *