La escalera fantasma

La escalera encantada, un multipremiado y fantasmagórico juego de mesa para toda la familia

La escalera encantada es un singular juego de mesa para toda la familia. ¿Quién conseguirá ser el primero en llegar a lo alto de las escaleras y asustar al fantasma que vive allí? ¿Mamá, papá, los abuelitos…? ¿O quizás lo consiga el benjamín de la casa? ¡La edad no es un factor determinante! Pero cuidado, porque el fantasma también quiere jugar con vosotros ¡y os puede convertir en fantasmas mientras subís las escaleras! Y si eso sucede deberéis recordar quién es quién, para poder ganar la partida.

La escalera encantada: un juego de dados, confusión y fantasmas

En un antiguo castillo en ruinas hay una escalera tortuosa que lleva hasta el rincón más alto de la fortaleza… ¡donde vive un viejo fantasma! De puntillas, un grupo de atrevidos niños empieza a subir los peldaños; todos quieren ser el primero en llegar a lo más alto y asustar al fantasma con un buen «¡BUUUUU!». Pero el fantasma ya conoce este juego y por eso ha encantado las escaleras, de modo que los niños, a medida que van subiendo, ¡también se convierten en fantasmas! Además, de vez en cuando hace que los niños intercambien sus posiciones. Con tantos hechizos, al final nadie sabe quién es quién. ¿Qué niño será el primero en llegar a lo más alto de la escalera y asustar al viejo fantasma?

La escalera encantada es un divertido y original juego de mesa para toda la familia que nos permite ejercitar la memoria al tiempo que nos divertimos. Es uno de los grandes éxitos de la prestigiosa editorial Drei Magier (famosa por sus excelentes juegos educativos y la calidad de sus materiales) y en España lo ha publicado Devir Iberia.

La escalera fantasma

Con una amplia franja de edad que abarca desde los 4 hasta los 99 años y un precio accesible para todos los bolsillos, este título ganó el Spiel of Jahres al mejor juego infantil, lo cual es garantía de calidad.

La escalera fantasma

Es un juego de dados con tablero y peones al que pueden jugar de 2 a 4 jugadores. Su sencillez junto a la brevedad de las partidas (unos 15 minutos), lo convierten en idóneo para introducir a los más peques de la casa en la afición de los juegos de mesa.

Componentes del juego

El juego incluye un tablero de cartón grueso, 4 peones de madera de colores imantados y con forma de niños, 4 cubiletes de madera con forma de fantasmas para cubrir los peones, 4 fichas de madera de distintos colores para indicar qué peón de qué color lleva cada jugador y un dado de madera con números y el icono de un fantasma en dos de sus caras. También incluye unas sencillas instrucciones.
La escalera fantasma
Todos los materiales empleados son de excelente calidad y el tamaño y manejabilidad de las piezas es ideal para pequeñas manitas. Además, no es un juego muy voluminoso ni pesado, por lo que puede trasladarse para jugar en cualquier lugar con él con suma facilidad.

Objetivo y dinámica de juego

La escalera encantada es un memory y además un juego de carreras en el que los jugadores compiten por ser los primeros en llegar a lo alto de las escaleras y asustar al fantasma que vive allí.

La escalera fantasma

Mientras avanzan por el tablero con forma de peldaños de escaleras, los peones de colores se irán transformando en idénticos fantasmas y los jugadores deberán recordar quién es quién, para poder manejar con éxito su peón y alcanzar la meta.

La escalera fantasma

El ganador será aquel que consiga recordar dónde está su peón y llegar al último peldaño con su fantasma, ¡a pesar de toda la confusión!

Preparación del juego

Extendemos el tablero de juego sobre la mesa o el suelo (os recomiendo especialmente la última opción en los juegos de dados con peques). Después, cada jugador escoge un peón (niño) y su ficha de color correspondiente.

La escalera fantasma

La escalera fantasma

Cada jugador pondrá cerca de sí su disco de madera que indica el color de su peón, para no olvidarlo durante el juego (este recordatorio resulta muy útil cuando todos los peones están ocultos bajo los cubiletes-fantasma).

La escalera fantasma

Se colocan todos los peones en la casilla de salida: el inicio de la escalera. El comienzo de la ascensión de la escalera está marcado en el tablero con una flecha que indica la dirección de salida.

La escalera fantasma

Cómo se juega

El jugador más joven abre la partida tirando el dado. Después se sigue la dirección de las agujas del reloj. Se juega por turnos y cada jugador tiene derecho a una sola tirada en su turno. Si sale un número, se mueve el peón el número de escalones indicado en el dado.

La escalera fantasma

La escalera fantasma

La escalera fantasma

Pero si al lanzar el dado sale un fantasma, deberá tapar su peón con uno de los fantasmas. Tanto el cubilete-fantasma como el niño-peón están imantados, por lo que ambos se acoplan a la perfección. A partir de ese momento, el peón de ese jugador ya no será visible.
La escalera fantasma
La escalera fantasma
La escalera fantasma
Y así, poco a poco, todos los jugadores van convirtiéndose en fantasmas. Durante el juego está terminantemente prohibido dar la vuelta a los fantasmas para ver los colores de los peones que ocultan. Los jugadores, tanto con sus peones en forma de niños como una vez transformados en fantasmas, pueden coincidir en un mismo escalón.
La escalera fantasma
Tanto esto, como el hecho de que todos tengan la misma apariencia, da lugar a muchas situaciones divertidas, ya que debemos recordar muy bien en qué posición estaba nuestro peón a la hora de moverlo ¡si no queremos llevar hacia la meta a un adversario!
La escalera fantasma
Pero la cosa puede ser aún más enrevesada… Si todos los peones ya se han transformado en fantasma y sale un fantasma en la tirada, el jugador activo podrá intercambiar la posición de dos fantasmas. ¡Lo que enreda todavía más el asunto!
La escalera fantasma
La escalera fantasma
Todos los fantasmas salen siempre al tablero de juego aunque no lo hagan todos los peones. Es decir: si se juega con 2 ó 3 jugadores, se escogen tantos peones como jugadores haya y se colocan en la casilla de salida.
La escalera fantasma
Las posiciones restantes hasta un máximo de 4 son ocupadas por fantasmas, que también se colocan en ella. Estos entran en juego cuando los otros peones se transformen en fantasmas y puedan intercambiar con ellos las posiciones.
La escalera fantasma
El juego termina cuando un fantasma llega al último escalón de la escalera, donde aguarda el fantasma del viejo castillo (para ello no hace falta que en la tirada salga un número exacto). Entonces se descubre el color del peón que hay debajo del cubilete-fantasma y su propietario (¡sea quién sea!) gana la partida.
La escalera fantasma
La escalera fantasma

Un juego multipremiado

Como os mencionaba al principio del post, el hecho de que La escalera encantada ganara el Spiel of Jahres al mejor juego infantil, ya es sinónimo de calidad. Pero es que además no fue el único premio que ha ganado este original juego de mesa infantil…

Otros de los galardones que consiguió entre el 2004 y 2006 fueron los de Juego del Año Infantil en Japón, Juego del Año Infantil en Finlandia, Juego del Año Infantil en Suecia, Juego del Año Infantil en Noruega y también fue Nominado al Juego del Año en Francia.

Nos gusta porque…

Para nosotros este juego tiene dos virtudes principales:

  • Una, su sencillez. Se explica en menos de 5 minutos y los niños lo entienden de inmediato.
  • Otra, su mecánica permite que niños y adultos puedan competir de tú a tú (de hecho, lo normal es que nos ganen, porque los niños son capaces de focalizar toda su atención en los colores mientras nosotros nos despistamos a menudo pensando en otras cosas…).

Pero también tiene otras características muy llamativas como su precioso diseño, los materiales empleados (cartón y madera) y sus excelentes acabados.

La escalera fantasma

La escalera fantasma

Además, la duración de cada partida (15 minutos) también es un plus cuando se juega con niños muy pequeños (4, 5 ó 6 años) ya que estos pierden el interés rápidamente cuando los juegos no son breves y dinámicos.

Es un juego cuidado al detalle con mucho mimo y buen gusto. Todo viene embalado a la perfección y cuando se desenvuelven las piezas de madera, estas no tienen ni un roce en su superficie. :)

Su diseño y temática también llama mucho la atención a los peques. ¡A mi enano le encantan los monstruos, los fantasmas y los dibus que dan miedo!

La escalera fantasma

Su vertiente educativa también es otro aliciente. En este sentido, La escalera encantada permite:

  • Ejercitar la memoria.
  • Practicar los números contando los pasos que damos por el tablero.
  • Desarrollar el pensamiento estratégico y la lógica, ya que habrá momentos en que deberán pensar las posiciones de qué fantasmas les conviene más intercambiar.

Es un juego cuidado al detalle con mucho mimo y buen gusto, como suele ser habitual en los juegos de Devir Iberia. Todo viene embalado a la perfección y cuando se desenvuelven las piezas de madera, estas no tienen ni un roce en su superficie. 🙂

La escalera fantasma

En resumen, nos parece un grandísimo juego infantil al que además pueden jugar los niños desde muy pequeños (4 años o incluso un poco menos) en pareja o grupos de 4 o de 3 jugadores. ¡Y por su temática, es un juego perfecto para sorprender a los niños en Halloween!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *