Acuario de Sevilla

Excursiones culturales con peques: una visita al Acuario de Sevilla

En verano es difícil encontrar lugares a los que ir con los peques cuando en la calle hace más de 40ºC. Hace unas semanas se nos ocurrió darle una sorpresa al peque y le llevamos al Acuario de Sevilla, un espacio ideal para pasar una tarde en familia.

Una visita al acuario

A Diego le encantan los peces así que en cuanto se nos ocurrió la idea, supimos que iba a ser todo un éxito. ¡Y así fue! Se quedó alucinado de principio a fin. Y nosotros también, pero por otros motivos…

Elegimos una tarde de sábado del mes de julio para visitar el acuario. Si no lo conocéis, os diré que está situado en uno de los muelles de Sevilla donde atracan los cruceros. Tanto por la fecha escogida como por su ubicación, pensamos que estaría lleno a rebosar y quizás tendríamos que volvernos a casa por no hacer cola con la que estaba cayendo en la calle (44ºC, nada más y nada menos)…

Imaginaos la sorpresa que nos llevamos cuando nos lo encontramos prácticamente vacío. Los pocos visitantes con los que nos cruzamos eran parejas de cierta edad que huían del calor de la calle. No había familias ni niños recorriendo sus salas… ¡Nos dio una pena!

Acuario de Sevilla

Creo que algo estamos haciendo muy mal, como sociedad, si las familias no aprovechamos el tiempo de ocio que pasamos juntos para hacer excursiones culturales con los niños. Me produce una enorme tristeza ver como las salas, no solo de los museos (en España hay fantásticas galerías de arte para niños), sino también de lugares como éste, tan interesantes y divertidos para los peques, están vacías. Sobre todo teniendo en cuenta que el precio de sus entradas no es una excusa para la mayoría, ya que siempre hay ofertas especiales, sobre todo para familias (más aún si son numerosas).

Así que me he animado a escribir este post con la esperanza de poder animar a la mayor parte posible de personas a visitar los acuarios de sus ciudades, porque la experiencia es maravillosa ¡y ver las caritas que ponen los niños no tiene precio!

Acuario de Sevilla

Diego pudo disfrutar de muchas especies animales que no conocía: rayas, pulpos, tortugas marinas, caballitos de mar, peces gigantes… ¡E incluso reptiles como serpientes, camaleones y lagartos!

Acuario de Sevilla

Acuario de Sevilla

Lo que más le impresionó sin duda fue el tiburón. ¡Nunca antes había visto un “pescaíto” tan grande! Cuando lo vio desfilar ante sus ojos por primera vez en toda su longitud… ¡Qué espectáculo tan maravilloso era contemplar su carita de sorpresa y entusiasmo!

Acuario de Sevilla

Solo en esta sala tuvimos que pasar más de 30 minutos frente al inmenso tanque, el que posee las especies de mayor tamaño de todo el recinto subterráneo.

Acuario de Sevilla

También fue muy emocionante poder presenciar cómo se produce la gestación de algunas especies marítimas. ¡Y descubrir que ellas también pueden tener gemelos!

Acuario de Sevilla

El Acuario de Sevilla

El Acuario de Sevilla no es muy grande (el recorrido completo lleva aproximadamente una hora y media), pero puede presumir de ser uno de los de mayor biodiversidad de Europa, con unos 7.000 ejemplares de unas 400 especies acuáticas diferentes repartidas en 36 tanques expositivos.

Acuario de Sevilla

Está dividido en 5 zonas temáticas (Guadalquivir, Atlántico, Amazonia, Pacífico e Indo-Pacífico) y recrea el viaje que realizó Magallanes en 1519 alrededor del mundo, por lo que los visitantes pueden sumergirse en los diversos fondos marinos del planeta.

Acuario de Sevilla

Uno de sus mayores atractivos es albergar el tanque de tiburones más profundo de la Península Ibérica, con 9 metros de profundidad y 2 millones de litros de agua. Un tanque llamado “Oceanario” en el que habitan los animales más grandes del acuario: 2 ejemplares de tiburón toro, una pareja de tortugas y otras especies representativas del Océano Atlántico.

Acuario de Sevilla

Pero no penséis que las especies de menor tamaño son menos atractivas. ¡Diego disfruto con todas y cada una de las criaturas!

Acuario de Sevilla

El Acuario de Sevilla es un proyecto sobre el medio acuático fluvial y marino contextualizado en el marco histórico del viaje que realizó Magallanes – El Cano alrededor del mundo, tomando como punto de partida el Puerto de Sevilla.

Acuario de Sevilla

Una amplia variedad de especies y ecosistemas representan la biodiversidad de ríos, mares, junglas y océanos del planeta a lo largo del recorrido.

Acuario de Sevilla

Los acuarios donde se alojan estas especies, están tematizados y ambientados simulando el hábitat de las mismas, ofreciendo así al público visitante una mayor sensación de inmersión en la naturaleza.

Acuario de Sevilla

Incluso tienen una zona habilitada para que los peques puedan meter las manitas en tanques de agua de poca profundidad (apenas unos centímetros de agua), disfrutar de algunas de las especies más comunes en nuestras playas y tocar los erizos, las caracolas y las estrellas de mar.

Acuario de Sevilla

Acuario de Sevilla

Espero de corazón que este post os resulte útil tanto a los que vivís en Sevilla o cerca, como a los que estéis pensando visitar la ciudad en el futuro y puedan plantearse incluir el Acuario de Sevilla entre su lista de lugares de interés. Al fin y al cabo, los que tenemos hijos sabemos bien que viajar con niños implica planificar itinerarios que incluyan lugares atractivos para los peques.

Si os animáis a visitarlo, tened en cuenta que es fácil encontrar ofertas online para comprar las entradas a precio reducido y que los jueves es el Día del “espeztador” y hacen un precio especial a niños y adultos.

Los acuarios, reservas naturales donde los animales vivan en libertad (que no zoológicos) y parques temáticos educativos son excelentes alternativas a las típicas excursiones familiares. ¡Y seguro que vuestros peques os agradecen la sorpresa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *