leche materna

¿Quieres ver cómo es la leche materna de cerca? Así es vista a través de un microscopio: células vivas en movimiento

La curiosidad de una mamá la llevó a observar su leche materna a través de un microscopio y a grabar el experimento. El vídeo, que colgó en Facebook, ya se ha hecho viral en la red. Ahora, todos podemos ver cómo es la leche materna de cerca.

Leche materna: células vivas en movimiento

El vídeo muestra toda la vida que se encuentra en una sola gota de leche. En concreto, una gota de la leche materna de Jansen Howard, una mamá que decidió utilizar el microscopio de su padre (un microscopista de sangre) para ver cómo era la leche que le estaba dando a su bebé.

Jansen compartió el vídeo explicando emocionada que así era la leche materna en movimiento. Una leche viva y cambiante. Y que se adapta a las necesidades del bebé en cada momento, hasta el punto de cambiar incluso si un niño está enfermo.

Chicos… ¡¡¡¡¡¡¡¡esto MOLA TANTO!!!!!!!! ¡¡¡¡Este es el oro líquido al que llamamos leche materna en movimiento!!!! ¡¡¡¡Mi padre es un microscopista de sangre y ésta es una sola gota de mi leche materna bajo su microscopio!!!! ¡¡¡¡Es milagrosa y está VIVA a medida para las necesidades de mis bebés en este momento!!!!

En el vídeo podemos apreciar como las células vivas “nadan” en agua, el componente principal de la composición de la leche materna (por eso no hace falta dar agua a los bebés hasta los 6 meses de vida, cuando empiezan a tomar también otros sólidos).

Un bebé, un tipo de leche materna

Las bacterias, inmunoglobulinas, enzimas, proteínas, minerales, vitaminas y todos los componentes que tiene la leche humana (muchas de cuyas funciones están aún por descubrir), flotan en líquido para convertirse en el alimento más nutritivo e idóneo para cada bebé. Y es que la leche de cada mamá se adapta a cada bebé concreto. Para cada bebé, un tipo de leche diferente.

Y no sólo eso, sino que se adapta a las necesidades nutricionales y de desarrollo de cada bebé. No sólo a lo largo de todo el periodo de lactancia, sino también en los diferentes momentos del día. Siendo, por ejemplo, más grasa a primera hora de la mañana que por la noche, para facilitar su digestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *