Polos helados

Polos helados de fruta: 12 ideas fresquitas y sanas para que los peques disfruten este verano

¡Qué calor! Con estas temperaturas tan altas apetece comer cosas fresquitas. Por eso hoy os traemos algunas ideas sencillas para hacer polos helados con ingredientes menos convencionales y sobre todo ¡con mucha fruta! Con estas 12 recetas los peques disfrutarán como nunca de postres y meriendas sanas, fresquitas y divertidas este verano.

Polos helados de fruta

Estas sencillas y originales ideas os pueden servir de inspiración para preparar meriendas deliciosas y refrescantes o sorprender a los niños con un postre especial.

En la imagen principal del post, podéis ver los polos helados arcoiris. ¡Una alegre y colorida opción que segura que encanta a pequeños y mayores!
En la imagen de abajo, polos helados de naranja y fresa. La combinación de estas dos frutas es realmente fresca, ligera y deliciosa. La base de estos polos es la leche de almendra licuada, zumo de naranja y naranjas. La parte rosa está hecha con fresas congeladas y frescas.

Polos helados

Si los polos además de ser ricos son bonitos ¡pues mucho mejor! Congelando los diferentes ingredientes por capas se obtienen rayas tan bonitas como las de estos polos helados de lampones y fresas que tienen una primera capa de salsa de fresas, una capa de yogur y una capa de salsa de lampones.

Polos helados

Los polos de yogur y frambuesa son tan sanos como deliciosos. El yogur combina magistralmente con cualquier tipo de fruta, así como frutos secos, o incluso chips de chocolate. Es un ingrediente súper versátil y además muy sano y ligero. El de la imagen está hecho con frambuesas amarillas, rojas y negras. Gracias a estas ricas y maravillosas bayas, su colorido es maravilloso y tienen un dulzor especial bueno.

Polos helados

Otra opción es hacer paletas de yogur con moras. En concreto, esta receta está realizada con una combinación de mora azul y zarzamoras. Las zarzamoras están enteras y las moras azules están combinadas con el yogurt y salpicados con un poquito de limón. Estas paletas son súper sencillas de preparar y también podéis hacer una versión más saludable sustituyendo el azúcar por miel de abeja o néctar de agave. ¡Y nos queda una exquisita y dulce receta sin culpas ni remordimientos!

Polos helados

Para hacer paletas de limón y flores como éstas, tan sólo hay que emplear zumo de limón congelado con azúcar y agua, yogur o leche, y mezclarlo con pétalos de flores comestibles. También cabe la posibilidad de poner trozos de frutas en vez de flores. ¡Quedaría genial con frutos del bosque!

Polos helados

Los polos helados de frutos del bosque con frambuesas y grosellas negras, aderezados con algún que otro toque especial como cardamomo, leche de coco, crema de leche o azúcar de caña natural son una opción espectacular para una merienda o un postre.

polos helados

Esta refrescante receta para hacer polos helados de sandía, es ideal para hacer con niños. Es la mar de vistosa y su resultado es muy divertido. Imita el aspecto de una sandía de verdad y también tiene su sabor. La parte verde tiene sabor a lima y las pepitas son de chocolate.

polos helados

Estos polos helados con sabor a frambuesa son un pelín más difíciles de realizar pero merece la pena. La base está elaborada con queso cremoso, crema agria, azúcar en polvo, leche, extracto de frambuesa, frambuesas frescas, galletas y mantequilla.

polos helados

Los polos de yogur con frutas y miel siempre son una apuesta segura. Además, pueden ser también un desayuno saludable consistente en capas de yogur, frutas, granola, y una llovizna de miel. ¡El resultado es algo algo épico!

polos helados

Los polos caseros de frutos rojos son un postre fresquito, colorido y saludable. La única dificultad es elegir qué zumo favorito utilizaremos para hacer la base del polo. Rellena los moldes con él y distribuye frambuesas y arándanos (o cualquier otra fruta de tu gusto). Después, congela durante cinco horas o más.

polos helados

Por último, los polos de macedonia de frutas parecen difíciles de hacer, pero en el fondo sólo se trata de una técnica de congelación que requiere una batidora, un congelador y un poco de paciencia. Para hacerlos necesitarás kiwis, frambuesas, arándanos, un poco de mango troceado, piña y melón en cubitos.

Ve triturando cada tipo de fruta por separado en la batidora y rellena el polo con uno de los purés. Congela hasta que esa capa esté dura y añade otra capa. Vuelve a congelar y así sucesivamente hasta que hayas rellenado los polos con todos los purés de frutas. El resultado es muy vistoso y lo mejor es que son un chute de vitaminas de lo más refrescante.

polos helados

Y con esto y un bizcocho ¡hasta mañana a las ocho!, como dice el refrán. Con todas estas recetas ¡ya no tenéis excusa para dejar de preparar postres y meriendas sanas y diferentes para los peques este verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *