Mamá al galope, una divertida reflexión sobre el frenético ritmo de vida de la madre moderna

Mamá al galope es un divertidísimo álbum ilustrado de la Editorial Flamboyant que nos invita a reflexionar sobre las consecuencias del frenético ritmo de vida de las mamás modernas.

Mamá al galope

Mamá se pasaba todo el día corriendo, por toda la ciudad.
Y cuando llegaba la noche, siempre estaba muy cansada.
A veces, no nos contestaba o parecía estar con la cabeza en otra parte.
¿Qué podría hacer para correr más rápido y llegar a tiempo a todas partes?

Éstas son las reflexiones de uno de los niños de la mamá protagonista de la historia. Su pobre mamá se pasa todo el día corriendo de aquí para allá. La casa, el colegio, el trabajo, los niños, las actividades extraescolares…

Mamá al galope

Esta pobre mamá vive estresadísima para conseguir llegar a todo, no tiene tiempo para ella y encima se plantea cómo puede ser todavía más rápida y eficiente. Hasta que un suceso inesperado dará un giro imprevisto a la vida de toda su familia…

Mamá al galope

Un libro dedicado a las mamás-heroínas que corren todo el día arriba y abajo.

La última novedad de Flamboyant nos sumerge en el punto de vista de la hija mayor de una mamá moderna que por más que corre, no llega a nunca a tiempo.

Mamá al galope

Mamá al galope

Mamá al galope

Mamá al galope

La mamá protagonista encarna el prototipo de mujer-madre-trabajadora de nuestros días. De hecho, el personaje no tiene nombre y esto no es una causalidad. Ella eres tú, soy yo, son ellas, somos todas.

Mamá al galope

La ausencia total de la figura paterna es otro punto relevante que tampoco podemos pasar por alto. No es la historia de una familia, ni la de una pareja, ni la de una sociedad. Ésta es la historia de una mujer que se auto impone la obligación de ser una súper mamá y la de todas las consecuencias que esto la acarrea.

Mamá al galope

Una mamá imperfecta

Esto es lo que más me gusta de la historia. La protagonista de estas páginas es una anti-heroína. Es una mujer agotada que no tiene tiempo para sí misma y apenas tiene tiempo para disfrutar de su familia.

Mamá al galope

Quiere a sus hijos, por eso quiere ser capaz de hacerlo todo mejor, pero no sabe cómo.

Mamá al galope

Es humana y, como tal, por más que lo intenta su única salida para poder llegar a todo es… ¡Convertirse en caballo!

Mamá al galope

Y no es que lo pretenda. Es el deseo que le es concedido como respuesta a sus súplicas internas para poder ser más rápida, más eficiente, más eficaz.

Mamá al galope

Al principio, el cambio resulta muy divertido…

Mamá al galope

Ella y sus hijos llegan a todas partes galopando por la ciudad. ¡Son rápidos como el viento!

Mamá al galope

Y, por primera vez, ella es capaz de llegar a todo antes que nadie.

Mamá al galope

Pero a medida que va pasando el tiempo, surgen ciertos inconvenientes…

Mamá al galope

Mamá al galope

Como caballo no puede cuidar bien de sus hijos ni éstos disfrutar de su mamá.

Mamá al galope

El momento más entrañable de la historia es cuando ella y sus hijos se dan cuenta de que ya no les puede dar de la mano, ayudar a hacer los deberes, besar o abrazar.

Mamá al galope

Poco a poco, sus hijos se van dando cuenta de que el cambio no ha sido para mejor y aprenden a valorar a su mamá tal y como es y a ser conscientes de todo lo que hace por ellos día a día. Así que empiezan a echar de menos a su antigua mamá, la misma que nunca llegaba a tiempo a nada y que se esforzaba por hacer las cosas bien aunque a veces fallara.

Mamá al galope

El deseo familiar se ve cumplido y una mañana la feliz protagonista se despierta siendo de nuevo ella misma.

Mamá al galope

Pero esta vez hay una importante diferencia: ya no va corriendo a todas partes. Aprende a relajarse y disfrutar.

Mamá al galope

Y a tomarse las cosas con calma… ¡Tal vez demasiada!

Mamá al galope

La mamá del siglo XXI: la antítesis de la “slow life”

A lo largo de las páginas ilustradas de Mamá al galope encontramos detalles la mar de curiosos que nos invitan a reflexionar sobre nuestro actual modo de vida. Por ejemplo: la mamá protagonista no es la única que corre como una loca de aquí para allá.

Mamá al galope

En las ilustraciones también podemos encontrar otros detalles curiosos que contextualizan la historia en nuestro siglo. Por ejemplo: en la esquina de una de sus páginas encontramos la figura de una mamá dibujada porteando a su bebé. ¡Y con un portabebés ergonómico, nada menos!

Como madre relativamente joven, sé perfectamente lo que es llevar siempre prisa, salir siempre tarde, ir con la hora siempre pegada todos los días y llegar tarde a todas partes.

Mamá al galope

Y por eso me encanta que haya propuestas como ésta que nos recuerden que otra forma de vida es posible y que a veces basta con un cambio de chip para frenar nuestro ritmo de vida. ¡necesitamos poner límites!

Mamá al galope

Los libros de Flamboyant nunca defraudan. Me encanta la manera que este sello editorial tiene de apostar por otras miradas literarias, valores familiares importantes y nuevos estilos de vida.

Sobre su autora

Jimena Tello es una autora e ilustradora argentina con experiencia como docente que recientemente ha abierto su propio taller de ilustración, en el cual imparte clases de ilustración profesional.

jimena tello

Ha publicado libros en varias editoriales en países como Francia, México, Corea y Emiratos Árabes. Y en 2008 fue seleccionada para participar del Catálogo de Ilustradores Argentinos presentado en la Feria del Libro de Bolonia y en 2011, para exponer en la Bienal de Bratislava.

Deja un comentario