Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá: la silla de paseo más ligera del mundo

Con sus 3,8 kgs. de peso y su sistema de plegado ultra compacto, en la actualidad Chicco Ohlalá es la silla de paseo más ligera del mundo. Su diseño moderno y urbano, su fácil conducción y su gran versatilidad la convierten en una de las favoritas del año. ¡Nosotros ya la tenemos en casa!

Silla de paseo ultraligera Chicco Ohlalá

Como os comenté en un post anterior, llevábamos tiempo buscando una segunda sillita de paseo para nuestras constantes idas y venidas. Nosotros viajamos mucho en tren para ver a la familia. Así que imaginaos la escena: estación, escaleras mecánicas, vagones, compartimento de equipaje, un bebé, dos maletas, una silla de paseo… Además, los abuelitos también quieren pasear con el peque y cuanto menos peso tenga y más manejable sea la sillita de paseo, tanto mejor para todos. 🙂

Total, que necesitábamos una silla de paseo ultra ligera y compacta que pudiera trasladarse con facilidad y plegarse hasta casi desaparecer.

Y tampoco nos valía cualquier silla. Tenía que ser compacta, ligera y manejable pero también resistente. ¡Somos una familia todoterreno y nuestro ritmo no es fácil de seguir! Chicco Ohlalá nos gustó mucho desde que el fabricante anunció su salida al mercado a principios de año. Al final, la encontramos al mejor precio posible en Livingo ¡y ni nos lo pensamos!

Chicco Ohlalá

La silla de paseo más ligera del mundo

Tan ligera, que ¡podrás levantarla con un solo dedo!

Así es como la describe el fabricante ¡y es fiel a la realidad! Aunque la silla Ohlalá tiene otras muchas cualidades, sin duda su extremada ligereza es su punto más fuerte. No en vano, con sus menos de 4 kgs. de peso es la silla más ligera que existe hoy en día.

Chicco Ohlalá

Realmente, es ultraligera. ¡No pesa nada! Lo cual, ya de por sí, es una gozada. Pero al mismo tiempo, su estructura está dotada de un resistente chasis. Eso sí, resta decir que no está hecha para ser sobrecargada con pesados y enormes bolsos o con bolsas de la compra. Su finalidad no es ésa. Es una silla ligera ideada para pasear, movernos con ella por la ciudad y hasta llevárnosla de viaje si hace falta. De hecho, se puede izar incluso con el peque en brazos. 🙂

Chicco Ohlalá

¡Manos libres todo el tiempo!

Ohlalá es una silla que también tiene en cuenta las necesidades de las mamás y los papás todoterreno. Está especialmente diseñada para permitirnos llevar nuestro ritmo diario sin sobrecargarnos. Con ella absolutamente todo se puede hacer con una sola mano: la conducción, el plegado, el reclinado del asiento ¡y hasta su transporte en vilo o rodando!

Es una silla de paseo diseñada para ponérnoslo todo fácil: es fácil de conducir, de levantar y de transportar. De esta forma, resulta un objeto útil y no una carga extra o un trasto.

Chicco Ohlalá

Manillar unido y ruedas dobles para una fácil conducción

A mí siempre me ha encantado el manillar unido, algo de lo que carecen las sillas con cierre de tipo paraguas. El manillar de una pieza facilita muchísimo la conducción y también la maniobrabilidad. Y permite, por ejemplo, atender una llamada de teléfono o contestar a un mensaje de texto sin perder el control de la silla de paseo.

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá Chicco Ohlalá

El manillar de Chicco Ohlalá está acolchado en sus extremos, lo que mejora su agarre. También evita que se nos escurra en un descuido debido a la sudoración de las manos.

Chicco Ohlalá

Su sistema de 4 grupos de doble rueda permite una conducción fluida y un rodamiento perfecto.

Chicco Ohlalá

Ambas cosas unidas, manillar continuo y ruedas dobles, permiten un giro instantáneo y suave. Una característica que se agradece cuando vives en entornos urbanos donde callejear y esquivar obstáculos y personas está a la orden del día. 🙂

Chicco Ohlalá

Cómoda y confortable para el peque

Chicco Ohlalá tiene unos tejidos de tacto muy agradable y suave. Además, su asiento y respaldo están acolchados de forma confortable para asegurar la comodidad del peque durante el paseo.

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

Su respaldo reclinable multiposición permite el reclinado total para la siesta del peque.

Chicco Ohlalá

El sistema de reclinado es muy práctico. Se trata de una correa que se suelta o recoge con una pieza que funciona a modo de pinza. La suavidad con la que se reclina evita despertar al peque si éste se ha quedado dormido sentado

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

Su apoyapiernas articulado también se adapta a las diferentes necesidades del niño.

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

La capota siempre es una pieza importante de la sillita de paseo. Vivimos en una zona muy cálida con muchas horas de sol. Para nosotros era importante que la capota fuese XL, no sólo para proteger al peque de los rayos solares sino para que, en un momento determinado se pueda usar como cortavientos ya que Diego tiene muy sensible el oído.

Chicco Ohlalá

Ohlalá cuenta con una capota de tipo parasol articulada y multiposición que sin ser aparatosa ni de gran extensión, permite el cierre total hasta tocar la barra de seguridad de la sillita. De esta forma nos asegura una protección total ante el viento y el sol sin aparatosos diseños con tramos extra de capota extensible encerrados en cremalleras (éstas además, tienden a deteriorar los tejidos con el uso prolongado de las mismas).

Chicco Ohlalá

Su reposapiés con relieve antideslizante también es un factor que contribuye a la comodidad del niño durante el paseo y facilita que los más mayores pueden subirse y bajarse solos de la silla sin sufrir accidentes.

Chicco Ohlalá

La seguridad ante todo: sistema de retención y frenado

Chicco ha dotado a su modelo de paseo más ligero con un sistema de retención con 3 puntos de sujeción (ambos hombros y entrepierna). Y dispone de un mullido acolchado en tirantes y entrepierna para que al peque no le molesten lo más mínimo. Sus tirantes regulables se adaptan al crecimiento y a la talla del peque. Como es una silla de paseo homologada desde el nacimiento, sus tirantes también son multiposición para garantizar la seguridad de los más pequeños.

Chicco Ohlalá

Su barra de seguridad también está acolchada y su diseño recto permite que el peque se apoye y sujete en ella durante el paseo con facilidad y comodidad.

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

La silla se puede plegar con la barra puesta, pero también es una barra frontal extraíble. Así que podemos retirarla en cualquier momento en función de nuestras necesidades.

Chicco Ohlalá

En cuanto al sistema de frenado, Ohlalá cuenta con bloqueo independiente en las ruedas delanteras y freno trasero en la parte posterior.

Chicco Ohlalá

El freno posterior es especialmente cómodo, sobre todo si se calza sandalias en verano. Consta de una pieza entera: una práctica barra horizontal que no hay que esforzarse mucho en localizar, ya que está a la vista y al alcance del pie en todo momento.

Chicco Ohlalá

Compacta y fácil de plegar

Ohlalá se pliega con una sola mano ¡y sin necesidad de agacharnos! No sé vosotros, pero mis riñones lo agradecen de verdad. Por no hablar del inconveniente de plegar una sillita de tipo paraguas cuando debes agacharte llevando falda… Por el contrario, de esta forma podemos tener siempre una mano libre, la espalda recta y la vista siempre puesta en nuestro peque. ¡Imprescindible cuando éste ya trota a sus anchas! 🙂

Chicco Ohlalá

Un simple clic y el plegado de la silla es prácticamente instantáneo. Así nos evitamos tener que “acostarnos” (casi literalmente) sobre ella para lograr que se cierre por completo.

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

Además, su sistema de plegado de libro permite que la silla se mantenga de pie por sí misma una vez plegada.

Chicco Ohlalá

Ocupa lo mismo que una silla de playa y puede guardarse tras una puerta en casa.

Chicco Ohlalá

En cuanto al maletero del coche, si os cabe la típica silla de tijera con respaldo como las que se usan en el camping, también tenéis espacio para Ohlalá.

Chicco Ohlalá

Fácil de transportar también con una sola mano

Una vez cerrada, podemos transportarla cogiéndola por el asa lateral de transporte que incluye la silla.

Chicco Ohlalá

Chicco Ohlalá

Nosotros encontramos más cómodo su transporte rodado ya que aunque la silla no pesa nada colgando en la mano, de esta manera la llevamos a rastras y también nos permite tener en todo momento una mano libre para, por ejemplo, pasear con el peque cogiéndole de la mano.

Chicco Ohlalá

Diseño actual y urbano

Estéticamente a nosotros nos parece una sillita de paseo preciosa con unos acabados excelentes. Su diseño presta atención a los pequeños detalles (como las puntadas de su acolchado o sus detalles bordados) y es a la vez sencillo, moderno, urbano y minimalista. Está disponible en varios colores sólidos, aunque nuestro favorito es el plata (también es el menos sufrido de todo, eso sí).

Chicco Ohlalá

Sus extras

La silla de paseo Chicco Ohlalá cuenta con una cesta portaobjetos de gran capacidad. Algo que no esperábamos poder disfrutar en una silla tan compacta y ligera. ¡Esto nos hace la vida mucho más fácil! A nosotros nos cabe el cambiador de pañales con toda su equipación, el tupper de la merienda (en el que caben dos sandwiches, para que os hagáis una idea de su tamaño), la botella de agua, un paraguas plegable y el abrigo del peque.

Chicco Ohlalá

También es una cesta de fácil acceso, ya que la pared posterior de su parte trasera es ligeramente más baja para que no tengamos que estar haciendo encaje de bolillos a la hora de introducir o extraer los objetos de ella.

Chicco Ohlalá

Ohlalá también incluye de serie un libro de instrucciones y mantenimiento y la burbuja lluvia. La verdad es que siempre se agradece que este complemento tan necesario sea de la misma marca y modelo, ya que los universales no suelen encajar con la misma perfección.

Experiencia de uso y valoración final

Nosotros le estamos dando un uso diario aunque en principio no era nuestra intención. ¡Pero es que nos ha parecido tan cómoda y práctica! En definitiva, Chicco Ohlalá nos ha parecido una silla de paseo muy versátil, perfecta para un uso urbano. Para hacer recados, ir a la compra, callejear, salir de paseo con ella, etc.

Chicco Ohlalá

Moverse con ella por la ciudad es facilísimo, incluso por las calles más estrechas. No cuesta nada maniobrar con ella. Y como es tan ligera ¡levantarla para salvar obstáculos o subir escalones es realmente sencillo con ella!

Chicco Ohlalá

Ficha técnica de Chicco Ohlalá

  • Dimensiones abierta: 46 x 101 x 81 cm
  • Dimensiones cerrada: 30 x 90 x 50 cm
  • Peso: 3,8 kgs.
  • Silla homologada: desde el nacimiento hasta los 15 kgs.
  • Funda extraíble y lavable.

Nuestra experiencia de compra en Livingo

Si nos seguís y leéis a menudo ya sabréis que nosotros somos súper partidarios del comercio online y que lo usamos habitualmente. Generalmente, nos permite comparar precios con mucha mayor facilidad y rapidez. También es súper cómodo ya que compras sin salir de casa.

Con Livingo todo fue como la seda. Es una tienda online de artículos para el hogar y decoración, cuenta con millones de referencias. En realidad ellos no disponen de los productos en stock ni realizan el proceso de venta ni el envío, sino que actúan como intermediario entre los clientes y los vendedores. La gran ventaja que les confiere su modelo de empresa es que son capaces de ofrecer una gama amplísima de productos y una potente herramienta de búsqueda. En resumen: unen a marcas con compradores, permitiendo a estos últimos encontrar el precio más competitivo del mercado.

Aunque los muebles y la decoración son su fuerte, tienen un extenso catálogo de artículos infantiles. Sillas de paseo, cochecitos de bebé, cunas, muebles, artículos de puericultura, juguetes… Prácticamente no hay nada que no se pueda encontrar a través de ella. Además, Livingo ofrece toda la confianza de una empresa alemana que vende todo tipo de artículos en varios países y que cuenta con tienda española desde finales del año 2014.

3 thoughts on “Chicco Ohlalá: la silla de paseo más ligera del mundo

  1. Hola. Me gustaría hacerte un par de preguntas porque estamos pensando en comprarla. Una es si a nivel general seguís contentos (al pesar tan poco tenemos miedo de que se descuaraginje). La otra es concreta con respecto al freno y las escaleras, tenemos la Chicco Urban y el pedal del freno de los encaja en los escalones.
    Mil gracias

    1. ¡Hola Noelia! La silla es resistente. Nosotros llevamos 3 meses usándola y el chasis y la tapicería están como nuevos. También te digo que ésta es la última silla de paseo que hemos tenido y llegó a casa cuando el peque ya andaba, por lo que no le hemos dado demasiada “batalla”. La usamos como mucho 2 ó 3 veces por semana. La mayor parte del tiempo, nuestro enano ya prefiere ir andando. Sé lo que dices del bloqueo de frenos porque he tenido otros modelos a los que le pasaba lo mismo. No hemos advertido que a ésta le suceda. Las ruedas y el parasol quizás sean su punto débil: otras sillas las tienen mejores, más suaves y ruedan mejor y el parasol no es XL, que siempre se agradece. Pero en conjunto, estamos muy contentos con ella. Es la silla más ligera que hemos tenido, el manillar corrido es súper práctico y más manejable y sobre todo, el tipo de cierre, que no te tienes que agachar y se mantiene de pie una vez cerrada. En casa la tengo detrás de la puerta de entrada, bajo el perchero y el guardallaves y no abulta nada. Sea cual sea el modelo que escojas, te súper recomiendo este tipo de cierre. 🙂
      De todas formas, te recomiendo probarla en algún establecimiento, porque con las sillas de paseo a veces sucede que hay unidades del mismo modelo que funcionan mejor que otros.

      1. Muchas gracias por tu respuesta. Seguiremos indagando y si nos decidimos por esta te comentaremos qué tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *