felicidad

La comida de color amarillo nos hace ser más felices

Según un estudio encargado por The Happy Egg Company, ingerir alimentos amarillos libera hormonas felices ya que los seres humanos asociamos este color con la alegría. Así que la felicidad está en la comida de color amarillo.

Para demostrar que la comida de esta tonalidad nos hacen más felices, los científicos de Mindlab midieron las reacciones de 1.000 adultos de Reino Unido para determinar la asociación emocional entre la coloración de los alimentos y la felicidad. Así midieron sus respuestas subconscientes, también conocidas como sentimientos intestinales.

Amarillo, rojo y marrón

Son los colores alimentarios más relacionados con una sensación de bienestar y felicidad. Al 70% de los encuestados, los alimentos amarillos les hicieron sentir más felices. Los alimentos rojos, como el tomate, se colocan en segunda posición y el café en la tercera. Los alimentos azules, como los arándanos, se colocan en última posición ya que el azul se relaciona con la tristeza. Este color suele representar dicho sentimiento, como demuestra el día más triste del año que lleva en su nombre el color azul: Blue Monday.

felicidad

Una explicación científica

La explicación científica detrás de estos resultados es que el color amarillo resuena más en nuestro lado izquierdo (el lógico) del cerebro, estimulando nuestras facultades mentales y llevándonos a percibirlo como alegre, feliz y divertido. ¡Así que ya sabéis: a comer muchos plátanos! 🙂

¡Feliz Día Mundial de la Felicidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *