Croak Roll

Croak Roll, un cómic mudo que enseña a los peques a “escuchar” música con “los ojos”

Croak Roll de Sallybooks es un divertido y original cómic sin texto para niños a partir de los 3 años. Su protagonista es una graciosa ranita aburrida que muy pronto descubrirá lo importante que es tener amigos para ser feliz.

Croak Roll

Croak Roll nos muestra a una rana de charca aburrida en un día de caluroso verano.

Croak Roll

Trata de entretenerse de mil maneras, pero estar sola no es muy divertido. Intenta buscar compañeros de juegos, pero tampoco consigue atraer la atención de nadie… ¡Hace demasiado calor para jugar a la pelota!

Croak Roll

Hasta que, de forma casual, se topa con una guitarra y comienza a tocar música… ¡Parece que la vida en la charca se anima!

Croak Roll

Y, poco a poco, van uniéndosele diversos personajes que formarán una curiosa banda.

Croak Roll

Sencillez narrativa + atractivo visual = un cómic para pre-lectores

Un sencillo argumento apoyado en la tremenda fuerza visual de las ilustraciones de María Ramos, es lo que convierte este cómic en un excelente incentivo literario para pre-lectores y primeros lectores, a los que introducirá de forma sencilla y amena en el mundo del cómic y el álbum ilustrado.

Croak Roll

Un libro silencioso que desprende música

Sus grandes viñetas de trazos sencillos, las ilustraciones a página completa y a doble página, su gama cromática con predominio de tonos verdes y sus onomatopeyas gráficas consiguen hacer “escuchar” música donde no hay ni un solo texto.

Croak Roll

Cada una de sus páginas tiene ritmo… ¡Y dan ganas de bailar!

La amistad y otros valores

La imagen sustituye a la palabra como vehículo transmisor de valores. La importancia de la amistad, la creatividad, la imaginación, el ingenio como motor de recursos personales, los hobbies que nos ayudan a desarrollarnos, y la música como elemento socializador son importantes valores educativos presentes a lo largo de toda la obra.

Croak Roll

Croak Roll es una obra sencilla y sin pretensiones que, sin embargo, triunfa cumpliendo la función para la que se ha creado: conectar con el público más exigente de todos, los niños que aún no saben leer.

Un cómic sin palabras

32 páginas mudas. Mudas de texto pero no sin voz. La escritura cede la palabra a la imagen en Croak Roll y, en esto radica el valor y la originalidad de este cómic para niños: podemos contar la historia a nuestra manera y volver a inventárnosla una y otra vez. Cada vez, será distinta. La misma, pero diferente… ¡Resulta de lo más emocionante y estimulante para los peques! Es un excelente recurso para potenciar el desarrollo del mayor tesoro de nuestros hijos: su imaginación.

Croak Roll

Al fin y al cabo, siempre se ha dicho, ¿no? Una imagen vale más que mil palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *