cuencos con bolas waldorf

Juguetes pedagógicos Waldorf: los cuencos con bolas de Grapat + SORTEO [CERRADO]

Pocos juguetes de primera infancia son tan mágicos como los cuencos con bolas arcoiris. Un maravilloso juguete de madera con infinitas posibilidades que favorece el desarrollo y el juego libre de los más peques de la casa. ¡Descubre todos sus beneficios, y participa en el sorteo de un set como éste de Family Tree Kids al final de este post!

Qué son los cuencos con bolas Waldorf

Los cuencos con bolas arcoiris de Grapat es un precioso juego de 12 cuencos y 6 bolas en los colores del arcoiris. El tamaño de los bols es de 6 cm. y el de las bolas de 4,5 cm. Son ligeros y resistentes. Están fabricados 100% en España con madera de haya teñida.

cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf

Están dirigidos a niños desde los 0 meses y hasta los 3 ó 5 años de edad (aunque pueden seguir utilizándolos durante mucho más tiempo debido a su gran versatilidad, como os explicaremos más adelante). Sus formas, colores, tamaños y sus materiales 100% naturales lo convierten en un juguete seguro y estimulante para los más peques de la casa. 🙂

cuencos con bolas waldorf

La presentación excelente del juguete no pasa desapercibida y es ideal para regalar. Se presentan en un exquisito packaging, como es habitual en Grapat: una cajita de cartón kraft decorada con el sello de la casa.

cuencos con bolas waldorf

Además Family Tree Kids, una tienda online de juguetes de madera ecológicos, pone siempre su toquecito personal. ¡Y hasta nos envió un detallito que os enseñaré más tarde! 😀

Los cuencos con bolas también incluyen una práctica bolsa de tela con cordón que permite transportarlos a cualquier sitio, ayuda a mantenerlos limpios, ordenados y evita que se pierdan sus piezas. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Por qué son tan especiales

Os aseguro que son un material mágico que marca la diferencia. Tienen ese duende especial, ese qué-sé-yo de las creaciones artesanales que permiten al fabricante poner un trocito de su propia alma en cada una de las piezas que crea con sus propias manos. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Cuando los niños se acercan a ellos ven sus colores, tocan su textura de madera, los bordes redondeados de los cuencos y las esferas perfectas. Sus manos aprecian la calidad de un material que les ofrece calidez y naturalidad.

cuencos con bolas waldorf

Son juguetes están producidos siguiendo procesos tradicionales y con materiales sostenibles, de proximidad y no tóxicos. A los peques les encantan y son archiconocidos. La clave de su éxito está, precisamente, en ser un material de juego poco estructurado y sencillo que invitan a que el niño imagine, indague, explore, cree.

cuencos con bolas waldorf

Son un excelente material de proximidad. Un juguete con múltiples posibilidades que les ofrece una gran versatilidad en el juego. Gracias a ello, les acompaña durante muchos años a lo largo de su crecimiento. 🙂

cuencos con bolas waldorf

En cada juego pueden convertirse en algo diferente. Unos bolos, unas torres, un juego de construcción o escondite… Ésa es la base de la pedagogía Waldorf, la magia de la infancia que Grapat sabe capturar como nadie y con la que infunde alma a cada uno de sus juguetes. 🙂

Un juguete seguro y ecológico

Los cuencos con bolas están fabricados a manos bajo la norma de seguridad EN71. Al estar hechos con materiales naturales y ecológicos, los peques los pueden manipular (¡y hasta rechupetear!) sin que supongan ningún riesgo para ellos. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Las 18 piezas del juego están fabricadas de forma artesanal con madera de haya teñida con tintes naturales y cera de abeja. Su robusta madera proviene de bosques sostenibles. Más natural, imposible. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Sus tintes no tóxicos a base agua cumplen la normativa europea de la seguridad del Juguete EN/71-3:2014 + A1:2014 / 2013. Además, los tintes naturales embellecen las piezas, ya que dejan entrever el dibujo de la veta de la madera y sus matices. También respetan su tacto natural y sus características propias.

cuencos con bolas waldorf

Otra ventaja de la madera teñida es que el tinte (al contrario que la pintura acrílica) penetra por la madera porosa hasta el interior de cada pieza. De esta forma, el color no salta de la madera cuando ésta cae al suelo, ni se deteriora tanto con el paso del tiempo. 🙂

Ya tengo los cuencos con bolas. Ahora, ¿a qué jugamos?

La pregunta correcta sería más bien: “¿A qué puede jugar el peque con ellos?”. Los cuencos con bolas es un juguete que sigue la línea pedagógica Waldorf, que aconseja que los adultos seamos testigos pasivos del juego infantil. De esta forma, los peques no se ven condicionados por nuestras instrucciones y pueden dejar volar libremente su imaginación.

cuencos con bolas waldorf

Por supuesto, también nos podemos sentar a jugar con ellos si éste es nuestro deseo. Pero en este caso, lo mejor es dejarnos arrastrar hacia el universo mágico de la infancia y observar el juego libre de nuestros hijos para poder seguir la tendencia natural que él mismo nos marque con el juguete. 🙂

cuencos con bolas waldorf

En nuestro caso, hemos observado que Diego juega de manera diferente cuando está solo o acompañado. Con nosotros, le divierte jugar al Cucú-tras con los cuencos con bolas. Nos convierte en improvisados trileros y nos pide que tapemos y destapemos las bolas mientras él se convierte en parte pasiva y observadora.

cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf

Por este motivo, nos gusta mucho más potenciar su propia interacción con el juguete. Es entonces cuando le vemos desplegar toda su personalidad observando los múltiples usos que les da a las piezas.

cuencos con bolas waldorf

A solas con ellas le gusta, sobre todo, construir torres altas…

cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf

¡Y después jugar a los bolos, lanzando las bolas contra los cuencos y derribando las torres hechas con ellos! 😀

Un juego versátil y evolutivo

Los cuencos con bolas admiten tantas posibilidades de juego como alcance la imaginación. Lo normal es que el juego vaya evolucionando con la edad del niño. Desde los juegos para hacer rodar las pelotas y chocar los cuencos de los bebés de meses, hasta las construcciones complejas de los más mayores que en seguida buscan utilidades más prácticas a los cuenquitos. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Para los más chiquitines el cuenco sirve como tapa, para hacer aparecer y desaparecer la bola que hay dentro. También les gusta chocarlos entre sí, a modo de improvisados instrumentos musicales, para escuchar el sonido que produce la madera. ¡Y les encantan las bolas! No se cansan de explorar las lisas esferas con sus manitas. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Más adelante, los peques suelen jugar a agrupar y asociar las piezas en función de si son cuencos, o bolas. ¡Y también por colores! Y para los más mayores, el mismo material puede formar parte de todo tipo de juego simbólico. ¡Los boles pueden ser platos o cucuruchos y las bolas deliciosos helados de colores!

cuencos con bolas waldorf

¡La construcción es otra de sus posibilidades! A Diego le encanta levantar torres altas con ellos. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Alterna sus colores y los usa, indistintamente, boca arriba o boca abajo, según le apetezca hacer la torre. 🙂

cuencos con bolas waldorf

A veces, apila los cuencos en una misma dirección y juega a hacer equilibrios con ellos. Otras, los va enfrentando para conseguir más estabilidad en sus construcciones.

cuencos con bolas waldorf

A los niños les encanta apilar objetos. Y a medida que crecen, las construcciones pueden ser cada vez más complejas…

cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf

Con la edad, la atención se deriva de las bolas a los cuencos, que tienen múltiples aplicaciones prácticas. Los pueden usar como recipientes, llenarlos con piedrecitas o legumbres para aprender matemáticas, jugar a los bolos con ellos…cuencos con bolas waldorf

También seguirán utilizándolos con las bolas para jugar a pasarlas de un cuenco a otro utilizando las bolas para volcar las torres de cuencos.

cuencos con bolas waldorf

¡O incluso podemos jugar en familia o con los amigos al memory de colores!

cuencos con bolas waldorf

¿Y quién sabe qué más se les puede ocurrir a ellos? ¡No hay límite para la imaginación de un niño! Con los peques, menos es más. ¿Veis todas las oportunidades que brindan a nuestros hijos estos juguetes sin pilas, luz ni sonido? 🙂

Un juguete educativo que promueve el desarrollo del niño

Los niños aprenden jugando. No es que jueguen para aprender, sino que aprenden mientras juegan. Los cuencos con bolas promueven el desarrollo cognitivo y sensorial del niño, son una magnífica herramienta de aprendizaje y le aportan múltiples beneficios:

  • Mejora la habilidad manual necesaria para agarrar y sostener cosas con las manitas.
  • Desarrolla la motricidad fina de los peques mediante la manipulación de objetos.
  • Favorecen la coordinación oculomanual.
  • Les familiariza con objetos cotidianos, como boles y esferas, que sabrán utilizar mejor al crecer cuanto más habituados a ellos estén.
  • Fomentan las relaciones lógicas y la comprensión del principio de causa-efecto. “Si destapo el cuenco, se ve la bola”, “Si lanzo la bola, ésta rueda”.
  • Promueven el desarrollo del pensamiento lógico-matemático a través de la clasificación, agrupación y asociación de elementos a través del atributo color y/o forma.
  • Jugar al Cucú-tras, haciendo aparecer y desaparecer las bolas dentro de los cuencos, les enseña de forma natural un concepto complejo: el de estar-no estar. Que los objetos aparezcan y desaparezcan representa para los niños la autoafirmación y la construcción del yo. También les ayuda a sobrellevar las relaciones de apego-desapego, ya que aprenden que las cosas no dejan de existir porque se dejen de ver, y el reencuentro con ellas conlleva alegría e ilusión. 🙂
  • Favorecen la comprensión de conceptos físicos como llenar, vaciar, resbalar, deslizarse, etc.
  • Promueven el auto descubrimiento y la exploración.
  • Desarrollan la imaginación y la creatividad, al obligar al niño a pensar el uso que quiere darles.
  • Suponen un excelente juego de desarrollo sensorial. Los alegres colores, las diferentes formas, las texturas naturales e incluso sus pequeñas imperfecciones y el olor de la madera, son excelentes y agradables estímulos para los más peques. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Por último, pero no por ello menos importante… ¡A los niños pequeños les encantan las formas redondas! Las bolas son un elemento dinámico cuando caen y ruedan, pero dentro de los cuencos se vuelven tranquilas y contenidas.

cuencos con bolas waldorf

Son un material interesante y divertido que despierta su curiosidad y atención. Y, al fin y al cabo, en eso consiste ser niño… En divertirse y disfrutar sin límites para crecer sanos y felices. 🙂

Beneficios de los juguetes de madera

Las ventajas de los juguetes de madera son innegables. La primera de todas es su propio material noble. La madera es ideal para despertar los sentidos. Es suave, agradable al tacto y sólida. Se puede conservar como recuerdo de infancia o transmitir a las siguientes generaciones.

cuencos con bolas waldorf

Los juguetes fabricados con madera son divertidos y educativos, desarrollan la creatividad y el espíritu del niño. Son preciosos y especiales, tienen un encanto mucho mayor que el de los juguetes de plástico y nunca pasan de moda. Encantan por igual a niños y adultos y a menudo poseen el gran valor de las cosas únicas hechas a mano.

cuencos con bolas waldorf

Ocupan un lugar especial en el corazón de los niños, pero también se consideran valiosas herramientas educativas y objetos de aprendizaje. Muchos juguetes de este tipo son a menudo diseñados para proporcionar un desarrollo educativo superior que otros juguetes. Por ese motivo, los beneficios educativos de los juguetes de madera son múltiples. Pueden, por ejemplo, ayudar a promover:

  • Las habilidades motoras finas y gruesas.
  • Estimulan mucho más el juego de imaginación y creatividad. En este sentido, la simplicidad del diseño de estos juguetes es muy importante. En contra de lo que pueda parecer, los juguetes estimulan más la creatividad natural del niño cuanto más sencillos son. Los peques no necesitan rodearse de juguetes que brillan, suenan y se mueven constantemente. Ese tipo de juguete les convierte en meros espectadores del juego, no en parte activa del mismo. Por lo tanto el valor educativo que se fomenta con este tipo de diseños, resulta enorme.
  • Potencian enormemente el juego simbólico.
  • La manipulación de objetos con un peso y textura más reales. Son, por tanto, objetos mucho más similares a los que después utilizará el niño en su vida cotidiana.
  • Desarrollo de la coordinación mano-ojo.
  • La resolución de problemas y habilidades de desconcierto.
  • La conciencia espacial.
  • El reconocimiento de forma y color.
  • Estimulan de una forma natural los sentidos de los niños. El sentido del tacto es primordial para entender las ventajas de los juguetes de madera, la madera al ser un elemento vivo posee más posibilidades de estimulación al tacto que cualquier tipo de juguete realizado en plástico. Además, son mucho más cálidos. También es importante el sentido del olfato, la madera tiene un olor característico que estimula mucho más a los niños.

cuencos con bolas waldorf

A todo esto hay que sumar que la madera es un material natural que pone a los niños en contacto con la naturaleza. En la actualidad, éste es un gran valor, ya que la mayoría de los niños de hoy en día viven en pisos o apartamentos urbanos.

Yo me crié en una casa de campo y apenas tenía juguetes. Creedme si os digo que jamás los eché en falta. Los elementos naturales que nos rodeaban eran un estímulo más que suficiente para “construir” cualquier universo imaginario. 🙂

Otras ventajas de los juguetes de madera

Además de beneficios educativos, hay ciertas ventajas de los juguetes de madera sobre los de plástico:

  • Mayor durabilidad.
  • Más resistencia al uso y a los golpes.
  • No son tóxicos.
  • Al ser la madera un material muy resistente, acumula menos gérmenes que los de plástico y es, por tanto, mucho más higiénica.
  • Cuidan el medio ambiente (por lo que también educan en valores a los más peques).
  • Presentan menos riesgos de lesión que los de plástico.
  • Resultan la mar de decorativos y favorecen que la habitación del niño sea un espacio alegre, bonito y agradable. 🙂
    Hablamos de la belleza de los objetos artesanales. Los juguetes de madera implican un desarrollo de fabricación artesanal, bien sea éste parcial o total. Como consecuencia, no hay dos juguetes iguales y cada pieza es única. ¿No es éste un regalo extremadamente especial para un niño? 🙂 Por ejemplo: en el caso de los cuencos con bolas, las vetas de la madera les proporcionan una apariencia única y maravillosa.
  • Suponen una inversión muy rentable y acertada. Una de las contraprestaciones que se suelen mencionar al hablar de los juguetes de madera es su precio. Suele pensarse equivocadamente que son más caros que los juguetes de plástico. Sin embargo, es cierto y comprobado que los niños juegan mucho más con este tipo de juguetes y su atención se prolonga durante mucho más en el tiempo que con los de plástico. La mayoría de los niños juegan con ellos durante años y después se los ceden a sus hermanos. Esto hace que se asocie a ellos muchísimos recuerdos de infancia. Por este motivo, y por su gran durabilidad y resistencia, suelen heredarse de generación de generación dentro de una misma familia. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Finalmente, hay que señalar que podemos encontrar más fácilmente un juguete de madera fabricado en Europa y este origen, en mi opinión, siempre es una verdadera garantía de calidad. 🙂

Su cuidado y mantenimiento

El cuidado y la limpieza de los cuencos con bolas (o de cualquier otra pieza de madera) es muy sencillo. Prácticamente duran toda la vida en perfecto estado sin apenas ningún tipo de cuidado o atención especial. Basta con guardarlos en un lugar seco, limpiarlos cuando lo necesiten con un trapo húmedo y secar en seguida.

cuencos con bolas waldorf

Tal y como dice Grapat, si con el tiempo van apareciendo golpecitos en la madera, pequeñas muescas o hendiduras, indicará que el material ha vivido experiencias maravillosas con el niño. Ha tenido uso y, por tanto, cumplido su función. 🙂 ¡A nosotros también nos salen arruguitas con el paso del tiempo! 😀

Waldorf: pedagogía y elementos de juego

La pedagogía Waldorf se apoya en el concepto de lo bello, lo bueno y lo verdadero.

La pedagogía Waldorf es un método de educación alternativa cada vez más implantada en España. Tiene como objetivo el desarrollo de la individualidad de cada niño. Es decir: respeta la forma de ser única de cada niño/persona. es una de las líneas pedagógicas más respetuosas con la infancia.

cuencos con bolas waldorf

La pedagogía Waldorf lleva implantada en España desde 1979. Está apoyada y promovida por la Unesco, y se imparte en unas 3.000 escuelas de más de 90 países. Gobiernos como los de Irlanda, Australia, Alemania o Israel la apoyan oficialmente.

Pero, ¿en qué consiste y qué la diferencia de la tradicional?

Al contrario que la tendencia general, toda su metodología está encaminada a facilitar el despliegue de las capacidades y habilidades propias de cada peque en un ambiente libre y creador que respeta el ritmo natural de desarrollo de cada niño y sostiene que sus capacidades únicas van desplegándose en diferentes etapas de desarrollo hasta llegar a su madurez como adulto.

cuencos con bolas waldorf

La pedagogía Waldorf da mucha importancia a las artes y todo su material escolar es natural y reciclable: plumas estilográficas para escribir, ceras de abeja para colorear, etc. De hecho, trabaja mucho las artes: la pintura, la música, el teatro… Otorga mucha importancia al color con acuarela e impulsa a los niños a aprender música desde edades tempranas, llegando sus alumnos a tocar más de un instrumento (la educación musical temprana tiene múltiples beneficios para los peques).

Los elementos de juego Waldorf

La pedagogía Waldorf no considera sus juguetes un elemento para mantener entretenido al niño en los momentos en los que no tenemos tiempo de ocuparnos de ellos. Para esta línea pedagógica los elementos de juego tienen un gran valor y significado durante la infancia y deben estar orientados a transmitir experiencias.

cuencos con bolas waldorf

Estas experiencias (que se transmiten jugando y son, por tanto, ricas e intensas) son siempre útiles y facilitan la comprensión y adaptación del niño al mundo que le rodea. También suponen una transición del percibir hacia el pensar. Por ejemplo: un niño de meses difícilmente comprenderá los conceptos de lleno-vacío más que experimentándolos por sí mismo.

Esta experiencia real de manipulación mediante el juego le proporciona una valiosa información que le será de gran utilidad el día de mañana, cuando tenga que adquirir conceptos más complejos.

juego heurístico

La importancia de los juguetes durante la primera infancia como vehículo de conocimiento y aprendizaje es tan alta, que por eso en la pedagogía Waldorf no se denominan juguetes, sino elementos de juego.

Éstos siempre están encaminados a estimular la actividad creativa y sensorial del niño y están fabricados con materiales naturales. De hecho, no usa las nuevas tecnologías a edades tempranas, sino que trata de ofrecer una enseñanza más viva. 🙂

Grapat, la magia de los “juguetes con alma”

Nos inspira a diario ver como la necesidad de jugar, casi más que comer, lleva a los niños a jugar con una piedra en un descampado horrible bajo el sol del mediodía en verano. El juego en los niños es como un terremoto que no se puede parar, por mucho que los adultos lo intentáramos con todas nuestras fuerzas. El juego libre, las piezas sueltas, el material no estructurado y abierto nos maravillan a diario porque se transforma en aquello que ellos deciden y que son fruto de su necesidad interna. Proponemos un material sin instrucciones, la única premisa es dejar hacer, sin tiempos, despacio. Un material que incita, invita, provoca la creación de pequeños mundos diversos, fantásticos, realistas, inventados… 

Grapat es una pequeña empresa familiar con una gran proyección internacional. Tiene su sede en Alt Empordà (Cataluña) y también es una empresa solidaria que colabora con fundaciones que cuidan a personas con dificultades psíquicas y con colectivos en exclusión social. Y es una marca respetuosa con el medio ambiente y amante de la producción sostenible.

Sus juguetes están inspirados en su propio estilo de vida, en un entorno natural y sencillo. Se inspiran en objetos cotidianos y su filosofía tiene muchos puntos en común con los grandes valores del juego heurístico, por cuanto fomentan el libre desarrollo de la imaginación infantil.

Los juguetes Grapat son materiales sin instrucciones que defienden el juego libre y autónomo. El papel del adulto ante el juego ha de el de mero espectador. Sólo debe intervenir para mantener la seguridad del juego. Sus únicas normas deben ser las establecidas para evitar hacerse daño a uno mismo, a los demás, al entorno, al material o las creaciones de los demás. Por supuesto, todos los juguetes de Grapat cumplen la Normativa Europea de la Seguridad del Juguete.

cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf

Todos sus elementos de juego están fabricados siguiendo los procesos tradicionales. Sus materiales 100% naturales son ecológicos, suaves, cálidos y robustos. Utilizan maderas de haya y abedul que provienen de bosques sostenibles. Los tintes naturales, ceras y aceites, respetan al máximo la naturaleza y origen de cada pieza, dejando entrever la veta de la madera.

Grapat se caracteriza, sobre todo, por trabajar el color con auténtico cariño. Para ello, utilizan tintes no tóxicos con base de agua. En sus creaciones los tonos cambian, se degradan. Se relacionan con las estaciones, el paso del tiempo, la naturaleza y las emociones. Cada pieza está pintada a mano y es única.

Y como desde Grapat defendemos el valor de la naturaleza, aceptamos la imperfección, es bella y hace que el material tenga aún más valor. 

En definitiva, son juguetes con alma. 🙂

cuencos con bolas waldorf

Lo que a mí más me gusta personalmente de sus juguetes es que permiten a los niños seguir siendo niños. Los respetan, los quieren y fomentar el motor principal que promueve la construcción de la personalidad durante la infancia: el juego. Tal y como ellos mismos dicen:

Y cuando ocurren estos momentos de juego verdadero lo cuidamos, lo protegemos como si de un momento sagrado se tratara. No interrumpimos, cuidamos el espacio, nos mantenemos en silencio…

Family Tree Kids, un lugar para soñar con libertad y crecer felices

Family Tree Kids es una delicia para los sentidos. Una preciosa tienda online de juguetes de madera ecológicos, que cuenta también con un amplio catálogo de material educativo, manualidades para niños y una cuidadosamente escogida librería infantil.

Family Tree Kids

Es un exquisito rinconcito de la red que, desde la Eliana (Valencia), invita a relajarse y navegar por todas sus esquinitas. Entre sus juguetes educativos ella podemos encontrar elementos de juego afines a las líneas pedagógicas más actuales.

cuencos con bolas waldorf

Comprometida con el desarrollo infantil saludable, sólo trabajan con marcas respetuosas con la infancia que fomentan el desarrollo mediante el juego libre y potencian la creatividad de los más pequeños.

Family Tree Kids

También son especialistas en la creación de mobiliario y material Pikler, Montessori y Waldorf para escuelas y familias. Es decir, son expertos en su campo y saben muy bien lo que se hacen. 🙂

Family Tree Kids
Banco multifunción Waldorf, fabricado por Family Tree Kids.

Family Tree, un proyecto de Educación y Crianza Consciente y Natural

Detrás de este pedacito de paraíso infantil está Amparo, una mamá como tú y como yo, que se esfuerza cada día por ofrecer un trato personal e individualizado a cada persona que llega a Family Tree Kids buscando un regalo especial, un juguete mágico, un libro con encanto, un artículo útil, o simplemente orientación o consejo. Entrar en su tienda es como entrar en la casa de una amiga. Así es como te hace sentir con su trato cálido y familiar. 🙂

Family Tree Kids surgió como la unión de las vivencias de su propia familia. Un proyecto común entre dos personas que querían emprender un camino juntas y crear un proyecto donde tuvieran cabida la Educación y la Crianza vista y vivida de una manera consciente y natural.

Amparo, además, es Maestra de Educación Infantil, y ha trabajado varios años en la Escuela. Siempre se ha interesado por otras maneras de educar distintas a las convencionales y ha viajado y se he formado mucho para conocerlas. La India, Holanda, España… Esta pareja ha conocido proyectos y maestros especiales de diversas partes del globo. Siempre indagando, observando y aprendiendo, hace unos años Amparo se formó como Asistente Montessori Casa de Niños y su pequeña, Ananda, llegó en el mejor momento. 🙂

Un poquito antes de que naciera su peque,  decidió crear un proyecto que le permitiera criarla con apego, a pecho y en sus brazos todo el tiempo. Y así nació Family Tree, un espacio donde la esencia que le inspira la Crianza y Educación Consciente fuera posible. De ello hace ya más de dos años y siguen igual de ilusionados, creciendo los tres al lado del proyecto.

Family Tree Furniture

Hace poco más de un año, observando las necesidades de movimiento de su hija, se lanzaron con su propia Marca: Family Tree Furniture, y comenzamos a crear una línea de Mobiliario Infantil que cumple las características y esencia de la Pedagogía Pikler, que aboga por la libertad de movimiento.

Family Tree Furniture
Triángulo Pikler.

Absolutamente todo lo que tienen en su tienda lo han seleccionado a conciencia, bajo unos criterios pedagógicos óptimos para el pleno desarrollo de los niños/as. La gran mayoría de los materiales los han probado con su propia hija y con los alumnos de Amparo, los que les convierte en una fuente de experiencia y confianza para el resto de padres. 🙂

Pasión por los pequeños detalles

Mi abuela, que tiene 98 años, todavía dice siempre que la belleza está en las cosas más pequeñas y que son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Cuando me llegó el primer paquete de Family Tree Kids a casa, me imaginé a Amparo preparándolo con tanto esmero como mi abuela hacía las camas, doblando las esquinas de las sábanas hacia dentro (“porque si no, no están bien hechas”). El cariño que le pone a cada envío se transmite a los paquetes. Y cuando lo recibes, te da calorcito. 🙂

Family Tree Kids

Además, nos envió un precioso detalle como regalo: una cajita con media docena de gotas de cera ecológica. Un material artístico totalmente natural y no tóxico, sin peligro para la piel ni la boca. Tienen forma ergonómica y están especialmente pensadas para las manos de los más peques de la casa.

Su diseño en forma de gota les permite sujetarlas con facilidad y así pueden crear libremente sus primeras expresiones artísticas. Además, tienen doble punta: con su cabeza gruesa pueden pintar grandes superficies, y dibujar líneas con la punta. 🙂

gotas de cera ecológica

Y es que se nota que Amparo también es madre. Eso se nota en el cuidado que pone en la selección de todos sus materiales. ¡Y en su apoyo a la maternidad afectiva y a la crianza con apego! No en vano, en Family Tree Kids es también un espacio familiar. En él, podemos encontrar materiales de apoyo a la lactancia materna y al porteo ergonómico. Y también artículos de crianza natural y puericultura respetuosa. Todos sus artículos son naturales y ecológicos. ¡Como nuestros cuencos con bolas! 😀

cuencos con bolas waldorf cuencos con bolas waldorf

Si vivís cerquita, podéis visitar su tienda física en la Calle Marques de Cáceres. También podéis visitar su tienda de juguetes online. Ahora, para celebrar su segundo cumpleaños, ¡los gastos de envío son gratis durante todo el mes de marzo!

Sorteo de unos cuencos con bolas Grapat

¿Queréis conseguir unos cuencos con bolas como los nuestros? En el Facebook de Una Mamá Novata vamos a sortear, junto a Family Tree Kids, un lote igualito.

cuencos con bolas waldorf

¡Participar es muy fácil! Si eres mayor de edad y resides en España (Península y Baleares) puedes participar. Tan sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Seguir nuestro Facebook e Instagram, así como el Facebook e Instagram de Family Tree Kids. 
  2. Compartir públicamente el post del sorteo en tu Facebook y en tu cuenta de Instagram (#sorteocuencosybolas).
  3. Dejar un comentario en el post del sorteo en Facebook etiquetando al menos a 2 amigos.
  4. Pegar en el comentario el link del artículo que más te guste de la tienda online Family Tree Kids.

Cuatro sencillos pasos… ¡Y ya está!

El sorteo se realizará con EasyPromos y puedes participar hasta el día 20 de marzo a las 10:00h.

¡Mucha Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *