smash cake

Smash Cake, la última moda en sesiones de fotos con bebés

El primer cumpleaños es una fecha digna de celebración y festejo. La mayoría de los papis nos esforzamos mucho por hacer de éste un día especial e inolvidable. Y, como no, ¡también lo queremos inmortalizar! Smash Cake es una nueva tendencia en fotografía infantil. Se trata de una sesión de fotos muy divertida con la que se obtiene magníficos resultados. ¿Quieres saber más acerca de ella?

smash cake
Imagen de Small Things.

Qué es un Smash Cake

Se trata de una sesión de fotos donde el principal protagonista es el bebé y una tarta. ¿Os imagináis lo que puede hacer un bebé de un año frente a un pastel? Nunca se sabe a ciencia cierta cómo va a reaccionar cada bebé: los hay que hunden sus manos en él, los que se chupan los dedos, los que arrancan un trozo y se lo empiezan a comer… ¡o se embadurnan con él!

smash cake
Imagen de Ilumina2Photo.
smash cake
Imagen de Ilumina2Photo.

Los resultados son increíbles, se sacan fotos preciosas de los gorditos de la casa explorando su pastel, haciendo travesuras con él y llenándose de crema por todos lados. Por una vez, se les deja hacer libremente todo lo que se le ocurra. Y es que de eso se trata el smash cake (o pastel para aplastar), es un divertido juego de aprendizaje y de exploración sensorial para el bebé.

smash cake

smash cake
Imagen de Small Things.

También es una oportunidad única para sus padres de inmortalizar el momento de su primer cumpleaños con fotografías y vídeos que se convierten en un bonito recuerdo del primer año para la familia, que podrán mostrar a su hijo cuando haya crecido. Por lo general se hace la sesión de fotos antes y suelen usarse las imágenes para las tarjetas recordatorio del primer añito.

 

Smash Cake en un estudio profesional o en casa

Actualmente hay muchísimos profesionales y estudios de fotografía especializados en peques que ofrecen este tipo de sesiones. Ilumina2 Photo y Small Things son dos de ellos. Las sesiones de smash cake también son relativamente sencillas de preparar y realizar en casa. Así que lo primero que debes decidir es si hacerlo en tu casa cámara en mano y sacarle tú mismo las fotos a tu bebé, o hacerlo en un estudio fotográfico y con un profesional especializado en fotos infantiles.

smash cake
Imagen de Small Things.
smash cake
Imagen de Small Things.

Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas. La opción del estudio fotográfico es más cómoda y limpia. Ellos cuentan con la iluminación, el atrezzo, los escenarios y el equipo más adecuado y son auténticos artistas que sacarán el máximo partido al momento.

smash cake
Imagen de Corine & Cake.

Por lo general suelen ofrecer un pack cerrado que incluye el pastel y los accesorios. En ese caso, no os olvidéis de preguntar sobre el tipo de productos e ingredientes que se utilizan para evitar alergias o intolerancias a ciertos elementos.

smash cake
Imagen de Ilumina2Photo.

Como contrapartida, este tipo de sesiones no suelen ser baratas. Debéis valorar en su justa medida el trabajo cualificado de un auténtico profesional. Si verdaderamente está especializado en bebés y niños muy pequeños, tendrá un seguro de responsabilidad civil y sabrá colocar al bebé de forma que su seguridad y su comodidad prime en cada momento. Al fin y al cabo, lo más importante es la seguridad del bebé durante la sesión de fotografía.

smash cake
Imagen de Sunflower Life Photography.

También estará acostumbrado a adecuarse al ritmo y las necesidades de cada bebé, viéndose obligado incluso a suspender varias veces la sesión si éste tiene sueño, hambre o se muestra nervioso o incómodo. Por todo esto es muy frecuente que tenga que dedicarle toda una mañana o una tarde exclusivamente a tu bebé. 🙂

smash cake
Imagen de Ilumina2Photo.

Otra opción es que el fotógrafo vaya a tu casa y que se haga allí la sesión de fotos.

Cómo Planificar un Smash Cake en casa

Las sesiones de Smash Cake en casa son baratas y sencillas de realizar. Éstos son algunos consejos que debemos tener en cuenta:

  • Elige el pastel. Debes decidir si comprarás o harás tu misma el pastel. Tanto en un caso como en otro, lo mejor es escoger un pastel a base de bizcocho ligero y con una cobertura cremosa de colores suaves. Para darle color puede llevar virutas de colores que llaman mucho la atención a los pequeños, pero no elementos como velas o caramelos grandes que puedan llevarse a la boca. Recuerda sacar el pastel de la nevera con antelación para que se tempere y no esté frío ni duro. Si lo preparas tú misma, usa los ingredientes más sanos y que más le gusten a tu peque. En todo caso, no conviene que el pastel sea muy grande, el bebé se sorprenderá y experimentará igual si el pastel es muy pequeño, incluso hay quien le pone un llamativo cupcake.
  • Escoge un espacio despejado de muebles y con mucha luz. Necesitarás una buena iluminación, así que haz pruebas con tu cámara en diferentes horarios para ver los resultados. Los profesionales cuentan con equipos de iluminación profesionales que no siempre están al alcance de todos, ¡pero si tienes una buena fuente de luz natural obtendrás un bonito recuerdo aunque tus fotos no sean las mejores del mundo mundial!
  • Busca inspiración: mira en la red imágenes y presta atención a los detalles: colores, accesorios, ropa, disfraces, etc.
  • Escenario y decoración: arma un escenario, coloca guirnaldas, globos o simplemente deja un ambiente libre con un fondo neutro (como una pared blanca) para que el principal protagonista sea tu bebito.
  • Vestuario: escoge la ropa para tu bebé. Ten en cuenta que va a mancharse (¡y mucho!). Así que lo mejor es dejarle desnudito de cintura para arriba, en pañales, calzonas, tutús… O un diafraz especial para la ocasión que no te importe manchar. 🙂 Tampoco hace falta que sea algo muy sofisticado. Los accesorios de vestuario como corbatas, pajaritas, cintas para el cabello, diademas, etc. darán el toque especial al conjunto.
  • Escoge un momento del día en que tu bebé esté predispuesto y quiera jugar, sin sueño ni ganas de comer. A media mañana o la hora de la merienda suelen ser ofrecer excelentes oportunidades para que el peque se anime a probar su tarta de cumpleaños.
  • Necesitarás un ayudante mientras tomas las fotos, ya que alguien debe entretener y motivar al bebé mientras tu le fotografías.
  • Ármate de paciencia… ¡Nunca se sabe como reaccionará tu niño, quizás se sorprenda o se muestre confuso y al principio no haga nada. Espera y anímale a que juegue y se divierta interactuando con el pastel.
  • Captura los detalles. Asegúrate de capturar detalles de las manos en el momento de agarrar el pastel, o de la boca y la naricillas manchadas una vez que lo pruebe. ¡Y no olvides hacer fotos del pastel antes de que lo destroce!
  • Prepárate para limpiar. Ten a mano ropa de recambio y toallitas húmedas para limpiar los excesos antes de que manche más cosas de la casa. ¡Incluso puede que la sesión de fotos termine en la bañera!
smash cake
Imagen de Tk Photography.

Lo más importante a tener en cuenta es que el bebé no sufra ningún daño. Para ello el pastel no debe llevar nada con materiales plásticos o rígidos, ni adornos que puedan lastimarle, sea por contacto con las manos o porque se lo pueda llevar a la boca. Y sobre todo, no hay que olvidar tener la cámara en mano para captar los mejores momentos de su primer cumpleaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *