caja de cerraduras Montessori

Caja de cerraduras Montessori, un juego desafiante que educa

Un tesoro está escondido dentro de esta caja con cuatro puertas cerradas. Para descubrirlo, los peques tendrán que ser capaces de abrir sus cerraduras. ¡Y cada una es diferente a la anterior! Un reto de inteligencia para el que se requiere concentración y perseverancia. La caja de cerraduras Montessori es tan llamativa como práctica, ya que enseña conocimientos útiles y educa la motricidad fina de los más peques de la casa gracias a los seguros de filigrana.

Qué es la caja de cerraduras

LockBox es una caja de madera pintada con cuatro puertas y cerraduras diferentes: llave, pasador, pasador con cadena y cierre de presión.

caja de cerraduras Montessori

Cada uno de estos cierres tiene diferente nivel de complejidad.

Caja de cerraduras Montessori

Una ancha abertura superior, similar a la del diseño de una hucha, permite que deslicemos en su interior sin abrir las puertas, un objeto escondido: una gran llave de madera, que incluye el juguete.

caja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessori

Este elemento supone un estímulo para los peques, a los que entregaremos la caja de cerraduras cerrada por sus cuatro lados y con el objeto dentro.

caja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessori

De esta forma, tendrán que superar el reto y abrir al menos una de las puertas para poder acceder al premio que se esconde en su interior.

Caja de cerraduras Montessori

También podemos sustituir el objeto sorpresa por cualquier cosa que se nos ocurra o que le guste especialmente al niño, para motivarle aún más. ;P

Caja de cerraduras Montessori

Su diseño sencillo y compacto (15 cm. por su lado más largo) facilita su manipulación por los peques. Sus vistosos y alegres colores les llaman, además, poderosamente la atención. 🙂

caja de cerraduras Montessori

El acabado es excelente, es un juguete resistente y seguro en el que se ha mimado hasta el más mínimo detalle. 🙂

caja de cerraduras Montessori Caja de cerraduras Montessori Caja de cerraduras Montessori

El ejercicio está dirigido a niños de entre 3 a 5 años de edad y es un juguete educativo de la tienda online de juguetes jugar i jugar que está enmarcado dentro de la línea pedagógica Montessori.

Para qué sirve LockBox

La caja de cerraduras es, a la vez, un reto de ingenio y habilidad y una herramienta educativa que ayuda a los peques a entrenar las habilidades motoras cotidianas.

Caja de cerraduras Montessori

Mediante la actividad, se potencia que el niño desarrolle su capacidad de concentración y la constancia, ya que ambas cualidades resultan necesarias para lograr el objetivo: abrir la caja y obtener el tesoro.

El ejercicio resulta divertido y estimulante para los niños. ¡Realmente se trata de un regalo inteligente para un niño pequeño! 🙂

Un reto educativo con varios niveles de dificultad

Las puertas de las caras más largas del cubo (puertas verde y azul) con pasador y pasador con cadena, suponen los niveles fácil y medio de dificultad.

caja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessori Caja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessori Caja de cerraduras Montessori

Diego, con 22 meses, no tuvo problema alguno en descorrer el pestillo. Con la cadenita peleó un poco más, pero también consiguió descorrerla con relativa rapidez para un niño de su edad.

Caja de cerraduras Montessori Caja de cerraduras Montessori

Además, ambas están situadas en las caras de mayor anchura de la caja, lo que supone que son puertas con un diámetro de apertura bastante ancho, por las que las manitas del peque entran sin dificultad para coger el objeto oculto.

Las caras laterales de la caja de cerraduras son el equivalente a los niveles difícil y experto.

Caja de cerraduras Montessori caja de cerraduras Montessoricaja de cerraduras Montessori caja de cerraduras Montessori

El cierre a presión requiere cierta lógica y algo de habilidad manual. A Diego le cuesta bastante hacerse con ella, aunque tras varias demostraciones (seguidas de continuados intentos por su parte) consiguió superar también esta prueba. 🙂

Caja de cerraduras Montessori

La cerradura con llave (que además tiene un cierre extra de seguridad) es, sin duda, especialmente difícil para un niño pequeño. No sólo por la delicadeza que requiere introducir la pequeña llave en su cerradura, sino porque además han de saber girarla en el sentido correcto para abrir o cerrar la puerta.

Caja de cerraduras Montessori

Además, como Diego aún no se ha definido como diestro o zurdo, es muy gracioso observarle mientras se va cambiando de mano la llave para probar su destreza. 😀

Caja de cerraduras Montessori

Mi enano todavía no es capaz de abrirla solo, pero no cesa en su empeño y tiene una fijación especial con ella… Tal vez porque ésta es, precisamente, la que más se le resiste. 😀

Beneficios para los niños de la caja de cerraduras Montessori

LockBox es, sobre todo, un juego de motricidad y descubrimiento. Es, más que un juguete, un material pedagógico especialmente interesante ya que, además de disfrutar de todas las ventajas de los juguetes de madera que os enumeraba en este post (mayor durabilidad y resistencia, mayor higiene, manejabilidad, calidad, etc.), ofrece toda una serie de beneficios para los peques:

  • Despierta su curiosidad, el motor universal de todo conocimiento y progreso.
  • Manipular los cierres de filigrana les ayuda a perfeccionar su habilidad manual y a desarrollar la motricidad fina.
  • Favorece su capacidad de concentración, ya que los peques necesitan centrarse en la actividad para resolver el reto.
  • Desarrolla su paciencia y perseverancia. Necesitan ejercitar la constancia para conseguir abrir las cerraduras que más se les resisten.
  • Los desafíos lógicos desarrollan la habilidad mental y la inteligencia.
  • Les enseña la relación causa-efecto (“si abro el cerrojo, podré abrir la puerta y si abro la puerta, conseguiré lo que hay dentro”).
  • Y, sobre todo, la manipulación de diversos cierres, les aporta un conocimiento práctico que les resultará útil en su vida cotidiana.

Nuestra experiencia de uso

A Diego le encanta su caja de cerraduras. Se queda “pegado” a ella (literalmente) cada vez que se la sacamos. Desde el primer momento le ha fascinado la manipulación de 360º que ofrece la caja de 4 caras y sus múltiples cerraduras.

Caja de cerraduras Montessori

A pesar de no haber cumplido aún ni los 2 años, es un niño especialmente habilidoso con las manos (y no lo digo porque sea su madre, porque tampoco me da apuro reconocer que la motricidad gruesa la llevamos regular, nada más…) y le encantan los retos de habilidad que supongan la manipulación de pequeños objetos.

Caja de cerraduras Montessori

Aunque con cierta torpeza, es capaz de abrir 3 de sus 4 cerraduras para conseguir la llave de madera. Y captó la dinámica de juego rápidamente, ya que en cuanto abre las puertas y saca la llave, vuelve a cerrarlas para colarla de nuevo por la abertura superior.

El peque pide la caja de cerraduras muy a menudo. Al ser un juguete que posee varios grados de dificultad, no es fácil que le aburra o se canse de él. Eso sí; como la cerradura con llave se le resiste especialmente, cuando vemos que comienza a frustrarse desviamos su atención hacia otro juego.

Caja de cerraduras Montessori

Al peque le gusta porque le entretiene y a nosotros porque le educa mientras juega. 🙂 Además, es tan bonita que resulta la mar de decorativa sobre una estantería. ¡Me gusta incluso como hucha o cajita guarda secretos! 😀

caja de cerraduras MontessoriCaja de cerraduras Montessori

Pero, además, encontramos de gran utilidad que el peque pueda aprender jugando a desbloquear cerraduras reales. Es un tipo de conocimiento práctico que le servirá de gran utilidad en su día a día. 🙂

La pedagogía Montessori, responsabilidad y autoformación

El método Montessori es un método educativo que se caracteriza por desarrollar en el niño la independencia y la libertad (dentro de unos límites) y en el adulto, el respeto por la psicología y el desarrollo de los niños. Aunque en la actualidad está muy de moda, lo cierto es que se trata de una pedagogía centenaria que ha sido usada durante generaciones en las escuelas de educación infantil por educadoras de todas las partes del mundo.

Caja de cerraduras Montessori

Este método educativo pone especial énfasis en la actividad autodirigida por el niño y observada (no guiada) por el adulto. El papel del adulto es, en cierto modo, pasivo. Se limita exclusivamente a adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo, poniendo a su alcance los materiales adecuados para permitirle tener experiencias de carácter práctico. El propósito es liberar todo el potencial de cada niño para que cada uno se autodesarrolle en el ambiente más adecuado a sus necesidades.

Se trata por tanto, de un enfoque educativo que tiene en cuenta la singularidad de cada ser humano y evita la generalización. De esta forma se trata de conseguir un desarrollo integral y lograr el máximo grado de sus capacidades.

Los materiales del método Montessori

Los materiales Montessori están inspirados en aquellas actividades con las que los niños más disfrutan y repiten varias veces. Suele tratarse de elementos de juego y aprendizaje que resultan multisensoriales, secuenciales y que facilitan el autoaprendizaje. De hecho, la columna vertebral de esta pedagogía es un enfoque práctico que se basa en el hecho de que los niños aprenden más efectivamente de sus propias experiencias.

Por ejemplo: los materiales para las matemáticas suelen ser herramientas secuenciales de aprendizaje de matemáticas, una materia a la que Montessori concede una gran importancia. Ayudan a los niños a aprender y entender realmente los conceptos matemáticos ya que los familiarizan con ellos utilizando materiales concretos como cuentas, ábacos, fracciones geométricas, etc.

Montessori

El material de lenguaje tiene como objetivo preparar a los niños para leer y escribir a través de una serie de actividades que les permiten ir acumulando, poco a poco, todas las habilidades individuales necesarias para que, cuando estén listos, el aprendizaje sea simplemente la progresión natural del juego práctico.

Montessori

Los materiales sensoriales ayudan a los peques a aprender conceptos recibiendo información a través de los sentidos: color, temperatura, sabor, tamaño, peso, sonido, textura… Los materiales sensoriales aprovechan el hecho de que los niños usan sus sentidos para aprender. A través de ellos, se les anima a clasificar las propiedades físicas del mundo en que vivimos.

Montessori

Los materiales de vida práctica constituyen la base del método. Permiten a los niños imitar las actividades de los adultos que les rodean. Se consideran materiales que fomentan una buena autoestima, pensamiento lógico, psicomotricidad fina y gruesa, resolución de problemas, independencia y cuidado de uno mismo, de otros y del entorno que nos rodea. En definitiva, engloban todas las habilidades necesarias para el aprendizaje posterior de los pequeños y para su felicidad como adultos.

Y por último los materiales para actividades académicas, que deben presentarse cuando el niño tenga unos cimientos sólidos en relación a sus sentidos y dominio del trabajo de vida práctica. Será entonces cuando esté preparado para concentrarse en otras área académicas como la geografía o la botánica y la zoología.

Montessori

El método Montessori también realza la importancia de la actitud familiar y del entorno del niño. Es importante que los niños vean en casa curiosidad y tengan figuras adultas de referencia que les transmitan interés por el trabajo y el aprendizaje. 🙂

Montessori en casa

La vida práctica es la inspiración de la pedagogía Montessori. Es en ella en la que se inspira, precisamente, nuestra caja de cerraduras. Porque ésta, no sólo les da a los niños la oportunidad de practicar las habilidades de la vida cotidiana, sino que también les ayuda a desarrollar la coordinación de la mente y el cuerpo.

Caja de cerraduras Montessori

Muchos padres sostienen que integrar Montessori dentro de su educación en casa les ayuda a conocer realmente al niño, tanto a nivel físico como psicológico. Todo lo cual repercute positivamente en su estilo de crianza. 🙂

Dónde puedo encontrarla

Hay varios modelos diferentes de la caja de cerraduras, pero este modelo nos gusta especialmente por la sencillez de su diseño y su gran manejabilidad. Nuestra caja de cerraduras Montessori es de jugar i jugar, una tienda online de juguetes educativos de la que os hablé extensamente al final de este post y que cuenta con uno de los catálogos más extensos en materiales para el juego pedagógico de toda la red, incluyendo una gran variedad de juguetes de madera.

jugarijugar

Un detalle que nos gusta especialmente de esta tienda de juguetes online, es la clasificación que hace de los juguetes atendiendo su categoría, por la edad de los niños, por sus aficiones o habilidades e incluso por el tipo de regalo que queremos hacer según la ocasión. Tienen muchísimo material Montessori y elementos de juego de otras líneas pedagógicas. Y siempre, sin decepción, sus juguetes son sinónimo de aprendizaje y calidad.

2 thoughts on “Caja de cerraduras Montessori, un juego desafiante que educa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *