Nuestros favoritos de Ikea

Nuestros favoritos de Ikea para niños

Muebles, sistemas de almacenaje, textiles y hasta juguetes… Los diseños de Ikea son funcionales, versátiles y divertidos. ¿Quieres saber que artículos del gigante sueco son nuestros favoritos de Ikea para niños?

Nuestros favoritos de Ikea para peques

La Estantería Flisat es nuestra última adquisición, así que voy a empezar con ella. Ikea la incluyó en su última línea de muebles infantiles (Flisat) después de percatarse del éxito que había tenido una pequeña estantería que con el mismo diseño se vendía en la sección de cocina como estante para las especias. Resulta que esta simple balda con una barrita horizontal para evitar la caída de los botecitos de especias empezó a ser utilizada por papis de todo el mundo como estantería para los cuentos de sus peques. Y es que es perfecta para este fin, ya que está ideada como almacenaje de pared con el frontal abierto por lo que los niños tienen muy fácil acceso a sus cuentos favoritos, que pueden colocarse de frente para que los niños puedan ver sus portadas.

Diego tiene 3 de ellas colocadas en línea vertical una encima de otra en una de las paredes de su cuarto. Crea un efecto muy bonito de librería infantil tipo revistero y además, nos hemos llevado la sorpresa de comprobar que, desde que el peque tiene mayor acceso a sus libros expuestos de esta forma, los pide mucho más a menudo. 🙂

Aunque no la hemos adquirido porque es para niños mayores que Diego, otro de nuestros favoritos de Ikea es la mesa de la misma serie: la Mesa Flisat. Es una mesa de líneas puras y sencillas que incluye en su diseño dos espaciosos cajones de almacenaje. Pero en lugar de incluirlos como clásicos cajones con tiradores, la cubierta de la mesa se levanta para poder tener acceso a las cajas de almacenaje, con lo cual los más pequeños de la casa no corren el riesgo de pillarse los deditos y todas su pinturas quedan recogidas después del ratito de dibujo.

La Casa de muñecas Flisat sí que la tenemos y estamos encantados con ella. Es una preciosa casa de madera de tamaño medio y líneas sencillas. Es muy económica y puede ser usada como juguete o como estantería. Nos gustó su gran versatilidad, que hace posible que se adapte a las distintas necesidades del niño a medid que éste crece. Diego de momento la usa como casita de muñecas y tiene a juego los dos sets de habitaciones que Ikea vende a parte para esta casa. Por cierto, son bien graciosos, ya que imitan en su diseño a los propios muebles que vende la firma sueca. 🙂

¡Del sistema de almacenamiento Trofast me declaro enamorada! Lástima que actualmente dispongamos de muy poquito espacio en el cuarto infantil para incluirlo como parte del mobiliario porque si no, ya sería nuestro. Trofast es una serie de muebles modulares para apoyar contra la pared a modo de cómoda y una serie de estanterías del mismo sistema. Se trata de estructuras de madera con raíles laterales para introducir en ellos cesteros de plástico de distintas capacidades.

En la guardería de Diego la usan en todas las clases, ya que el espacio abierto que deja el cestero encajado en el mueble está pensado para que los peques puedan tener acceso a sus cosas sin pillarse los deditos. Hay modulos de todas las formas y tamaños (incluso escalonados, que es una estética que me encanta) y está disponible en varios colores, tanto la estructura de madera como los cajones de almacenaje, pero a mí la combinación que más me gusta es natural/blanco, como el de la imagen.

La Cama Kura es una estupenda opción para aprovechar al máximo el espacio en cuartos de tamaño pequeño. Aprovecha el espacio aéreo que normalmente se desperdicia en cualquier cuarto y crea dos espacios en niveles diferenciados. De esta forma, la parte alta funciona como cama tipo litera, en tanto el espacio inferior se puede convertir en zona de juego o estudio. También se puede cambiar la cama a la parte más baja, si se desea.

Nuestros favoritos de Ikea

El Cajón con ruedas Flisat es súper útil como contenedor de cuentos o juguetes. Dispone de ruedas y de un cordón a modo de asa para que el peque pueda transportarlo a donde él quiera y ponerse a jugar con su contenido.

Los Juguetes de madera del Ikea son geniales. Tienen una relación calidad-precio estupenda y unos preciosos diseños. Son increíblemente manejables para los niños y resultan muy educativos. Todavía no hemos comprado ninguno de estos para Diego porque no tiene edad suficiente, pero sí los hemos regalado y siempre han triunfado. A nosotros nos gustan especialmente las cocinitas de madera y los juegos de mesa.

Los Juguetes para bebés también son fantásticos. De estos sí que ha tenido (y tiene) varios nuestro peque. Son súper resistentes y cuentan con muy buenos acabados. Los cochecitos de madera para construir y los vehículos con piezas imantadas son especialmente recomendables. 🙂

Y, por último, los textiles. Tanto la serie para cunas como los juegos de sábanas y fundas nórdicas para camas infantiles forman prácticamente toda la ropa de cama de Diego. Son económicas y sus estampados son modernos, alegres y coloridos. Los cojines y alfombras para el cuarto de los niños también merecen una mención a parte. 🙂

No es que el resto de nuestra casa esté amueblada en Ikea (más bien utilizamos sus cositas de decoración y textiles para dar un toquecito aquí y allá), pero en concreto la gama de muebles y accesorios para niños nos resulta especialmente práctica para ellos. Sus diseños actuales y frescos, y sus precios accesibles nos han sacado de un apuro en más de una ocasión. ¿Y a vosotr@s? ¿Os gustan las cositas de Ikea para peques?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *