Chalking XL & incolour: ¡Construye y pinta sin más límites que los de tu imaginación!

¿Te imaginas un juguete que pueda convertirse en cualquier cosa que tu hijo imagine? Ese juguete existe y además es 100% natural y Made in Spain. Se trata de Chalking. Su creador, Wodibow, es una empresa segoviana que ya acumula varios premios por el diseño vanguardista y multifuncional, inspirado en la naturaleza, de sus juguetes de madera.

Chalking, dale forma a tu imaginación

¿Que harías con piezas de madera con formas y tamaños distintos? Puedes ponerlas boca arriba, boca abajo, amontonadas o no; ¡tienes combinaciones sin límite! Y si a esto le añades una superficie en la que poder pintar y tizas de colores, puedes llevar tu imaginación a construir todo aquello que te propongas. Diseña, construye y pinta a lo grande: ciudades, personajes, coches, jardines, guerras entre galaxias  o lo que quieras con Chalking Xl y Chalking incolour. Tú, tu imaginación, piezas de madera 100% de haya con pintura de pizarra y seis tizas de colores. ¿Qué te dicta tu imaginación?

Con esta irresistible descripción se presentan Chalking XL y Chalking incolour, dos de las tres modalidades de Chalking disponibles. Ambos juguetes vienen acompañados de un packaging cilíndrico de cartón, con tapa y base de madera y un asa de cuerda natural.

En su interior, las piezas de madera con forma de figuras geométricas cuentan con una superficie lisa decorada con pintura de pizarra.

Los peques pueden agruparlas y dibujar sobre ellas a su antojo con las tizas de colores que las acompañan… ¡Y convertirlas en todo lo que quieran que sean!

Montañas, ciudades, océanos o galaxias… ¡Todo es posible apilando las formas adecuadas y decorándolas!

Imagina, Construye y Pinta: Chalking, Chalking Incolour y Chalking XL

Chalking y Chalking Incolour contienen cada uno 6 tizas de colores y 25 piezas geométricas de madera de haya pintadas con pintura de pizarra, que es negra en el caso de Chalking y de colores en el caso de Chalking Incolour.

Chalking XL es la versión gigante del juego. Contiene 10 figuras geométricas, pero más grandes que las de sus homólogos. Así los más pequeños de la casa tienen más espacio donde pintar y colorear. También le acompañan 6 tizas de colores.

¡Las tres modalidades se pueden combinar entre sí para crear un universo infinito de posibilidades!

¿Dónde te lleva tu imaginación?

Chalking no es sólo un juguete… ¡Es todos los juguetes! Y es que sus piezas pueden convertirse en cualquier cosa que los peques decidan que sea. Sólo tienen que imaginarlo para agrupar las piezas y dar forma a sus ideas pintándolas. Después, basta con borrar para volver a empezar. ¡Y listos para volver a imaginar y crear un mundo nuevo!

Con Chalking el peque está a solas con su imaginación, piezas de madera y tizas. Los peques pueden construir y pintar personajes, vehículos, ciudades, paisajes… ¡O cualquier cosa que se les pase por la cabeza! ¿Un pez globo nadando feliz entre corales? ¡También es posible!

Un círculo, un rectángulo y una tiza pueden convertirse en una persona o un árbol; un cuadrado, un triángulo y una tiza, en una casa; un rectángulo pintado y dos semicírculos, en un coche… El juego es sencillo e intuitivo y estimula el mayor activo de nuestros hijos: su imaginación.

Chalking, mucho más que un juguete

Más que un juguete, Chalking es una herramienta de aprendizaje y desarrollo para los peques. Los niños no juegan para aprender, pero aprenden mientras juegan. Y Chalking tiene 4 vertientes llenas de beneficios.

1.- Es un juego de construcción

Por un lado, es un juego de construcción de madera y, como tal, comparte los beneficios de los juegos de construcción. Y es que no se trata sólo de esparcir unas cuantas piezas de colores por el suelo… Los juegos de construcción favorecen el desarrollo psico-social y motor de los peques.

No en vano, se encuentran presentes en todas las aulas de educación infantil y en todos los hogares con niños pequeños. Aunque parezca que los niños simplemente juegan con ellos, lo cierto es que aprenden una enorme variedad de destrezas. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

    • Fomentan la imaginación y la creatividad. Los juegos de construcción hacen que los niños sean más creativos, imaginativos y curiosos al esforzarse por imaginar y dar forma a aquello que imaginan.
    • Suponen una estupenda estimulación mental. Al pensar en qué quieren construir y cómo hacerlo, los peques trabajan ambos hemisferios cerebrales. Después, durante el juego, tienen que procesar datos y solucionar los problemas que surjan durante la construcción. De esta forma, desarrollan la intuición y la agilidad mental.
    • Desarrollan las habilidades motoras. Los niños perfeccionan sus habilidades motoras finas y gruesas a través del juego con bloques. Al recoger y apilar las piezas, usan tanto los pequeños músculos de las  como los músculos grandes de sus , espalda, tronco e incluso piernas en el caso de grandes construcciones. A los más pequeños, les ayuda especialmente a perfeccionar la habilidad de sus manitas y la coordinación ojo-mano.
    • Les prepara para aprender a escribir. El desarrollo de las habilidades motoras finas prepara a los niños para la escritura, ya que les ayuda a ejercitar y coordinar sus manitas y deditos, necesarios para escribir.

    • Incentivan el razonamiento lógico y la visión espacial. Con los juegos de construcción, los peques crean objetos que conocen en 2D y 3D. De esta forma aprenden a identificar el mundo que les rodea, a reconocer el entorno en el que viven y adquieren visión espacial.
    • Promueven las habilidades sensoriales. Los niños pequeños experimentan con sus sentidos desde que nacen y necesita estímulos para fortalecer estas capacidades. Los bloques de construcción pueden apilarse, derrumbarse y volverse a montar. ¡Son geniales para afinar los sentidos de la vista y el tacto!
    • Desarrollan las habilidades matemáticas y sientan las bases de la física. Los niños adquieren una gran variedad de habilidades y conceptos matemáticos sencillos a través del con bloques. Pueden contarlos, identificar las diferentes figuras geométricas que representan y clasificarlos por sus distintas formas, colores y tamaños. Así aprenden jugando conceptos matemáticos básicos como las cantidades, el volumen o las distancias. Incluso con las construcciones más simples, los peques pueden adquirir conceptos más complejos como los de simetría, resistencia, solidez o equilibrio. También les enseñan que, para que las cosas funcionen correctamente, se deben respetar ciertas reglas físicas.

    • Enseñan a asociar iguales y contrarios. Los bloques son representaciones concretas de formas geométricas con las que los peques aprenden a comparar y contrastar los distintos atributos y características.

    • Hace que los peques sean más ordenados. Contribuyen a que los niños pequeños sean más organizados, ya que este tipo de juego hace que se acostumbren a ordenar y a clasificar las piezas antes de jugar, y a reagruparlas después.

    • Les aporta autoestima. Los niños se convierten en “creadores” y como tales, sienten una gran satisfacción por sus obras. Para ello es importante, además, que siempre les felicitamos por los “logros” de su trabajo. ¡Así estaremos reforzando la seguridad en sí mismos!

    • Fomenta sus habilidades sociales. El juego con bloques es perfecto para fomentar el trabajo en equipo. Son ideales para jugar con hermanos o amigos. ¡Incluso para reforzar los vínculos familiares! Y al tener que relacionarse socialmente con los otros jugadores, desarrollan una actitud colaboradora, aprenden a mostrarse participativos y a trabajar en grupo con un fin común.

    • Aumenta la capacidad organizativa. Los juegos de construcción promueven que los peques planifiquen y organicen las piezas para jugar, y también para recoger las piezas.

2.- Se puede dibujar y pintar en él

Pero ahí no acaban las ventajas, porque Chalking también ofrece una superficie de dibujo, y la actividad de pintar y colorear tiene sus propios beneficios:

  • Fomenta la expresión artística. El dibujo es una actividad libre sin reglas preestablecidas. Los peques pueden experimentar con diferentes técnicas, texturas y colores.
  • Favorece el desarrollo sensorial. De hecho, es beneficioso proporcionar a los niños diferentes superficies y enseñarles distintas técnicas para que experimenten. En este sentido Chalking (con su madera, pizarra y tizas), supone un estímulo nuevo totalmente diferente a la clásica hoja de papel en blanco.
  • Desarrolla la capacidad de concentración y la paciencia. Ya que precisa esforzarse por llegar hasta la realización final de la obra, y representar sobre el papel ideas y conceptos
  • Les relaja. Pintar es una actividad recomendada por pediatras, psicólogos y especialistas infantiles como terapia infantil o arteterapia.
  • Estimula la capacidad asociativa. Los niños aprenden a relacionar formas con objetos, y objetos con colores. Por ejemplo: pintan un círculo amarillo para representar un sol.
  • Les ayuda a perfeccionar su habilidad manual, sobre todo la motricidad fina.
  • Desarrolla a imaginación y la creatividad. Ya que pueden elegir entre representar el universo real que les rodea y conocen, o moverse en un plano más imaginativo y abstracto.
  • Incentiva la expresión emocional. Ya que les permite expresar su mundo interior y canalizar su estado de ánimo y sus sentimientos de un modo positivo, aunque todavía no sepan exteriorizarlos bien con palabras.
  • Nos ayuda a conocer e interpretar mejor a nuestros hijos. Interpretar los dibujos de nuestros peques, nos permite saber cómo se sienten en determinados momentos y ante determinadas circunstancias. Así podemos comprenderles y ayudarles a sentirse mejor si es que lo necesitan.

3.- Es una actividad diy

Otra ventaja de Chalking, es que es un juguete diy (“Do It Yourself” o “Hazlo tú mismo”). El diy está muy de moda actualmente, pero las manualidades siempre han sido extremadamente beneficiosas para los niños pequeños porque les enseñan a trabajar con sus manos y a desarrollar el ingenio.

Las actividades diy mantienen el cerebro activo y facilita el aprendizaje, además de que les hace pensar. Chalking, Chalking incolour y Chalking XL son juguetes diy para niños a partir de los 3 años. Lo cual es genial, porque cuanto antes empiecen a practicar manualidades, más beneficios experimentarán tanto a corto como a largo plazo.

Más allá de las capacidades que adquieren y desarrollan los niños cuando hacen manualidades de forma regular, este tipo de actividad también les ayuda a reducir el nivel de estrés de los más pequeños de la casa y les enseña una manera de expandirse y relajarse, algo muy importante que les resultará muy útil en la edad adulta. Las manualidades son una forma útil de distraerse, divertirse y relajarse.

También son una estupenda manera para que interactúen con otras personas, ya que muchas manualidades pueden realizarse en grupo. Y son geniales para reforzar el vínculo familiar. A los niños pequeños, crear algo junto con sus papis les hace sentir especiales. 🙂

Otro gran valor que poseen, es que les enseña a reciclar materiales para buscarles nuevos usos. Todo ello les hace ser personas con más recursos y con mejores capacidades. Incluso les motiva a esforzarse por conseguir objetivos y a finalizar las tareas comenzadas. ¡Todo lo cual aumenta su seguridad, autoestima y confianza en sí mismos!

4.- Es un juguete de madera

Más allá de su especial encanto, los beneficios y ventajas de los juguetes de madera son múltiples:

  • Tienen una mayor durabilidad y resistencia.
  • No son tóxicos.
  • Son más higiénicos. Ya que no acumulan tantos gérmenes como los de plástico.
  • Permiten a los niños entrar en contacto con materiales naturales.
  • Son más realistas. Ya que su peso y textura son más similares a las herramientas y objetos que tienen que utilizar y manipular los peques en su vida cotidiana.
  • Estimulan mucho más la creatividad, ya que carecen de estímulos innecesarios que dispersan la atención de los niños y pueden sobreexcitarles. En cambio, les obliga a ejercitar mucho más la imaginación.
  • Son respetuosos con el medio ambiente, por lo que también educan en valores a los más peques.

Por qué nos gusta a los papis

Después de enumerar todas las características de este versátil juguete, ¡no es difícil adivinar las razones por las que nos ha encantado Chalking! Nos gusta especialmente que sea un juguete 100% natural y respetuoso con el medio ambienteChalking está hecho con tiza, madera de haya y pintura ecológica. ¡Y con nada más!

Sus materiales naturales nos ayudan a conservar el entorno y a educar a nuestro hijo en los valores del desarrollo sostenible, tan necesario para el futuro de la sociedad que heredarán el día de mañana. Quizás seamos ingenuos, pero nos gusta pensar que el cambio comienza con uno mismo. 🙂

Es un juguete de calidad y seguro para los niños pequeños. Diego tiene 20 meses y todavía no se maneja muy bien con las tizas de colores. ¡También le cuesta dibujar sobre superficies que no sean enormes! Por eso, él sólo ha practicado la pintura con tizas sobre Chalking XL, que tiene un tamaño mayor.

Pero aún así, como podéis comprobar en el vídeo, la manejabilidad de las piezas de Chalking incolour también ha resultado ser perfecta para sus pequeñas manitas. ¡Lo primero que ha hecho con ellas es un tren! 😀

¡También nos gusta que sea un juguete Made in Spain! Nuestra pequeña familia tiene la costumbre de apoyar la economía local. ¡Y ya es hora de que valoremos las creativas ideas de nuestros propios emprendedores! También es un valor que queremos inculcar a nuestro hijo. 🙂

Sin instrucciones. Así lo dice su etiqueta y así lo cumple el juego. Construir y pintar son actividades innatas e intuitivas en los niños. Si se fomentan a menudo y adecuadamente, pueden convertirse en habilidades muy preciadas al llegar a la edad adulta. Chalking ofrece múltiples posibilidades y beneficios, pero ninguna complicación. Los juguetes con un nivel de dificultad excesivo o con un funcionamiento complejo, a menudo suelen tener una vida muy corta y en seguida quedan olvidados en el fondo del armario. Con los niños, menos es más. ¡Es una regla de oro que nunca falla!

Otra ventaja para nosotros de este juguete, es que nos permite participar y jugar a toda la familia. Cada uno puede imaginar lo que quiera y después dibujarlo y construirlo. Es un excelente recurso para pasar tiempo en familia y la verdad es que ya nos ha hecho pasar unas cuantas tardes felices juntos. ¡Para nosotros esta cualidad tiene un valor incalculable! Al fin y al cabo, los momentos que pasemos hoy con nuestros hijos, formarán parte de sus recuerdos de infancia el día de mañana. 🙂

Por último, Chalking es un juguete que no necesita pilas. El único combustible que necesita es la imaginación. Los niños no necesitan estar rodeados a todas horas de estímulos fuertes como dibujos animados, juguetes con luces led parpadeantes y sonidos estridentes. Cuando observamos a Diego jugar tranquilamente con sus bloques de madera, vemos a un niño relajado y feliz. ¡Y nosotros nos sentimos unos padres contentos, tranquilos y responsables!

Y, por si fuera poco, su factura es artesanal. No hay un juguete Wodibow igual a otro. ¡Cada juguete se convierte en un regalo exclusivo que ofrece una experiencia mágica de juego!

Por qué les gusta a los peques

¡Porque pueden hacer lo que quieran con las piezas! Resulta evidente, ¿no? Chalking les permite jugar sin normas, límites, instrucciones ni restricciones de ningún tipo. Las figuras geométricas les permiten crear combinaciones realistas y/o abstractas.

Los adultos practicamos poco el pensamiento poético o el abstracto. Nosotros necesitamos saber para qué sirven las cosas, pero los niños no. A ellos les gusta experimentar y “averiguar” (a su manera) el uso que pueden darles. De hecho, las reglas les limitan. Por eso, a menudo los mejores juguetes para los niños son, precisamente, aquellos que a los adultos nos cuesta asociar a una utilidad o finalidad concreta, aquellos que fomentan el juego y el pensamiento libre en los niños.

Wodibow, precursores del movimiento “slow toy”

Wodibow es una empresa segoviana que diseña, fabrica y distribuye sus propios juguetes a cualquier parte del mundo desde su tienda de juguetes online. En ella, podemos encontrar increíbles juguetes de madera articulados con originales diseños. Todos ellos tienen un denominador común: su inspiración en la naturaleza.

Muchos de sus juguetes han sido galardonados con los premios más prestigiosos de diseño a nivel mundial, tales como el Red Dot Design Award, el A’Design Awd. & Competition o el Int. Design Awards.

 

Su filosofía no plastic, sus diseños simples y vanguardistas con múltiples combinaciones, la calidad de sus juguetes y su éxito creciente, les ha valido un reconocimiento internacional. Sus creaciones se venden en España, Bélgica, Holanda, Francia y Alemania. El éxito de sus juguetes radica en su diseño, su calidad y su objetivo: despertar la imaginación de quien los usa.

Además, sus juguetes ecológicos no tienen edad. Se distribuyen tanto a tiendas de juguetes como a establecimientos de diseño y decoración. Sus creaciones gustan por igual a niños y adultos, y pueden ser consideradas juguetes y decorativas piezas de diseño, al mismo tiempo.

Detrás de esta apasionante aventura se encuentran Pablo Saracho y su mujer, Mayte Ruiz de Velasco. Un dúo creativo y emprendedor dispuesto a recuperar el trabajo artesanal, sin pegamentos, pinturas químicas ni plásticos contaminantes.

La pasión de Pablo por crear artefactos para entretenerse les llevó a fabricar juguetes didácticos y versátiles, basados en una filosofía de juego que recupera valores tradicionales como el uso de la imaginación y la durabilidad del juguete bien hecho. Una filosofía que obedece al movimiento slow toy, que consiste en presentar con un enfoque renovado el juego tradicional como contrapunto a la electrónica y los videojuegos.

6 thoughts on “Chalking XL & incolour: ¡Construye y pinta sin más límites que los de tu imaginación!

  1. Un estupendo artículo. Me entra una duda. ¿las piezas que se muestran en la foto son manipuladas por un niño de 20 meses, verdad?. ¿Crees que para un regalo de cumple de 4 años merece la pena el XL o ya mejor comprar el set normal?. Es que no llego a apreciar bien si el set normal es muy pequeño. veo que has puesto la altura de dos piezas en 9,8cm pero ¿Cuánto mide el diámetro del circulo?
    Gracias,
    Un abrazo

    1. ¡Hola Ana! Me alegra que te guste el post. 🙂 En la web de Wodibow verás mejor los dibujitos de las piezas con las medidas. El círculo de Incolour tendrá como unos 3cms. o 3,5 cms. de ancho. Sí, Diego las manipulaba sin problema a esa edad. 🙂 Ese tipo de bloque se manipula desde los 12-18 meses. También depende de lo propenso que sea el peque a llevarse cosas a la boca… El mío es que nunca ha hecho ni el amago. En cuanto a elegir un tamaño… Pues depende de si al niño le gusta más construir o dibujar. Si ves que es un peque que disfruta manipulando bloques, apilando, etc. entonces Incolour, que incluye más piezas y es muy colorido. Si es más de pintar y dibujar, entonces XL, que tiene mayor superficie para dibujar y se aprecian mejor los trazos de colores sobre el fondo negro. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *