destinos para viajar en Navidad con los peques

5 destinos para viajar en Navidad con los peques

Siempre habéis pasado las vacaciones de Navidad fuera de casa y ahora con un niño pequeño… ¡También podéis! Vale, quizás no es una buena idea viajar al otro lado del planeta con un bebé a bordo, pero hay muchos planes que pueden compartir los niños y los adultos. ¡Más de los que imaginas! ¡No te pierdas nuestras 5 propuestas para pasar unas Navidades en familia fuera de casa con tus peques!

Desde balnearios hasta casas rurales, los destinos a los que se puede viajar con un niño pequeño son de lo más variado. La clave está en elegir destinos tranquilos y cercanos, huir de los climas extremos y escoger alojamientos confortables y prácticos.

destinos para viajar en Navidad con los peques

5 Destinos para viajar con niños estas Navidades

unas Navidades blancas

¿Os hace ilusión que vuestro peque vea la nieve por primera vez, juegue a las batallas de bolas de nieve y hagáis todos juntos un muñeco? Cerca de 30 estaciones de esquí españolas abren sus pistas desde finales del mes de noviembre y están a pleno rendimiento en el puente de diciembre y las Navidades. Cerler, Baqueira Beret, Formigal y Sierra Nevada han renovado recientemente sus instalaciones y cuentan con multitud de actividades y centros de ocio y relax para familias y niños pequeños. ¡Es una alternativa fantástica para esta época del año!

Antes de poneros en camino consultad las condiciones climatológicas de la zona para evitar las ventiscas y las tormentas de lluvia y nieve. Mientras el día esté soleado, el bebé podrá disfrutar de la nieve al aire libre sin problemas. Eso sí, abrígale bien cuando salgáis de paseo por la nieve y protege sus ojos de la intensa luz solar que se refleja en ella.

destinos para viajar en Navidad con los peques

Escapada de relax: con tu bebé al balneario

En muchos hoteles balneario se puede disfrutar en familia del relax y el bienestar de las aguas medicinales y también realizar actividades infantiles para todo tipo de edades: desde un primer masaje a un bebé, hasta actividades para peques bajo la supervisión de monitores y sin presencia de los padres. El objetivo de estos establecimientos es fomentar en los peques la cultura del bienestar y, al mismo tiempo, permitir a los padres disfrutar de momentos de relax y distensión sin peques.

BabyViajes, El Mundo, StyleLovely y Etapa Infantil nos ofrecen un amplio listado de balnearios con ofertas de ocio y relax para toda la familia especialmente enfocados a los más peques de la casa. Eso sí, antes de realizar una actividad consulta siempre si ésta es adecuada a la edad de tus peques. Por ejemplo, las saunas son peligrosas para niños menores de edad, la piel de los bebés es especialmente sensible a las altas temperaturas de muchas aguas termales y los jacuzzis resultan peligrosos para niños menores de 5 años de edad.

destinos para viajar en Navidad con los peques

Vacaciones en el mar

Los cruceros familiares ideados para padres con niños pequeños incluyen un montón de actividades para divertir a los peques en alta mar de la mano de sus personajes favoritos. Además, todos ellos cuentan con salas de juego con monitores y servicio de guardería para que los papás y las mamás respiren tranquilos mientras los niños se divierten con mil y un talleres, juegos, actividades, salas de karaoke, piscinas o cine en 3D.

Si es la primera vez que zarpáis con un peque a bordo, lo mejor es escoger un crucero cortito, de 2 ó 3 días de duración. A bordo de los transatlánticos podréis disfrutar de todas las comodidades necesarias, incluida la atención médica en alta mar en caso de necesitarla.

Los cruceros por el Mediterráneo son especialmente recomendables para viajar con niños, debido a su cercanía geográfica y al cálido clima de sus destinos. Además, ¡incluyen interesantes escalas con excursiones cortas perfectas para hacer con peques!

destinos para viajar en Navidad con los peques

de Navidades por europa

Londres, París o Roma están súper cerca en avión y son ciudades que resultan preciosas decoradas con las luces navideñas. ¡Vuestros peques se volverán locos mirando hacia todos los lados! Si os apetece pasar unas vacaciones de invierno cortitas pero lejos de casa, es perfectamente posible hacerlo con un bebé. Los niños pueden viajar en avión desde que nacen.

Pequeviajes y El Mundo nos ofrecen unos valiosos consejos para viajar en avión con niños pequeños. Nosotros os recomendamos viajar ligeros de equipaje, llevar una mochila ergonómica portabebés y/o una silla de paseo ultraligera y reclinable, de plegado tipo paraguas y algunos de sus juguetes favoritos y dosificárselos para entretenerles durante el viaje. ¡En un santiamén habréis llegado a vuestro destino y tendréis un álbum de fotos navideño inolvidable!

destinos para viajar en Navidad con los peques

El encanto de un entorno rural y en contacto con la naturaleza

Las vacaciones de Navidad son un momento ideal para alejar a los más pequeñitos del bullicio de las ciudades y pasar unos días de relax en contacto con la naturaleza. ¡En el campo los peques se lo pasan pipa! Escoged un alojamiento rural tranquilo que os permita disfrutar de una posición privilegiada. Evitad las casas aisladas o demasiado alejadas de los núcleos urbanos. Con niños pequeños nunca se sabe cuándo vas a necesitar algo, por ejemplo: una farmacia para comprar tiritas o un jarabe para la tos. Procurad que vuestro lugar de descanso esté en un pueblo o cerca de él. Así tendréis a mano todos los servicios esenciales y los principales comercios. Además, hay muchísimas casas rurales que organizan actividades para niños.

destinos para viajar en Navidad con los peques

Consejos generales para viajar con peques: mantener los hábitos

A la hora de viajar con un niño pequeño es necesario que respetemos sus principales rutinas y sus horarios de sueño y comida. Llevaos con vosotros su juguete y/o su cuento más preciado, su mantita o su luz de noche para que no se sienta desubicado.

Por más actividades que programéis, procurad mantener sus horarios de desayuno, comida, siesta, paseo y sueño nocturno. No cambiéis su tipo de dieta durante el viaje y dejadle disfrutar de algunas de sus comidas favoritas. Tampoco está nada mal que nada más llegar localicéis un parque de juegos o zona de ocio infantil donde pueda jugar y relacionarse con otros niños del lugar durante, al menos, media hora al día.Recordad que viajar con niños no es igual que hacerlo sólo entre adultos. La palabra clave es: paciencia.

Adaptar vuestro viaje al ritmo y los gustos de los peques, dejadles elegir con vosotros el destino si ya son lo suficientemente mayores como para participar, involucradles en los preparativos y escuchad sus opiniones. Así se motivarán y formaréis un gran equipo. Olvidad las largas caminatas y las visitas culturales poco atrayentes o excesivamente largas. Es mejor escoger actividades lúdicas o al aire libre para mantener despierto su interés.

destinos para viajar en Navidad con los peques

Si escogéis destinos tranquilos y cercanos, con climas cálidos y alojamientos adecuados para familias con niños, respetáis los horarios y costumbres de vuestro peque y os lo tomáis con calma, no hay motivo para que no podáis pasar unas Navidades inolvidables con vuestro bebé fuera de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *