peluche interactivo Kion de la Guardia del León

Practicando la motricidad y aprendiendo la relación de causa efecto con el peluche interactivo Kion de La Guardia del León

Con el peluche interactivo Kion de La Guardia del León, los peques pueden practicar la motricidad y aprender la relación de causa-efecto. El nuevo juguete de Simba para los más peques de la casa, incluye sensores que detectan el movimiento haciendo que el muñeco se mueva y emita sonidos cuando el peque agita las manos frente a él.

¡Jo! ¿Por qué no había juguetes así cuando nosotros éramos pequeños? ¡Es que dan ganas de encogerse y hacerse chiquitita para tirarse todo el día jugando con ellos! Hace justo un par de semanas, os hablaba de los peluches con luz y sonido de Kion y Bunga. En esta ocasión hemos probado el peluche interactivo Kion.

peluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del León

Peluche interactivo Kion

La última incorporación de la juguetera Simba a su colección de juguetes de La Guardia del León mide 30 cm de alto, está fabricado en felpa y su tacto es extra suave. Reproduce hasta el más mínimo detalle todas y cada una de las características del popular personaje de Disney. Su melena roja, sus cejas, la marca de La Guardia del León bordada en su hombro y hasta las marcas de su pelaje. Sus detalles están hechos en relieve, lo que da un mayor realismo a su apariencia. Los acabados son inmejorables. ¡Sus orejas y sus ojos parecen de verdad!

peluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del León

Pero lo más extraordinario de Kion interactivo es que incluye sensores de movimiento que detectan cuando los peques agitan las manitas delante de ellos.

peluche interactivo Kion de la Guardia del León

Como podéis ver en el vídeo que hemos preparado, basta con levantar y bajar la mano frente a él para hacer que Kion interactúe con nosotros. Sin palancas ni botones. El interruptor de encendido y apagado se encuentra en su pancita. También el cajetín de las pilas, debidamente atornillado y escondido tras una solapa de cierre con velcro.

peluche interactivo Kion de la Guardia del León peluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del León

El movimiento activa diferentes funciones en el peluche interactivo Kion, que se ejecutan de manera consecutiva: ruge, habla, mueve las fauces y gira la cabeza. ¡A los peques les encanta!

peluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del León

Kion pronuncia varias frases diferentes relacionadas con La Guardia del León. El movimiento de las mandíbulas está perfectamente acompasado con la voz y los sonidos. Su boca se abre y se cierra. Y su hocico, además, es súper realista. ¡Su boca está llena de dientes de plástico y parece de verdad!

peluche interactivo Kion de la Guardia del León

Pero además, ¡el peluche interactivo Kion también salta! Kion admite dos posiciones: sentado o de pie. Sus patas traseras pueden estirarse para ponerle de pie. Una vez erguido, podemos presionar sus patas traseras hacia abajo (hasta que escuchamos un “clic”) y al soltarlo sus cuartos traseros funcionan como un muelle, haciéndole saltar como una ranita y caer de nuevo de pie. ¡Lo que hace mucha gracia y provoca la risa de los pequeñines de la casa! Y si queremos que permanezca sentado tras el juego sin saltar, basta con apagarlo y sentarle después.peluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del León

Beneficios de los juguetes interactivos infantiles

Los juguetes interactivos como el peluche interactivo Kion, tienen múltiples beneficios para los niños:

  • Refuerzan el aprendizaje a través de diferentes canales de estimulación: visual, auditivo, etc.
  • Desarrollan capacidades y habilidades cognitivas.
  • Provocan una mejora notable en los procesos de atención y comprensión.
  • Fomentan el aprendizaje activo ya que los niños pueden experimentar e investigar.
  • Posibilitan un aprendizaje flexible ya que es el propio peque el que tiene el control e interactúa con el juguete de una forma u otra en función de su propio nivel de desarrollo.
  • Si son sonoros o emiten frases, como es el caso, también ayudan en el aprendizaje del lenguaje.
  • Y, sobre todo, producen un aumento en la motivación de los niños hacia el aprendizaje, ya que se divierten jugando con ellos y sabiéndose responsables de las acciones que provocan en el juguete.

peluche interactivo Kion de la Guardia del León

desarrollar la motricidad y Descubrir el principio de causa y efecto con el peluche interactivo Kion

Como Kion tiene movimiento, los peques ejercitan la motricidad gruesa al ir detrás de él cada vez que pega un salto o agitando los brazos para activar sus sensores. Con el peluche interactivo Kion también podemos enseña a los peques la relación de causa y efecto cada vez que, a través de sus sensores, el muñeco interactúe con el niño. De esta forma, el juguete ayuda al peque reconocer una relación entre dos cosas, la segunda resultado de la primera. A Diego, con 18 meses, le bastó una sola demostración para comprender que si agitaba sus manitas delante de la cara de Kion, el león comenzaba a rugir, hablar y mover la cabeza.

peluche interactivo Kion de la Guardia del Leónpeluche interactivo Kion de la Guardia del León

El peluche interactivo Kion está indicado para niños de 2 años. Pero incluso los bebés más pequeños pueden empezar a entender el principio de causa y efecto con él. De hecho, este concepto es de los primeros que aprenden incluso de recién nacidos. Por ejemplo, cuando lloran, alguien llega para atenderles. Y esto les ayuda a comprender que una determinada acción desencadena una consecuencia concreta. Podemos aprovecha al máximo esa manera natural de aprender incentivándole mediante el juego.

Los bebés y los niños de 1 a 2 años aprenden jugando, así que pueden aprender que al sacudir las manitas Kion interactuará con ellos. Podemos enseñarles cómo funciona Kion haciéndoles una demostración práctica. Y después podemos reforzar el principio de causa y efecto mediante la conversación. Cuando el peque consiga que Kion emita sonidos, podemos decirle algo así como “¡mira como ruge el león! ¡fíjate como abre la boca y gira la cabeza!” y animarle a seguir jugando. peluche interactivo Kion de la Guardia del León

Los niños pequeños aprenden mediante la participación en actividades que son reales y significativas para ellos. Por eso es importante que les propongamos juegos que fomenten su desarrollo y contribuyan a mejorar sus habilidades y conocimientos. Los juguetes interactivos como Kion les ayudan, mediante la creación de situaciones sencillas que fomentan el aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *