otitis en bebés

S.O.S. Infección de oídos en niños y bebés: la otitis media aguda

Gritos repentinos y llantos incontrolables, histerismo o rigidez en el cuello. Si tu peque presenta estos síntomas, puede que sufra una infección de oído. La otitis es una de las enfermedades más frecuentes en la infancia y sus síntomas suelen presentarse por la noche. Se trata de una inflamación que puede afectar a diferentes partes del oído. Descubre en qué consiste y cómo actuar para combatirla.

otitis en bebés
La otitis media en niños de 0 a 36 meses

Casi la mitad de los niños padecen alguna infección de oído durante su primer año de vida. La más común es la otitis media aguda. Es la infección del oído medio causada por bacterias o virus que llegan hasta el oído desde la garganta y/o nariz infectadas, a través de la Trompa de Eustaquio. Una vez allí, empiezan a multiplicarse produciendo un cúmulo de moco y pus inflamando y enrojeciendo el oído. Esta inflamación es lo que le produce dolor al niño.

Las infecciones de oído son 4 ó 5 veces más frecuentes en niños que acuden a guarderías desde muy pequeños, en los que tienen problemas alérgicos y en aquellos cuyos padres fuman en casa. En muchas ocasiones suelen acompañar a los resfriados de nariz y garganta o suceden después, por lo que son más frecuentes durante el invierno.

otitis en bebés

síntomas de otitis

En ocasiones las otitis dan pocos síntomas y el médico puede descubrirlas al examinar sistemáticamente el oído del niño durante una revisión o una consulta por resfriado. En otros casos, los síntomas pueden ser:

  • Dolor e irritabilidad. Es el síntoma más común. En algunos casos es muy leve y provocar una intranquilidad especial en le peque, mientras que en otros puede ser muy agudo y traducirse en un llanto continuo e incontrolable en el niño. Para aliviar el dolor de oído al niño, se puede aplicar sobre la oreja del niño una bolsa de agua caliente envuelta en un paño, un cojín calentito o un pañito blando y caliente.
  • Rechazo a la comida. Al tragar, el oído se mueve y duele.
  • Dificultad para dormir o llanto nocturno. El oído duele más al estar acostado, ya que la presión en su interior aumenta en posición horizontal.

otitis en bebés

  • Sensación de tener “el oído tapado” o de “oír menos”. En la actualidad y con los nuevos antibióticos, es muy raro que las otitis produzcan sorderas o problemas importantes de oído en los niños.
  • Síntomas de resfriado. Mucosidad, obstrucción nasal, tos, ojos rojos y dolor de garganta.
  • Fiebre. No siempre, pero en ocasiones puede presentarse, bien sea leve o alta.
  • Secreciones. Algunas veces, el pus, la sangre y la mucosidad salen por la oreja. Esto no es motivo de preocupación ni alarma. Al contrario, a veces esto acelerará la curación.

Si adviertes uno o varios de estos síntomas en el peque, es importante acudir al pediatra para que lo revise. Espera a que sea él quien le recete antibiótico al niño y nunca lo automediques.

otitis en bebés

Contagio

Las otitis no son contagiosas, pero los resfriados que a menudo las acompañan sí que lo son. Por ello, no deberías llevar al peque a la escuela o a la guardería hasta que los síntomas del resfriado disminuyan, el oído ya no le duela, no tenga fiebre y se encuentre bien.

otitis en bebés

Prevención de la otitis

La prevención de las otitis se basa en:

  • Intentar evitar los resfriados de repetición. Para ello, puedes dejar de llevar al niño a la guardería durante algún tiempo.
  • Mantener una buena higiene nasal. Suena al niño o aspírale con frecuencia si tiene mucosidad y hazle irrigaciones nasales con suero fisiológico.
  • Evitar las situaciones perjudiciales. Como el humo de tabaco en casa o los baños en piscinas públicas, por ejemplo. También es importante mantener húmedo el ambiente de la habitación en la que el niño afectado por una otitis duerme. Un ambiente demasiado seco puede irritar las mucosas de la nariz y de la garganta.

2 comentarios en “S.O.S. Infección de oídos en niños y bebés: la otitis media aguda

  1. Bea dijo:

    Precisamente hoy hablo yo de los diferentes métodos para sacar los temidos moquitos. Mi hijo a padecido muchisimas otitis, que pobres lo pasan fatal. Genial post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *