ser-madre-00-una-mama-novata

Leche materna, lo mejor de ti para tu bebé

Cuando una mamá decide dar el pecho, está escogiendo dar lo mejor de ella a su bebé. Aunque aún es mucha la desinformación sobre la lactancia materna, es importante que sepas que aunque los comienzos no siempre son fáciles, cualquier mamá es capaz de dar el pecho a su bebé. La leche materna es la única realmente capaz de cubrir todas las necesidades de tu bebé durante sus primeros meses (y años) de vida. No en vano, ¡es la única con más de 200.000 años de experiencia! Ninguna otra leche es igual a ella. Ni en composición, ni en beneficios.

De hecho, está demostrado científica y médicamente que los bebés no amamantados sufren más diarreas, meningitis, otitis, neumonía e infecciones urinarias. Y más adelante tienen más posibilidades de desarrollar enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, diabetes, obesidad, sobrepeso y presión arterial alta.

Asimismo, las mamás que optan por no dar el pecho, sufren mayores tasas de cáncer de ovario, cáncer de mama antes de la menopausia y hemorragias después del parto.

Leche materna: un producto compuesto por células vivas incapaz de reproducirse en laboratorio

La leche materna es un producto humano y natural que tiene compuestos imposibles de reproducir en un laboratorio. Es la única que contiene células vivas que la naturaleza ha hecho que produzcamos para proteger a nuestros bebés. Eso ningún producto industrial lo puede reproducir.

Según el informe de Unicef sobre la composición y beneficios de la leche materna, en comparación con la leche de vaca, la leche humana ofrece al niño el alimento ideal y completo durante los primeros 6 meses de vida y sigue siendo la óptima fuente de lácteos durante los primeros dos años, complementada con otros alimentos. Es un fluido vivo que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño a medida que éste crece y se desarrolla.

La leche materna se compone de una gran cantidad y variedad de elementos, de los cuales tan sólo algunos son conocidos. La variación de sus componentes se observa no sólo entre mujeres, sino también en una misma madre, entre ambas mamas, entre lactadas, durante una misma mamada y en las distintas etapas de la lactancia.

Estas variaciones no son aleatorias, sino funcionales, ya que están directamente relacionadas con las necesidades del niño. Durante la etapa del destete, la leche involuciona y pasa por una etapa semejante al calostro al reducirse el vaciamiento.

leche-materna-02-una-mama-novata

La leche materna, la única que modifica su composición a demanda del bebé

La leche materna, va cambiando su composición para adaptarse a las necesidades del desarrollo de tu bebé y pasa por varias etapas: leche de pretérmino, calostro, leche de transición y leche madura.

  • El calostro se produce durante las primeras 48 horas después del parto. Es un líquido amarillento y espeso de alta densidad y poco volumen. En los 3 primeros días postparto el volumen producido es de 2 a 20 ml. por mamada, siendo esto suficiente para satisfacer las necesidades del recién nacido. Sus beneficios son múltiples para los recién nacidos: facilita la eliminación del meconio, facilita la digestión y el óptimo funcionamiento del intestino del bebé, previene la adherencia de bacterias, virus, parásitos y otros patógenos, permite al niño desarrollar progresivamente su ritmo de succión-deglución-respiración, estimula la maduración de los sistemas inmunológicos y, dado que los riñones inmaduros del neonato no pueden manejar grandes volúmenes de líquido, ofrece la cantidad ideal a su madurez.
  • La leche de transición es la leche que se produce entre el 4º y el 15º día de postparto. En este momento, aumenta la producción de leche hasta alcanzar un volumen notable (unos 600-800 ml/día).  La leche de transición va variando día a día hasta alcanzar las características de la leche madura.
  • Las madres que tienen un parto antes del término de la gestación (pretérmino) producen una leche de composición diferente durante un tiempo prolongado. Se trata de la leche de pretérmino, que contiene mayor cantidad de proteínas y menor cantidad de lactosa que la leche madura. La naturaleza es sabia, ya que ésta es la combinación más apropiada para un bebé inmaduro que, en este caso, necesita más proteínas. La lactoferrina y la IgA también son más abundantes en ella.
  • La leche madura producida por una mujer es de 700 a 900 ml/día durante los 6 primeros meses tras el parto y aproximadamente 500 ml/día en el segundo semestre. Aporta 75 Kcal/100 ml. Si la madre tiene que alimentar a más de un niño, producirá un volumen suficiente (de 700 a 900 ml) para cada uno de ellos ya que la leche materna se produce a demanda y en función de la capacidad de succión del bebé. Contiene un 88% de agua (por lo que no es recomendable administrar otros líquidos al bebé entre tetadas) y su osmolaridad es semejante al plasma, lo que permite al niño mantener un perfecto equilibrio electrolítico. también contiene proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales, calcio, fósforo, hierro, zinc, elementos traza, cobre, cobalto, selenio, cromo, manganeso, aluminio, plomo, cadmio, yodo, hormonas, nucleótidos, enzimas, células vivas y otras sustancias que además de ser una fuente nutritiva, ejercen un control sutil del metabolismo, desde la división celular hasta la conducta del niño, desde el desarrollo de las mamas y el mantenimiento de su función, hasta la protección inmunológica de las mismas.

leche-materna-es-mejor-00-una-mama-novata

Razones médicas para no amamantar

Las únicas razones médicas para no amamantar a un bebé reconocidas por la OMS son que el bebé o la madre sufran alguna enfermedad que lo imposibiliten. En el caso de las madres drogodependientes, alcohólicas o sometidas a tratamientos médicos incompatibles con la lactancia materna, tampoco se debe dar el pecho.

Algunos de los motivos no válidos que con más frecuencia desalientan a las madres son:

  • “No me sale la leche”. Durante las primeras 48h la leche “no sale”. Es el momento del calostro, que pocas veces se ve, pero que está ahí y es todo cuanto tu bebé necesita en sus primeros días de vida.
  • “El bebé no me coge el pecho”. Los bebés nacen con un fuerte instinto succionador desarrollado. No obstante, hay que enseñarles. Y debes hacerlo tú.
  • “Mi leche le hidrata, pero no le alimenta”. La leche materna hidrata y alimenta por igual. Tal vez tu bebé necesite más tomas o tiempos más prolongados de lactancia en cada una de ellas.
  • “No tengo leche suficiente para alimentarle”. Cualquier madre sana tiene la leche que su bebé necesita para alimentarse y crecer sano y feliz. Mujeres de países subdesarrollados con graves problemas de nutrición sacan adelante a sus hijos dándoles el pecho durante sus primeros años de vida.
  • “No deja de llorar”. Probablemente tu bebé no se está alimentando bien debido a una mala posición a la hora de amamantarlo, a que no engancha correctamente el pezón o a que no le estás alimentando a demanda.

A menudo, los comienzos de la lactancia materna son difíciles hasta que se logra establecer un ritmo  y constancia adecuados. Escuchar llorar a un bebé constantemente no es agradable, pero  los bebés nacen preparados para apenas consumir alimento alguno en sus primeros días de vida. Si decides no dar el pecho a tu bebé por alguno de los motivos anteriores, no obvies el hecho de que fue porque perdiste la paciencia.

El 90% de los casos en los que una madre desiste de dar el pecho es por falta de información, apoyo o un asesoramiento adecuado. Si estás convencida a dar el pecho, no busques excusas. Conciénciate e infórmate adecuadamente. Es cierto que la lactancia materna a demanda es sacrificada (sobre todo durante los primeros meses de vida del bebé). Pero también lo es que hay madres dispuestas a sacrificarse por sus hijos, e hijos que tienen que sacrificarse por sus madres.

2 comentarios en “Leche materna, lo mejor de ti para tu bebé

  1. ludoteca vigo dijo:

    He estado explorando un poco por artículos de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este sitio web. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *