intuicion

Ser Madre y otros Superpoderes: la Intuición, el Sexto Sentido de las madres

Quizás estás esperando a tu primer hijo o bien, ya has sido mamá. Sin importar cuál sea tu caso, por el mero hecho de estar experimentando la maternidad, el poder de tu intuición aumenta. Es el sexto sentido de las madres.

intuicion

Cuando mi bebé tenía 3 días de vida, acudimos con él a nuestro centro de salud para que le hicieran la prueba del talón. Íbamos un poco justos de tiempo y como yo no podía andar muy rápido debido a la tirantez de los puntos, su papi se adelantó con él en brazos para llegar a tiempo. Cuando llegué al centro de salud unos 5 minutos después que ellos, me di cuenta de que no sabía exactamente hacía dónde dirigirme.

Supongo que podría haber preguntado dónde tenía que ir, pero no me hizo falta. De entre media docena de llantos de recién nacidos, al instante reconocí el suyo y me guié por el oído, caminando a ciegas por pasillos desconocidos, hasta dar con la habitación exacta en la que se encontraba mi bebé. Di con él sin dudar ni equivocarme de camino. Lo extraordinario del caso es que yo era una mamá primeriza, mi bebé y yo nos habíamos conocido menos de 72 horas antes y tan sólo le había escuchado llorar antes, cuando nació, apenas un par de minutos y por una sola vez.

Si estás a punto de ser mamá, o ya lo has sido, sabrás identificar fácilmente la sensación que describo. Se trata de la intuición de la madre: la capacidad innata para orientarnos naturalmente hacia la protección de nuestros hijos.

intuicion

Madre: Intuición y otros poderes

“La única cosa realmente valiosa es la intuición”, Albert Einstein

Vivimos en un mundo que se mueve y cambia rápidamente. Estamos acostumbrados a tomar decisiones en base a la cantidad de información y datos que acumulamos. En este contexto, la intuición ha sido remplazada por libros de autoayuda, blogs sobre maternidad y consejos no solicitados. Sin embargo, la intuición es una vieja compañera que nos acompaña desde el nacimiento de la raza humana. La intuición nos ha guiado a lo largo de milenios de evolución velando por nuestra supervivencia.

intuicion

Es nuestra “hada madrina” invisible, nuestro “ángel guardián”, la “voz de nuestra conciencia”. Ese famoso “sexto sentido“.  ¿Qué pasó con eso de escuchar nuestra “voz interior“? Quedó silenciada por el peso de una cultura en exceso racionalista que necesita desarrollar una teoría científica como respuesta para todo. Pero si eres madre, lo sabrás tan bien como yo: recuperamos esa voz interior la primera vez que vimos y sentimos a nuestros hijos. Y suena dentro de nosotras desde entonces.

Hace poco, precisamente, leía en un periódico online una genial reflexión de Jo Ashline:

Nuestros hijos son, después de todo, una extensión de nosotras mismas, sin importar la manera en que llegan a nuestras vidas. En el momento en que nos convertimos en madres, también se nos da nuestro segundo regalo más preciado: nuestra intuición.

El regalo más grande que le podemos dar a nuestros hijos es cuidar esa intuición, aprovecharla, honrarla y utilizarla para lo que es: para proteger y cuidar a nuestros hijos y para guiarlos desde que despertamos todos los días para desempeñar nuestro interminable, hermoso y consumidor trabajo de ser madre.

ser-madre-01-una-mama-novata

Hace poco, una tarde en el parque, escuché el siguiente diálogo entre un niño de unos 5 años y su padre:

– Papá, creo que mamá tiene superpoderes.

– ¿Sabes qué? Yo también lo creo.

-No, en serio. ¡Siempre sabe lo que voy a hacer y adivina lo que estoy pensando!

¡Y a mí me hizo tanta gracia que ese pequeñajo creyera que su madre sabía leer la mente, que apunté mentalmente la idea de desarrollar un tema acerca de ello!

La sabiduría del cuerpo

“Probamos por medio de la lógica, pero descubrimos por medio de la intuición”,Henri Poincaré

En nuestra sociedad moderna, se da un especial protagonismo a nuestra cabeza. Nos esforzamos por ser cada vez más listos, acumular cada vez más títulos y, en general, por ser más de todo, tener más de lo que sea y llegar más lejos y más alto que los demás. Sin plantearnos si es necesario. Ni si nos hace realmente felices. ¡Qué absurda competición! Correr y correr hacía una meta inexistente con el cuello torcido para poder ver como corren los demás, ¡no nos vayan a adelantar!

unamamanovata-consumismo

Pero, ¿en qué consiste la vida? Bueno, yo soy solo una mamá novata, pero estoy 100% convencida de que no consiste en correr más rápido ni en acumular más cosas que los demás.

Por qué estamos aquí. Supongo que mucha gente pensará que es una pregunta compleja. ¡La ciencia lleva siglos intentando darle respuesta! Para mí no lo es. También supongo que la respuesta dependerá de la perspectiva de cada uno. Yo creo que estamos aquí para disfrutar. Para ser felices. Así de sencillo. No me hacen falta más datos ni explicaciones más complejas. Yo creo que la clave de la felicidad está en la sencillez y que nuestro objetivo vital es encontrar la felicidad. Y para ello debemos asumir que la respuesta a algunas decisiones importantes no nos la va a dar la cabeza.

El año pasado, un periódico online publicó un genial artículo titulado Anatomía de la Intuición de donde he sacado el siguiente fragmento:

Por lo general, ante cualquier situación tendemos aempacharnos de datos que nos dan un escenario, un marco de probabilidades que nos ofrece una cierta seguridad. Antes de tomar una decisión, lo que buscamos es la respuesta correcta, el camino que nos llevará a conseguir lo que nos proponemos. El mejor resultado posible. Y para lograr acertar, nos basamos en losdatos de los que disponemos. Asumimos que a más información, menos posibilidad de errar en nuestro criterio o nuestras decisiones. Y no nos suelen faltar fuentes donde nutrirnos. No en vano, vivimos en la era de la información, enchufados a la red. Pero la ecuación no siempre nos ofrece el resultado esperado. No todo lo podemos resolver desde un plano mental.

La intuición es una poderosa brújula. Siempre marca la dirección de nuestro norte particular. Consciente o inconscientemente,guía muchas de nuestras decisiones. Todos la hemos sentido en algún momento, pero cada persona la vive de manera diferente. Para algunos habita en las entrañas, y para otros, en el corazón.

intuicion

Al ser madre, ¡la intuición aumenta!

“Escucha a tu intuición. Te dirá todo lo que realmente necesitas saber”, Anthony D’Angelou

Yo supe que estaba embarazada cuando aún faltaban 15 días para el primer día de falta. Se lo dije a Miguel y, como era de esperar, no me prestó mucha atención la verdad. Dos o tres días después le convencí para ir a la farmacia a por un test de embarazo. Durante la prueba, observé que no tenía mucha fe en el resultado. Sin embargo, yo estaba tan convencida de que iba a ser positivo, que le dije que si salía lo contrario iríamos al ginecólogo porque el test se habría equivocado. Por supuesto, estaba embarazada.

También supe que mi bebé era niño. Desde el mismo momento en que sentí que estaba gestándose en mi interior. ¡Hasta soñaba con él! Cuando llegó el momento de que nuestro ginecólogo nos confirmara el sexo del bebé, me preguntó que preferiría y yo le contesté: es que ya sé que es un niño. Así de segura estaba. Y no soy la única ni la primera. Casi todas las madres que conozco reconocen haber intuido el sexo de su bebé en algún momento de su embarazo.

intuicion

y los papás, ¿tienen intuición?

Todo ser humano la tiene. ¡La intuición es nuestra mejor y más eficaz arma para asegurarnos nuestra supervivencia! Un grupo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts aseguraron en una teoría publicada en 2011 que el mítico sexto sentido podría ser real.

Y no es que me importe mucho la explicación que da la ciencia para justificar su existencia. Pero como es curiosa, os la explico: los 5 sentidos sentidos “reconocidos” del ser humano son el gusto, la vista, el olfato, el oído y el tacto. Este grupo de científicos describió el sexto sentido como la capacidad de cada órgano del cuerpo relacionado con uno de estos 5 sentidos para captar determinadas impresiones y trasladarlas al cerebro. Éste, a su vez, las decodifica y transforma en sensaciones. Y este conjunto de sensaciones son las que conforman el sexto sentido. La capacidad innata de orientarnos sin guía alguna en medio del caos o de la nada.

intuicion

Conozco a muchos hombres súper intuitivos y tengo amigos que son en extremo empáticos. Personalmente, creo que la intuición, o el sexto sentido, relacionado con nuestros hijos está  más relacionado con el vínculo afectivo que nos une a ellos, que con nuestro mérito propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *