vicio de teta

Verdadero o Falso: eso ya no es hambre, es “vicio” de teta

Falso. El vicio de teta no existe. La succión no nutritiva responde a la necesidad del bebé de estar en contacto con su madre. Como los bebés tienen el sentido del tacto en la boca, para ellos resulta fundamental captar el olor y el sabor de su mamá para sentirse seguros. Esta tranquilidad y seguridad la va a necesitar durante los primeros meses (o años) de su vida. La succión no nutritiva no es un “vicio”, sino que tiene una importancia fundamental para el bienestar del bebé y para la estimulación de sus músculos y sentidos. Además, de esta manera el lactante sigue estimulando la secreción de leche por parte de la madre, prolongando así el periodo de lactancia.

Cuando se le niega al bebé la posibilidad de estar con su madre, es cuando se desarrollan vicios tales como el del chupete (que además les deforma el paladar) o el de meterse los deditos en la boca. Tratar de calmar al bebé introduciéndole un chupete en la boca puede confundirle o frustrarle. Si además se trata de un bebé muy pequeño, en algunos casos el chupete puede hacer que el niño rechace el pecho materno e interrumpa la lactancia materna.

Un comentario en “Verdadero o Falso: eso ya no es hambre, es “vicio” de teta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *