Los huevos de codorniz, un completo alimento para bebés

El huevo es un alimento básico en la dieta de los peques, ¿pero sabías que los huevos de codorniz son perfectos para la dieta de los niños pequeños? ¡Pues sí! Y es que a pesar de su pequeño tamaño, los huevos de codorniz tienen un alto contenido en vitaminas y minerales. De hecho, su valor nutricional es de 3 a 4 veces mayor que el de los huevos de gallina. El huevo de codorniz es recomendado por pediatras para la alimentación de niños por sus bajos niveles de colesterol y alto nivel de proteínas. También, por sus múltiples cualidades que ayudan a combatir diversas enfermedades.

Según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), si se tiene alergia al huevo de gallina se debe tener en cuenta que:

Otro tipo de huevos, de pato, de ganso, de codorniz u otros, tienen componentes muy parecidos, aunque no sean iguales a los del huevo de gallina. Se deben evitar a no ser que su especialista le diga lo contrario.

El huevo de codorniz sigue siendo un huevo de ave, por lo que ningún alérgico debería tomar éste ni ningún otro tipo de huevo sin consultar antes con su médico. Este alimento es uno de los alérgenos alimentarios más comunes. Las personas con alergia a los huevos de pollo o gallina también pueden ser alérgicas a otros tipos, como el ganso, pato, pavo o codorniz.

Así que si tu peque ya tiene una alergia declarada al huevo, no se los des. Al menos, no antes de consultar con tu pediatra la posibilidad de probarlos. Tal y como indica la SEICAP, los componentes de los distintos huevos no son completamente iguales, por lo que podrían existir ciertas aceptaciones. Tampoco todas las intolerancias y alergias son iguales, pero las más graves pueden llegar a provocar anafilaxia así que no merece la pena arriesgarse a administrarlos por nuestra cuenta.

Pero si tu peque ya ha probado los huevos de gallina o le vais a introducir el huevo en su dieta por primera vez y no hay antecedente de alergias al huevo familiares, sí que podría ser una buena opción para vosotros.

Valores nutricionales de los huevos de codorniz

  • Contienen un 13% de proteínas en comparación con el 11% de los huevos de gallina.
  • Proporcionan 5 veces más hierro y potasio.
  • Tienen un 140% de vitamina B1, frente al 50% existente en los huevos de gallina.
  • Por su alto contenido de vitamina D y calcio, se recomienda para el desarrollo infantil.
  • Ayudan al desarrollo cerebral de los niños debido al alto contenido de fosfolípidos.
  • Favorece el desarrollo visual, debido a su alto contenido de vitamina A.
  • Tienen menos calorías (150 kcal) que el huevo de gallina (183 kcal)

Y otro factor que los convierte en un alimento ideal para peques es que, a diferencia de los huevos de gallina, los huevos de codorniz producen menos reacciones alérgicas. Incluso algunos expertos los indican como ayuda para combatir los síntomas alérgicos estacionales debido a las proteínas de ovomucoide que contienen!

Huevos de codorniz para bebés

Otros beneficios reconocidos de los huevos de codorniz son:

  • Ayudan a combatir la rinitis.
  • Combaten eficazmente la gripe y el resfriado.
  • Ayudan a combatir el asma.
  • Combaten las infecciones en los pulmones.

En qué cantidades y a qué edad son buenos los huevos de codorniz

La recomendación de los expertos es que los niños menores de 6 años pueden optar por comer de 3 a 4 huevos de codorniz por día (4 huevos de codorniz equivalen a un huevo de gallina) una vez a la semana siempre que no tengan alergias declaradas. A partir de esa edad, y una vez comprobada su tolerancia, se pueden comer 2 días a la semana.

10 thoughts on “Los huevos de codorniz, un completo alimento para bebés

  1. Qué bien me ha venido la info. Mi peque no tiene alergia al huevo. Tiene un año. Pero he comprado huevos de codorniz para nosotros y me ha entrado la duda. Una amiga me ha pasado este enlace y es muy interesante lo buenos que son. Le daré más de codorniz y además, como han dicho en otro comentario, mola q sean chiquititos para los peques, son más graciosos y si encima son buenos, que más se puede pedir. Muchas gracias!!!

    1. ¡Hola Eimy! Tal y como digo en el post, según dicen los expertos: “los niños menores de 6 años pueden comer de 3 a 4 huevos de codorniz (4 huevos de codorniz equivalen a un huevo de gallina) una vez a la semana. A partir de esa edad, se puede comer la misma cantidad 2 días a la semana.” Si tu peque no tiene alergia al huevo, puedes elegir entre darle un huevo de gallina o 4 de codorniz la vez a la semana que le toque huevo. Yo le doy a mi hijo huevo hasta 2 veces por semana y tiene 17 meses, pero esta es una decisión personal que adopté junto con mi pediatra y el punto de vista respecto a cuántos huevos debe comer un niño a la semana depende mucho de cada especialista. También varía mucho la edad a la que cada médico recomienda la introducción del huevo en la dieta del bebé, pero con más de 12 meses me imagino que ya le habrás introducido a tu peque el huevo de gallina completo (yema y clara). Aún así, lo mejor es que lo consultes con vuestro médico, él sabrá qué aconsejarte 🙂

    1. Hola Angie, lo mejor es que consultes todas tus dudas con tu pediatra de confianza. Yo le empecé a introducir los huevos en la dieta a mi bebé muy pronto porque al informarme acerca del tema de las alergias, descubrí que las últimas teorías de pediatras y alergólogos indicaban que la introducción temprana de los alimentos no estaba directamente relacionada con la aparición de alergias alimentarias, sino más bien al contrario. Sin embargo, cada niño es un mundo y los pediatras suelen tener también muy en cuenta las alergias de los padres y familiares.

    1. ¡Hola Bea! Yo sí que le daba a mi hijo huevo a los 10 meses. Primero la yema una vez por semana y después de varias semana introduje la clara que es más alergénica. Si tienes dudas, consulta a tu pediatra. ¡A ver qué te dice! Un saludo guapa 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *