Mami, ¿qué llevas en el bolso del cochecito?

Mami, ¿qué llevas en el bolso del cochecito?

Las que hemos sido ya mamis y tenemos niños pequeños vemos muy lejos el tiempo en el que tan sólo llevábamos en el bolso la cartera, las llaves y la barra de labios. Ahora, nuestros bolsos han sido sustituidos por la necesaria bolsa de maternidad o lo que es lo mismo: el bolso del cochecito o la sillita de paseo, en la que se puede encontrar literalmente de todo: toallitas, galletas, pañales, chupetes y hasta algún que otro juguete.

Si vas a ser mamá pronto, te interesa estar al tanto de algunos consejos prácticos a la hora de escoger tu bolso de maternidad y saber cuáles son los imprescindibles para ti y tu bebé que debes llevar siempre contigo cuando salgáis de paseo.

bolso-de-una-madre-01-una-mama-novata

qué llevar en el bolso del cochecito o la sillita de paseo

Hay algunos imprescindibles sin los que no puedes salir de casa.

En el bolso de maternidad:

  • Toallitas húmedas. De las que valen tanto para la cara como para el cuerpo. Yo utilizo las toallitas Johnson’s baby con el formato OnTheGo, por su tamaño compacto y su cierre hermético.
  • Agua mineral para el peque (y una botellita para ti, si estás dando el pecho). Como nuestro peque nunca ha querido bibi ni para tomar agua, usamos botellitas pequeñas de agua para bebés de mineralización débil con un tapón adaptador para que beba directamente de ellas sin problemas.
  • Una gasa. Para babitas, vómitos de leche, etc. Nosotros ya hemos pasado la época de las babas pero aún así yo llevo siempre porque son súper útiles y nunca se sabe. La llevo extra grande y así en verano también me sirve a modo de sabanita si el peque se queda dormido.
  • Kleenex suaves. Para los moquitos del bebé y las posibles manchas de tu camisa 🙂
  • Una muda de ropa para el bebé. Que incluya al menos body, camiseta y pantalones. No la utilizarás siempre, pero darás gracias al cielo por tenerla a mano cuando la necesites.
  • Una gorrita para el sol. No conviene que les de directamente en la cabecita. Yo le voy cambiando siempre las gorritas en función del modelito que le pongo o de la estación del año, pero siempre llevo una cómoda de algodón finito en el bolso. Llevando una gorrita de color neutro (gris, blanca, beige) te asegurarás no olvidártela nunca al salir de casa y tenerla siempre a mano cuando el sol apriete.
  • Un pequeño botiquín con los básicos. Que son: crema de protección solar (yo llevo el spray más pequeño de Isdin pediátrico), cremita de cara para que el viento frio del invierno no les corte la piel o los labios (yo uso el stick de Mustela), Cristalmina, tiritas, crema para las encías si es que le están saliendo los dientes, sacamocos, ampollas de agua con sal y más adelante, también la barrita de Arnidol para los chichones. Si es verano, necesitará tambien un antimosquitos (para niños muy pequeños, los parches para adherir al cochecito o los aparatos pequeños y pórtatiles que funcionan a base de ultrasonido son más cómodos que las mosquiteras y totalmente inocuos para el bebé).
  • Portachupete con chupete. Elige un portachupete en el que quepa un chupe con su cadenita pero que no sea aparatoso para llevar colgado en el asa del cochecito y así tenerlo siempre a mano y evitar que se ensucie dentro del bolso con pelusillas y demás. El nuestro es éste de Babymoov.
  • Un juguete. Puede ser un mordedor, un sonajero o un pequeño peluchín. Lo que más le entretenga y menos abulte en el bolso. Nosotros llevamos un mordedor sonajero de Nuby que viene con su propia funda para que no coja peluches dentro del bolso y en la barra de la sillita de paseo, un volante de juguete con multiactividades con luz y sonido que le regalaron sus titas.
  • Set de cubiertos de viaje y una bolsa térmica. Si el bebé ya come, te resultará muy práctico tener un set de cucharita y tenedor de plástico en su propio estuche y no sacarlo nunca del bolso. En la bolsa térmica puedes meter su bibi, su comida o su merienda y así no va mezclada con el resto de artículos del bolso y evitas que en caso de derrame, se te manche todo y se te eche a perder la comida del peque. Nosotros hacemos siempre la merienda durante el paseo de la tarde.
  • Su portadocumentos. Por supuesto, su DNI (si lo tiene) y su tarjeta sanitaria han de estar siempre con él. Yo además, incluyo en su portadocumentos las tarjetas de las tiendas infantiles que van acumulando puntos de descuento. ¡Así nunca me las dejo en casa!

En la cesta portaobjetos del cochecito o la sillita:

  • Cambiador con pañales, cremita para el culito y una toallita o gasa pequeña. Hay bolsos que son a la vez cambiadores. Si no es el caso, hazte con un cambiador tipo cartera, que se pueda desplegar para poner sobre él al peque cuando necesite un cambio de pañal. Así no ensuciaréis la sillita y le protegerás de la superficie de los cambiadores de baños públicos. A nosotros nos regalaron unas amigas éste modelo plastificado de Tuc Tuc y estamos súper contentos con él. Lleva siempre contigo al menos 2 pañales de recambio. Y como las toallitas son húmedas y conviene tener la zona del pañal hidratada pero seca, es conveniente que lleves una pequeña toalla, gasita o pañuelo de algodón para secarle después de haberle limpiado y puesto crema. Yo aprovecho las muestras pequeñitas de crema para llevar en el cambiador. ¡No abultan nada!
  • Una mantita o toquilla, en función de la estación del año. Los coches y sillitas tienen sus propias fundas nórdicas para el invierno, pero a veces hay que sacar al peque del cochecito para darle de comer, consolarle o dormirle en brazos.
  • La burbuja de lluvia y un paraguas plegable si es invierno. Mejor si tienes la pieza adaptable al asa del cochecito para dejarte ambas manos libres.

 

Yo organizo todas las cosas en 2 neceseres. En uno llevo todo lo del peque y en el otro las mías: el móvil, el monedero, las llaves, un boli, un brillo de labios, discos de lactancia, etc.

qué bolso elegir

Como la bolsa de maternidad va a sustituir a tu propio bolso durante algún tiempo, a la hora de elegirla ten en cuenta varios factores tan útiles como importantes que harán que no te arrepientas de tu compra nada más salir de la tienda:

  • La bolsa de maternidad debe ser práctica. Ha de ser ligera y has de localizar dentro de ella las cosas sin demasiado esfuerzo. En este sentido, te serán muy útiles los modelos que cuentan con varios compartimentos para llevar divididas tus cosas de las del bebé. Para mí, además de esto, es súper importante que lleven un bolsillo independiente para el biberón, así se evitan derrames desastrosos.
  • Ha de ser un modelo que pueda llevarse tanto en el cochecito como colgado del hombro ya que a menudo el cochecito quedará aparcado o guardado, pero la bolsa irá siempre contigo.
  • Ha de ser ligero. Piensa que los cochecitos aguantan mucho peso pero el niño pasará mucho más tiempo después en la sillita de paseo y éstas son ligeras (unos 6 ó 7 kgs máximo) y vuelcan hacía atrás si cuelgas de ellas demasiado peso.
  • Yo soy poco amiga de las weekend bags. Pienso que un bolso es un bolso y una maleta, una maleta. Los maxi bolsos pueden llegar a ser tan incómodos como los bolsos pequeños. Lo mejor es escoger un modelo mediano con varios bolsillos o compartimentos.el-bolso-de-una-madre-11-una-mama-novata
  • No escojas modelos que se cierren sólo con botones o velcro. Las cremalleras evitan perder los objetos cuando el bolso va muy lleno.
  • Que sea resistente. Comprobad la resistencia de los tejidos y las asas antes de comprarlo. Pensad que va a ser vuestro único bolso durante los siguientes 12 meses o más, le vais a dar muchísimo trote y va a tener que aguantar mucho peso.
  • Imprescindible que sea impermeable. No sólo porque así evitarás que se arruinen las cosas que llevas dentro en caso de lluvia, sino porque te será mucho más fácil limpiar las manchas del tejido con una simple toallita húmeda.
  • Sin estampados y de color neutro, para que pegue con todo. Aunque te encante un bolso lleno de coloridas flores, párate a pensar primero. Antes de pasar por caja, pruébatelo e imagínate a ti misma llevándolo vestida para ir al parque, a la compra, de paseo, a casa de tus suegros, camino del trabajo o incluso vestida de fiesta para ir a una boda o a una cena. 

¡No es tan difícil como parece! En el mercado hay cantidad de modelos que reúnen las características necesarias. Yo elegí un modelo de Bebedue en color gris antracita que, como podéis ver en las siguientes imágenes, es sencillo y elegante, multifuncional, muy neutro por lo que pega con todo (bueno, un bolso cambiador nunca será una cartera de lentejuelas a juego con tu vestido de Nochevieja, pero al menos pasa desapercibido te pongas lo que te pongas), es impermeable, tiene cremallera, se lleva tanto al hombro como en el cochecito o sillita de paseo, es ultra ligero (importante para la sillita de paseo, más ligera que el cochecito), tiene un compartimento frontal con múltiples bolsillos para tus cosas y una funda lateral independiente para el biberón  o la botella de agua del peque.

Mi estilo diario es informal, pero si tu estilo es más elegante o formal, Rosbags tiene unos modelos preciosos y súper prácticos y ni siquiera se nota que son bolsos de maternidad, por lo que podrás sacarles mucho partido después.

rosbags-00-una-mama-novata

Fuente de imágenes | Pinterest, Bebedue, Rosbags

2 comentarios en “Mami, ¿qué llevas en el bolso del cochecito?

  1. BlogSerMadres dijo:

    Qué entrada tan completa! Seguro que les irá genial a muchas mamás y futuras mamás.
    Qué bien viene la muda de recambio cuando la necesitas, jajaja, cuántas veces han habido “accidentes” de pañal y hemos tenido que cambiarla enterita! Yo me quedé con un SkipHop, pero miré varios y muchos me gustaban.
    Un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *