grietas en los pezones

S.O.S. Mamá Lactante: grietas en los pezones

Aunque mi experiencia con la lactancia ha sido siempre y está siendo maravillosa, no son pocas las amigas que comparten malas experiencias (grietas, mastitis, bebés que no se enganchan, etc.) y en su día, me informé muchísimo y recibí muy buenos consejos tanto por parte de otras mamás lactantes como por parte de los especialistas (matrona, pediatra, asesores de lactancia, ginecólogo, etc.) Hasta la fecha no me ha hecho falta poner en práctica ninguno de ellos, pero sí que les han resultado de utilidad a muchas otras mamás que conozco. Si estás empezando a dar el pecho no viene mal estar prevenida, ya que las grietas en los pezones son un mal relativamente común entre las mamás lactantes. Son heridas o fisuras que, aunque muy pequeñas, resultan muy molestas, producen dolor en el pezón durante la toma, pueden llegar a agrandarse y a sangrar. Es un problema que no se puede prevenir (aunque muchas matronas recomiendan extender alrededor del pezón las últimas gotas de leche de la toma para prevenir grietas), pero que hay que tratar a tiempo porque pueden llegar a infectarse. Pero tranquila, porque su solución es sencilla y no tiene porque interrumpir la lactancia.

¿Por qué se producen las grietas del pezón?

La causa más frecuente de las grietas en el pezón es un mal enganche del bebé. Si éste es tu caso, lo primero que tienes que hacer es conseguir que se agarre bien.

Hay bebés que se enganchan divinamente desde el primer día y otros a los que les cuesta un poco más. Nacen con el instinto de succión desarrollado pero claro, son nuevos en todo y hay que enseñarles a hacerlo correctamente. Si ya eres “veterana” sabrás de sobra cómo ayudar a tu bebé a mamar adecuadamente, pero si eres mamá novata tú también estás aprendiendo y debes tener en cuenta que el bebé tiene que abrir bien la boca y coger el pezón y parte de la areola. Si te coge sólo el pezón, te dará pellizcos y es muy probable que acabe saliéndote una grieta.

Para conseguir un buen agarre el pecho tiene que estar limpio y seco, libre de cremas, perfumes o cualquier otro aroma o sabor. Si utilizas discos de lactancia, cámbialos cuando estén húmedos para evitar que el pezón se macere. Cuando el bebé no se engancha adecuadamente, a muchas mamás les resulta útil separar al bebé del pecho introduciendo con cuidado, suavidad y delicadeza el dedo meñique en la comisura de sus labios. Después, puedes volver a arrimarlo tratando usando de nuevo el mismo dedo para conseguir que abra más la boquita.

El enganche correcto es imprescindible para que la lactancia se establezca sin problemas y es aún más importante si te salen las primeras grietas y estás decidida a seguir dando el pecho a tu bebé.

agarre-correcto-lantancia-00-una-mama-novata

Hay ocasiones en las que el bebé no puede agarrarse correctamente al pezón o tiene problemas con la succión porque tiene frenillo corto o se ha acostumbrado al uso de tetinas o chupetes. Todo esto también tiene solución, los especialistas en lactancia, las matronas y los pediatras podrán asesorarte.

¿Se puede seguir dando el pecho si aparecen grietas?

Claro que sí, se puede. Lo que ocurre es que te resultará molesto y puede que necesites recurrir a unas pezoneras. Las pezoneras son protectores que se usan mientras el bebé succiona para proteger el pezón agrietado y disminuir el dolor. Resultan muy útiles pero no todos los bebés las aceptan. Muchos no se enganchan a ellas correctamente o succionan mal y esto provoca una disminución en la producción de leche. Hay muchas marcas de pezoneras que podéis encontrar en las farmacias. Las hay de Chicco, Nuby, Suavinex… Las pezoneras de Medela y las de Avent son muy populares y tienen distintos tamaños. Los protectores de pezón también pueden resultarte útiles.

grietas-pezones-lactancia-01-una-mama-novata

Si tienes grietas, a la hora de poner a tu bebé a mamar ofrécele primero el pezón sano y luego el otro. Si no te resulta posible, porque te duele mucho o sangra demasiado, debes vaciar de forma manual o con extractores el pecho dañado para que no se te corte ni enquiste la leche y puedas llegar a sufrir una mastitis.

¿Existe tratamiento?

Las matronas recomiendan que después de cada toma se proteja el pezón extendiendo la leche sobrante alrededor y dejando que se seque al aire. Las cremas de lanolina 100% son muy buenas para la cicatrización y no hace falta lavar el pecho antes de las tomas porque son incoloras, insaboras y no contienen sustancias tóxicas para el bebé. La más popular entre las mamás lactantes y la que además más recomiendan los especialistas es Purelan. El tubito de tamaño pequeño formaba parte de mi neceser de parturienta y siempre ha ido conmigo a todas partes. Nunca la he tenido que usar, pero aún hoy la llevo en el bolso de la sillita de paseo porque nunca se sabe… Es un poco pastosa, así que os recomiendo ablandarla un poco con los dedos antes de aplicarla sobre el pezón dañado.purelan-medela-00-una-mama-novata

La tintura de Caléndula 100% de Biover no os la va a recomendar ningún especialista porque es un producto de parafarmacia, pero se ha hecho muy popular gracias al boca a boca de las mamás que la han probado. Algunas mamás me han asegurado que se han curado con ella grietas que no conseguían curarse con cremas y que con un par de aplicaciones es capaz de hacer desaparecer por la noche grietas que habían salido por la mañana. Lo curioso es que es un producto ideado para tomar por vía oral (no sé a quién se le ocurriría probar la vía tópica…). Yo la tengo, porque una amiga me la regaló por recomendación de una afectada, pero nunca la he llegado a usar porque no la he necesitado así que sólo os puedo decir lo que me han contado. La usan sin diluir y es líquida, así que aplicarla no tiene mayor problema, pero al parecer escuece un poquito. Tengo referencias de esta marca en concreto, no sé de otras que sean tan eficaces. Según la farmacéutica a quien se la compró mi amiga, se está poniendo muy de moda entre las mamás lactantes y el bebé puede succionar sin necesidad de lavar el pezón tras su aplicación pero en la composición he visto que tiene una cantidad ínfima de alcohol, así que yo preferiría limpiar el pezón antes.tintura-calendula-00-una-mama-novata

Si has tenido la mala suerte de padecer grietas o quieres estar preparada para este supuesto, ármate con tu arsenal pero, sobre todo; ármate de paciencia y recuerda que todos estos inconvenientes son pasajeros, pueden superarse y no tienen por qué ser recurrentes. Empezar con el pie izquierdo no es sinónimo de fracaso en la lactancia materna. Muchas mamás han superado problemas de grietas y mastitis que han acabado sólo siendo un mal recuerdo y han establecido una lactancia larga y maravillosa después de ello.

2 comentarios en “S.O.S. Mamá Lactante: grietas en los pezones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *