Potitos ecológicos

Potitos ecológicos

¿Os vais de viaje con los niños? ¿Planeáis vacaciones fuera de casa? ¿Vais a hacer una escapadita de fin de semana? ¿Vais a pasar el día fuera, salís de excursión o a comer? ¿Os han invitado a una barbacoa? ¿Merendáis en el parque y la fruta casera se os oxida en seguida? ¿O simplemente no habéis tenido tiempo de preparar la comida de los peques? Una buena solución a cualquiera de estas situaciones son los potitos ecológicos.

Todos los padres nos preocupamos por darles e inculcarles a nuestros hijos una alimentación sana y equilibrada, pero hay ocasiones en las que es imposible llegar a todo y necesitamos tener buenas alternativas a mano. Los potitos ecológicos os pueden sacar de cualquier apuro y os aseguraréis de que así comen sano.

 

qué son

Son tarritos infantiles de frutas, verduras, legumbres, cereales, carnes y pescados orgánicos, es decir: procedentes de cultivo ecológico. Con muy buen sabor y textura casera.

Además, la agricultura ecológica es un modo de producción responsable con el medio ambiente. Todos los artículos comercializados con el sello “ecológico” lo son porque se han producido bajo unos estánderes de calidad diferente a los productos tradicionales. Así, los artículos ecológicos garantizan la biodiversidad de las especies, el respeto por la naturaleza y el uso consciente de los recursos naturales o energéticos.

 

qué los diferencia de los convencionales

Los potitos convencionales pasan férreos controles y filtros hasta llegar a las estanterías de los supermercados y aunque aprueban altos controles de calidad, siempre te puede quedar la duda de cuál será la procedencia de sus componentes. Pero los potitos ecológicos se elaboran con ingredientes naturales y de origen ecológico. Se utilizan alimentos sin conservantes ni aditivos procedentes de agricultura libre de pesticidas y otras sustancias insalubres. Al contrario, las materias primas que se utilizan son de gran calidad y conservan todas sus propiedades. Así, los potitos ecológicos normalmente son más ricos en nutrientes, vitaminas y minerales y contienen un menor porcentaje de materia grasa que los convencionales.

Los alimentos ecológicos tienen un sabor y un aroma mucho más intenso que los industriales, ya que son más auténticos y naturales.

 

qué ventajas tienen

Principalmente, son 4 sus beneficios:

  • Comodidad. Son perfectos para situaciones puntuales como las que hemos mencionado (viajes, falta de tiempo, etc).
  • Calidad. Son alimentos más sanos, que aportan vitalidad y energía.
  • Naturales. Ni se añade ni se quita nada. No llevan conservantes, aditivos, espesantes, azúcares o sales.
  • Disminuyen los riesgos de alergias alimentarias, que suelen ser más frecuentes cuando se consumen productos procesados.

 

qué desventajas tienen

Su coste es ligeramente más alto que los potitos convencionales, aunque la diferencia de precio no es tan grande como para que no compensen sus beneficios. (Entre los más económicos se encuentran Bia y Carrefour Bio y entre los más caros, por ejemplo, Naturbaby).

No se encuentran con tanta facilidad como los potitos procesados. Aunque el concepto de alimentación biológica está poniéndose cada vez más de moda por sus múltiples beneficios, aún es difícil encontrar todas las marcas en cualquier tienda y habrá que acudir a grandes superficies comerciales y parafarmacias (no farmacias pequeñas de barrio ni comercios tradicionales) para encontrar mayor variedad de recetas. En este sentido, la mejor apuesta para tener un buen surtido siempre a mano es el comercio electrónico. En comercios convencionales los más comunes y fáciles de encontrar son Bia, Carrefour Bio e HiPP.

 

cuáles escoger y qué marcas son más recomendables

Los potitos ecológicos son cada vez más populares y el número de recetas y de marcas que venden este tipo de tarritos también es cada vez mayor. No obstante, existen una serie de marcas que son especialmente conocidas y aconsejadas por otros padres y madres:

Hipp Biológico

Es una de las empresas líderes del sector de agricultura biológica para bebés y una de las marcas pioneras y de referencia en Europa. Su gama de tarritos ecológicos es de las más amplias del mercado y sus productos de alimentación para bebés se dividen en grupos que abarcan desde los 4 hasta los 12 meses se adaptan al niño tanto en ingredientes como en cantidades. Además de los potitos de diferentes sabores y alimentos, también encontraréis leche, cereales y zumos de su marca. Todo elaborado con materias primas biológicas. Para saber qué es exactamente la agricultura y ganadería biológica, de dónde provienen sus frutas o cuántos controles en laboratorio pasa un tarrito HiPP antes de ser comercializado, podéis consultar su concepto BIO en su página web.

A mi peque la textura casera de estos tarritos le gusta mucho porque es muy natural y el sabor está muy bueno. Además, el etiquetado es claro y específico, un gran punto a su favor. Le gustan especialmente los de fruta y pasta, que ya son un básico en nuestra despensa.

hipp-biologico-00-una-mama-novata

Holle

Los potitos ecológicos Holle cuentan con el certificado Demeter, uno de los más estrictos reguladores en materia de producción ecológica y calidad de los alimentos. La gama que ofrece Holle también tiene en cuenta todas las fases de desarrollo del bebé, empezando por leche y papilla y continuando con una amplia gama de recetas de potitos con los mejores ingredientes procedentes del cultivo ecológico. Tienen también galletas, tostadas de espelta, barritas de cereales infantiles, etc.

holle-tostadas-galletas-espelta-00-una-mama-novata

La gama incluye potitos de 125, 190 y 220 gr. Además, los potitos bajos en alérgenos están marcados con una “A”. Algo enormemente práctico para las mamás con especial preocupación por determinadas alergias familiares. A Diego también le gustan mucho, tienen muy buen sabor y recetas muy originales y variadas.

 

Bia (Bioalimentación Infantil de Andalucía)

Bioalimentación Infantil de Andalucía es una empresa agroalimentaria con base en Jerez dedicada a la elaboración de alimentos ecológicos infantiles para niños entre 0 y 4 años y que tienen como base la dieta mediterránea. Un punto muy positivo, ya que la mayoría de marcas ecológicas son extranjeras y estos potitos nos permiten adaptar la dieta de nuestros hijos a la nuestra propia. Es la marca que mayor franja de edad en alimentos ecológicos infantiles ofrece y además, tienen una gran variedad de potitos ecológicos: fruta, verdura, verdura y carne, etc. Otra gran ventaja de esta marca es que sus precios son muy asequibles. 

Aunque llevan poco tiempo en el mercado, han conseguido asentarse en las estanterías de supermercados y farmacias y ya cuentan con un público fiel que apuesta por el producto nacional, la dieta mediterránea y el producto sano de calidad. Su tarrito de plátano, naranja y manzana cuenta con el Premio al Mejor Alimento Infantil del Año concedido por la revista Telva.

potito-bia-frutas-00-una-mama-novata

 

Su sabor está testado e investigado por el Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y la Alimentación y el apoyo de tres Universidades: la de Murcia, referente en la investigación de la nutrición infantil; la de Córdoba, donde hay especialistas en la cata de alimentos; y la de Cádiz, experta en industria alimentaria y con un laboratorio específico en el estudio de técnicas de la alimentación y de cuyo laboratorio procede el propio director de calidad de Bia.potitos-bia-ecologico-01-una-mama-novata

Sus recetas son de las más originales ya que al estar basadas en nuestros productos mediterráneos, introducen nuevos sabores como el de la granada o recetas curiosas como la que incorpora manzanilla, pensada para facilitar la digestión en las cenas.

Esta marca, fue la primera que encontramos y probamos (digo bien: probamos. Porque yo pruebo todo lo que come mi hijo). Hasta la fecha hemos probado los de fruta y verduras y tanto en textura como en sabor se asemejan totalmente a la comida hecha en casa. Además, su etiquetado es claro: no contienen ningún derivado lácteo y su textura es bastante parecida a un triturado casero.

potitos-bia-ecologico-00-una-mama-novata

Smileat

Otro producto nacional con especialistas españoles en el cultivo ecológico que seleccionan, siembran, cultivan y recolectan sus productos empleando semillas, métodos de cultivo y almacenamiento con un control ecológico absoluto.tarrito-de-calabaza-y-calabacin-ecologico-smileat-00-una-mama-novata

El pollo crece en el campo, en libertad y se alimenta de manera ecológica. Y las verduras y hortalizas se cultivan sin pesticidas, colorantes o conservantes. Después, en la elaboración de los alimentos no añaden ningún ingrediente extra para preservar el sabor, color, olor, etc. No hay aditivos, ni conservantes, ni ningún componente que no sea 100% natural.

SMILEAT_potitos_ecologicos_01_una_mama_novata

Los tarritos tienen un sabor delicioso, auténtico. Su textura es la de la comida hecha en casa. Tienen bastantes sabores para elegir, a Diego le gusta especialmente el que lleva calabaza y también el de manzana y pera, que tiene un puntito de canela que le da un gusto diferente y riquísimo. El etiquetado de esta marca también es más específico en cuanto a los posibles alérgenos. Además, su tarrito de cristal deja ver a la perfección la textura y color de sus recetas.

SMILEAT_potitos_ecologicos_00_una_mama_novata

Babybio

Babybio es otra de las marcas líder en el sector de la alimentación eco y, en concreto, en productos y artículos para bebes y recién nacidos. Forma parte de VitaGermine, una firma que engloba a otras marcas como Kalibio (alimentación ecológica para niños), Vitabio (alimentación ecológica para adultos) y VitaSport (alimentación ecológica para deportistas).

Su gama de productos es muy completa: leches de continuación, cereales, galletas, zumos, potitos, menús infantiles, tarritos de frutas o delicias. Todos los artículos tienen en común que están producidos con los criterios de la agricultura ecológica. Prueba evidente de ello es el etiquetado AZ que garantiza la fiabilidad y la trazabilidad máxima de estos artículos.

Toda la gama de alimentación infantil de Babybio ha sido distinguida con el certificado Ecocert sas F-32600, catalogación expedida por el gobierno francés. Su etiquetado es correcto. Otra señal de garantía y autenticidad de esta marca es su etiqueta “Agriculture Biologique”un logotipo creado por el ministerio de Agricultura y Pesca de Francia garantizando que al menos un 95% de los ingredientes de un producto bio son realmente de origen ecológico.

Una característica de esta marca es que sus texturas son un poco más líquidas. Son especialmente buenos sus tarritos de sabor a frutas, que parecen mermeladas o compotas suaves caseras. Tienen una variedad de sabores algo diferente.

babybio-manza-mango-00-una-mama-novata

Su tamaño también es ligeramente más pequeño que el de otras marcas, lo que resulta ideal para bebés de 6 meses. Lo peor es que son, quizás, los más difíciles de encontrar. A Diego le gusta muchísimo el de manzana y arándanos, que encontramos siempre en Hipercor.

 

Naturbaby

La filosofía de esta marca es la de ofrecer purés que sean tan buenos como los que tú haces en casa, con total confianza de equilibrio nutricional y seguridad alimentaria. Todos sus purés infantiles son 100% naturales, sin almidones, conservantes, colorantes, aromas u otros aditivos. Están diseñados de forma específica para la nutrición infantil, considerando la introducción progresiva de alimentos y la adquisición de buenos hábitos alimentarios, los cuales se consolidan hacia los 2-3 años de edad y son muy difíciles de modificar posteriormente si no son correctos.

Su envasado imita la forma artesanal y cuentan con un elemento que las diferencia de las demás marcas: la utilización de leche de cabra para la elaboración de sus productos que, como ya sabréis, está más indicada que la de vaca tanto para niños como para adultosya que, como seguramente sabréis, se suele decir que por ser un animal más pequeño que la vaca, la leche de cabra es más parecida a la leche materna (en algunas cosas se parece más que la de vaca y en otras menos, podéis mirar una tabla comparativa aquí). Si tuviéramos que elegir qué leche tomar, incluso nosotros como adultos, es posible que la de cabra esté más adaptada a nuestro tamaño y organismo que la de vaca, pero el factor sabor puede tirar un poco para atrás, porque es más fuerte. Y eso es precisamente lo que pasa a Diego con los postres y meriendas de esta marca, que no le agradan sus sabores tan fuertes, aunque otras especialidades se las come muy gustosamente.

Sin embargo, resultan ideales para bebés intolerantes a la lactosa. Las fórmulas infantiles (más conocidas como leche artificial para bebés), se hacen tradicionalmente a partir de leche de vaca o de preparados de soja. La “leche” de soja no acaba de hacer mucha gracia a los profesionales de la salud, por contener fitoestrógenos (compuestos químicos que se encuentran en los vegetales pero son similares a los estrógenos humanos, y con acción similar -efecto estrogénico- u opuesta -efecto antiestrogénico-) y la leche de vaca produce alergia o intolerancia a muchos bebés, que acaban tomando la de soja o algún preparado hidrolizado. De esta manera, la leche de cabra es una buena solución para los niños que sean intolerantes o alérgicos a algún componente de la leche de vaca (mientras no sea la proteína beta-lactoglobulina, ya que la leche de cabra también la contiene).

 

Sunval

Los tarritos Sunval se fabrican exclusivamente con ingredientes orgánicos y biodinámicos controlados. Esta firma está comprometida con el uso sostenible de las materias primas agrícolas y de energía. Con una filosofía empresarial totalmente ecológica e innovadora, Sunval asegura el bienestar de los animales, así como la alimentación con pienso ecológico y la ausencia de hormonas y reguladores del crecimiento como requisitos indispensables para el procesamiento de sus productos. En la producción, aseguran el uso específico de la energía solar y el uso de sistemas de recuperación de calor para minimizar el impacto ambiental de nuestra empresa.

La firma tiene más de 60 años de experiencia en la fabricación de comida biológica bebé. Su gama contempla las distintas etapas del desarrollo del niño, tanto en tamaño como en ingredientes, con especial énfasis en la calidad ecológica de las materias primas y el procesamiento suave. De esta manera, sus alimentos para bebés son de fácil digestión. De esta marca podemos encontrar, papillas, potitos, pan, té y zumos ecológicos para bebés. Y algunas recetas realmente innovadoras como la que incluye bizcocho, en lugar de galleta, en sus potitos de fruta. Una variación que a nuestro peque le gusta especialmente.manzana-y-bizcocho-sunval-00-una-mama-novata

En el etiquetado se expresa claramente: sin azúcar granulada, sin solución salina, no encuadernadores, sin sabores añadidos, sin colorantes ni conservantes, ingredientes que contienen naturalmente sodio y azúcares.

 

 

 

 

potitos-ecologicos-sunval-00-una-mama-novata

Hay otras marcas igualmente prestigiosas que, sin estar específicamente especializadas en la producción y preparación ecológica de alimentos para bebés, se han sumado al carro de la alimentación bio y han sacado una gama específica de productos:

Ecopotitos de Nutribén

Nutribén es garantía de calidad y confianza (de hecho los auténticos Potitos® son creación suya y es una marca registrada). Su gama de Ecopotitos está certificada con los sellos de la agricultura ecológica de la Unión Europea y de la Comunidad de Madrid, que avalan el origen de los ingredientes procedentes de la agricultura ecológica.

Los Ecopotitos Nutribén no tienen aditivos ni conservantes de ningún tipo: no tienen sal añadida, no tienen azúcares añadidos, están elaborados exclusivamente con aceite de oliva virgen extra y están libres de BPA (Bisfenol A).

Además, su gran ventaja es que es una marca que se encuentra con facilidad en casi todas las farmacias. Su contra: resultan bastante más sosos que sus competidores.

nutriben-eco-potitos-00-una-mama-novata

 

BabyNatur de HeroBaby

En casa somos súper fans de la gama Natur de Hero Baby. Sus recetas de fruta, carne con verduras y pescado son las que más gustan a nuestro peque. Son sabrosas y la textura es algo más espesa que la de sus competidores, algo que a Diego le hace disfrutar muchísimo saboreándolos. Tienen una amplísima y variada gama de tarritos sin azúcares añadidos, sin conservantes ni colorantes, de producción local y además ocupan la mayor parte de las estanterías de cualquier supermercado, por lo que se encuentran en cualquier lugar, a golpe de vista y con mucha más facilidad que el resto de marcas.

Aunque no se anuncian específicamente como tarritos ecológicos, como su propio eslogan anuncia: “lo que ves es lo que hay”. Y es verdad que es facilísimo distinguir al primer instante con el paladar cada uno de los sabores de sus componentes. El pollo sabe a pollo, la naranja a naranja, el plátano a plátano, etc. Su sabor es de los más auténticos que hemos probado.

hero-baby-natur-00-una-mama-novata.png

Hero Baby Solo

Éstos tarritos 100% ECO de HeroBaby son tan nuevos que no he conseguido encontrarlos aún en la web de Herobaby. Los hemos encontrado de casualidad esta mañana en el pasillo de alimentación infantil del súper. Por ahora, hay 4 variedades de fruta: manzana verde, plátano, pera y manzana y pera, plátano y zanahoria. Como su propio nombre indica, no llevan aditivos ni gluten y todos sus ingredientes (100% fruta) son de procedencia ecológica. Como os decía, tenemos pendiente probarlos pero seguro que nos encantan porque en casa somos muy fans de esta marca. La verdad es que aplaudimos que Hero se haya animado a sumarse a la alimentación infantil ecológica con estas nuevas variedades envasadas en tarritos de cristal con capacidad para 120gr. Una medida muy cómoda y perfecta tanto para meriendas como para postres.

NaturNes de Nestlé

Otra reconocida firma de tarritos convencionales con una gama completamente renovada y con grandes novedades elaborada con ingredientes de primera calidad y 100% naturales, cultivados en campos especialmente seleccionados para la alimentación infantil por agricultores y ganaderos locales comprometidos a utilizar parcelas de campo en plena naturaleza, alejadas de cualquier posible fuente de contaminación.

Sus nutricionistas elaboran recetas caseras tradicionales, nutritivas y equilibradas sin añadir nada más: sin conservantes ni colorantes, sin aditivos ni Organismos Genéticamente Modificados (OGM) y sin gluten. Sus tarritos de comidas y cenas están cocinados sólo con aceite de oliva virgen extra y sin sal añadida.

En este caso, tampoco se anuncian como tarritos eco, pero todos sus ingredientes están controlados por una completa trazabilidad desde el origen. De hecho, sus productos pasan por más de 100 controles de calidad.

Con 2 formatos donde elegir: Nestlé NaturNes Selección (los únicos en tarritos de cristal con boca ancha que resultan la mar de prácticos y cómodos, la verdad) y las bolsitas de fruta Nestlé NaturNes (con ingredientes específicos para bebés desde los 6 meses que resultan ideales para salir fuera de casa). A Diego los que más le gustan son los de fruta, especialmente los que llevan plátano o melocotón.

La textura de sus productos es completamente casera, aunque algo más líquida que la de sus competidores (algo que a Diego, desde los 8 meses, no le agrada demasiado) los de carne se elaboran con ternera criada en España y sus variedades de pescado son los únicos del mercado con certificado de Pesca Sostenible. 

naturnes-nestle-02-una-mama-novata

Carrefour Bio

La gama ecológica de Carrefour inlcuye productos ara adultos y bebés que proceden de la agricultura ecológica, evitando el uso de medios de producción artificiales, como los fertilizantes sintéticos o los pesticidas.

Carrefour BIO se elabora sin potenciadores del sabor, sin edulcorantes, sin aromatizantes ni colorantes artificiales, respetando el todo el sabor del producto original. Todos los productos Carrefour BIO están certificados según las estrictas normas europeas de producción ecológica y se identifican por el logotipo europeo de productos ecológicos. Adicionalmente se puede encontrar el logotipo de la entidad de control de su Comunidad Autónoma en los productos de España o los logotipos específicos de cada país de procedencia. Aunque las marcas blancas de este supermercado no se caracterizan precisamente por ser los mejores en calidad y sabor, lo cierto es que en el caso concreto de los productos de la gama Carrefour BIO cumplen las condiciones de producción y fabricación establecidas por el Reglamento Europeo 834/2007 CE que regula la producción de productos ecológicos, y proceden de empresas controladas y certificadas por organismos de control, públicos o privados, autorizados por las administraciones competentes, según establece dicho Reglamento.

Sus tarritos ecológicos para bebés, especifican en la etiqueta que no llevan leche, ni huevo (aparte de otras cosas). La textura es muy buena y el sabor también. Aunque no son de sus favoritos, Diego se los zampa sin problema.

 

 

Dónde comprar

Como os decía al principio de este post, aunque encontrar variedad de recetas y marcas bio no es tan sencillo como en el caso de los potitos tradicionales, tampoco es tarea imposible: en menor o mayor número, están presentes en muchos supermercadosfarmacias. Así que para momentos puntuales, si los necesitáis no lo dudéis y echad mano de los potitos ecológicos, ya que, aunque menos económica que la comida casera, es una buena alternativa a la misma ya que con ellos los peques se seguirán alimentando de forma saludable y sabrosa.

Algunos de los establecimientos físicos donde nosotros los adquirimos habitualmente son Hipercor, Carrefour y grandes parafarmacias con abundancia de productos de alimentación infantil.

Sin embargo, a pesar de que la alimentación eco está en auge, para acceder a la mayor variedad de firmas y recetas posibles, la mejor opción sigue siendo acudir a tiendas online de confianza como Bebitus, Mundo Ecológico, Foody, EcoBebés o biobebe.

alimentacion-ecologica-infantil-00-una-mama-novata   

*Este post NO es patrocinado ni pretende ensalzar los beneficios de la comida envasada por encima de la casera. Sólo he querido compartir con vosotros nuestra experiencia con los productos de alimentación infantil ecológica que hemos probado por si os puede resultar de ayuda en alguna ocasión. La dieta diaria de nuestro bebé es casera.
**Aclaración sobre el aceite de colza. Muchos papis se alarman cuando ven que el aceite de colza figura como ingrediente más o menos habitual en el etiquetado de algunos potitos ecológicos. Aunque tristemente famoso en nuestro país por la intoxicación que afectó a miles de personas (aunque hoy en día diversas teorías sostienen que, en realidad, la intoxicación se debió a compuestos organofosforados), resulta que el aceite de colza es un producto de la más alta calidad, sometido a unos controles muy estrictos que lo convierten en un producto de consumo muy seguro con unas propiedades nutricionales muy destacables que podéis comprobar aquí. Es, por ejemplo, fuente de vitamina A, contiene un 29% de los ácidos grasos no saturados y, junto al pescado azul, es uno de los alimentos que mayor y mejor aporte nos realizan de Omega 3. Además, su precio resulta muy económico.

4 comentarios en “Potitos ecológicos

  1. yentoncesmeconvertienmama dijo:

    Gracias por la info, me ha llamado la atención. Tengo un poquito de “trauma” con el tema ecológico, porque al no echarles nada para matar bichitos, pues no es la primera vez que en frutas, o legumbres salen insectos y eso me pone muy nerviosa.

    • Una Mamá Novata dijo:

      Hola guapa, te entiendo perfectamente, pero el que los agricultores no trabajen con pesticidas no significa que estos productos no pasen controles y sellos de calidad. ¡Los pasan, y muchos! Un besito 🙂

  2. BlogSerMadres dijo:

    Buenísimo post! Más completo imposible. No conocía algunas marcas, ni tan siquiera sabía que Carrefour tenía una gama de potitos ecológicos. Las pocas veces que le doy potitos son de Hipp, Hero Natur o Naturness. Vale la pena gastarse ese poquito más, y saber que no les estamos dando toneladas de conservantes, colorantes y otros aditivos. Enhorabuena por el post 🙂 un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *