sacamocos

Verdadero o Falso: el sacamocos es muy beneficioso para el bebé

Falso. El sacamocos se debe usar en contadas ocasiones y sólo cuando sea imprescindible y absolutamente necesario. En ocasiones, su uso sí que se hace necesario para evitar que resfriados comunes deriven en bronquiolitis o bronquitis ya que los bebés no saben expulsar solos la mucosidad, pero mientras se pueda prescindir por completo de él, mucho mejor.

Muchos papás usan el sacamocos a diario pensando que beneficia a su bebé, cuando en realidad el aspirador nasal (eléctrico o manual) desvía el moco hacía el oído y puede llegar a causar otitis si el moco entre en la Trompa de Eustaquio, canal que hay entre el oído y la garganta, y la obstruye.

Ahora que es época de catarros y congestiones, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) aconseja los lavados nasales frente al uso del aspirador para limpiar la nariz del bebé. Para facilitar la evacuación de la mucosidad y la respiración del bebé, se recomienda hacer un lavado nasal diario si el niño está sano, y unos cinco al día como mínimo si está enfermo. Para ello, se pueden utilizar unas gotitas de mono-dosis de suero fisiológico o de agua de mar en cada orificio.

A nosotros la marca Rhinomer es la que nos recomendó la pediatra y la que mejor nos funciona. Utilizamos, sobre todo, el spray de agua de mar que es muchísimo más afectivo que el suero. Fijaos bien que sea de fuerza extra suave porque aún así, la presión del chorrito es fuerte y le lava súper bien la nariz al peque. Si adquirís un sacamocos para uso esporádico, el de esta marca también es de lo mejorcito pero el de Mercadona es prácticamente igual, funciona genial y cuesta la mitad con recambio incluido.

2 comentarios en “Verdadero o Falso: el sacamocos es muy beneficioso para el bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *