Lactancia exclusiva

El porqué de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses

Aunque hay tablas de introducción de alimentos, e incluso alimentos preparados para bebés a partir de 4 meses, la OMS y UNICEF recomiendan la lactancia exclusiva hasta los 6 meses por ser la forma más óptima de alimentación para el bebé debido a sus múltiples beneficios.

La leche materna es la primera comida natural para los lactantes. Aporta toda la energía y los nutrientes que el niño necesita en sus primeros meses de vida, y sigue cubriendo la mitad o más de las necesidades nutricionales del niño durante el segundo semestre de vida, y hasta un tercio durante el segundo año.

La leche materna fomenta el desarrollo sensorial y cognitivo, y protege al niño de las enfermedades infecciosas y las enfermedades crónicas. La lactancia materna exclusiva reduce la mortalidad del lactante por enfermedades frecuentes en la infancia, tales como la diarrea o la neumonía, y ayuda a una recuperación más rápida de las enfermedades. Estos efectos son mensurables tanto en las sociedades con escasos recursos como en las sociedades ricas.

La lactancia materna contribuye a la salud y al bienestar de las madres. Ayuda a espaciar los embarazos, reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama, aumenta los recursos familiares y nacionales, es una forma de alimentación segura, y carece de riesgos para el medio ambiente.

Lactancia exclusiva

Y no se trata sólo de nutrientes. A todo esto hay que sumarle que la leche materna actúa como vacuna frente a posibles infecciones debido a que transmite anticuerpos. Algo que ninguna leche de fórmula puede imitar. También transmite hormonas beneficiosas para el bebé, como la hormona FGF21, encargada de reducir el riesgo de padecer diabetes u obesidad en el futuro. Las cifras son claras: los recién nacidos que reciben leche materna presentan un mejor perfil metabólico y un desarrollo superior en un 25% al de los que no reciben la reciben. Y de más está decir que la lactancia, además, fortalece el vínculo entre madre e hijo.

El comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) dice que no se debe comenzar con la alimentación complementaria antes de las 17 semanas ni después de las 24 semanas.

En general, y salvo casos específicos, los pediatras y expertos en nutrición infantil recomiendan no comenzar a introducir otros alimentos en la dieta del bebé hasta los 5-6 meses, ya que el intestino del lactante sólo está preparado para hacer digestiones simples de alimentos líquidos, como la leche. Hasta ese momento no hay niveles suficientes de las enzimas que digieren alimentos más complejos como son los cereales.

Enlaces de interés:

5 comentarios en “El porqué de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *