Sus primeras papillas de fruta

Sus primeras papillas de fruta

Es muy habitual que las primeras papillas que se le ofrece al bebé sean de cereales sin gluten o de fruta. En cuanto al momento adecuado para empezar a dárselas, la OMS recomienda que los niños de pecho continúen alimentándose exclusivamente de leche materna hasta los 6 meses. Aún así, muchos niños comienzan a ingerir otros alimentos a los 4 ó 5 meses por diversos motivos: capricho o necesidad de los padres, necesidades nutricionales del peque, etc. Aunque existen tablas específicas orientadas a bebés que comienzan a combinar el pecho o el biberón a los 4 meses, los expertos coinciden en que no deberían comenzar la alimentación complementaria hasta por lo menos los 5 meses.

Sus primeras papillas de fruta

Yo estaba súper concienciada para no empezar a darle al peque nada hasta que cumpliera exactamente los 6 meses, pero al final empezó a tomar otros alimentos un pelín antes: a los 5 meses y medio (y con la recomendación de su pediatra) porque aunque nutricionalmente la leche materna le bastaba, el niño no se saciaba y comenzó a acortar tanto las tomas que por la noche dormía literalmente con la teta en la boca tooooodo el tiempo y comenzaba a tirarse como un loco hacía nuestros platos de comida.

La pediatra nos dio la clásica tabla de introducción de alimentos, pero también nos dijo que en realidad a ella le daba igual que empezáramos con el cereal sin gluten, la fruta o la verdura. Nosotros decidimos comenzar por la fruta, pero no directamente por los purés sino que hicimos una ronda de zumos naturales de unos 10 días antes de ofrecerle las papillas (aquí explico el porqué de esta decisión) para que así fuera más fácil detectar posibles reacciones y ayudar al peque a asimilar otros alimentos y familiarizarse con los nuevos sabores. Por supuesto, el pecho sigue siendo a demanda y mi intención es seguir dándoselo tanto tiempo como él quiera.Sus primeras papillas de fruta

Después de la ronda de zumos, comenzamos a ofrecerle sus primeras papillas de fruta casera. Las primeras frutas que los niños pueden tomar son la naranja, la mandarina, la manzana, la pera, el plátano o banana. Después de unos 3 ó 4 días también se le puede ofrecer ciruela, uvas, melón y sandía. A ser posible, la fruta ha de ser siempre de temporada y bien madura (para que tenga la mayor cantidad posible de vitaminas).

bebe-come-papilla-fruta-p

 

Lo normal es comenzar a hacerle las papillas de frutas triturando media manzana, media pera, medio plátano y el zumo de 1 naranja. Pero se puede combinar las frutas admitidas como se desee, siempre añadiendo el zumo de naranja para que la papilla adquiera la textura adecuada y así evitar atragantamientos y teniendo en cuenta no mezclar más de un par de frutas si es la primera vez que las prueba para detectar con facilidad posibles reacciones alérgicas.

primeras-papillas-de-fruta-00-una-mama-novata

La papilla se debe consumir al instante de su preparación y nunca guardar los restos. Es importante no forzar al bebé a comer y dejar de darle cuando manifieste no querer más. De lo contrario, podría desarrollar rechazo hacia la comida. En cuanto a la cantidad máxima, hasta 150gr es adecuado para un bebé de unos 6 meses. Después se irá aumentando progresivamente la cantidad hasta que coma unos 200gr por comida al año.

primeras-papillas-de-fruta-02-una-mama-novata

frutas prohibidas

También existen frutas prohibidas: las frutas con piel de pelito como el melocotón o el  kiwi, las tropicales como la piña o las frutas del bosque como las fresas, arándanos o moras se introducen mucho tiempo después (alrededor de los 10 meses, el año o, en ocasiones, incluso más tarde). En este sentido, hay que tener cuidado con algunos de los potitos que se venden en el mercado, porque es frecuente que lo contengan aunque sea en mínimas cantidades.

primeras-papillas-de-fruta-07-una-mama-novata

También es importante vigilar que no contengan zanahoria si el niño no ha empezado aún a comer verduras y hortalizas o arroz antes de que haya comenzado a tomar cereales sin gluten y comprobar que la galleta que algunos incluyen sea con o sin gluten, en función de la etapa nutricional del peque.

primeras-papillas-de-fruta-04-una-mama-novata

papillas caseras o potitos envasados

Aunque siempre se recomienda que la comida sea casera, la comida para bebés pasa férreos controles y cumple con unos rígidos estándares (mayores incluso que los de los alimentos que a menudo adquirimos para ellos en el mercado) que la hacen segura y adecuada para ellos. A mí me gusta prepararle las papillas en casa, pero los potitos de fruta son muy útiles cuando salimos de casa ya que las papillas caseras se deben comer al instante para evitar que se oxiden.

Como recomendación, hay que tener cuidado a la hora de elegir los potitos y no dejarse llevar sólo por la indicación exterior de edad adecuada o el dibujo. Se pueden elegir potitos de farmacia, supermercados y/o ecológicos, pero siempre se debe leer la composición de alimentos para comprobar que no lleva conservantes, colorantes, azúcares añadidos, miel de abeja, frutas prohibidas u otros ingredientes no adecuados a su edad. primeras-papillas-de-fruta-05-una-mama-novataprimeras-papillas-de-fruta-08-una-mama-novata

En cuanto a la cantidad, hay potitos de iniciación perfectos para los peques que comienzan a probar fruta por primera vez. Vienen a ser como un tercio del potito grande y estar indicados para su consumo a partir de los 4 meses. Si se compran grandes, tampoco pasa nada, ya que los potitos envasados aguantan una vez abiertos unas 24-48h en la nevera.

  primeras-papillas-de-fruta-06-una-mama-novata

EL CUBIERTO MÁS ADECUADO

Es mejor comenzar con cucharas muy chiquitas que permitan introducir bien pequeñas cantidades de comida porque los bebés no abren mucho la boca al principio ni saben tragar grandes cantidades. Una cucharita de café (más pequeña que las de postre convencionales) tiene el tamaño perfecto, pero por experiencia os aconsejo que sean de plástico o silicona (el tacto y sabor del metal no les gusta nada). Las que son estrechas y un poco curvas son las mejores y más cómodas para empezar a darles de comer.

primeras-papillas-de-fruta-01-una-mama-novata

¿la trona es necesaria?

No realmente al principio, pero sí resulta cómoda y práctica. Nosotros empezamos a darle de comer sentado en nuestras rodillas, pero ahora que ya pesa 7 kilos y medio y tiene mucha más movilidad, la trona facilita mucho la tarea. Lo mejor es escoger una trona con altura regulable para poder darle de comer tanto en una mesa como en un sofá.

primeras-papillas-de-fruta-03-una-mama-novata

Enlaces relacionados:

6 comentarios en “Sus primeras papillas de fruta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *