Tabla de introducción de alimentos

Tabla de introducción de alimentos

En Internet podéis encontrar muchísimas tablas orientativas con las distintas etapas de introducción de alimentos para bebés y ninguna es exactamente igual. De hecho, como muy bien apuntaba una lectora en otro post, el SEICAP y la OMS aseguran que la introducción de alimentos a edad temprana no facilita que existan alergias, sino al revés: cuanto antes prueben todos los alimentos que pueden comer antes del año, menos probabilidades de ser alérgicos tienen los bebés. También señalan que deben comer las frutas y verduras de temporada ya que no hay razón para retrasar la introducción de determinadas frutas, al igual que del gluten (nuestro peque come cereales con gluten desde 10 días después de probar el arroz y el maíz y fue perfecto. Y con 7 meses, come melocotón, fresas, piña, sandía, etc…).

Aún así, si queréis echar un vistazo a alguna tabla de introducción de alimentos para bebés, siempre teniendo en cuenta la recomendación de la OMS de que los bebés deben alimentarse con leche materna exclusivamente hasta los 6 meses, en Pequerecetas tenéis a vuestra disposición una tabla muy completa de introducción de alimentos hasta los 6 años con recomendaciones bastante acertadas que podéis descargar aquí.

Ésta es la tabla adecuada para introducción de alimentos en peques de 6 a 10 meses. (Pincha sobre ella para verla ampliada).

Tabla de introducción de alimentos

Ésta es la tabla que generalmente más se recomienda y sigue, pero en la actualidad, los pediatras comienzan a hacer algunas correcciones basándose en los consejos de la OMS, el SEICAP, la SEFAC (Sociedad Española de Farmacia Comunitaria) y la AEPap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria):

  • Antes, solía esperarse a los 7 meses para introducir los cereales con gluten o, si el bebé había comenzado a tomar cereales sin gluten a los 4 ó 5 meses, introducirlos justo un mes después. Ahora, si el bebé comienza la alimentación complementaria a los 6 meses, se pueden empezar a introducir a los 10 ó 15 días de tomar el arroz y el maíz (sin gluten).
  • Los niños menores de 2 años no deben recibir dietas vegetarianas.
  • Las infusiones para gases (manzanilla, hinojo, anís, etc.) las recomiendan los pediatras desde los 0 meses (las de Blevit son las más comúnmente recomendadas) y les van muy bien a bebés que sufren cólicos o molestias de gases. Igualmente, muchos pediatras recomiendan dar pequeñas cucharaditas de agua entre toma y toma de pecho o bibi. Aunque siempre se ha de tener presente el hecho de que se deben evitar líquidos con bajo contenido nutricional como infusiones y zumos industriales y no administrarlos más que como remedio para gases, cólicos, etc.
  • Si optáis por una dieta de triturados, es conveniente introducir los zumos antes que la papilla de fruta, aunque mejor a cucharaditas o con tacita de iniciación que los biberón, para evitar que los azúcares naturales se acumulen en la tetina y cause la típica caries del biberón. Al introducir antes los zumos conseguimos que el organismo del bebé comience a asimilar mejor otros alimentos y además, se acostumbran a otros sabores con mayor rapidez. Y desde luego, la naranja y la mandarina son las primeras en ofrecerse (la receta base es de media pieza de manzana, pera y plátano o banana y el zumo de una naranja o un par de mandarinas). Hay determinadas frutas (las de piel, como el kiwi o el melocotón; las tropicales, como la piña y las del bosque, como las fresas o los arándanos) que tradicionalmente se han considerado potencialmente más alergénicas que las anteriores y por eso se tardaba más en introducirlas en la dieta del bebé, pero cada vez son más los pediatras que animan a los padres a dárselas a probar al bebé cuando él quiera, si éste muestra interés o curiosidad por ellas.
  • Si optáis por una dieta de sólidos desde el principio (un método cada vez más popular conocido como Baby Lead Weaning), deben evitarse alimentos que por su tamaño puedan causar atragantamiento, como frutos secos, aceitunas, etc.
  • No se deben incluir las espinacas ni acelgas en la dieta del bebé hasta el año de vida.
  • La ternera se introduce ahora una semana o 10 días después del pollo y/o pavo y el cordero una semana o 10 días después de la ternera. Tan sólo el cerdo se introduce bastante tiempo después.
  • Actualmente no se encuentra inconveniente alguno en que los bebés consuman huevo y pescado desde los 6 meses de edad, salvo que haya antecedentes alérgicos familiares. Aunque se esperará hasta los 3 años para introducir las especies de pescado con mayor índice de mercurio como el pez espada, el tiburón, el atún rojo y el lucio.
  • La sal y el azúcar o la miel de abeja no se introducen hasta aproximadamente el año de edad. Muchas papillas de cereales incluyen miel de maíz en su composición, más adecuada para los niños.
  • El aceite de oliva virgen se introduce desde el principio, con las primeras papillas de verdura, en crudo y una vez que el puré ya esté calentito y listo para tomar.
  • El uso de alimentos comerciales (potitos) no está contraindicado ya que cada vez son mejores y están sometidos a rígidos controles, aunque siempre es mejor prepararles la comida en casa y pueden retrasar la aceptación de la dieta familiar y suponen un gasto innecesario. Sin embargo, pueden resultar útiles en determinadas ocasiones como unas vacaciones. Nosotros los usamos cuando salimos a comer o cenar fuera o el peque tiene que merendar en la calle. En este último caso, los potitos de frutas con o sin galleta o cereales nos resultan muy prácticos ya que la papilla casera de frutas es de consumo inmediato y se oxida enseguida.
  • No hay que forzar nunca al niño a comer más que lo que desea. Ellos eligen la cantidad, aunque en teoría la más adecuada es de unos 100-150 gr. de papilla. Aunque los niños más glotones pueden ventilarse hasta 200 gr (un potito grande) casi desde el principio, lo ideal es no darles tanta cantidad hasta cumplido el año.
  • De igual forma, si el niño muestra un gran interés por algún alimento, siempre que sea dentro de los que pueda probar en el primer año de edad, es aconsejable dejárselo probar.

Una vez que se comienza a introducir alimentos en la dieta de nuestro bebé, debemos cambiar de grupo de alimentos cada 7 ó 10 días (salvo algunos alimentos que se introducen mucho tiempo después). Nunca hay que forzar al bebé a acabarse todo el plato de comida para no provocarle rechazo a la comida. Es muy habitual que a algunos niños les cueste habituarse a los nuevos sabores y texturas. Dentro del mismo grupo de alimentos, es recomendable no triturar más de 2 ó 3 alimentos distintos cada vez y cambiar la composición de las papillas no antes de los 3 ó 4 días. Por ejemplo: si hemos comenzado introduciendo fruta en su alimentación, a la semana pasaremos a los cereales sin gluten y otros 7 días más tarde, a la verdura. Primero le haremos purés más suaves de, por ejemplo, patata y zanahoria. Después de 3 días cuando ya hayamos comprobado que le sientan bien, podemos añadir nuevas verduras u hortalizas, como el apio, el puerro, la judía verde, etc. Y siempre dentro de las recomendadas para su edad.

Little girl with a pink plate, on a gray background

La fruta suele ser la merienda (entre las 16.00 y las 18.00h). El cereal, la cena (entre las 20.00 y las 22.00h) y después, la verdura (y el resto de alimentos que se van introduciendo), será la comida (entre las 12.00 y las 14.00h). El peque ha de hacer finalmente 5 comidas al día entre el pecho o biberón y los demás alimentos sólidos y puede empezar a tomar postre (yogur de leche de continuación, postre de frutas, etc.)

Si en vuestro caso, por el motivo que sea, vuestro bebé comienza a tomar otros alimentos a partir de los 4 ó 5 meses, debéis consultar con vuestro pediatra la mejor manera para comenzar la alimentación complementaria de vuestro niño (en general, suele comenzarse con fruta o cereal sin gluten y después se continúa con la introducción de las verduras, aunque los tiempos para pasar de un grupo de alimento a otro suelen ser más extensos).

Aquí tenéis el resto de la tabla de introducción de alimentos, con las recomendaciones adecuadas desde los 12 meses hasta los 6 años. (Pincha sobre ella para verla ampliada).

Tabla de introducción de alimentos

Enlaces relacionados:

9 comentarios en “Tabla de introducción de alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *