Primeros zumos del bebé

Sus primeros zumos

Después de 6 meses de leche materna en exclusiva, y cuando nuestro peque estaba a punto de comenzar una nueva etapa y comenzar a tomar sus primeras papillas de fruta, empezamos a darle zumitos (como se alimenta de leche materna, la pediatra nos recomendó empezar con la fruta en vez de con los cereales).

Primeros zumos del bebé

Nosotros habíamos leído muchas opiniones de nutricionistas que recomendaban introducir los zumos antes que las papillas de frutas en la dieta del bebé para ayudarle a familiarizarse con diferentes sabores y preparar su estómago para que tolere otros alimentos, además de la leche. También opiniones en contra, para que nos vamos a engañar, porque en esto de los niños no hay dos teorías iguales y existen opiniones para todos los gustos.

Primeros zumos del bebé

En este sentido, la pediatra nos hizo una serie de recomendaciones que hemos seguido a rajatabla y nos ha ido divinamente:

  • Preparar los zumos con fruta de temporada madura (así tienen más vitaminas).
  • Darle las frutas de una en una, con un intervalo de 3 ó 4 días entre un tipo de zumo y el siguiente. De esta manera, si alguna fruta le producía alergia, se podía saber rápidamente cuál había sido y eliminarla de su dieta durante unos meses para poder volver a dársela a probar más adelante.
  • Los primeros zumos que se deben dar al bebé son los de naranja o mandarina, uva, manzana, pera y ciruela (nunca varias frutas nuevas a la vez). Las frutas del bosque (moras, frambuesas, arándanos, etc.) y las tropicales (kiwi, piña, caquis…) así como el melocotón, hay que evitarlas hasta más adelante.
  • Por supuesto, hay que lavar y pelar las frutas y quitarles las pepitas antes de exprimirlas.
  • Es conveniente (aunque no obligatorio) mezclar los primeros zumos con un poco de agua mineral para bebés hasta que su estómago se haya hecho con ellos. Pero no se deben aguar demasiado ni durante demasiado tiempo para evitar reducir las vitaminas naturales de la fruta.
  • Nada de azúcar. No les aporta nada, camufla los nuevos sabores y les puede producir sus primeras caries. El agua ya suaviza el sabor y es mucho más sana.
  • El momento ideal del día para darle el zumo al bebé es la merienda, cuando se haya despertado de la siesta y tenga sed.
  • Hay que darles el zumo a cucharaditas o con tacita de iniciación. De esta forma, el bebé produce más saliva y se le quedan menos restos de zumo en la boca. Si se les da el zumo en el biberón, se aumenta la propensión a las caries. También se les puede ofrecer un poco de agua después para limpiar sus encías de los azúcares naturales presentes en las frutas.
  • Él elige la cantidad que toma. La primera vez hay que ofrecerle sólo un poquitín e ir aumentando la cantidad a medida que pasen los días, hasta que llegue a tomar unos 50 ml de zumo diarios. Y nunca hay que forzarles a ingerir más cantidad para no causarles rechazo a la comida.
  • El bebé debe tomar el zumo de frutas inmediatamente después de haber sido exprimido y se debe tirar los restos de zumo que el bebé no haya ingerido y nunca conservarlos (la fruta se oxida y pierde vitaminas).
  • Por último, no hay inconveniente en darles zumos envasados de vez en cuando, siempre que sean específicos para su edad y se compruebe sus componentes y se le den solamente zumos pasteurizados que sean 100% jugo de frutas y no “bebidas de frutas”, que pueden estar llenas de azúcar y aditivos.

primeros-zumos-del-bebe-02

Dicho y hecho, nuestro bebé completó su ronda de zumos perfectamente. Comenzamos dándole zumito de naranja y mandarina (les aporta vitamina C y refuerza sus defensas) durante 3 días. Después pasamos a la uva, la pera y la manzana. Nunca mezclamos frutas que no hubiera probado antes. Por ejemplo: si ya había probado las naranjas y las uvas, el siguiente se le podía hacer de naranja, uva y pera, pero no de pera y plátano porque eran frutas nuevas para él y había que administrárselas de una en una hasta comprobar el efecto que le causaban. De esta manera, ya había probado todas las frutas que después iban a componer sus primeras papillas, excepto el plátano. La ciruela tampoco se la hemos dado de momento para evitar que se extendiera mucho más tiempo la prueba de los zumos antes de introducir las papillas y también porque es una fruta que suelta mucho el estómago, así que preferimos introducirla más adelante. Todas le han sentado bien y le han ayudado a regular la tripita (la fibra es estupenda para que hagan caquita).

Nuestro bebé nunca ha sido de chupete ni biberón, así que comenzamos a darle los zumitos con cucharita, pero como se desperdiciaba más de lo que le entraba dentro de la boca (al principio, el reflejo de los bebés es sacar la lengua y expulsan mucha comida, hasta que aprenden) en seguida pasamos a la tacita de iniciación. En nuestro caso, utilizamos esta vajilla de bebé de Ikea que os súper recomiendo porque, además de ser muy baratita, es súper práctica (el babero de goma con doblez para los restos de comida os va a salvar la vida… ¡las manchas de zumo, sobre todo de naranja, son súper difíciles de quitar!). Nuestro peque se toma que da gusto los zumos en el vasito entrenador (mucho mejor que con biberón o cucharita). primeros-zumos-del-bebe-03En cuanto a si darle el zumo antes o después del pecho, depende de cada niño. Nuestro peque está muy colgado a la teta todo el día, así que como no había peligro de que soltara el pecho, yo se lo doy después. Incluso hay veces que él mismo para de tomar zumo para buscar el pecho. Pero en ocasiones, el pediatra recomienda que se le de antes el pecho si al bebé le cuesta mucho tomar todo el que debiera o hace pocas tomas al día por el motivo que sea.

A mí me gusta preparar la comida de mi hijo en casa, igual que hago con la nuestra. Nosotros tenemos Thermomix, así que yo le hago los zumos en ella y después se los cuelo. Pero también queríamos que probara los zumos envasados de las principales marcas para asegurarnos de poder recurrir a ellos en caso de emergencia. Ya que la fruta natural debe consumirse inmediatamente después de haber sido exprimida o hecha puré para que no se oxide ni pierda vitaminas, pero no ocurre lo mismo con los zumos y potitos envasados al vacío y/o herméticamente, que pueden conservarse una vez abiertos hasta 24h en la nevera. Por lo tanto, pueden resultar muy socorridos en determinadas situaciones. También son útiles para dar de probar al bebé los sabores de frutas que difícilmente podemos exprimir bien en casa, como el plátano. Así que decidimos darle a probar algunos de los zumos de las marcas que con mayor frecuencia se encuentran en farmacias y supermercados: Nestlé, Nutribén, Hero Baby y Hipp.

No hay que confundir estos zumos concentrados para bebés de 100% fruta natural sin azúcares añadidos ni aditivos con las bebidas de fruta que se les dan a los niños más grandes y que son bastante perjudiciales. Los zumos para bebés pasan estrictos controles de calidad y aunque para mí siempre será mejor preparar el zumo en casa, se les puede ofrecer sin temor de vez en cuando.

Pero, eso sí, a la hora de elegir un zumo envasado hay que comprobar que en sus etiquetas se especifique las siguientes indicaciones:

  • La edad adecuada para tomarlo y que sea la apropiada para nuestro bebé (4 meses, 6 meses, etc.)
  • Que sean zumos pasteurizados 100% de frutas
  • Que no lleven conservantes, colorantes, azúcar añadido ni aditivos de ninguna clase.
  • Que no lleven melocotón. Muchos zumos multifrutas incluyen el jugo de esta fruta que, sin embargo, los pediatras recomiendan introducir mucho más tarde en la dieta del bebé.
  • Que no lleve hortalizas como zanahoria antes de que el peque comience a tomar verdura.

En cuanto a precios, las 4 marcas tienen un rango similar. A veces hay ofertas interesantes en supermercados y tiendas especializadas online y puede que encuentres farmacias donde su precio sea ligeramente mayor, pero sin grandes diferencias.nestle-peque-zumo-de-naranja    Nutriben-zumo-manzana zumo-platano-y-manzana-hipp hero-baby-zumos

Enlaces relacionados:

Enlaces de interés:

10 comentarios en “Sus primeros zumos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *