mastitis

Verdadero o Falso: el bebé no puede mamar de un pecho con mastitis

Falso. Todavía me sorprende que haya médicos que recomienden a las mamás lactantes extraerse la leche de un pecho afectado por mastitis y tirarla por no considerarla buena para el bebé. Incluso hay profesionales que recomiendan dejar de dar el pecho en este punto y comenzar a alimentar al bebé con biberones. Basta hablar con una buena matrona para que te diga todo lo contrario. No sólo no debes dejar de darle el pecho a tu bebé, sino que debes fomentar que mame aún más del pecho afectado. 

Muchas veces, los mensajes que recibe la madre de su ginecólogo, médico de cabecera, pediatra o matrona son confusos y divergentes. Consulta con organizaciones especializadas exclusivamente en el asesoramiento de lactancia, como La Liga de la Leche (que colabora con Unicef y la OMS) o La Leche League International para conseguir el mejor asesoramiento.

¿qué es la mastitis?

La OMS define la mastitis como una inflamación del pecho de la mamá lactante bastante dolorosa. Puede tratarse, o no, de una infección.

Cuando la mastitis no se debe a una infección, puede estar causada por acumulación de leche en los pechos o por conductos de leche tapados. Cuando sí que hay infección, suele deberse a la acción gérmenes que infectan grietas o fisuras en los pezones. Los síntomas que acompañan a una infección son escalofríos, fiebre de 38ºC o más y cansancio.

La mastitis puede ocurrir en cualquier fase de la lactancia, pero es mucho más común durante el primer mes, cuando la mamá y el bebé aún no dominan la técnica de afianzar correctamente al bebé al pecho.

mastitis

cómo puedo PREVENIRLA, DETECTARLA Y tratarla

Si estás dando el pecho y te notas un seno caliente, dolorido, enrojecido y/o duro, es probable que sean los primeros síntomas de una mastitis. Durante las primeras 24 horas, aplícate toallitas húmedas y calientes directamente sobre los pechos, amamanta a tu bebé con mayor frecuencia para ayudar a curar más rápidamente la infección y toma pastillas de ibuprofeno para aliviar el dolor.

Si tus síntomas no mejoran al cabo de este periodo, llama a tu médico. Te podría recetar antibióticos, analgésicos y descanso.

Si no tienes infección en 24 horas podrías estar recuperada si pones a menudo a mamar a tu bebé del pecho afectado. Si tienes infección y te la diagnostican pronto, es fácil y rápido tratarla. Te deberías sentir mejor 48 horas después de haber iniciado los antibióticos y pronto estarás recuperada.

Para prevenirla, es fundamental conseguir un agarre adecuado del bebé al pezón mientras lo amamantas. Otras causas que influyen en la aparición de mastitis son no llevar una alimentación adecuada, una correcta higiene o estar tensa y/o agotada (la falta de sueño y el estrés reducen las defensas naturales de nuestro organismo).

mastitis

¿debo dejar de amamantar si tengo mastitis?

Rotundamente No. De hecho, es muy importante que continúes amamantando mientras te curas de una mastitis. Aunque a veces puedas sentir dolor extremo, es necesario que tu bebé se alimente con frecuencia para que la leche siga fluyendo y evites que se formen más bloqueos en los conductos.

Prueba colocarte una toallita caliente sobre el pecho afectado durante varios minutos antes de cada toma, así estimularás la bajada de la leche y no te dolerá tanto amamantar.

Si el bebé no logra vaciar el pecho inflamado en cada toma, termina de vaciarlo tú con un extractor de leche. Y si no puedes tolerar el dolor al amamantar, prueba extraerte la leche y dársela a tu bebé en un biberón. Pero hazlo lo menos posible y sólo para aliviar la infección, ya que tu bebé es capaz de vaciar tus pechos con mayor eficacia que cualquier aparato extractor.

La mastitis no es incompatible con la lactancia materna, aunque resulte dolorosa. Si la lactancia materna continúa o se interrumpe después de un episodio de mastitis o absceso mamario, depende en gran parte del asesoramiento y la ayuda que recibe la madre. Si recibe orientación adecuada y apoyo clínico y emocional, debería recuperarse completamente y no experimentar mayores problemas con la lactancia. Si por el contrario, recibe escasa orientación y apoyo puede que nunca vuelva a amamantar.

mastitis

¿Afectará la infección a mi bebé?

Para nada. La mastitis no le hará ningún daño a tu bebé, aunque puede reducir la cantidad de leche que produzca el pecho afectado. Aunque muchas mamás observan un tono amarillento en las primeras gotas de leche que salen del pecho afectado y prefieren tirarla, no es de ningún modo mala para sus bebés.

Incluso en el caso en que tuvieras una infección, tu leche no le hará ningún daño a tu hijo. Es muy importante seguir dando de mamar del pecho afectado, pues dejar de amamantar podría facilitar mucho que se desarrollara un absceso. Notarás que la retención de leche dispara la fiebre, por ello es importante mantener el pecho blandito.

Nota: si tu bebé está en cuidados neonatales intensivos, almacena la leche materna del pecho con mastitis para usarla después en casa. La mastitis puede incrementar el sodio (sal) en la leche y la mayoría de los médicos recomiendan no darla a bebés que estén en cuidados intensivos. La leche no le hará daño si se la das después.

Relacionado con:

Enlaces de interés:

2 comentarios en “Verdadero o Falso: el bebé no puede mamar de un pecho con mastitis

  1. El Rincón del Peque dijo:

    Con mi hijo mayor conseguí evitarla… pero que daño y cuánto me costó hasta que rebajé toda la dureza. El pobre mamaba y no conseguía sacar leche, así que se enfadaba y me hizo unas heridas tremendas en los pezones (ahora me han quedado las cicatrices). ¡Un gran artículo, sin duda!

    • Una Mamá Novata dijo:

      ¡Yo al principio también tenía los senos como piedras! Tan chiquititos es muy difícil conseguir que los vacíen del todo, se cansan, se sacian y se duermen antes. Después como la seda. No he sufrido grietas ni mastitis hasta el momento (toco madera), aunque muchas amigas las han sufrido y lo han pasado requetemal… ¡Gracias por leerme y comentar! Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *