pecho

Verdadero o Falso: si tu bebé amamanta sólo de un pecho, se te puede cortar la leche

Verdadero. Muchas mujeres amamantan con éxito a sus bebés de un solo pecho y consiguen que tengan toda la leche que necesitan de esta manera, pero es importante que el bebé estimule ambos senos succionando de ellos, incluso aunque uno de los dos no segregue nada de leche. En caso contrario, se te podría cortar la producción de leche en ambos senos o sufrir una mastitis en el pecho que no se vacía adecuadamente.

Muchas veces, los bebés prefieren un seno al otro por alguna razón. Puede ser una diferencia en el pezón, la hinchazón de un pecho le dificulte el agarre, porque un pecho produzca más leche que otro, porque algo le produzca dolor (por ejemplo, una herida, una infección de oído o la molestia del pinchazo de una vacuna) o porque se sienta más incómodo o peor colocado de ese lado (a una mamá zurda, por ejemplo, puede costarle más sujetar cómodamente al bebé con el brazo derecho).

Es muy frecuente que los bebés rechacen uno de los pechos porque tenga menos leche que el otro o si la bajada de la leche es más lenta en ese lado. Si no produces suficiente leche, tu situación puede empeorar si tu bebé sólo quiere amamantar de un pecho: es muy probable que tengas mucho menos leche en el pecho que rechaza.

Puedes intentar motivarle para que agarre el pecho que menos le gusta ofreciéndoselo siempre primero, cuando tiene más hambre. También puedes tratar de ofrecerle el pecho que habitualmente rechaza cuando se acabe de levantar y esté atontado o cuando esté medio dormido ya que quizás no note la diferencia. Es recomendable además que pruebes distintas posiciones.

Si no logras hacer que tu bebé mame por igual de los dos lados, tendrás que estimular tu producción de leche vaciándote el pecho rechazado al final de cada toma con un extractor automático o utilizando tus propias manos.

De cualquier manera, si te percatas que uno de tus pechos no produce apenas leche o la diferencia con el otro es llamativa, es importante que se lo comuniques a tu médico o hables con un asesor de lactancia. A lo mejor un solo pecho segrega la cantidad suficiente de leche para tu bebé, pero también puede que tengas que complementar las tomas ofreciéndole a tu bebé la leche que te extraigas o con un biberón de leche artificial como ayuda complementaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *