cochecito de bebé

Elegir un cochecito de bebé, 10 claves para no equivocarse

No pensaba escribir sobre el tema del cochecito de bebé porque nosotros heredamos de una de nuestras sobrinas un antiguo modelo de hace 10 años (una elección estupenda para quien busque resistencia y durabilidad, como padres primerizos que quieran tener familia numerosa o dejar en herencia el cochecito a sus bisnietos… pero totalmente descartables para quienes busquen manejabilidad, portabilidad y ligereza). Al final me he animado a escribir este post porque antes de saber que íbamos a aprovechar este cochecito familiar, yo ya había llevado a cabo una extensísima labor de búsqueda, estudio, análisis y comparativa de distintos modelos.

Ahora, como la experiencia es un grado más, he cambiado algunas de mis prioridades y preferencias y tengo muy claras las características que harían que me decantase por un estilo u otro de cochecito y qué tipo de recomendaciones deben de hacerse a la hora de escoger uno de ellos.

En primer lugar, no hagáis nunca una compra impulsiva. Dejarse llevar por las modas, el diseño o el número de piezas o accesorios que incluye un determinado modelo puede hacer que os llevéis a casa un armatoste que os habrá costado un pastizal y después no quepa ni por la puerta. (Os parecerá una tontería, pero muchos de estos errores se cometen con frecuencia. Pasar las horas muertas en los parques infantiles te hacen ver cada cosa…)

cochecito de bebé

Antes de comprar un cochecito, asegúrate de que, por lo menos, cabe en el maletero de tu coche.

En segundo lugar, plantearos si de verdad necesitáis un cochecito de paseo. Hoy en día, hay muchos modelos diferentes de sillas de paseo homologadas para ser usadas a partir de 0 meses en las que podéis acomodar a vuestro bebé recién nacido en posición totalmente horizontal con un buen cojín reductor para que los más pequeños vayan rectos y no les baile la cabeza. Os ahorraréis el dinero del carrito y ya tendréis la silla de paseo para más adelante. Es la opción más económica aunque tal vez sea la menos elegida porque en un cochecito el bebé va más protegido y resguardado. En cualquier caso, podéis acercaros a cualquier establecimiento especializado y probarlas con vuestro bebé para comprobar el resultado.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-24-unamamanovataclaves-para-elegir-cochecito-de-bebe-25-unamamanovata

En tercer lugar, pensad bien cuáles son vuestras opciones. A veces las firmas nos hacen creer que necesitamos muchos más accesorios de los que son realmente necesarios. La mayoría de cochecitos de bebé se venden por piezas. Esto es: chasis+capazo, chasis+maxicosi, chasis+capazo y maxicosi, chasis+capazo+maxicosi+sillita de paseo, etc. Suelen ser modelos trío que admiten todo tipo de combinaciones y a medida que vayáis sumando accesorios, os irá saliendo más y más costoso.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-04-unamamanovata

¿De verdad vais a necesitar todo esto?

Está claro que el bebé debe tener dónde pasear y un sistema adecuado de seguridad para ser trasladado en coche, pero desde mi punto de vista; si optáis por un modelo trío, adquirir el accesorio de la silla de paseo es una pérdida de dinero. Es mucho más práctico adquirir una silla de paseo ligera de cierre tipo paraguas cuando llegue el momento, ya que cabe en cualquier sitio plegada, se dirige con mayor facilidad y se transporta con mucha más comodidad porque pesa muchísimo menos. El capazo, lo creáis o no, también es prescindible. Cada vez son más madres las que pasean a sus bebés por la calle con el maxicosi desde el minuto cero. No es cierto que el maxicosi no mantenga una postura adecuada para la espalda del bebé. Nosotros se lo consultamos a nuestra pediatra y nos dijo que no había ningún problema (nuestro bebé apenas utilizó el capazo porque nació muy formadito y apenas con un mes de vida ya estaba muy espabilado y no quería ir completamente tumbado). En muchos países como Inglaterra o EEUU se lleva años prescindiendo totalmente del capazo hasta el punto que muchas marcas eliminan este accesorio de su catálogo en esos mercados… ¡Y ninguno de todos esos millones de bebés se ha convertido después en adultos con dolencias o problemas de espalda!

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-08-unamamanovata

El maxicosi sobre un chasis es una opción mucho más compacta y ligera que el capazo. Los modelos modernos tienen un diseño ergonómico que facilita el confort y la higiene postural del bebé.

El maxicosi es más cómodo y menos aparatoso que el capazo y se le pueden acoplar todo tipo de accesorios para resguardar al pequeño: capota para el sol y la lluvia, fundas de verano e invierno, burbujas de lluvia, mosquiteras y sacos de invierno para que el bebé vaya bien calentito. Es una opción mucho más barata y práctica porque elimináis la silla y el capazo y utilizáis el mismo accesorio para el paseo y el transporte en coche del bebé. ¡Incluso hay modelos gemelares muy versátiles y compactos! En contra de esta opción, he de decir que el bebé va mucho más cómodo tumbado por completo cuando se queda dormido. En este sentido, son muy interesantes los cochecitos evolutivos, cuyo capazo se transforma en hamaquita multiposición para poder llevar al bebé más y más incorporado a medida que se va desarrollando. Muchos modelos también incluyen la opción gemelar o son válidos para hermanitos de diferentes edades.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-20-unamamanovata

O incluso los cochecitos convertibles, en los que el capazo y el maxicosi son una misma pieza articulada y multiposición, lo que permite una incorporación y/o reclinado total del asiento para mayor confort y/o seguridad del bebé.

A mí, personalmente es la opción que más me gusta y por la que me decantaría sin pensármelo. Es justo lo que yo buscaba antes de saber que iba a heredar nuestro carro. Son carros más ligeros incluso que las hamaquitas y te permiten ahorrar espacio y dinero porque en un sólo artículo tienes maxicosi, capazo y silla de paseo. ¡Un 3 x 1 insuperable en comodidad y precio! Pensad que cuando adquirís un duo de capazo y maxicosi, para moveros en coche con el bebé deberéis tener espacio para guardar en el auto el chasis y el capazo. Los convertibles llevan un capazo-maxicosi, una sola pieza para paseo y transporte, y tan sólo tenéis que guardar el chasis en el maletero.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-30-unamamanovata

El modelo Matrix Rider, de Jané, es el cochecito convertible más vendido.

Los he visto a menudo en los centros comerciales, tiendas especializadas y parques infantiles. Los bebés van de lujo en ellos y sus mamás están contentísimas con su elección. Yo me quedé con ganas de él porque usamos uno prestado y aunque mucho más pesado e incómodo, a caballo regalado no se le mira el diente, como suele decirse,  y al final sólo lo usamos durante 3 meses, antes de pasar a nuestro bebé a la sillita ligera de paseo de +0m.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-27-unamamanovata

Otros modelos convertibles no se reclinan, pero ofrecen la posibilidad de plegarse junto con el chasis. No son tan prácticos como única silla, pero resultan perfectos para adquirir como maxicosi que en un momento dado deba o pueda utilizarse como silla de paseo. ¡Y te olvidas de montar y desmontar ruedas!

En cuarto lugar, os desanimo por completo a adquirir cualquier cochecito de bebé que valga más de 500€. Por más que os guste el último modelo de Bugaboo y miréis con envidia a las cientos de madres que lo empujan orgullosas por la calle… No merece la pena, en serio. Mejor pensad que esos padres se han gastado 1000€ en un artículo que cumple la misma función que miles de carritos que cuestan menos de la mitad de ese precio. No me malinterpretéis, podéis hacer lo que os venga en gana, desde luego… ¡si vuestra economía os lo permite! Pero si sois unos papis primerizos ahorradores con un presupuesto familiar limitado, sabed que el carrito de bebé se usa sólo durante los 6 u 8 primeros meses. ¡En el mejor de los casos! Por dos razones fundamentales: porque los bebés quieren ir viendo mundo en cuanto aprenden a incorporarse y porque la mayoría de padres está deseando deshacerse de esos carritos que adquirieron al principio con tanto entusiasmo para ganar espacio y sustituirlos por las sillas de paseo plegables y ligeras. Así que al carrito de paseo, no merece la pena destinarle más de 300-500€ (según sea de flexible vuestro presupuesto).

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-09-unamamanovata

No tenéis por qué sacrificar la calidad, ni ésta tiene por qué estar reñida con el precio. Muchas marcas, como Chicco, ofrecen una excelente relación calidad-precio en sus productos de paseo para bebés.

En quinto lugar, al contrario que las sillas de paseo (que se pueden seguir usando hasta los 3 ó 4 años y cuando se abandonan están prácticamente inutilizables), los carritos tienen muy poco desgaste y quedan prácticamente nuevos, así que el mercado de segunda mano es una opción más que perfecta para encontrar cualquier tipo de cochecito que queráis para vuestro bebé (el más barato y menos aparatoso que podáis encontrar, os lo recomiendo).

En sexto lugar, tened claras las necesidades de vuestra familia. Si, por ejemplo, estáis esperando gemelos o mellizos, mejor un sólo cochecito o sillita gemelar que dos por separado. Si pensáis tener 2 bebés con menos de 3 años de diferencia, quizás os merezca la pena invertir en un modelo al que se le pueda incorporar una segunda sillita de paseo o algún accesorio para llevar al hermanito mayor junto al capazo.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-17-unamamanovata

¡Ojo! Los cochecitos gemelares tradicionales llevan los capazos juntos y pueden no caber por todas las puertas o ascensores. Los modelos en línea os pueden resultar más cómodos.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-12-unamamanovata

Hay múltiples posibilidades para transportar al tiempo a 2 hermanitos. Desde segundas sillas hasta plataformas, pasando por asientos accesorios.

Si por el contrario, vuestro espacio en casa es limitado y/o no tenéis mucho maletero, debéis optar por el cochecito más pequeño, plegable y compacto posible.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-16-unamamanovata

Un cochecito “micro” o una “mini” hamaquita convertible en capazo es la mejor opción para papis con poco espacio en casa.

En séptimo lugar, tened en cuenta una serie de condiciones imprescindibles que harán que el cochecito de vuestro bebé le haga la vida más fácil a toda la familia.

CARACTERÍSTICAS A TENER EN CUENTA

  • Peso completo. Me refiero, cuidado, al peso de la estructura + capazo o maxicosi, no sólo al peso del chasis (que es lo que suelen anunciar los fabricantes). Los más ligeros del mercado no llegan a los 10 kgs. de peso completo. Pensad que después lo vais a cargar con todo tipo de bártulos (toallitas, cambiador, neceser, monedero, muda para el bebé, gasas, chaquetita, pañales, toquilla, sombrilla, plástico de lluvia, mosquitera, etc.) y para subir y bajar cuestas y escaleras, cuanto menos peso tenga, mejor.
  • Dimensiones. Tanto abiertos como plegados. Que después no haya sorpresas desagradables al llegar a casa o al intentar transportarlo en el maletero del coche.

    claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-01-unamamanovata

    Estos son dos ejemplos de plegado compacto que reducen a la mitad las dimensiones del chasis.

  • Plegado sencillo y compacto. Como el papá se incorpora a trabajar mucho antes que la mamá, muchos de los movimientos necesarios para plegar un carrito los tendrá que hacer ella sola (y a menudo con el bebé en brazos o, en el mejor de los casos, dejándolo un momentito solo en el interior del coche, en su cuna, etc.). Cuanto más sencillo sea plegarlo y más reducido quede su tamaño para poder ser transportado, tanto mejor.
claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-10-unamamanovata

Comprueba que te vales por ti misma y sin ayuda para plegar y guardar el cochecito de tu bebé (sin tener que usar los dientes para nada) y no te llenes de accesorios inútiles que te complican la vida.

  • Silla y/o maxicosi bidireccionales/reversibles. Muchos sistemas de montado permiten situar la sillita y el maxicosi mirando hacia dentro (hacia quien transporta al bebé) o hacia afuera (en el sentido de la marcha). Muy útil para cambiar la dirección según las necesidades de los padres o el bebé. A los bebés más pequeños hay que atenderles constantemente. En cambio, en cuanto cumplen meses van mucho más entretenidos mirando el mundo. Son grandes cotillas y así conseguiréis mantenerlo entretenido y que no te pida brazos durante el paseo.

  • Manillar corrido. De una sola pieza. Los carritos pesan más que las sillitas ligeras de paseo y agradecerás este sistema de agarre. Si además es multiposición e incluso extensible (para papis altos), muchísimo mejor.
claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-02-unamamanovata

Manillar de una pieza y manillar partido.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-06-unamamanovata

Manillar multiposición articulado.

  • Ruedas grandes y gruesas. Los cochecitos de 3 ruedas giran y se guían con mayor suavidad y los de 4 ruedas aportan mayor estabilidad. Elijas el modelo que elijas, que las ruedas sean siempre grandes y gruesas para poder circular fácilmente y con comodidad por cualquier tipo de terreno manteniendo la mayor estabilidad (los carritos se cargan mucho más que las sillas de paseo ligeras). Por muy bonitos que sean los modelos vintage, huye de ellos. Esas ruedas de bicicleta te van a dar más de un dolor de cabeza (las propias vendedoras reconocen que muchas mamás se arrepienten después de su compra y acaban necesitando comprar un segundo carrito de paseo para utilizar a diraio).
claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-11-unamamanovata

A la izquierda, un modelo vintage precioso. A la derecha, un práctico cochecito de bebé todoterreno. Exagerado, lo sé, pero… ¿Qué tipo de rueda crees tú que ofrece más estabilidad al portador y al bebé?

  • Gran capota. Muy útil para evitar el uso de las tan incómodas sombrillas, que tienes que ir moviendo de un lado para otro para que al bebé no le de el sol y además con el uso, terminan no manteniendo correctamente la posición. Protegerá mejor del sol a vuestro bebé y además os ahorrará sacar la necesaria aunque incómoda burbuja de lluvia es caso de viento o lluvia moderados.
claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-26-unamamanovata

Todos los carritos suelen tener una capota estándar, pero si optas por una hamaquita multiposición o una silla ligera +0m, asegúrate de que tiene una capota extensible XXL.

  • Que incluya los accesorios más básicos. Como mínimo la burbuja de lluvia y la cesta portaobjetos que suelen incluir todos los modelos (ésta última conviene que tenga capacidad suficiente para llevar todo lo que no te cabe en el bolso, que será como poco: la burbuja de lluvia y/o mosquitera, un pequeño cambiador de viaje y una  toquilla).

    claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-28-unamamanovata

    La burbuja de lluvia es un accesorio imprescindible para proteger a los peques de la lluvia y el viento.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-19-unamamanovata

Cesta portaobjetos.

Casi todos los fabricantes incluyen además el bolso de maternidad (que debe ser de quita y pon, con un sistema de agarre al manillar para que soporte el peso del contenido y también para que no vaya suelto ni a ras de suelo durante la marcha, ha de contar con asas largas para poder quitarlo en un momento dado del cochecito y echártelo al hombro, ha de ser de tejido impermeable y en el que debe caber (al menos) un paquete de toallitas húmedas, una gasa, un par de pañales, un muda para el bebé y espacio suficiente para tus objetos personales: un móvil, monedero, llaves, etc. Deberá contar además, con un compartimento estanco o lateral para un pequeño bibi para el agua o la manzanilla que en seguida comenzaréis a darle para los gases).

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-23-unamamanovata

El bolso tiene que tener un buen sistema de amarre y una correa larga para el hombro.

En octavo lugar, una vez elegido tu cochecito, escoge al mismo tiempo (para ahorrar más viajecitos a tiendas y asegurarte que son perfectamente compatibles) todos los accesorios que quizás necesitéis.

ACCESORIOS IMPRESCINDIBLES

  • Mosquitera. Por experiencia os digo que a los bebés no les suele gustar nada ir envueltos en ella y os aconsejo adquirir en su lugar algún dispositivo portátil que funcione por ultrasonido (nosotros tenemos éste, nos costó 10€, tiene 100h. de vida y estamos contentos con su eficacia). Pero la mosquitera resulta imprescindible para verano en climas muy cálidos y/o húmedos o si pensáis ir de vacaciones a la playa o al campo. Si compráis una tipo globito universal, os puede valer para todos los componentes (entre 9 y 12€).

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-14-unamamanovata

  • Saco de invierno con interior guateado, de borreguito o de forro polar. Los hay para maxicosi y/o sillita. Son geniales para que el peque vaya bien protegido del frío (entre 25 y 100€, dependiendo de los materiales, marca, diseño, etc.), pero vigilad que el tejido no sea demasiado pesado para que el bebé pueda moverse con libertad dentro de él.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-29-unamamanovata

  • Colchoneta de verano. Sólo si optáis por una hamaquita o silla de paseo de +0m, deberéis adquirir además una colchoneta de tejido transpirable especial para meses cálidos (los tejidos de estas sillas hacen sudar mucho a los peques). Hay modelos reversibles con 2 caras, verano e invierno, que harán que el peque vaya bien mullidito sentado.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-15-unamamanovata

accesorios útiles

  • Ganchos o mosquetones para el manillar. Son baratos (unos 5€), vienen en packs de 2 y resultan muy útiles para llevar, por ejemplo, una bolsa de la compra en el cochecito. Os servirán también más adelante para la silla ligera de paseo.

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-21-unamamanovata

  • Funda de neopreno para el manillar. Lo protegerás de roces, uñas y anillos y evitarás que se te escurra de las manos al pasear cuando hace calor o en terrenos inclinados (unos 10 o 12€).

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-07-unamamanovata

  • Paraguas adaptable al manillar. Este accesorio es una frikada pensada para el portador del cochecito. ¡Pero resulta increíblemente útil para que los papis no se mojen durante el paseo! Es baratísimo (unos 8€), por lo que la inversión merece la pena (¿habéis intentado conducir alguna vez un cochecito de bebé con una sola mano mientras sostenéis el paraguas con la otra?)

claves-para-elegir-cochecito-de-bebe-27-unamamanovata

En noveno lugar, aunque decidas comprar tu cochecito y sus accesorios online, ve antes a una tienda física para probarlo. En Prenatal tienen un pasillo estupendo simulando suelos de piedra, arena, baldosa, gravilla, etc. en el que puedes probar las ruedas de los cochecitos en todo tipo de terreno. Comparando distintos modelos en seguida os daréis cuenta de si es fácil o difícil plegarlos, si las ruedas van como la seda o se atascan a la mínima, si el peso es adecuado, si el manillar os resulta cómodo, etc.

En décimo lugar, informaos bien sobre el tipo de garantía que os ofrece la firma y también el establecimiento. La mayoría de fabricantes ofrecen 6 meses de garantía para los tejido y las ruedas, y hasta un año para el chasis. Muchos establecimientos especializados median entre sus clientes y las marcas para que no os tengáis que preocupar de gestionar ni discutir por posibles averías o desperfectos ni haceos cargo de los costes de envío del cochecito al taller de reparación. En muchas tiendas, además, llevan a cabo las labores del mantenimiento y cambio de ruedas. Esto es realmente importante, puesto que si se os rompe o falla alguna pieza del cochecito (que nunca suele pasar si lo cuidáis bien, por otra parte), cuanto más rápido se haga la gestión y el arreglo, menos días tendréis que estar sin él. Incluso hay tiendas, como los establecimientos físicos de BabyDear) en los que ofrecen a sus clientes una silla de cortesía mientras mandan la del cliente al taller de reparación. Un servicio realmente útil que es muy de agradecer.

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte ninguna novedad! Encontrarás el botón de suscripción en la parte de arriba columna lateral derecha de la web.

7 comentarios en “Elegir un cochecito de bebé, 10 claves para no equivocarse

  1. María dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo! Nosotros estuvimos haciendo casi un máster en carritos de bebé y ya teníamos casi decidido el modelo que íbamos a comprar hasta que nos pasó como a vosotros: heredamos un carrito de hace mucho tiempo. Sin embargo, los criterios a tener en cuenta eran claramente los que tú expones. El carrito tiene que entrar en el maletero del coche y en el ascensor, nada de trastos inútiles (como la sombrilla) y mejor optar por accesorios útiles… y sobre todo: lo que a otro le funciona no tiene porque ser útil para ti. ¡Cada familia es diferente, guíate por tus propias necesidades! A nosotros, por ejemplo, la necesidad no nos incluía para nada gastarnos 1.000€ en un Bugaboo o similares, ¡son carísimos!
    María

  2. Pedro dijo:

    Necesitamos ayuda
    Hemos visto un Bebetto Murano en una tienda !nos fascino!
    ! Lo tiene todo!
    Pero no es conocida la marca
    Nosotros íbamos a por Uppababy o un Bugaboo
    Este tiene lo mejor de los dos , además de algunos extras
    Estamos con duda
    Necesitamos ayuda

    • Una Mamá Novata dijo:

      Hola Pedro! Bueno, yo no soy experta en cochecitos pero trataré de ayudaros lo mejor que pueda. No conozco de primera mano el Bebetto Murano ni tampoco a nadie que lo tenga. Del Uppababy no tengo referencia directa pero me parece similar el Jané Rider e incluso más completo y la marca Jané es de total confianza. El Bugaboo es un buen cochecito y una buena marca pero para mi gusto demasiado caro teniendo en cuenta las prestaciones de otros modelos similares. Una vez dicho esto, la elección del cochecito es muy personal y yo os aconsejo que tengáis en cuenta vuestro estilo de vida, el uso que le vais a dar, la zona en la que vivís (si es urbana o rural, llana o en cuesta, con terreno liso y asfaltado o pedregoso, si hay muchas escaleras en vuestro barrio, etc.) así como el espacio en vuestra casa y coche para guardarlo o aparcarlo y vuestras necesidades particulares o las de vuestro bebé. Elegid el tipo de cochecito que queréis en base a todo ello y comparad los modelos similares de distintas marcas, siempre en tienda física (aunque después comparéis precios en tiendas online) pues a veces basarse sólo en las imágenes o características del cochecito sin haberlo probado, lleva a posteriores desilusiones. Comprobad, sobre todo, la dirección, el tipo de rueda, si se conduce con facilidad y suavemente, si el chasis es resistente y la amortiguación buena, los materiales, el plegado compacto, la ligereza y la facilidad de uso (montar y desmontar capazo o silla, facilidad de plegado, etc.). No os fijéis tanto en los extras porque lo realmente importante de un cochecito es todo esto que os indico y además, es muy raro que más allá de los 6-12 meses se siga usando ya que la mayoría de niños y de familias prefiere pasar cuanto antes a la silla de paseo ligera de reclinación completa por su comodidad de transporte, la facilidad con la que el niño sube y baja de ella cuando comienza a andar y lo entretenidos que van asomándose para observarlo todo con mayor ángulo visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *