gusiluz-00-una-mama-novata

Gusiluz, un clásico que no pasa de moda

¿Quién de vosotros no ha dormido con un GusiLuz? ¡Este juguete es todo un clásico que resiste al paso del tiempo!

Seguramente si nacisteis a finales de los setenta o principios de los ochenta habréis tenido un Gusi que os hizo compañia en nuestras largas noches de infancia. Yo tuve la suerte de poder dormir con uno cuando era pequeño. Para mí representan el mayor icono de mis primeros años de vida, ya que sin lugar a dudas me acompañaron en mis primeras noches llenas de oscuridad alumbrando con su lucecita mis sueños. – los80.net

¡Pues sí! ¡Y me hace muchísima ilusión que mi peque lo utilice ahora! A mi hijo le han regalado su primer Gusiluz, ¡y nada más abrirlo me ha traído un montón de recuerdos!

Éste juguete es un clásico que no pasa de moda. De hecho, su estética no ha variado mucho con el paso de los años.

gusiluz-02-una-mama-novata

Su cuerpecito de peluchito blandito y de tacto suave, se ha estilizado (yo casi prefería el modelo antiguo, que se abrazaba mejor), ha cambiado la borlita de su gorrito de noche por una estrellita, sus colores son ahora más llamativos y brillantes y ahora su cabecita es giratoria para poder mostrar 2 caritas: una de día, despierto y otra de noche, con los párpados cerrados. Además, ahora el modelo más básico tiene 2 versiones: una con un trajecito fucsia, más femenina, y otra con pijamita verde, pensada para los niños.

gusiluz-01-una-mama-novata

El secreto del éxito de este sencillo juguete es que la única función que cumple, la cumple de maravilla: aliviar el temor de los niños a dormir solos y a oscuras. Además su fabricante, Moltó, ha sabido irse adaptando a los tiempos y ha sacado varios modelos diferentes con distintas funciones.

Por ejemplo, siguiendo la línea de los juguetes musicales que tanto gustan a los niños, hay un modelo con música que además cuenta con un práctico control remoto para que los padres no tengan que levantarse de la cama ni molesten al peque en la cuna encendiendo o apagando la oruguita.

gusiluz-03-una-mama-novata

Otra variante es el Gusiluz Arcoiris, también musical, que va cambiando el color de su carita.

gusiluz-04-una-mama-novata

Y la familia crece con la llegada de dos gusiluces caracterizados como superhéroes que me hacen mucha gracia y que seguro que tienen gran tirón entre los niños: Superman y Batman.

gusiluz-05-una-mama-novata

Mi peque tiene el Gusi-Batman, una frikada, ¡pero nos encanta!

gusiluz-06-una-mama-novata

Yo me declaro súper fan de este juguete. Creo que es uno de los mejores que se han hecho nunca para niños de corta edad, que lo consideran más un compañero que un juguete. Tiene el tamaño y la forma adecuados para que el niño duerma abrazado a él, no es caro y se amortiza muchísimo porque es uno de los pocos juguetes que el niño seguirá usando con el paso de los años.

Sus precios oscilan entre los 15€ del modelo más básico a los poco más de 30€ del gusi con mando a distancia. Los “super gusiluces” cuestan unos 20€. Todas las valoraciones de los padres que lo han comprado son súper positivas. A todos los críos, sin excepción, les encanta. Por poner una pega, el botón del encendido es muy duro para que los niños más pequeños puedan encenderlo y apagarlo solos y aún no ha salido a la venta un modelo con temporizador (lo del control remoto está muy bien para encenderlo, pero seguro que más de un padre rendido por el cansancio se duerme antes que el peque y se olvida de apagarlo…), pero en conjunto para mí es un juguete estrella y de hecho va a ser uno de los primeros muñecos de mi enano.

Enlaces interesantes:

4 comentarios en “Gusiluz, un clásico que no pasa de moda

  1. Edu Pujalte Soriano dijo:

    yo también tenía uno ,el de 1984,del babero del Sol en la cara despierta,y la Luna en la cara dormida,¡y a veces se me olvidaba girarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *