post-presentacion-00-una-mama-novata

¡Hola mundo!

Ser padres es una de las aventuras más maravillosas en las que nos hemos embarcado como pareja. De repente, un ser diminuto se ha convertido en el centro y aparato motor de toda nuestra vida. Es increíble el vínculo tan especial y tan fuerte que se ha creado entre nosotros desde su primer segundo de vida.

post-presentacion-01-una-mama-novata

post-presentacion-02-una-mama-novata

Un bebé te enseña a disfrutar de verdad de las pequeñas cosas, como verle sonreír por primera vez o que su su manita nos apriete con fuerza los dedos de la mano. Es cierto eso que dicen de que la llegada de un bebé a casa te cambia radicalmente la vida: nuevos horarios, nuevas costumbres, nuevas actividades, brazos cansados, falta de tiempo para hacer cosas… ¡y muy pocas horas de sueño! Pero un hijo te da mucho más de lo que te exige, te enseña a redescubrir el mundo: a través de sus ojos adviertes lo interesante que de repente resultan las hojas de un árbol en movimiento, lo divertidas que son las aspas de un ventilador o lo (por raro que parezca) tranquilizantes que pueden ser algunos ruidos cotidianos como el del aspirador. Pero tener un niño también es todo un reto porque te obliga a superarte a ti mismo, a ser mejor persona, a intentar dar lo mejor de ti porque quieres convertirte en el mejor ejemplo posible para él. Aprendes a sonreír cuando te despierta a las seis de la mañana porque quieres que sea feliz, a ser paciente y cariñoso porque quieres darle serenidad y seguridad en sí mismo y a relativizar porque quieres que sea una persona equilibrada y positiva. ¡Y hay tantas dudas e incertidumbres que te asaltan ya durante sus primeros días de vida! En tus manos está todo su desarrollo, seguridad, educación y  crianza. ¡Su bienestar es por completo responsabilidad tuya y a veces resulta abrumador!

Desde elegir la decoración de su cuarto hasta el mejor pediatra infantil, pasando por encontrar un aspirador nasal realmente efectivo… Nunca hasta ahora habías tenido que tomar tantas decisiones ni meditado tanto cada una de ellas. ¡Todo se convierte en motivo de profunda reflexión y debate! Este blog se ha creado con el objetivo de compartir todas esas dudas, consejos y anécdotas de unos padres primerizos desde la experiencia personal y de primera mano de una madre novata. Y muy feliz.

post-presentacion-03-una-mama-novata

post-presentacion-04-una-mama-novata

Nunca es el momento perfecto ni vas a estar más preparada. Los primeros días que yo pasé a solas con mi bebé (después de que las visitas y la familia se fueran y su papi tuviera que incorporarse al trabajo), estaba muy estresada y asustada pensando en todo lo que podía ir mal. Yo tenía que cuidar y proteger a un ser humano muy chiquitito que dependía por completo de mí y el peso de esa responsabilidad me abrumaba. Pero muy poco después me di cuenta de que todo es mucho más fácil de lo que parece… Ahora lo único que me preocupa es ser capaz de vivir y atesorar cada momento porque no vuelven y los bebés crecen muy rápido. La maternidad es puro instinto. Sólo hay que dejar que la naturaleza haga su trabajo, relajarse y disfrutar. La primera regla de oro de la maternidad es querer a tu bebé. Y ya está. No hay segunda ni tercera regla. No hay mandamientos de obligado cumplimiento ni recetas mágicas ni fórmulas matemáticas que haya que seguir al pie de la letra. Y es que cruzar a nado el Canal del Estrecho y tener un hijo tienen en común una misma cosa: sólo hay que creer que puedes hacerlo.

Un comentario en “¡Hola mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *